La lectura impresa versus la digital - Opinión - ACN
Connect with us

Opinión

La lectura impresa versus la digital

Publicado

on

lectura impresa
Compartir

Por: Cora Páez de Topel 

La lectura aparte de ser un entretenimiento es ante todo una forma de saber, una manera de pasar el rato enlazando  las palabras, frases y textos  con contenidos informativos que, una vez escritos en un medio impreso o electrónico dejan los mensajes a la libre interpretación de quienes los leen.  Leer es sinónimo de cultura puesto que antes que todo hay que conocer el alfabeto, concentrar las ideas y saber interpretarlas fuera de toda distracción.

El alemán Johannes Gutenberg, en el s. XV, perfeccionó la tipografía o imprenta que revolucionó el mundo de las letras, al dejar grabados con caracteres móviles impregnados de tinta la literatura y la cultura universal.  Los libros, folletos y catálogos fueron los medios de divulgación más efectivos para fijar las ideas sin dejar que las palabras se las llevara el viento.  La publicación de la primera Biblia, de la Divina Comedia de Dante Aliguieri y  de las obras de los grandes maestros del Renacimiento hicieron de los libros la fuente del saber por excelencia.

Los libros impresos dominaron el mercado de las letras hasta bien entrado el s. XX, cuando la era digital o el cyberespacio como suele denominarse, no había impuesto su dominio sobre el campo de las comunicaciones, o de la información, desplazando a la letra impresa sobre papel.  Los amantes de la lectura tenían siempre entre sus manos un texto impreso.  Hoy día eso ha cambiado y hasta los periódicos han bajado la circulación, para darle paso a las computadoras, a las  tabletas y a los teléfonos inteligentes -smartphones – para leer el cúmulo de artículos relacionados con las noticias y el acontecer nacional o internacional.  En Venezuela los grandes diarios se vieron obligados a cerrar,  porque el régimen actual como una forma de censura subió sin mesura los costos del papel, lo que hizo que las empresas editoras cerraran sus puertas.

El bestseller del New York Times ¨The New Digital Age¨, una edición del 2014 escrita por Eric Schmidt y Jared Cohen,  un dúo de jóvenes intelectuales combinando el conocimiento enciclopédico y la tecnología digital con la política y la dipolomacia internacional.  El internet y otras tecnologías de la información empoderan a los individuos y transforman la manera de operar las naciones y negocios.  El internet es entre las pocas cosas que los humanos han construído que ellos no comprenden totalmente.  Lo que comenzó como un medio de transmisión de información electrónica se ha transformado en una maltifacética y continua salida para la expresión y la energía humana.

El internet es el espacio sin gobierno más grande del mundo.  Es al mismo tiempo intangible y en un continuo estado de cambio, creciendo más grande y más complejo cada segundo.  Cientos de millones de personas están cada minuto creando y consumiendo cantidades de contenido digital en un mundo online que no está realmente atado por leyes terrestres.

No dejes de leer: Los petroglifos y la quinta pimentel en Vigirima

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Opinión

Primer Mundo, Tercer Mundo

Publicado

on

Compartir

Por: Cora Paez de Topel

Comienza el año 2022 con una sensación de desaliento ante la incertidumbre de lo que irá a suceder en Venezuela en el futuro cercano. Será posible un cambio de gobierno pacífico y democrático a través de unas elecciones programadas, pero cuestionadas por un amplio sector de la oposición. O será el revocatorio la manera acertada de salir de Maduro y de sus cómplices .

Otra salida estudiada por ANCO – Alianza Nacional Constituyente Originaria – presidida por la Dra. Blanca Rosa Mármol y por el constitucionalista Ing. Enrique Colmenares Finol es la refundación de la República a través de una nueva Constitución.

Son todas fórmulas muy bien estudiadas, pero difíciles de resolver por esa misma variedad de opiniones, producto de la división partidista y de la falta de un liderazgo unitario, firme y creíble, que motive a los ciudadanos a no perder la esperanza de recuperar la institucionalidad democrática. Un país en el que se cumplan las leyes, en que quienes gobiernan sean honestos y quienes no desempeñen su labor con pulcritud puedan ser sustituídos, en el que el presupuesto nacional se reparta equitativamente en los estados y municipios, para que los gobernadores y alcaldes cumplan con los compromisos laborales y con los servicios públicos indispensables: agua, luz, gas, mantenimiento de nuestras calles, seguridad y servicios asistenciales.

Si nos preguntamos por qué la política causa tanta preocupación entre nosotros la respuesta es fácil de responder, por cuanto el descontento de la población cada día va en aumento en un país claramente dividido entre lo que se denomina Primer Mundo y Tercermundismo, lo que significa una gran desigualdad social y económica que no se compadece de los más pobres, sino que por el contrario los oprime con salarios de miseria, o sin ofrecerles empleos dignos, en tanto muchos de quienes ostentan riquezas lo hacen a costa del erario público, o de la corrupción, sin que ello signifique desacreditar a los verdaderos empresarios que trabajan de sol a sol para mantener abiertas las puertas de sus fábricas, pagar los impuestos y sostener en su lugar a la industria nacional, que ha sido golpeada en un 70% para darle paso a los productos importados, que no cumplen con el IVA ni con otros impuestos, como sí se obliga a la producción nacional.

La crisis salarial en Venezuela arropa a todos los sectores de la administración pública. Dependiendo del rango, cobran 20$ o 50$, cuando mucho. A tal efecto, aumentó en un 40% la deserción docente en las escuelas como consecuencia de las precarias condiciones laborales. Los beneficios en materia de salud para los educadores ya no existen, entre ellos IPASME.

La administración pública es la peor pagada del continente. La reconversión monetaria agravó la situación, con la hiperinflación que devaluó el bolívar y que el gobierno pretende ocultar con la Plataforma Patria que ofrece unos bonos miserables de menos de 1$, al igual que el pago de los jubilados y pensionados. El pasado 1º. de Octubre 2021 entró en vigor una reconversión monetaria, la tercera en este siglo, que eliminó 6 ceros a la moneda venezolana, conocida hasta entonces como bolívar soberano y pasó a denominarse bolívar digital. A estos 6 ceros se suman 8 más que fueron eliminados en las dos reconversiones monetarias previas: la del 2008 y la del 2018.

Que hermoso sería que todos los venezolanos tuviesen acceso a esa Venezuela del Primer Mundo, de grandes tiendas y supermercados que ofrecen productos nacionales e importados con precios dolarizados y en bolívares devaluados, que no todos pueden cubrir, pero que están a la vista de quienes creen ver un país próspero, sin percatarse de que un 70% de la población no tiene acceso a esos bienes, teniendo muchos que emigrar en busca de mayor calidad de vida. Nos preguntamos que hacer para cambiar, esa es la gran pregunta.

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.