La democracia estadounidense no se fractura - ACN
Connect with us

Opinión

La democracia estadounidense no se fractura

Publicado

on

Compartir

 

Por: Cora Paez de Topel

Lo que hasta el presente hemos calificado como una de las mejores democracias del mundo sufrió una fractura que, de no imponer a tiempo el freno a la violencia desatada por un grupo de activistas del partido republicano que irrumpieron el Miercoles 6 de Enero en la sede del Congreso, con armas en la mano y causando destrozos, hasta acabar con la vida de una mujer y otras 3 personas, más unos 14 agentes de policía heridos y uno muerto, azuzados por el presidente saliente Donald Trump, quien se negaba a reconocer la derrota sufrida en las recientes elecciones del 3 de Noviembre 2020 ante el demócrata Joe Biden.

Consternados los televidentes y los seguidores de las redes sociales por lo que estábamos viendo, finalmente logramos oir a Donald Trump instando a los manifestantes a que se retiraran del hemiciclo, en el que tuvo que imponerse el toque de queda que habrá de perdurar hasta el próximo 21 de Enero, luego que Biden tome posesión de la presidencia de la República norteamericana.

Todo este desastre político hubiera podido evitarse de haber aceptado Donald Trump que perdió las elecciones, pero su arrogancia lo llevó a desconocer los resultados, que aunque fueron estrechos, no lo favorecieron. Por qué en los 4 años que tuvo de gobierno, desde el 2016 hasta el 2020, no logró alcanzar la reelección quien mejoró la economía en su país, favoreció la empresa privada, el empleo y la productividad nacional. En nuestro país, Venezuela, apoyó al gobierno interino de Juan Guaidó en rechazo de la usurpación chavista-madurista que nos agobia.

En el plano internacional, logró el acuerdo diplomático de los Emiratos Arabes Unidos con Israel y con otros países musulmanes.

Su derrota no se debió, como argumentan algunos, al mal manejo del Covid-19, aunque en cierta manera él, desde el comienzo de la pandemia, no le prestó la debida atención. Otros factores contribuyeron a hacerlo perder el favor de parte del electorado que votó por él en el 2016. El soberbio manejo de la política migratoria, denominada DACA,-Acción Diferida para el Arribo de los Menores – los DREAMERS, como también se les califica, .

Es una política migratoria que tiene como finalidad beneficiar a ciertos menores que entraron a USA, hijos de padres inmigrantes en busca de la residencia permanente. El programa fue creado por Obama en el 2012 para proteger de la deportación a unos 700.000 jóvenes, lo que hizo Trump de una forma desconsiderada.

Trump eliminó también el programa social denominado Obamacare, Ley del Cuidado de la Salud a Bajo Precio, promulgada en el 2010, con el fin de establecer una reforma sanitaria más asequible por lo económica . En el plano internacional, retiró a Estados Unidos del Acuerdo de Paris, el cual propone frenar el calentamiento global que afecta al planeta tierra. Otra medida que no le ganó simpatías en el medio europeo, fue la descalificación que hizo de la OTAN – Organización del Tratado de Atlántico Norte – poniendo en juego su supervivencia, al igual que sacó a USA del Acuerdo Nuclear con Iran que estaba apoyado por gran parte de los países europeos, mediante el cual se le suspendían las sanciones a Iran si abandonaba el enriquecimiento de uranio.

Con los afroamericanos y con la comunidad latina mantuvo distancia, como buen blanco suprematista con aires de superioridad racial. Acciones todas ésas que le restaron simpatizantes en una democracia que, pese a todos los errores de sus dirigentes, está apegada a la Constitución. Donald Trump, finalmente aceptó su derrota, luego de ver los destrozos causados en el Capitolio, disponiéndose humildemente a entregarle la presidencia a Joe Biden, con mayoría republicana y demócrata en el Congreso.

Lee también: El Papa Francisco es un blanco fácil

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Opinión

Primer Mundo, Tercer Mundo

Publicado

on

Compartir

Por: Cora Paez de Topel

Comienza el año 2022 con una sensación de desaliento ante la incertidumbre de lo que irá a suceder en Venezuela en el futuro cercano. Será posible un cambio de gobierno pacífico y democrático a través de unas elecciones programadas, pero cuestionadas por un amplio sector de la oposición. O será el revocatorio la manera acertada de salir de Maduro y de sus cómplices .

Otra salida estudiada por ANCO – Alianza Nacional Constituyente Originaria – presidida por la Dra. Blanca Rosa Mármol y por el constitucionalista Ing. Enrique Colmenares Finol es la refundación de la República a través de una nueva Constitución.

Son todas fórmulas muy bien estudiadas, pero difíciles de resolver por esa misma variedad de opiniones, producto de la división partidista y de la falta de un liderazgo unitario, firme y creíble, que motive a los ciudadanos a no perder la esperanza de recuperar la institucionalidad democrática. Un país en el que se cumplan las leyes, en que quienes gobiernan sean honestos y quienes no desempeñen su labor con pulcritud puedan ser sustituídos, en el que el presupuesto nacional se reparta equitativamente en los estados y municipios, para que los gobernadores y alcaldes cumplan con los compromisos laborales y con los servicios públicos indispensables: agua, luz, gas, mantenimiento de nuestras calles, seguridad y servicios asistenciales.

Si nos preguntamos por qué la política causa tanta preocupación entre nosotros la respuesta es fácil de responder, por cuanto el descontento de la población cada día va en aumento en un país claramente dividido entre lo que se denomina Primer Mundo y Tercermundismo, lo que significa una gran desigualdad social y económica que no se compadece de los más pobres, sino que por el contrario los oprime con salarios de miseria, o sin ofrecerles empleos dignos, en tanto muchos de quienes ostentan riquezas lo hacen a costa del erario público, o de la corrupción, sin que ello signifique desacreditar a los verdaderos empresarios que trabajan de sol a sol para mantener abiertas las puertas de sus fábricas, pagar los impuestos y sostener en su lugar a la industria nacional, que ha sido golpeada en un 70% para darle paso a los productos importados, que no cumplen con el IVA ni con otros impuestos, como sí se obliga a la producción nacional.

La crisis salarial en Venezuela arropa a todos los sectores de la administración pública. Dependiendo del rango, cobran 20$ o 50$, cuando mucho. A tal efecto, aumentó en un 40% la deserción docente en las escuelas como consecuencia de las precarias condiciones laborales. Los beneficios en materia de salud para los educadores ya no existen, entre ellos IPASME.

La administración pública es la peor pagada del continente. La reconversión monetaria agravó la situación, con la hiperinflación que devaluó el bolívar y que el gobierno pretende ocultar con la Plataforma Patria que ofrece unos bonos miserables de menos de 1$, al igual que el pago de los jubilados y pensionados. El pasado 1º. de Octubre 2021 entró en vigor una reconversión monetaria, la tercera en este siglo, que eliminó 6 ceros a la moneda venezolana, conocida hasta entonces como bolívar soberano y pasó a denominarse bolívar digital. A estos 6 ceros se suman 8 más que fueron eliminados en las dos reconversiones monetarias previas: la del 2008 y la del 2018.

Que hermoso sería que todos los venezolanos tuviesen acceso a esa Venezuela del Primer Mundo, de grandes tiendas y supermercados que ofrecen productos nacionales e importados con precios dolarizados y en bolívares devaluados, que no todos pueden cubrir, pero que están a la vista de quienes creen ver un país próspero, sin percatarse de que un 70% de la población no tiene acceso a esos bienes, teniendo muchos que emigrar en busca de mayor calidad de vida. Nos preguntamos que hacer para cambiar, esa es la gran pregunta.

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.