Jacmibel Rosas: Compartamos momentos de calidad - ACN
Connect with us

Opinión

Jacmibel Rosas: Compartamos momentos de calidad

Publicado

on

momentos-familia-acn
Compartir
Saludos amigos, que bueno coincidir en una semana más, dando gracias a Dios por la vida y honrando el hecho de tener a nuestros padres y ser padres en estos duros momentos que atravesamos en el mundo.
Y precisamente citando tiempos duros, les hablaré hoy de la importancia de compartir momentos de calidad en familia, en una época, donde un celular ha pasado a sustituir el calor que los padres deben dar a sus hijos.
Los seres humanos en general nos hemos dejado llevar por una era tecnológica, en donde los celulares nos alejan de quienes tenemos cerca y nos acerca a quienes tenemos lejos, nos facilita la vida y el trabajo, pero muchas veces pasa a ocupar espacios en la pareja y en la relación con nuestros hijos que podría pasarnos factura más adelante.
Ante esto se hace necesario, tomar en cuenta los momentos que necesitamos compartir en calidad familiar, esos espacios en los que la tecnología, los celulares y las redes sociales no se hacen presente. Esto ha pasado a ocupar un espacio tan necesario en nuestras vidas que muchas veces no podemos estar en familia sin tomarnos una foto y subirla al Instagram o al Facebook, incluso, muchas veces dependemos de estas herramientas sociales para saber de nuestros familiares por sus fotos, pues ni una llamada hacemos porque sabemos que están bien porque «lo vimos en el Facebook».
Eso mismo puede pasar con nuestros hijos. Pueden vivir en nuestra casa, tener a sus padres juntos a su lado y sentirnos distantes, porque nuestra mente está dispersa, está llena de preocupaciones, metida en redes sociales o alejada de lo que pudiera sentir o pensar nuestro pequeño y es allí cuando vemos las consecuencias: niños con déficit de atención, problemas de aprendizaje, trastornos alimenticios, entre otros cuadros psicológicos.
 Ante esto se hace necesario que tomemos un minuto para pensar y preguntarnos ¿que tanto compartimos con nuestros hijos? ¿cuántas horas del día dedicamos a nuestra familia? ¿cuántos almuerzos hacemos juntos? Cuando hagamos todas estas preguntas, momento en el que podemos conversar con nuestra pareja al respecto o solo hacer el ejercicio mentalmente, sabremos si verdaderamente estamos compartiendo momentos de calidad en familia, reflexionaremos, nos daremos cuenta que quizás estamos a tiempo de cambiar algunos hábitos que pueden ser desfavorables para nuestros hijos.
En un mundo globalizado donde las frases más comunes son «no tengo tiempo», «necesito que el día tenga 48 horas», «Estoy estresado» o el más común «la plata no me alcanza», nos estamos desgastando, nos estamos enfermando, estamos dejando que el tiempo pase y no estamos valorando lo que realmente nos puede llenar de felicidad: la infancia de nuestros hijos, las sonrisas de nuestros nietos, esos momentos que nos pueden regalar la felicidad que toda una semana de trabajo nos pueden regalar.
Es cierto, son tiempos difíciles los que vivimos en la actualidad, por eso hago el hincapié en vivir instantes de calidad, rescatar aquellos momentos del día que te dejan sin aliento, reír hasta que te duela el estómago, hacer catarsis, tener la capacidad de burlarnos de nosotros mismos, al fin y al cabo, la vida es demasiado corta para estar con la persona equivocada, para desgastarte en rencores o estar en el trabajo que no te gusta.
Y recuerda, la vida es corta, bonita y única, vívela de manera que al partir, te lleves los mejores recuerdos de ella.
¡Hasta un próximo biberón!
Jacmibel Rosas
La Mamá Guapa y Apoyada

Auto Europe Car Rental

Opinión

El revuelo de Nicolasito

Publicado

on

En la gráfica, camina antes de una sesión en Caracas el 8 de agosto de 2017 (Juan Barreto - AFP)
En la gráfica, camina antes de una sesión en Caracas el 8 de agosto de 2017 (Foto: Juan Barreto - AFP).
Compartir

El revuelo de Nicolasito: Por Robert Mur.- El hijo del presidente de Venezuela cumple 30 años saltándose la cuarentena y con ambiciones políticas. Nicolás Maduro Guerra es miembro de la Asamblea Constituyente de Venezuela, e hijo del presidente venezolano Nicolás Maduro



Levanta el vuelo

El hijo de Nicolás Maduro levanta vuelo. Y revuelo. El vástago del mandatario venezolano se llama igual que su padre y es conocido como Nicolasito. Acaba de cumplir 30 años, que celebró con una fiesta, burlando la cuarentena, lo que llevó a la detención de dos jefes policiales del distrito caraqueño de El Hatillo que intentaron hacer cumplir la ley ante las denuncias de los vecinos. Al parecer, el propio presidente estaba en la fiesta. Es lo que tiene el nepotismo y el abuso de poder que caracteriza a los regímenes autoritarios como el que se ha consolidado en la democracia chavista.



Aunque en los primeros años del mandato de su padre –que llegó al palacio de Miraflores en el 2013– Nicolasito mantuvo un perfil discreto, en los últimos tiempos ha elevado su exposición pública y algunas voces lo señalan como sucesor del líder chavista que, si la dividida oposición, la comunidad internacional o Washington no lo impiden, acabará su mandato en el 2025.

Sucesor del sucesor

Últimamente ha elevado su exposición pública y algunas voces lo sitúan como sucesor del líder chavista

No obstante, Venezuela no es Cuba ni Corea del Norte –a donde Nicolasito viajó el año pasado para estrechar lazos con el dictador Kim Jong Un– y el poder no está concentrado en una persona, así que Maduro parece tener el plan de que su hijo único adquiera experiencia política y se gane un lugar en la cúpula chavista ocupando cargos varios.

Cuando asumió el poder, Maduro lo nombró, con 23 años, jefe de Inspectores Especiales de la Presidencia. Luego sumó la coordinación de la Escuela Nacional de Cine, dejando perplejo a un sector donde no tenía experiencia ni vínculos. Y después, añadió el cargo de director general de Delegaciones e Instrucciones Presidenciales de la Vicepresidencia. Más bien, designaciones creadas a medida para mantener al hijo cerca y poder encargarle tareas para que todo el mundo sepa a quien representa. Como hace un mes, cuando presidió una reunión de generales, causando malestar en el alto mando militar.

Presidente de la juventud del PSUV

Además, Nicolasito es vicepresidente de la Juventud del Partido Socialista Unificado de Venezuela y miembro de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), un parlamento paralelo unánimemente chavista creado en el 2017 para suplantar las funciones de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora. Ese año, en una de sus intervenciones en la ANC, Nicolasito hizo gala de la bravucona retórica heredada de su progenitor y respondió a Donald Trump, que había insinuado la invasión de Venezuela.



Sin cortarse una pelo amenazó con invadir EE.UU.; “Si se diera el supuesto negado de mancillar el suelo patrio los fusiles llegarían a Nueva York, señor Trump, llegaríamos y tomaríamos la Casa Blanca; porque hasta Vietnam quedaría pequeño”, soltó.  Después de sonreírse, Trump debió tomar buena nota; porque el año pasado incluyó a Nicolasito en la lista;  de funcionarios venezolanos sancionados por Washington, con bloqueo de bienes y prohibición de ingresar a EE.UU.

El opcaso regimen chavista

En un régimen opaco como el chavista, la mitología urbana contribuye;  a forjar la imagen de sus líderes. Las historias que se cuentan sobre el heredero de Maduro son amplificadas;  pero tienen base cierta porque hoy hay una cámara en cada bolsillo.  Como cuando bailó en la fiesta de un empresario mientras llovían dólares o hizo detener a una invitada a un banquete de primera comunión; porque le sacó una foto. Otro mito –este sin registro– son los negocios que Nicolasito hace con las mafias que explotan ilegalmente minas de oro en el estado de Bolívar.

Su currículum dice que estudió Economía;  en la Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada Bolivariana. Nicolás Maduro Guerra es fruto del primer matrimonio del presidente, con Adriana Guerra; de quien se separó en 1994.  A su vez, Nicolasito se casó cuando tenía 23 años con Grysell Torres;  y tiene dos hijas, las únicas nietas del líder bolivariano.

Su último proyecto es Maduro Guerra Live, programa en la televisión estatal;  donde entrevista a altos dirigentes chavistas, con la vista puesta en su carrera política que pasa por obtener un escaño en la Asamblea Nacional en las elecciones legislativas del 6 de diciembre.

ACN/ROBERT MUR/ La Vanguardia/ BUENOS AIRES

No deje de leer: El Calentamiento Global 

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Auto Europe Car Rental

Sucesos

Lo más leído