José Luis Centeno: En defensa de Antonio José Garbi González (II) - ACN
Connect with us

Opinión

José Luis Centeno: En defensa de Antonio José Garbi González (II)

Publicado

on

Compartir
  • 4
    Compartidos

“#AntonioGarbi Cumple hoy 27 años y está preso injustamente hace 2 años y 7 meses en Tocuyito siendo inocente”, escribió “hoy 03 ene. 18” Rebeca González de Carrasco (@RebecaDCarrasco) en su cuenta Twitter, mientras el Dirigente Juvenil de @VoluntadPopular y Representante de la Federación de Estudiantes de Derechos de Venezuela (Fedeve), Gabriel Molina (@GabrielMolinaVE), evocó la fecha destacando los atropellos cometidos en perjuicio suyo: “Hoy está cumpliendo años Antonio José Garbi González injustamente preso por pensar distinto, le imputan unos crímenes que no cometió y aún no hay audiencia, por lo que exigimos su inmediata liberación”.

En contra de Antonio José Garbi González el Tribunal Tercero de Control del Estado Carabobo, a solicitud de la Fiscalía Décima del Ministerio Público, dictó Orden de Aprehensión sin ningún elemento de convicción, la cual se materializó el 4 de Junio de 2014, cuando lo detuvieron en su casa sin que tuviese citación previa ni notificación alguna de encontrarse investigado por parte del Ministerio Público, en la audiencia de presentación se le imputó por los delitos de Homicidio intencional calificado, Homicidio intencional calificado en grado de frustración, Instigación pública y Asociación para delinquir.

El expediente carece de elementos que determinen realmente a Garbi González como autor  del delito de homicidio, consumado o frustrado, como tampoco de los otros dos delitos que le imputaron, a todas luces, falsamente. La excepción fundamental opuesta a la acusación es que los hechos no revisten carácter penal por ser atípicos, la conducta del delito de homicidio es matar, y no existe ningún elemento probatorio de que Antonio José haya materializado una conducta que pudiese causar la herida y la muerte de efectivos militares en las manifestaciones denominadas “Guarimbas”, en el Sector Mañongo de Valencia, el 12 marzo de 2014. Por el contrario, se encuentran identificados y evadidos de la justicia las personas que podrían tener responsabilidad en los hechos, sin embargo, se tiene como chivo expiatorio a este joven estudiante.

No dejes de leer: «Robert Alvarado: Sadismo judicial impera en Barinas»

El Ministerio Público erró al establecer a Antonio Garbi como autor de los hechos, por la deficiencia probatoria de que nunca tuvo arma, lo que consta en el expediente, pasando a decir que es autor intelectual de los hechos porque era el director de todo, sin embargo, de la experticia telefónica se desprende que nunca estuvo vinculado con los teléfonos de las personas que se identificaron como armados. Ahora bien, es difícil ser director de algo sin comunicarte ni supervisar las actuaciones de los dirigidos, entonces de los propios elementos de convicción del Ministerio Público se concluye la ausencia de los elementos del delito y en consecuencia la no responsabilidad penal de Antonio Garbi.

La mayoría de las pruebas promovidas por la defensa no fueron admitidas aun cuando su promoción fue hecha en tiempo útil, las cuales  resultaban relevantes para secundar la inocencia de Antonio José Garbi, se negaron diligencias de investigación, único medio del imputado durante la fase preparatoria para ejercer el derecho a la defensa, se solicitó al juez de control el control judicial de la actividad del Ministerio Público sin obtener respuesta, se apeló de la decisión donde se dictó la medida privativa de libertad en la audiencia de presentación por no existir elementos de convicción, lo que constituye uno de los requisitos de esta medida sin obtener pronunciamiento, además de ello se alegaron nulidades durante la fase intermedia por la negativa de las diligencias, sin obtener respuesta.

En este proceso las Actuaciones están viciadas de Nulidad Absoluta, específicamente la Acusación, en virtud de la violación del derecho a la defensa, por motivo de que no se practicaron las diligencias solicitadas en la investigación por la defensa técnica; además porque no existen elementos que impliquen fundamento serio para individualizar al autor o autores de los hechos, menos para comprometer a Antonio Garbi. De hecho, todas las entrevistas efectuadas a los efectivos de la Guardia Nacional coinciden en una cosa: no pueden identificar a la persona que les disparó porque tenían capuchas o no los vieron. Por lo tanto, esas entrevistas, así como los elementos de convicción promovidos por la vindicta pública, sirven para determinar que los hechos ocurrieron pero no para identificar al autor o autores de los hechos.

Conclusión: #AntonioGarbi… está preso injustamente hace 2 años y 7 meses en Tocuyito siendo inocente”.

Cualquier información, comentario, desahogo o sugerencia por mi cuenta en Twitter @jolcesal

Opinión

El Prontuario de un Ladrón (II)

Publicado

on

Compartir

César Burguera

@CESARBURGUERA

Los 800 estafados del Ladrón. Ha transcurrido más de una década del anuncio de lo que se convertiría en la mayor estafa serial cometido en contra de centenares de personas que creyeron en un proyecto promovido por el astuto “Malandrín” en su condición de depravado y codicioso alcalde del noble municipio San Diego. Se trataba de la construcción de un moderno Terminal Turístico de Tránsito Terrestre, el cual contaría con el “blindado” soporte económico de la alcaldía de San Diego y que cuestión de pocos meses sería una de las principales obras de envergadura de la región. Pero el tiempo transcurría y el flamante Terminal Turístico  tan solo existía en roídos planos o embaucadoras maquetas que mantenían viva la esperanza de todas aquellas personas que habían sido seducidas por el elaborado timo gestado por el libertino “Malandrín” en connivencia con su fatídico Clan o Mafia familiar y la incondicionalidad de altos funcionarios del ayuntamiento que se prestaron para la estafa y que se apropiaron descaradamente del patrimonio de más de 800 familias. Administraciones municipales pasaban, la cónyuge del delincuente “Malandrín”, Rosa Brandonisio de Scarano en su condición de alcaldesa e intimidada por las estridentes instrucciones criminales del hampón, llegaba a jurar ante la mismísima Iglesia parroquial de San Diego, que el Terminal Turístico sería una realidad mucho antes de culminar su gestión al frente del apabullado municipio San Diego, simultáneamente el entonces síndico municipal, León Jurado llegada hasta suscribir en nombre de la alcaldía las incontables transacciones de venta con las inocentes e ingenuas victimas que llegaron a creer, luego de desembolsar trabajados capitales, que eran los orgullosos propietarios de los inexistentes locales u oficinas que supuestamente le proporcionarían actividad comercial al nuevo Terminal Turístico. Posteriormente y ante la rauda huida del asustadizo “Malandrín” con la excusa de que era asechado por sus propios demonios y temores para asentarse en una lujosa residencia  en el exterior, ante la dorada ausencia tomaba las riendas de San Diego un tímido y sumiso León Jurado, cuya mayor responsabilidad consiste en  enviar mensualmente una abultada remesa para satisfacer las básicas necesidades del Clan o Mafia familiar radicada en el extranjero. Un tembloroso alcalde Jurado, a la sazón ex síndico municipal cuando se concretó el insolente desfalco, ha hecho caso omiso a los diarios reclamos de las víctimas del imaginario Terminal Turístico. Hemos adelantado diligencias ante el órgano contralor regional para saber el estatus de la causa abierta por esta delictiva actitud y vocación que forma parte del “Prontuario del Ladrón”  y donde al parecer se establecen responsabilidades a connotados miembros del Clan o Mafia Familiar y a altos funcionarios de la alcaldía de San Diego. La próxima semana presentaremos los nombres de cada una de las personas que configuraron este esquema criminal contra más de 800 familias carabobeñas.

El dopado y sus alucinaciones. La pasada semana se llevó a cabo una cerrada reunión  en un reconocido restaurante de gastronomía china ubicado al norte de la ciudad. En medio del desarrollo del estricto cónclave, donde los representantes de Henrique Capriles, Henry Ramos, Manuel Rosales y Leopoldo López, los mismos de la artrítica manito de la MUD, hacían duros cuestionamientos al depravado “Malandrín” y lanzaban la dramática amenaza “Los candidatos somos nosotros, no aceptaremos ninguna modificación o sustituciones, no se te ocurra ninguna treta, nosotros te conocemos”. Un sorprendido “Malandrín” soltaba los cubiertos del gigantesco plato de arroz chino que habían ordenado y que literalmente engullía conjuntamente con el buen Gordo Santafé. Pero en medio de la refriega y pugilato, se produjo la intempestiva entrada de un exaltado Carlos Lozano, quien abría abruptamente la puerta del recinto y exclamaba, levantando su rosada bufanda “Que viva la vida, soy feliz”. Algunos de los presentes susurraban “Carlos debe estar bajo los efectos de una recreativa droga”, mientras otros señalaban “Déjate de vainas, eso es perico barranquillero”. Injustas afirmaciones contra su compañero de luchas, ya que es conocido que Carlos Lozano, está sometido a un tratamiento de devastadora medicación por el terrible padecimiento del síndrome del Trastorno Explosivo Intermitente (TEI) que incluye diarias dosis de litio y otros poderosas drogas alucinógenas. Pero la conducta eufórica del paciente Lozano continuaba y en una suerte de complicada pirueta saltaba las gruesas y voluminosas figuras del preocupado “Malandrín” y Carlos Santafé para colocarse en el centro de la mesa y empezar a exclamar repetidamente a través de incontrolables alaridos “Aquí hay unidad, si o no” y con su característico sombrero llegaba a golpear a todos y cada uno de los asistentes de la secreta velada. En válido estado de preocupación, la dirigente Mariela Domínguez tomó por su inquieto brazo a Carlos Lozano, cuya mandíbula presentaba signos de notoria inestabilidad y con tono casi maternal le señalaba “Vente Carlitos, vamos a tomarnos un vaso de agua y después te llevamos a tu casa”. De esa manera culminaba la jornada de la MUD, de la agarrotada manito. Se comenta que en horas de esa misma noche, la junta médica que le hace seguimiento al trastorno psiquiátrico de Carlos Lozano ordenó la aplicación inmediata de una cura de sueño para poder equilibrar, al menos por horas, su impredecible comportamiento.

La blanca tarjeta. Nos asalta la sorpresa al observar los últimos estudios de opinión, de serias encuestas que revelan la alarmante situación que atraviesa la dividida y destartalada oposición. Las principales expresiones partidistas se encuentran reducidas a minúsculos o imperceptibles porcentajes. Sin embargo dentro de este desolador escenario surge como única excepción el partido Acción Democrática (AD), el de Rómulo, de Gallegos y Andrés Eloy, el de la tarjeta blanca de Pan, Tierra y Trabajo, el que logro alcanzar varios escaños en las pasadas elecciones para la Asamblea Nacional  y que logra mantenerse con cierto grado de aceptación dentro de los consultados para ubicarse como la válida opción dentro del ámbito opositor ante la inoperancia de las otras toldas políticas. “Adelante a luchar milicianos” parece ser la consigna que seguirá guiando a los fieles militantes de AD. Y esa es la verdad.

Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.