Descubren a los falsos Cicpc que hacen de las suyas en la ARC
Connect with us

Sucesos

Descubren a los falsos Cicpc que hacen de las suyas en la ARC

Publicado

on

Cicpc acn
Compartir

Toda una megabanda integrada por falsos agentes del Cicpc hace de las suyas a cualquier hora del día y la noche en la  en la Autopista Regional del Centro (ARC).

En pocas horas se desvanecen con su botín. Por lo general cargan con camionetas de alta gama, teléfonos celulares y dinero. Las redes sociales se han convertido en caja de resonancia de las reiteradas denuncias. Las víctimas coinciden en afirmar que detienen la marcha al considerar que se trata de funcionarios del Cicpc.

Sin embargo, al desvanecerse los delincuentes se percatan que han sido víctimas de los más descarados ladrones que desafían a las autoridades. De manera oficial el Cicpc aún no reconoce la existencia de la organización delictiva, pero los detectives han filtrado las fotografías de los asaltantes para alertar a los usuarios de la ARC.

Las indagaciones que adelantan los detectives de Aragua y Carabobo atribuyen a los delincuentes cerca de 30 robos de camionetas mediante la modalidad de la “pesca milagrosa”. De noche e incluso de día instalan los puntos de control móvil. Agentes de la Guardia Nacional también se han sumado a la búsqueda.

La megabanda que es comandada por alias “el Coty” y “el Patón” también opera en la carretera nacional Cagua-La Villa. Según detectives los asaltantes una vez que “pegan” las camionetas contactan a sus propietarios para exigirles el pago de un rescate. Por lo general las negociaciones se efectúan en divisas. Debido a la situación económica aceptan pesos colombianos como forma de pago. Su desparpajo les permite además incursionar en las colas de las estaciones de combustible.

De acuerdo con los investigadores el número de vehículos robados no ha podido ser mensurado, pues las víctimas se abstienen de formalizar las denuncias. Prefieren negociar por su cuenta el rescate de sus camionetas.

Desafían al Cicpc

Las autoridades establecieron que la megabanda tuvo su origen en Villa de Cura del municipio Zamora del estado Aragua. Comenzaron mediante la modalidad de allanamientos de casas y comercios donde sustraían dinero, electrodomésticos e incluso alimentos. Asimismo extorsionaban a los lugareños. No obstante, la diáspora acabó con sus potenciales víctimas. Por ello decidieron cambiarse de ramo.

Luego extendieron sus dominios a la ARC y sectores del estado Carabobo. Trascendió que en los últimos meses materializaron una alianza estratégica con miembros de la banda de “Chevrolet”, cuyos integrantes operan desde la cárcel de Tocorón. Se cree que dentro de ese recinto penitenciario enfrían las camionetas mientras negocian con sus propietarios.

En ocasiones trasladan los vehículos robados a los sectores abruptos y selváticos que comunican con Magdaleno y Belén de la entidad carabobeña. De acuerdo con la marca y modelo del auto los asaltantes cobran un rescate que oscila entre los dos mil y cinco mil dólares.

Familiares de funcionarios policiales figuran entre las víctimas. Seis miembros de la organización criminal han sido dados de baja en diferentes acciones.

Una de sus primeras víctimas fue José Fernando La Greca, hijo un productor agropecuario, quien se resistió al robo de su camioneta en la carretera San Mateo-La Encrucijada. Al agraviado lo interceptaron en una alcabala móvil. Pensó que se trataba de unos funcionarios del Cicpc y al descubrir el ardid intentó huir. Unos proyectiles lo alcanzaron por la espalda.

Lee también:

Sucesos

Policía violador llevaba en su cuenta cinco muchachas ultrajadas

Publicado

on

Policía violador - ACN
Compartir

Un policía violador de las Faes (Fuerzas de Acciones Especiales) tenía en su cuenta personal a al menos muchachas ultrajadas en Caracas.

El imputado con el ardid de las alcabalas móviles arrestaba a las muchachas para luego proceder a violarlas. Detectives de la policía científica detuvieron al funcionario luego de procesar varias denuncias.

Sin embargo, dos víctimas acudieron al Cicpc para formalizar sus denuncias. De acuerdo con las investigaciones, el policía de las Faes interceptaba a las muchachas en la vía pública donde les exigía las cédulas de identidad e interrogaba a acerca de otros datos personales como lugar de residencia y empleo.

No obstante el funcionario les indicaba que debían ser trasladadas al comando, pero una vez en la patrulla se desviaba. Las llevaba a zonas boscosas de la capital donde las ultrajaba. Durante la comisión de sus fechorías grababa a las agraviadas y les tomaba fotografías con su teléfono celular.

Según las denunciantes el aberrado policía después las amenazaba de muerte si se atrevían a denunciarlo. Les indicaba que ya sabía dónde vivían, el sitio donde trabajaban o estudiaban y además tenía las fotografías de ellas.

Policía violador a tribunales

Según el Cicpc el sádico policía de las Faes operaba en sectores de la parroquia Antímano. Las autoridades identificaron al funcionario como Jefferson José Fuentes Laya. El acusado quedó a las órdenes del Ministerio Público.

Los detectives adscritos a la Subdelegación Caricuao capturaron al policía violador en la sede de la División de Inteligencia de las Faes donde laboraba. Estiman que al menos cinco adolescentes cayeron en manos del depravado policía.

Lee también: Buscan la cabeza del malandro aragüeño descuartizado en Perú (Video)

Seguir Leyendo

Candy Crazy

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído