La misión alimentación, una misión imposible | ACN
Connect with us

Opinión

La misión alimentación, una misión imposible

Publicado

on

Opresión y represión - acn
Compartir

La misión alimentación, una misión imposible: Por Cora Páez de Topel.-  En el 2003 Hugo Chávez creó la red Mercal, primer eslabón de una cadena a la que luego se sumaría PDVAL, suscritas a la Misión Alimentación.  Eran los primeros pasos del programa de la Revolución Socialista del s. XXI   ideado para darle comida barata al pueblo, lanzado con un alarde de gestos y palabras muy propio del Comandante  Supremo con su política populista-comunista,   en el  que involucró a Petróleos de Venezuela para subsidiar el costo de los alimentos importados y a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana – FANB – para contribuir a llevar a cabo el programa.  Recordamos a los soldados en esos años vendiendo comida en los puestos de la red Mercal.

En el año 2010, entre las intervenciones ejecutadas por el gobierno  “para luchar contra la especulación”, resalta la expropiación de los Hipermercados Éxito y Cada, ambos con una clientela numerosa y variedad de productos  –  propiedad de la empresa Cativen   de capital franco-colombiano – con el  fin de utilizar esos espacios  para montar la red de Abastos Bicentenario, inaugurando el primero en el Distrito Capital,  “el más grande del país”, para dar inicio a  la cadena de la treintena que comenzó en Distrito Capital  y  se extendió en trece estados del interior.   El diario Tal Cual en su edición del 23-06-19 informa sobre el cierre de la última sucursal en Charallave.  De la red de Abastos han despedido a más de 10.000 trabajadores, después que el gobierno de Nicolás Maduro ordenó restructurar los abastos en el 2016,  supuestamente  para  “enfrentar la corrupción.”

Tras la expropiación de los  Supermercados Éxito y Cada para pasarlos a la Misión Alimentación, comenzó el desfalco de los bienes públicos.  En esos supermercados socialistas la escasez era notable, los estantes vacíos con pocos productos importados, los rumores eran que muchos  gerentes se robaban la mercancía, al igual que la Guardia Nacional Bolivariana. El recién pasado mes de Junio, empleados despedidos  del  Abasto Bicentenario de La Ceiba, en Valencia,  protestaron la venta del supermercado a la empresa privada Salva Food, exigiendo el pago de sus prestaciones y manifestando el temor de quedar desempleados.

Salva Food – Tiendas Clap

La denuncia es que una desconocida empresa de capital privado denominada Salva Food es la beneficiaria actual de ese negocio.  Se llaman Tiendas Clap y se confunden con una empresa estatal en los que anteriormente fueron Abstos Bicentenario.  El 22 del pasado mes de Mayo el diario estadounidense Wall Street Journal  publicó que se han utilizado

Corrupción, incompetencia, reparto de las ganancias ilícitas,  entre otros factores,  contribuyeron al fracaso del sistema alimentario impuesto por el gobierno actual que, en lugar de aliviar el hambre del pueblo, ha incrementado el desabastecimiento de los bienes de primera necesidad, teniendo que recurrir a la ayuda humanitaria de otros países para darle de comer a la población.

Contrasta el modelo de la Revolución Castro-Comunista del s. XXI con el de los países de libre mercado con capital privado, en los que los supermercados están dotados con variedad de productos nacionales e importados, en los que los clientes escogen a su antojo lo que quieren y lo que necesitan, revisando los precios y las mercancías para seleccionar los que más les convienen.  Se benefician los productores nacionales, los granjeros, hacendados, empresarios y comerciantes, la agroindustria, el estado con el pago de los impuestos, los gerentes, empleados y el personal contratado.  La generación de puestos de trabajo es sostenible,  ajustándose los salarios adecuadamente así como el pago de los beneficios sociales a los trabajadores.  Es el modelo de la economía liberal,  para nada el  “capitalismo salvaje” que los jerarcas chavistas-maduristas tratan de hacer ver como el hambreador del pueblo, cuando son ellos los que han llevado a la población venezolana a tener que solicitar la ayuda humanitaria y a tener que emigrar para poder satisfacer la necesidad de comer.

Valencia, 30 deJunio del  2019.

No deje de leer: Google confirma gran interrupción de servicios

Opinión

Transición y golpe militar

Publicado

on

Compartir

Transición y golpe militar: Por Leopoldo Puchi.-

Mike Pompeo presentó un documento denominado “Marco para transición democrática”, dirigido a la sustitución del actual gobierno y la salida de Nicolás Maduro de la presidencia. El planteamiento se concretaría por medio de un acuerdo entre Estados Unidos, el Gobierno y la oposición.

Ahora bien, el Gobierno ya informó que estaba en desacuerdo con la propuesta del secretario de Estado. De manera que el plan debe considerarse como la posición de una de las partes, que difiere de la posición de la otra parte, el Gobierno. El espacio para abordar este pulso es el de una mesa de diálogo.

OFERTA A MILITARES

Sin embargo, es probable que se intente adelantar ese mismo plan sin que haya acuerdo entre las partes. De ser así, ¿cuál sería el camino que se tomaría? La respuesta está en el propio texto del documento: los militares.

Es razonable pensar que quienes elaboraron la propuesta estaban al tanto de que no contarían con la aprobación del Gobierno. Esto explica que la iniciativa tenga como centro una oferta a los militares: ya no sería Juan Guaidó presidente interino y pudiera ser un militar; los altos mandos permanecerán en sus cargos.

En esta perspectiva, se parte de la hipótesis de que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana se fracturaría o capitularía con facilidad frente a una presión externa, lo que conduciría a un levantamiento militar o a un golpe de Estado palaciego. Posteriormente, a partir de los puntos que contempla el plan, se procedería a legalizar el golpe de Estado en la Asamblea Nacional.

Aunque la circunstancia de la epidemia del Covid-19 no es apropiada para deponer a un gobierno, sí se presta para ser utilizada con fines políticos, por los problemas sociales que genera.

TREGUA

Por supuesto, la oferta a los militares no tiene lugar de forma aislada, sino que se produce en el contexto de una grave situación económica, de la caída de los precios del petróleo y en el marco de las acciones de cambio de gobierno.

Como se sabe, estas acciones se centran en el vector de las sanciones, es decir, el bloqueo a la venta de petróleo y de otras materias primas, para así disminuir el flujo de divisas que se utiliza en la importación de insumos, medicinas y alimentos. El objetivo es el incremento del deterioro de las condiciones de vida de la población, para que presione.

Este vector de las sanciones ha estado articulado con otros movimientos en el tablero, como el cerco bancario y financiero, el poder dual, la acción del fiscal William Barr y la amenaza de una intervención extranjera.

El punto a despejar es si el plan de transición de Pompeo será retirado luego de conocerse que no tiene consenso o si se tomará el camino de un golpe para concretarlo. De retirarse o congelarse el plan, pudiera seguirse el camino de una tregua y adelantar acuerdos puntuales Gobierno-oposición para enfrentar la epidemia del coronavirus.

ACN/lp

No deje de leer: Comenzó extinción masiva afirma científico

Seguir Leyendo

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído