A Guaidó lo recibieron con honores en Paraguay (Video)
Connect with us

Sin categoría

A Guaidó lo recibieron con honores en Paraguay (Video)

Publicado

on

Guaidó acn
Compartir
  • 57
    Shares

El líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, llegó este viernes a Paraguay, donde lo recibieron con honores de jefe de Estado.

El joven continúa su gira para reforzar sus apoyos y protagonizar un encuentro con el presidente Mario Abdo Benitez, señalaron medios locales.

Tras sus visitas a Colombia y Brasil, Guaidó fue acogido con honores militares de un jefe de Estadoconstató un fotógrafo de AFP. El presidente paraguayo lo recibió en la explanada del Palacio de Gobierno. Allí entonaron los himnos nacionales de venezuela y Paraguay.
«Estoy muy agradecido por el apoyo del Paraguay», dijo el político venezolano en un breve mensaje a su llegada a Asunción. Amplios sectores paraguayos reapaldan a Guaidó y deploran la dictadura chavista. Como consecuencia de la hambruna miles de venezolanos huyeron a territorio paraguayo. Sin embargo, los jerarcas chavistas niegan que exista crisis. En la ONU alegaron todo es mentira y que se trata de un «falso positivo».
Guaidó llegó en un vuelo privado procedente de Brasilia, un día después de un encuentro con el presidente Jair Bolsonaro.
https://twitter.com/osmarycnn/status/1101499296145465344
https://twitter.com/NTN24ve/status/1101509048036409344
Los portavoces del líder político venezolano no hicieron precisiones sobre su próximo destino. Fuentes cercanas al gobierno paraguayo estimaron que este lunes podría regresar a Caracas.

Sin categoría

Anuncio de un alcaraván (XX)

Publicado

on

Compartir

Anuncio de un Alcaraván (XX): Por Milagros Rodríguez.- Vamos a salir de la situación caótica en la que se encuentra sumido el país.

Pronto se restablecerá el optimismo, la pasión y contribuir a la reconstrucción del país. Mi pasión es que el Estado concebido como el representante del interés colectivo de todos los ciudadanos, el custodio de nuestra soberanía, integridad y conquistas sociales, nuestra independencia y desarrollo.

Las elecciones deberían de realizarse y ser una extraordinaria oportunidad para revisar cómo vamos a corregir, debatir y retomar las posibilidades de avanzar.  No se puede seguir retrocediendo y mucho menos caer en el abismo de la entrega, del desmantelamiento de nuestras instituciones y de nuestras conquistas políticas y sociales. No podemos caer en las manos de la extrema derecha, ni seguir como vamos.  Es un dilema que sé que preocupa a muchos venezolanos, trabajadores honestos, a la inmensa mayoría que esta fuera de la diatriba de los grupos de pugna, de los cultores de la política con “p” minúscula del caos.

El ciudadano común y corriente es presa de un generalizado sentimiento de inconformidad, molestia, desasosiego. Nunca como ahora la política ha estado de tan bajo perfil. No emocionan a nadie.

Tal como están las cosas, hará falta un esfuerzo extraordinario, de unidad, trabajo y conciencia para, en torno a varios objetivos bien definidos. Atender y resolver los problemas que aquejan a diario al pueblo. En un proceso de reconquista de nuestros espacios políticos y nuestros objetivos estratégicos que hoy lucen perdidos.

Vamos, hace falta reanimar espiritualmente al Pueblo para emprender la reconstrucción del país.

Hay que discutir y resolver los problemas inmediatos, urgentes e ir restableciendo los equilibrios necesarios para movilizar a toda la Nación. Habría que comenzar por restablecer las relaciones espirituales, principios y actitudes sociales que nos permitan crear un clima adecuado, emocionar de nuevo al venezolano, dejar atrás el pesimismo y las soluciones individuales, y que el Estado sea capaz de proteger y preservar la estabilidad y seguridad de todos los ciudadanos.

Las respuestas y soluciones a nuestros graves problemas tendrán que ser creación propia, no vendrán de afuera, no serán impuestas, nadie va a hacer el trabajo por nosotros. Pero no estamos partiendo de cero. Hay todo un camino andado, una experiencia acumulada, en estos últimos 18 años se han vivido fenómenos políticos de mucha intensidad. Muchos cambios, se ha fraguado otro país, otro pueblo, que hoy luce en desbandada, pero que tiene una importante experiencia política y ha sido protagonista de las profundas transformaciones que se han producido.

Se ha hecho mucho daño con la manipulación mediática y la censura o auto censura. No es saludable que un país no tenga voces críticas, alertas, orientaciones. El liderazgo político debería poder aceptar las críticas, sobre todo si son constructivas. Cuando se dirige un país, se debe tener la suficiente responsabilidad de escuchar todas las opiniones, con la debida compostura. No es posible que el que haga alguna observación o cuestionamiento sea catalogado de una vez como “traidor” y se hagan de lado sus opiniones, sobre todo si lo que se dice viene acompañado de una experiencia o trayectoria que le da legitimidad al comentario y a quien lo hace.

Hay que dejar atrás la discusión de 140 caracteres, dejar atrás a los “bots” del tuitter, la guerra de etiquetas. No se puede dar un debate desde el anonimato y la impunidad de una cuenta de tuiter que, muchas veces, ni siquiera existe.

Hay que generar acciones desde el Estado, el estamento político y la sociedad en general, que restablezcan la confianza en la sociedad y un clima político adecuado. Hay que promover un conjunto de valores que permitan que el ciudadano recupere su conciencia colectiva, el sentido de la justicia social, el respeto a las instituciones y la política como el ejercicio pleno de todos nuestros derechos.

Hay que restablecer el Estado de Derecho

Hay que restablecer el Estado de Derecho en el país y con el respetar todo lo que dice la constitución. Restablecer las instituciones del Estado, que han perdido toda su prestancia y dirección. Deben deslastrarse las instituciones del Estado, deslastrarse todos los cuerpos de seguridad, llámese cuerpos militares y policiales, eliminar los abusos de poder…

Hay que dejar atrás los insultos. Las trampas…No puede aceptarse, como no se acepta en ningún país del mundo, el llamado a una intervención extranjera en nuestro país y la imposición de sanciones. El respeto a la soberanía y la independencia, nadie debería estar en capacidad de vulnerar bajo ninguna circunstancia. Como tampoco se puede tolerar la entrega de nuestros recursos naturales y de nuestra economía…

Hay que darles soluciones a los problemas. Eliminar el abuso e indolencia, eliminar la burocracia que se ha enquistado en los organismos e instituciones del estado. El gobierno debe comunicarse con todo el país y hablarle claramente al pueblo sin mentira y sin maquillar cifras e informarle al pueblo de lo que se ha hecho claramente.

Hay que rescatar las funciones de un servidor público, pero también hay que mejorar en salario a los funcionarios públicos, que hoy son los peores pagados de la historia, y más sin son profesionales universitarios, y a cada profesional enaltecer y pagar lo que corresponde a cada funcionario acorde a su experiencia laboral…

Se necesita que se haga justicia y que no sigamos retrocediendo, ya hemos retrocedidos bastante…se ha silenciado muchos resultados. Hay que impedir el desastre que están haciendo con el oro, el gas y el petróleo y otros minerales que está sucediendo actualmente, mientras el caos es la máxima en el país.

Debemos de parar la especulación de precios, la corrupción, la explotación del trabajador, la especulación cambiaria, el bachaquerismo, que es algo nuevo en nuestro país y es de estos años, así como el contrabando, el delito y el robo descarado en las instituciones públicas…

Entre las acciones que debe emprender el Estado es restablecer el equilibrio espiritual y la confianza en el país, proteger a los que se han ido del país como a los que estamos guerreando y somos resilentes en este momento, somos guerreros y estamos sobreviviendo a todo…

Tenemos que rescatar lo mejor de nosotros, de nuestro país, de nuestro pueblo grande, altruista, solidario, bueno, con una fuerza moral extraordinaria…dejar atrás el odio, las divisiones de peyorativos que si del gobierno, que si escualidos, somos venezolanos, ese debe ser el concepto, dejar atrás la revancha, la indiferencia, la frustración, el desaliento. Vamos a llenarnos de esperanzas, de sueños, vamos a salir de esta crisis, tengamos mucha fe, Dios existe, el padre es uno solo, Venezuela es grande y si Dios quiere se recuperará y tiene como recuperarse, recuerden que para Dios no hay nada imposible.

ACN/MR

No deje de leer: Y se volvio a caer: Falla global de Instagram

 

Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído