El ideal bolivariano del poder moral - ACN
Connect with us

Opinión

El ideal bolivariano del poder moral

Publicado

on

Ideal - acn
Compartir
  • 3
    Shares

El ideal bolivariano del poder moral: Por Cora Páez de Topel.-  Una de las proclamas más memorables de nuestro Libertador Simón Bolívar en el Discurso de Angostura, el 15 de Febrero de 1819, fue la sentencia “Moral y Luces son nuestras primeras necesidades”,  exaltando el imperio de la virtud con un llamado a los políticos a ser probos e ilustrados, dejando ver la importancia de incluir en la  Ley el Poder Moral, con la fe puesta en la educación, concepto tan alto para él como la libertad y la defensa de las garantías sociales.  Mucho se esforzaron nuestros héroes patrios en legarnos los ideales por los cuales lucharon hasta lograr la Independencia. Enfatizado en la Constitución  vigente de 1999, – la No. 23 desde la consolidación de la República en 1830 –  en el Capítulo IV del Poder Ciudadano se establece que los órganos que ejercen ese Poder “tienen a su cargo prevenir, investigar y sancionar los hechos que atenten contra la ética pública y la moral administrativa, velar por la buena gestión y la legalidad en el uso del patrimonio público e igualmente promover la educación como proceso creador de la ciudadanía, así como la solidaridad, la libertad, la democracia, la responsabilidad social y el trabajo”.

Desde los acontecimientos  del 19 de Abril de 1810,  luego de librar las gloriosas batallas a favor de la Independencia, seguido de los sucesos de 1830 cuando nació la República de Venezuela bajo la jefatura de José Antonio Páez, hasta el actual mandatario Nicolás Maduro en el 2018,  hemos tenido una treintena de Presidentes de Estado, algunos de ellos electos en comicios libres, otros producto de golpes de estado,  guerras internas,  conspiraciones políticas, revoluciones, caudillismo y traiciones consumadas en detrimento de la estabilidad de la Nación que hasta el presente no ha logrado el ideal bolivariano de la Moral Pública,  haciendo que la mayoría de los venezolanos desconfíen de las autoridades al no ver reflejadas en ellas esa virtudes enaltecidas en el Poder Moral. De tal manera que no se compagina esa disposición constitucional de las virtudes republicanas, inspirada en el ideal bolivariano,  con la realidad nacional de los gobiernos que han regido a la Nación, democráticos unos y tiránicos otros que en su gran mayoría, lejos de cumplir esos preceptos, los infringen,  en detrimento de una sociedad  confundida por el abuso de poder, el clientelismo político, el fraude y la corrupción.

Las 23 Constituciones promulgadas  desde 1830 hasta la actual de 1999, sumada a  la  ya redactada por la  ilegítima Asamblea Nacional Constituyente para entrar  en vigencia, si el proceso del fraude consumado sigue su curso, ponen de manifiesto el afán de dominio público que ha caracterizado a muchos de nuestros gobernantes, disimulando con leyes dictadas a su conveniencia el deseo de perpetuarse en el poder.  No es de extrañar, entonces, la indisciplina social característica de nuestro pueblo, acostumbrados unos a no cumplir las leyes, otros a violar las normas de conducta social, a cometer fechorías, robos y secuestros.  Así como tampoco son extrañas las desigualdades sociales y económicas de una población  dispar en la educación, en la moral republicana y en los valores democráticos. Ciudadanos de proba conducta, cultos, de buena posición económica y social,  de solvencia moral, conviven en un mismo país con ciudadanos incultos, que viven en la mayor pobreza  en barrios marginales de aceras y calles rotas,  viviendas y servicios públicos  precarios.

También puedes leer: La mano detrás de Jair Bolsonaro

Auto Europe Car Rental

Opinión

«La Imaginación de Laureano Vs la Realidad de Hugo Chávez», por Jesús Santander

Publicado

on

Jesús Santander
Compartir

Visión y Opinión
La Imaginación de Laureano Vs la Realidad de Hugo Chávez

Por: Jesús Santander

El domingo osado un buen amigo me envió un audio del año 2018, en el cual un famosísimo intelectual llamado Laureano, quien en aquél entonces, hablaba de la luz al final del túnel, y que había una confrontación entre los intelectuales (ellos) y la plebe que gobierna a Venezuela, llegando incluso a denominarnos: los violentos o la desgracia, ya que según Laureano, nosotros, -los nadie de Eduardo Galeano-, el desecho del capitalismo, debemos ser extirpados del poder y de la faz de la tierra, para que los intelectuales y las familias de abolengo, rescaten al país.

Ahora bien, yo me he puesto a pensar y a analizar, el porqué esas personas tan inteligentes, los intelectuales, las dinastías (conectadas por sus apellidos desde la Colonia), ¿Por qué?, porque ellos no
siguieron gobernando a Venezuela, ¿por qué salieron del poder en el año 1998?, ¿por qué no han podido ganar elecciones, ¿por qué? ¿Qué sucedió? Y ¿por qué sigue sucediendo?, eso es lo que quiero que analicemos juntos.

Si la cosa estaba tan buena en la cuarta República, si los gobernantes del momento estaban ungidos de la bendición de los intelectuales y las castas familiares, porque entonces, existía 85 por ciento de pobreza extrema, más de 40% de la población era analfabeta, 45% de deserción escolar, o simplemente falta de cupos para estudiar en todos los niveles, acceso limitado para estudiar en las universidades, esos gobiernos, según los eruditos intelectuales, gobernaban mejor que nosotros.

Recordemos que la población en general, la mayoría, los nadie, no tenían derecho a su identidad, muy pocos tenían sus cédulas, otros tenían en su mayoría un certificado, que no servía ni para ejercer el derecho al voto.

En el año 1998 llegó una nueva realidad, irrumpió un personaje diferente, el comandante Hugo Chávez, que años antes, en 1992, realizó un intento de golpe de Estado en contra de un gobernante ungido por esos intelectuales, el fallecido presidente Carlos Andrés Pérez.

Pues años después, gana las elecciones ese comandante, prometiendo la reforma absoluta del Estado venezolano, comenzando por una Constituyente, que dictó una nueva Constitución, y por ende, transformó lo que existía a lo que hoy conocemos como revolución bolivariana.

Luego de escuchar el audio de ese tal Laureano, les confieso que me puse a pensar, estos intelectuales, seres superiores en conocimientos y virtudes según Laureano, a nosotros, no nos han podido ganar elecciones; ¿Por qué no le llegan a las mayorías?, a ese pueblo humilde, que vive y padece diariamente las consecuencias del bloqueo y las sanciones del Imperio norteamericano.

¿Por qué no les hacen cambiar de opinión para que apoyen a los políticos ungidos por ellos, por los inteligentes, por las castas familiares, por los de abolengo, y no logran captar o convencer ni siquiera a los de su clase; y miren que ellos (Los Intelectuales), han tenido sus líderes.

Léase, Henrique Salas, Manuel Rosales, Henrique Capriles, Julio Borges, Henri Falcón, Juan Guaidó, Henry Ramos, y paren ustedes de contar, ¿Por qué los resultados siempre han sido los mismos? Entiéndase las derrotas electorales.

Han intentado en 22 años la vía insurreccional, el magnicidio, golpes de Estado, guarimbas, Las Salidas uno y dos, imposición de gobierno imaginario, sanciones internacionales, bloqueo, saqueos de recursos y empresas de la República.

Así como persecución internacional, incursión de mercenarios, llamados a intervención militar extranjera, pero nunca han logrado cambiar al gobierno, ni mucho menos convencer a las mayorías que les apoyen en sus fallidas empresas.

Volteo a ver hacia la Revolución Bolivariana y veo también a los que pudiesen ser consideraros intelectuales, por ejemplo: Luis Brito García, Roberto Hernández Montoya, Roberto Malaver, Pascualina Cursio, Hermann Escarra, Ernesto Villegas.

Entre otros, que creo no haberlos escuchado haciéndose sentir no como seres superiores a otros, ni mucho menos como tuve la oportunidad de escuchar en el audio al tal Laureano. ¿No crees tú Laureano que esa actitud es la que los aleja de la realidad? Lo dejo para la reflexión.

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Auto Europe Car Rental

Sucesos

Lo más leído