Jueza de Kamel Salame, procesada penalmente (I): | ACN
Connect with us

Opinión

Jueza de Kamel Salame, procesada penalmente (I):

Publicado

on

El cruento asesinato - acn
Compartir
  • 5
    Shares

Jueza de Kamel Salame, procesada penalmente (I): Por Robert Alvarado.- Las cuatro características del juez: escuchar cortésmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente. (Sócrates). La putrefacción del Sistema Judicial Venezolano ha sido un tema recurrente en mis artículos, he denunciado casos específicos de diferentes latitudes, inclusive revelé negocios turbios atribuidos al Presidente del TSJ y cómo buscaba asegurarse la nacionalidad italiana. Esta vez me ocuparé de los delitos de una Jueza, después de venir advirtiendo sobre su talante criminal por más de un quinquenio, como quedó demostrado con su detención luego de cobrar 7 mil dólares por resolver un caso que manejaba su despacho.

Hablo de Mary Carmen Amarista Herrera, Jueza Quinto de Juicio del Estado Aragua, quien de manera invariable ha negado justicia al preso político Kamel Salame, sabiendo que el Ministerio Público desechó la presunción empleada para encarcelarlo. Ella rechazó la cautelar que le otorgó la CIDH-OEA, también las peticiones de la Defensoría del Pueblo y el Ministerio Público para que lo dejara en libertad. Toda una joyita, negociaba con homicidas como el Niño Guerrero o su hermano, Edson Amarista, un fratricida confeso, que asesinó a su hermano Gabriel a puñaladas, pero no pagó cárcel gracias a ella.

Su detención confirma que la causa penal seguida a Kamel Salame fue tramitada por delincuentes. Jesús José Capote y Jimmy Goite, fungiendo como titular y auxiliar de la Fiscalía 61° Nacional, montaron el expediente sembrando la presunción de legitimación de capitales producto del narcotráfico, apuraron la incautación de bienes, suspendieron actos del proceso y junto con el prófugo Aponte Aponte radicaron el caso en Aragua, donde cayó en manos de esta “infame jueza” (como la llamó el Dr. Carlos Ramírez López). Capote fue destituido y a Goite se le abrió un proceso disciplinario por “instrucción amañada de expedientes”, luego de una argucia que idearon en perjuicio de Jalousie Fondacci, viuda del editor Rubén Gamarra.

Samuel Alfonso Acuña Lara, sucesor de Capote, famoso por actuar en el insólito caso de Carlos Ramos, el “falso positivo” del Gobierno en las guarimbas de 2014, dejó el cargo en extrañas circunstancias, luego de lo cual fue asistido por la hija de un gran amigo mío ante un tribunal penal de Caracas. Le siguió Luis Verde, destituido y con prohibición de salida del país presuntamente por integrar el entramado de corrupción y extorsión hecho del conocimiento público después de fugarse la supuesta cabecilla.

El sobrino de Luisa Estela Morales, ex presidenta del TSJ, Esau Alejandro Alba Morales, Fiscal 10º de Yaracuy, no tiene comparación, fue privado de libertad por extorsión, le solicitó 40 millones de bolívares a una comerciante, a cambio de no vincularla a un caso de drogas. La periodista Jenny Oropeza a través de su cuenta Twitter informó “la detención de Alba Morales en posesión de 8 kilos de cocaína y 25 mil dólares en efectivo, que habrían sido obtenidos mediante estafa a sus diversas víctimas”. Él despojó de todos sus bienes a Salame usando la falsa presunción desestimada a posteriori por la Fiscalía.

El común denominador de tan funestos fiscales: ser funcionarios de confianza de la neo quijotesca defensora del orden constitucional y los derechos humanos. En tanto que la Jueza Amarista Herrera, de 38 años de edad, con un poco más de 10 años en el Poder Judicial, el mismo tiempo que ha tenido preso a Kamel Salame sin derechos ni garantías, sería la protegida de la magistrada Marjorie Calderón De Viamonte, que “saltó a la fama al firmar la condena a 30 años de prisión para los comisarios acusados de homicidio por los sucesos del 11 de abril de 2002”. ¡De tal palo tal astilla!, son comadres de sacramento, pero les vendría mejor aquello de “uña y mugre”.

En torno a un caso de sicariato llevado por la Fiscalía 32° del Estado Aragua surgió una trama que condujo a la detención de la Jueza. Estos son los hechos:

El domingo 8 de julio del presente año, hubo revuelo en el Palacio de Justicia de Aragua, un abogado que había sido Fiscal del Ministerio Público estaba siendo presentado por una presunta extorsión, en el lugar se encontraba un grupo grande de abogados rechazando ese acto. Al abogado, de nombre Víctor, su cliente lo denunció por extorsión. ¿El abogado qué le dijo al cliente? Le habría dicho: “mire usted tiene una orden de aprehensión por sicariato, yo te puedo ayudar con la juez en el caso”.

La orden de aprehensión existía, era cierta. El cliente se fue para el GAES, denunció al abogado y le montaron un procedimiento por extorsión. El caso ya estaba en juicio y lo llevaba el Tribunal Quinto, a cargo de la Jueza Amarista Herrera y parte del dinero convenido sería para ella. El GAES también materializó la orden de aprehensión, detuvo al cliente convertido en denunciante, pero que no tenía cualidad porque el requerimiento en su contra era real al presumírsele sicario, el determinador, en el caso llevado por la Fiscalía 32° de Aragua.

En la Audiencia de Presentación del presunto sicario, por cierto, de ascendencia árabe, él dijo, la Jueza pidió 7 mil dólares y el abogado 9 mil, y yo le pagué 7 a la Jueza, terminó la audiencia y la fueron a buscar ahí mismo en el Palacio de Justicia. Terminaron presentándolo el miércoles 11 de Julio de 2018 porque los abogados impidieron que lo hicieran antes, dijeron que quien defendiera a ese hombre no iba a ejercer más en Aragua.

Casualmente ese día tenía fijada audiencia Kamel Salame, fue suspendida, la Jueza sabía el problema que se le venía encima con la presentación de aquel señor, en efecto, ese día terminaron presos el abogado, el denunciante, que no era tal, y la Jueza Mary Carmen Amarista. Trascendió que sería imputada por los delitos de “extorsión agravada, suposición de valimiento y asociación para delinquir”. Correspondió al Tribunal 10° de Control de Caracas conocer del caso, a cargo de la abogada Joseline Flores Algarin, desde ya se rumora que saldrá en libertad.

Con la comadre y los otros padrinos que tiene no sería nada extraño verla revestida de un manto de impunidad. Sin embargo, recuerdo que en una ocasión, en sala, un colega abogado, ante tantos atropellos de su parte, le dijo: “la veré en el INOF”.  To be continued.

[email protected]  ro[email protected] grsndz[email protected] – 0414-071-6704 y  www.robertveraz.galeon.com –  http://robertveraz.galeon.com/aficiones2595740.html  [email protected]   ¡Hasta la próxima semana, Dios  bendiga a Venezuela!

No deje de leer: Privados de libertad piloto y copiloto de narcoavioneta

Opinión

De castaño claro…

Publicado

on

Compartir

De castaño claro… (Parte I): Por Josué D. Fernández A.-

Que haya registro verificable sin grandes esfuerzos, un primer tiempo en escala de tonalidades de castaño claro a oscuro, comenzaría siete décadas atrás en los agites de meneos, por ejemplo, alborotando costumbres santurronas de entonces, cuando muchas personas enrojecían al escuchar Menéalo que tiene la azúcar abajo, estrenada en grande por el cubano Rolando Laserie, El Guapo. La gente de los medios de comunicación, por su parte, a diferencia de ahora, escogían estar en sintonía con la moderación de los tiempos, procurando evitar posibles ofensas a la decencia pública, con una difusión calculada de ese tema musical de traviesa interpretación doble.

Sin embargo, donde la civilización llegaba lentamente y perduraban tradiciones añejas, particularmente de danzas africanas como el mapouka, a golpe de tambor y otros instrumentos de percusión, el baile acercaba a los adultos con cadencias exacerbadas, debido al añadido probable de efectos subidos de embriaguez. Del ambiente urbano se tendrían referencias parecidas en locales de expresa tolerancia prohibidos a menores, de los cuales quedó una versión de película en el largometraje norteamericano Dirty Dancing de 1987. En cualquier caso, se trataba de alargar de la mejor forma posible el ingreso al mundo de la sensualidad, reservado a mayores de edad supuestamente responsables de sus actos.

El segundo asalto de meneos, aunque para todo público, por fuera de cualquier restricción, trató de colarse desapercibido en diminutivo, con el título de meneíto. Los éxitos internacionales de la lambada del Brasil, en los 90’s, facilitaron en poco tiempo que las contorsiones sugerentes se convirtieran en gracias de niños en concursos infantiles. Repetidos meneítos y meneaitos estarían subiendo de color a partir de entonces, pasando de piezas de emisoras de radio y discotecas a fondo musical de rutinas de ejercicios al aire libre, tiendas y supermercados, fiestas en casas y calles, en diferentes compases al estilo, entre muchos parecidos, de Natusha, el panameño Gaby, o del dominicano Wilo D’ New, que suena a continuación:

El trayecto del meneo de la azúcar abajo al meneaito, o al meneíto, ya descritos, encierran el tránsito de un tema para los adultos en sus orígenes, a una práctica aceptada de movimientos de pelvis y glúteos muy sensuales, de especificidad corporal superior para una amplia gama de fines. La certificación de censura “A” llegó con escaso escrutinio en familias, y escuelas, mediante el certificado otorgado al Twerking, para entrenamientos cosméticos en destrezas predominantemente femeninas, amenizadas con melodía de proposiciones masculinas que dejan casi nada a la imaginación. La permisividad colectiva hizo posible el triunfo de cuanto luciría como la conspiración del meneo.

Un expediente adicional de permisividad dolorosa en extremo, que se refiere a ofensas agravadas a un pueblo entero, y por lo que debe ser denunciado sin excluir medios y en cada oportunidad a la mano, es precisamente el de la dictadura bolivariana del siglo XXI en Venezuela, plagada de atropellos que fueron consentidos y permitidos bajo engaños desvergonzados. Aquel desastre comenzó con el desvío de riquezas para la corrupción desmedida a partir de unos millarditos de dólares sacados a la fuerza de reservas del Banco Central; luego en administración roja-rojita de PDVSA, la principal fuente de ingresos que terminaría en la caída en picada de la producción y de la renta petrolera, para completar la pobreza indetenible de la nación.

De castaño claro a castaño oscuro, común referencia de la conspiración de los meneos al comienzo, y de las vivezas de regímenes forajidos al final, aunque en grados distintos de perjuicios, ambas guardan semejanzas en el fondo con las plantas trepadoras que invaden por completo el espacio a su alcance, versionadas por Virginia López, nacida en Nueva York, de familia puertorriqueña,  al narrar la experiencia del Cariñito Azucarado, que comenzó por un dedito y la mano agarro, se trepo por un bracito y… ya tienen tataranietos, que desean venir de visita a Venezuela cuando haya libertad de nuevo y mejoren las condiciones de vida. A Rumbos 670 am., volvemos el sábado próximo Dios mediante. En quince días la parte II.

Narración completa y temas musicales editados, en grabación por:

El artículo adosado forma parte de “SALDOS”, segmento de la revista “Estamos en el Aire”, transmitida a  las 4:30 de la tarde, cada sábado,  para el entretenimiento general a partir de saldos que deja la actualidad local e internacional. En ensayo audiovisual a título de catarsis del autor Josué D. Fernández A., a través  de Radio Rumbos 670am.en Caracas, Venezuela, , para participación directa  por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, por Twitter, @jodofeal, https://www.youtube.com/user/fernandezjosue o en https://comunicadorcorporativo.blogspot.com/

ACN/JDFA

SALDOS/ Entradas populares de este blog / OCTANAJE PLUS – septiembre 28, 2018

El poder de combustión de un carburante específico para activar una máquina en la Venezuela de hoy, ha dejado de ser motivo de preocupación general, contraviniendo precauciones para evitar catástrofes por mal uso de sustancias inflamables. En condiciones del ayer de bastante menor crispación colectiva; según el gran favorecido de una “voluntaria” revuelta en 1989, la chispa que encendió el motor de la Revolución Bolivariana –diría su posterior propulsor–, estaría entonces en la proclamada alza en el precio de la gasolina por Carlos Andrés Pérez II, en un 100 por ciento, pero que por decisiones peores de estas horas se convertiría en santa reliquia de la generosidad oficial de antes.

Es que, actualmente, un súper gigante aumento de la gasolina en cientos de miles por ciento, pasaría por encima de la advertencia original de los precursores del régimen, y pareciera fundarse en que ya no existiría chispa venezolana alguna, apagada esta quizás con invariable represión armada de manifestacio…

“PULVERIZACIÓN EXPRÉS” – agosto 31, 2018

 

La reducción a polvo de un país entero, con habitantes, flora y fauna incluida, la propia tierra arrasada y la opinión pública totalmente ridiculizada, viene ocurriendo en Venezuela a pleno sol, enfrente de gente atormentada apenas con facultad de visión. La lamentable realidad también golpea a los ojos de naciones extranjeras arrastradas a calvarios ajenos, forzadas por la llegada de repente a sus fronteras de gran volumen de hombres, mujeres y niños que ruegan por buen trato como refugiados. Luego siguen las voluntades solidarias venidas de afuera, ya percatadas del exterminio en marcha acelerada por un régimen tiránico, y las cuales promueven diligencias para detener este genocidio, así como evitar mayores sacrificios colectivos acá yacullá.

La pulverización decretada de manera implícita como exprés dentro de los límites venezolanos, mantiene rasgos de la demolición bajo bandera comunista, en la isla caribeña de Cuba por 60 años, pisando acelerador para llegar en menos tiempo por la…

CUENTOS CHINOS ’18 – septiembre 21, 2018

Antes como ahora, la mucha o poca verdad que pueda encerrar una noticia o cualquier otro relato, se dirime entre la identidad de quien la dice o escribe, y lo que se le pudiera creer a tal persona; y en el fondo mismo de lo que se cuenta, que se evaluarían por separado. En estos tiempos de aldea global el lío armado si llegara a desbordarse tendría la etiqueta de “fake news”, o de los audiovisuales «deep fake» en cada episodio, y se le atribuiría una alta dosis de falsedad, sin definir claramente si fuera por falta de credibilidad del autor, o del contenido, o de ambos, para terminar flotando en la incertidumbre, el desconcierto, y sin saber a dónde ir

Seguir Leyendo

Candy Crazy

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído