¿Intervención militar en Venezuela? Ella dice... Él dice...
Connect with us

Opinión

¿Intervención militar en Venezuela?

Publicado

on

Compartir

¿Intervención militar en Venezuela?/ Ella dice… Él dice… Por Sandy Aveledo –   Luis Eduardo Gallo.- Desde hace algunos años se vienen anunciando supuestas movilizaciones militares por parte de Colombia, Brasil y Estados Unidos, países que con el aval del Secretario General de la Organización de Estados Americanos, estarían planificando una invasión a Venezuela para deponer al presidente Nicolás Maduro.

De acuerdo a algunos analistas políticos la reciente visita del Secretario de Estado norteamericano Rex Tillerson a México, Colombia, Argentina y Perú habría tenido por finalidad estrechar el cerco financiero contra el gobierno venezolano y sondear la posibilidad de intervenir militarmente en nuestro país.

El pasado 12 de Febrero el Fiscal General Tarek William Saab denunció que Colombia estaría preparando un ataque militar contra Venezuela, cosa que fue desmentida por el  general Alberto Mejía, Comandante del Ejército colombiano. Pero la reunión que el alto mando neogranadino sostuvo  hace poco con el almirante Kurt Kidd, Jefe del Comando Sur de los EE.UU, para coordinar  acciones contra el narcotráfico, ha generado más sospechas en Venezuela. ¿Se está planificando una intervención militar extranjera para deponer al presidente Maduro? ¿Contaría semejante aventura con el apoyo de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la comunidad internacional?

ELLA DICE…

Mucho se ha dicho sobre la intervención militar en Venezuela ¿Será cierto? ¿Y si la OEA o la ONU lo permiten, puede producirse una intervención militar extranjera en nuestro país?

Lo que sabemos hasta ahora es que hace tiempo se habla de brindar ayuda humanitaria a Venezuela y voceros del gobierno como el Ministro de la Defensa Padrino López han respondido que se trata de un escenario intervencionista montado por Estados Unidos, negando la crisis  y haciendo ver al mundo que 19 elecciones en 23 años convalidan la democracia en Venezuela, mientras la escasez, la inseguridad  y la miseria castigan al pueblo.  Si me preguntan,  para mí no habrá intervención militar por parte de Estados Unidos pero si serán más contundentes las sanciones hacia dirigentes del gobierno de Maduro, incluso si se celebran las elecciones pues está claro que con éste CNE, ninguna elección sería reconocida por la comunidad internacional.

Volviendo a la intervención, creo que este problema lo resolveremos los venezolanos, sin necesidad intervenciones militares de otros países que podrían agravar más nuestras penurias. Una transición podría ser la vía. Llegó la hora de plantearse escenarios reales ante la situación tan grave que vivimos. A quiénes esperan invasiones les digo, como se dice popularmente, que no es lo mismo llamar al diablo que verlo llegar. No habrá intervención militar de ningún país y Dios mediante nosotros mismos saldremos adelante @[email protected] @SandyAveledoL

Él  DICE…

Por diversas razones el gobierno venezolano teme una intervención militar liderada por Estados Unidos.  Más allá del altisonante discurso antiimperialista con el que Maduro y los altos mandos militares aseguran que “defenderán la patria rodilla en tierra,” el miedo a una invasión norteamericana que los desaloje del poder es real. Es un temor sustentado además  en antecedentes relativamente recientes en la historia del continente.  Entre estos precedentes están la intervención de los Marines en República Dominicana en 1965, el apoyo a golpe de estado de Pinochet en Chile en 1973, la ocupación de Grenada en 1983, la invasión a Panamá en 1989 para deponer al general Noriega y la “invasión humanitaria” de Haití en 1994 durante el gobierno de Bill Clinton. La amenaza de una intervención militar extranjera existe y en un país en crisis muchos venezolanos la apoyan mientras que el gobierno de Maduro trata de sacar provecho político de dicha amenaza.

El asunto de las intervenciones militares de “carácter humanitario” y el derecho a intervenir en los asuntos internos de países en crisis como Venezuela se ha convertido en tema de discusión permanente en organizaciones internacionales como la ONU y la OEA. Muchas de esas intervenciones han terminado por agravar la situación de los países intervenidos como ocurrió en los casos de Libia, Siria, Iraq y Afganistán. Diálogo, elecciones transparentes y un difícil pero todavía posible proceso de reconciliación nacional constituyen la vía que tenemos que transitar para salir de esta crisis. No creo que la OEA ni la ONU apoyen una intervención militar en Venezuela. Yo tampoco la apoyo. @LuisEGalloG.

No deje de leer: El chavismo y sus delirios de invasión desde Colombia

Opinión

Cronicas de unas elecciones cuestionadas

Publicado

on

Compartir

Por:  Cora Paez de Topel

Analizando someramente los resultados de las elecciones regionales del pasado 21/11, nos atrevemos a opinar que no hubo sorpresas en lo que reflejaban las encuestas, ni en lo que a simple vista se veía venir,  en cuanto a que no era posible cambiarle el color rojo a las gobernaciones y alcaldías controladas políticamente por el régimen enquistado en el poder bajo el lema del Socialismo Revolucionario del s. XXI.  Y digo someramente porque a más  de una semana de realizadas las elecciones, algunos resultados siguen cuestionados, como es el caso de la gobernación del estado Barinas, en la que el opositor Fredy Superlano asegura su triunfo sobre Adán Chávez, hermano del difunto presidente HCF, quien ensartó a Venezuela en este despeñadero del cual no logramos bajarnos para seguir la senda democrática que nos conduzca por el camino del progreso, la paz, la libertad y la justicia social.

Sin descartar las triquiñuelas del CNE controlado mayormente por el oficialismo, el hecho de que el mapa político del país continue teñido de rojo, se debe en gran parte a la terquedad de los dirigentes y partidos de la oposición,  que no tuvieron la voluntad de unirse para alcanzar el triunfo electoral que les permitiera ponerle riendas al gobierno central desde el interior de la República.  Otro factor predominante fue el elevado número de la abstención de mas del 60% de quienes, pese a todas las recomendaciones, se negaron a salir a votar.  Si el argumento fue no apoyar a un régimen dictatorial en la convocatoria a elecciones, ni a un CNE tramposo, acaso  piensan ellos que ese hecho cambiará en las parlamentarias y presidenciales del 2024.

En todo caso, sigue la opción del Referendo Revocatorio planteado para fecha próxima,  con el fin de darle un sacudón a unos gobernantes que continúan aferrados a los puestos claves de la dirección de la República de Venezuela que, por el camino que va, se ha convertido en pobre bananera, como la vecina Cuba comunista, desplazando a la rica Venezuela  petrolera de la pasada era democrática.

Quienes desde la oposición ejercen la política, deben dejar a un lado los intereses personales para enfocarse en la perentoria tarea de rescatar al país de tantos oprobios:  millones de venezolanos emigrantes en busca de mejor calidad de vida, pérdida del valor adquisitivo de los bolívares, carencia de efectivo, la dolarización económica, el alto costo de los alimentos, las medicinas y los bienes esenciales, las fallas del agua potable, la electricidad, el gas, la gasolina.

En el estado Carabobo se vaticinaba el triunfo del gobernador Rafael Lacava por las razones expuestas de la abstención y división de la oposición, aparte del ventajismo oficial de utilizar los recursos del Estado en publicitar su nombre, maquillando los lugares públicos con colores llamativos y luces, retoque de paredes y muros en urbanizaciones de calles rotas y alcantarillas fracturadas, mantenimiento de las áreas verdes de las avenidas principales y autopista central con cuadrillas de jardineros trajeados con las camisetas en las que se lee  “Lacava 10”.   Una acción propagandística que lo favoreció en las encuestas y le facilito el triunfo.

La Alcaldía de Valencia la gano el joven Julio Fuenmayor, anterior Director de Operaciones del ente municipal.  La acción del joven Fuenmayor es prometedora, conociendo la buena labor que desempeño en el cargo anterior, la cual pude apreciar en fechas pasadas, cuando me toco hacerle una visita al entonces Alcalde Marves para plantearle algunos asuntos de los vecinos de Agua Blanca y Los Colorados, atendiéndonos con prontitud y esmero Julio Fuenmayor, en tanto el entonces Alcalde  ni porto  por la oficina.  Los municipios de San Diego y Montalbán quedaron en poder de la oposición.  Confiamos en que los alcaldes rojos trabajen a favor de sus municipios y en que el gobernador Lacava se esmere en mejorar al estado Carabobo, en especial a Valencia.

 

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.