¡Fuera las arrugas! Hazte una mascarilla de tomate y rejuvenece tu rostro
Connect with us

Salud y Fitness

¡Fuera las arrugas! Realízate una mascarilla de tomate y rejuvenece tu rostro

Publicado

on

Mascarilla de tomate para el rostro
Compartir

¿Ya llegaste a los 30? Esta es la edad ideal para nutrir tu rostro de una manera constante y así prevenir las molestas arrugas, por ello te ensenamos a preparar una mascarilla de tomate, perfecta para obtener un cutis fresco y lozano.

Esta mascarilla de tomate es rica en antioxidantes y vitaminas, además de aportar hidratación.

Hay múltiples factores que pueden ocasionar arrugas en tu piel, tales como el sol, la contaminación o la falta de hidratación.

Afortunadamente, existen diversos remedios caseros que pueden ayudarnos a prevenirlas.

Uno de esos es la mascarilla de tomate, la cual tiene una gran cantidad de antioxidantes; así como vitaminas A, C y E, ideales para prevenir el envejecimiento prematuro y que solemos encontrar en los tratamientos más costosos.

Mascarilla de tomate para el rostro

Ingredientes:

  • Un tomate mediano
  • Una cucharada de miel

Preparación:

Primero debes desinfectar perfectamente el tomate y cortarlo en cubos pequeños.

Posteriormente agrega la cucharada de miel y licúa ambos ingredientes durante dos minutos o hasta que quede una mezcla homogénea.

Aplica la mascarilla en todo tu rostro con ayuda de una brocha. Déjala actuar por 20 minutos.

Posteriormente,  enjuaga con abundante agua. Puedes aplicarte esta mascarilla de tomate tres veces a la semana.

Es importante que sepas que con cualquier mascarilla, si tienes alguna reacción; debes suspender su uso y acudir con un profesional de la salud.

ACN/0800 Noticias

No dejes de leer: Robot transformer japonés irá a la Luna

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Salud y Fitness

¿Cómo tratar conductas repetitivas de un adulto mayor con Alzheimer u otro trastorno cognitivo?

Publicado

on

Alzheimer conductas repetitivas
Compartir

Leo entró y salió del comedor no menos de 10 veces. Cada vez que lo hacía preguntaba por su hermana.

En ese tiempo nunca soltó una chaqueta marrón que sacudía (como para alisar) y colgaba en su antebrazo izquierdo; mientras un cuidador caminaba a su lado y le respondía con paciencia: tu hermana viene en la noche.

Es un hombre alto, de contextura delgada, amable y educado. A su paso le muestra cariños a Trufa, la perra de la residencia y centro integral para adultos mayores Hogar la Ponderosa, donde vive junto a otros 14 adultos mayores, que también sufren trastornos neurocognitivos, como pérdida de la memoria, y que no pueden valerse por sí mismos además de tener problemas de percepción.

“Lo que pasa, normalmente, con pacientes con trastornos cognitivos es que tienden a ser un poco más rígido en algunas rutinas, que no son exactamente fijaciones».

«A veces son pocos flexibles a la hora de cambiar los comportamientos que ellos controlan más”, dijo Katherine Vergara, neuropsicóloga del Hogar La Ponderosa.

Explicó que cuando están ansiosos las rutinas de qué hacer y cómo hacer las cosas les dan calma, (a ellos y a todo el mundo), “y lo que uno trata es de respetar ese tipo de conductas».

«Es decir, si ellos se bañan a tal hora y de una determinada manera, el personal de la Ponderosa acepta esas condiciones, pues para los huéspedes es importante”.

 

Cuando deambulan de aquí para allá, como es el caso de Leo, “algunos lo hacen sin un rumbo determinado, eso lo que denota en ellos es ansiedad. Si no están haciendo algo, tienen que sacar esa energía acumulada, y la forma es repitiendo un comportamiento que ellos pueden hacer y que les da seguridad, por ejemplo, sacar algo de una gaveta o barrer un espacio de la casa repetitivamente”.

Para Vergara si estas acciones no representan un daño, “es preferible dejarlos, y si hay peligro hay que tratar de desviarlos y ponerlos a hacer otra actividad que los distraiga”.

¿Cómo tratar conductas repetitivas de un adulto mayor con Alzheimer u otro trastorno cognitivo?

Explicó que en los trastornos cognitivos no se habla de manías u obsesiones, sino de conductas repetitivas con las que buscan drenar la ansiedad.

“A veces resulta fastidioso para el cuidador, pero en la Ponderosa el personal está entrenado y sabe qué ese tipo de acción pasa una y otra vez, y pueden manejarlas según sea el caso”.

Además, de las herramientas en el manejo del espacio físico, también saben cómo usar las palabras adecuadas para persuadirlos.

Nota de prensa

No dejes de leer

Jerry Rivera ya está en Venezuela para cumplir con varios conciertos

Infórmate al instante, únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN    
Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Multimax Store

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.