Guantes desechables menos seguros de lo que se cree
Connect with us

Tecnología

Guantes desechables menos seguros de lo que se cree

Publicado

on

Guantes desechables
Compartir

En realidad, los guantes desechables no protegen contra el nuevo coronavirus. De hecho, incluso pueden incrementar el riesgo de una infección por varias razones.

En los supermercados, el mercado semanal, en la vida diaria: para protegerse del altamente contagioso coronavirus SARS-CoV-2, cada vez más personas usan no solo mascarillas, sino guantes desechables. En muchas farmacias alrededor del mundo, estos se han agotado.



Su uso podría parecer una forma lógica para prevenir contagios. Después de todo, las infecciones con el coronavirus no solo se transmiten por gotas en el aire, por ejemplo cuando alguien tose o estornuda cerca de uno, sino también por el tacto. En este caso, si se toca una superficie contaminada con patógenos, éstos pasan a las manos. Y si después se toca la cara con las manos, el virus puede entrar por la nariz, los ojos o la boca.

Material poroso

Si bien los paramédicos y los médicos cirujanos usan guantes desechables; estos solo protegen las manos de una contaminación con líquidos espesos como sangre u otros fluidos corporales. En cambio, solo protegen contra bacterias o virus durante un tiempo muy corto.

Esto se debe a que los guantes desechables están compuestos de un material poroso, y, mientras más tiempo se usen, más fácil será para los patógenos penetrar en la supuesta capa protectora. Esta es una de las razones por las que el personal médico se lava y desinfecta cuidadosamente las manos después de usar guantes desechables. De ninguna manera, los guantes reemplazan las reglas de higiene.

Falso sentimiento de seguridad

Las variantes desechables de vinilo, látex o nitrilo pueden transmitir una impresión de esterilidad, pero este es solo un falso sentimiento de seguridad. En efecto, muchas personas se fijan más en no tocar sus caras cuando van de compras si usan guantes, pero aún así esto puede pasar por accidente.

Por ejemplo, si uno saca su celular o busca algo en las bolsas de los pantalones con los guantes puestos, se pueden propagar los patógenos en un área grande sin darse cuenta de ello. Al virus le da igual si entra en el cuerpo desde una mano desnuda o un guante desechable a través del contacto con la cara.

«Un desastre higiénico masivo»

Por estas razones, muchos médicos advierten que el uso de los guantes desechables incluso puede incrementar el riesgo de una infección. Debajo de ellos, la piel empieza a sudar rápidamente, y el clima húmedo y caliente es un ambiente ideal para todo tipo de bacterias y virus.

«¡Dejen de usar guantes desechables en público! Es un desastre higiénico masivo». De esta forma tan drástica, lo describió el médico Marc Hanefeld en Twitter y Facebook. «Debajo del guante, las bacterias se multiplican felizmente en el ambiente caliente y húmedo. Y después de quitárselos, sin desinfectarse, uno tiene aguas negras en sus manos. ¡Felicidades!», dice Hanefeld, un médico de Bremervörde, en el norte de Alemania.



El neumólogo e internista Jens Mathews comparte esta opinión. Una entrevista radiofónica con la emisora alemana SWR3, describe los guantes desechables como un «catalizador de gérmenes» para el coronavirus. En lugar de ofrecer protección, asegura, son incluso contraproducentes. Al poco tiempo, acumulan muchas más bacterias en la superficie que una mano recién lavada.

Asimismo, desde hace años, Ojan Assadian, presidente de la Sociedad Austríaca de Higiene Hospitalaria (ÖGKH, por sus siglas en alemán), advierte del uso incorrecto de los guantes desechables.

«No recomendaría su uso en la vida diaria a personas sin entrenamiento médico. Hacen falta determinados conocimientos y práctica para quitarse los guantes desechables de tal manera que cualquier tipo de microorganismo adherido a ellos se quede ahí y los usuarios de los guantes no se los embarren en las manos, muñecas o mangas de su ropa al quitárselos», explica el especialista en enfermedades infecciosas en una entrevista con la revista especializada online pflegen-online.de.

Desecharlos correctamente

De ahí que, para protegerse a sí mismo y a los conciudadanos del coronavirus, se recomiende seguir las medidas de higiene conocidas y evitar los guantes desechables. Es decir, lavarse bien las manos con jabón, mantener distancia y quedarse en casa…

Para aquellos que aún insistan en usar guantes desechables, los expertos recomiendan que se desechen; después de usarse, igual que las mascarillas: en una bolsa cerrada y en la basura no reciclable.

ACN/vt/few

No deje de leer: Gobernador de Nueva Esparta desmiente a Jorge Rodríguez

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Auto Europe Car Rental

Tecnología

Murió el presidente del gigante tecnológico Samsung Electronics

Publicado

on

Murió presidente Samsung Electronics - ACN
Compartir

El presidente de Samsung Electronics, Lee Kun-hee, que convirtió a la empresa surcoreana en un gigante tecnológico de renombre mundial, murió a la edad de 78 años.

Bajo el liderazgo de Lee, Samsung se convirtió en el mayor productor mundial de teléfonos inteligentes y chips de memoria, con una facturación total equivalente a una quinta parte del PIB de Corea del Sur.



Conocido por un estilo de vida solitario, Lee quedó postrado en cama por un ataque cardíaco en 2014. Poco se reveló sobre su condición, dejándolo envuelto en un misterio incluso en sus últimos días.

Murió el presidente Samsung Electronics, Lee Kun-hee

“Es con gran tristeza que anunciamos el fallecimiento de Kun-hee Lee, presidente de Samsung Electronics”, expresó un comunicado de la compañía.

«El presidente Lee, falleció el 25 de octubre con su familia, incluido el vicepresidente Jay Y Lee, a su lado … Su legado será eterno», agrega el comunicado.

Samsung, es el mayor de los conglomerados económicos controlados por una sola familia. Este tipo de empresas, dominan los negocios en Corea del Sur e impulsaron su transformación, de ruina financiera y un país devastado por la guerra, a la duodécima posición entre las economías más grandes del mundo.

Cuando Lee heredó la presidencia del grupo en 1987, había sido fundado por su padre para comerciar con pescado, frutas y fideos, Samsung ya era el conglomerado más grande del país, con operaciones que iban desde la electrónica de consumo hasta la construcción.

Lee, agudizó su enfoque y lo tomó a nivel mundial: cuando sufrió un ataque cardíaco en 2014, era el mayor fabricante mundial de teléfonos inteligentes y chips de memoria. También es un actor global importante en semiconductores y pantallas LCD.

Lee rara vez se aventuraba a salir de los altos muros de su complejo privado en el centro de Seúl para visitar la sede de la empresa, lo que le valió el apodo de «rey ermitaño».

Su hijo, el vicepresidente de Samsung Electronics, Lee Jae-yong, ha estado al frente de la empresa desde el ataque cardíaco de 2014.

Fuentes]: ANC | NYTimes | AP | The Guardian | Redes

No dejes de leer: Hija de Kerly Ruíz e irrael Gómez nominada a un Emmy

* Infórmate al instante, únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN 

 

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído