Las "puñaladas" de Bachelet y Pepe Mujica | ACN
Connect with us

Opinión

Las «puñaladas» de Bachelet y Pepe Mujica

Publicado

on

Compartir

Las “puñaladas” de Bachelet y Pepe Mujica: Por Javier Antonio Vivas Santana.- Las pragmáticas y metafóricas palabras de Nicolás Maduro en relación con el informe que Michelle Bachelet presentó ante la Organización de Naciones (ONU) sobre las múltiples violaciones de derechos humanos que desde Miraflores se ejecutan contra millones de venezolanos y que las consideró como «una puñalada»¹, y aunque más allá de intentar tapar la realidad organizando una comparsa con más de un millar dizque de «intelectuales internacionales», con un mal llamado «foro» de Sao Paulo, cuando ni siquiera estuvieron presentes de manera oficial representantes del Partido de los Trabajadores de Brasil – fundadores de esta Asamblea -, y menos las más importantes voces de la izquierda en América Latina, revela el fracaso de tal «reunión política» que terminó convertida en bazofia discursiva.

Así será el pueril y vacuo discurso que hubo en las diferentes intervenciones que hasta Diosdado Cabello – quien jamás ha escrito ni un artículo de opinión – se atrevió a decirle a la bradifrenia que tenía en semejante auditorio que debían tener «vocación de poder»² ¿Y qué habrá querido decir el presidente de la ilegal e ilegítima «constituyente» con tal frase? ¿Será acaso que se debe defender a ultranza a los grupos paramilitares, es decir, al margen de la ley, por el hecho que digan públicamente que ellos defienden una «revolución», como el caso de Valentin Santana y el colectivo armado «La Piedrita» a pesar de que éstos son criminales confesos? ¿O es qué «vocación de poder» implica convertirse en el principal defensor de órganos como las denominadas Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), las cuales Bachelet pidió en su informe su disolución ante las múltiples pruebas que existen contra tal grupo que actúa por órdenes del madurismo?

Y es que cuando Maduro y Cabello en conjunto hablan en semejantes términos suponemos que consideran erróneo que se diga que en Venezuela existe hiperinflación, hambre, miseria, asesinatos de inocentes – como el caso de las siete personas masacradas en Puerto Ordaz -, colapso de los servicios públicos, un desbordante éxodo de venezolanos, y por supuesto corrupción.

¡Claro! Si a la «vocación de poder» anexamos que en esa misma intervención Cabello dice que en «Venezuela estamos en una transición al socialismo» es porque niños, mujeres, hombres y ancianos tenemos que vivir tales calamidades para llegar a la «tierra prometida», cuando ellos como cúpula «socialista» viven en sendas mansiones, tienen cualquier cantidad de camionetas blindadas y de lujo a su disposición, sus hijos estudian en los afamados y más costosos colegios, o universidades del exterior, – esta aberración que aún no logro entender – almuerzan y cenan en exóticos restaurantes acompañados del respectivo «mayor de edad», mientras sus consortes y barraganas usan carteras, vestidos y zapatos de Carolina Herrera y similares. En otras palabras, lo que nos dice Cabello es que vivamos en el infierno, y que ellos desde el «cielo» nos llevarán al «paraíso», pero debemos entender que antes de ello, debemos pagar por nuestros pecados ¡Desgraciadas e infelices declaraciones!

Maduro: Bachelet nos metió “una puñalada” ¿Y “Pepe” Mujica? Pues, les atravesó la espada

Fue tal el fracaso del «foro» de Sao Paulo que Maduro tuvo que llamar a Díaz-Canel, el «presidente» de Cuba para que lo acompañara en la clausura del evento ante la ausencia de figuras importantes que pudieran darle mínima relevancia a una «asamblea» que concluyó con más pena que gloria, al punto que fue realizada el día del natalicio de Hugo Chávez buscando algún impacto mediático. No obstante, desde el exterior José «Pepe» Mujica simplemente destrozó lo que pudieron haber dicho unos panegíricos del madurismo, así como dejar desnudos en lo político a los autodenominados «hijos de Chávez, cuando el ex – guerrillero uruguayo dijo: «En Venezuela hay una dictadura» ³, sin obviar que el candidato presidencial del Frente Amplio y el ministro de Economía de Uruguay también hablaron en los mismos términos del líder izquierdista.

Ya vendrán los ataques contra «Pepe Mujica» tildándolo de «loco», «senil», «traidor», o cualquier epíteto, incluyendo el de «corrupto» que lo vincule con el imperialismo, aunque después de haber sido presidente continúe viviendo en su modesta casa y siga manejando su viejo Volkswagen.

En síntesis, y esto se lo decimos tanto a Maduro como a Cabello, si Michelle Bachelet les metió «una puñalada», no tengo dudas que «Pepe Mujica» les acaba de atravesar la espada por delante y hasta los intestinos de la política, porque si hubiese sido por la retaguardia, también lo estarían acusando de violencia de «género». A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

No deje de leer: José «Pepe» Mujica reconoció dictadura en Venezuela(Opens in a new browser tab)

Opinión

Bullaje

Publicado

on

Compartir

Bullaje: Por Josué D. Fernández A.– Los episodios de bullaje no requieren comprobaciones de decibelímetros o bullometros, porque pasan rápidamente de oídos a cerebro y demás órganos vitales, ocasionando sinnúmero de desarreglos físicos y mentales entre quienes los tienen que sufrir. Así, a menudo causa mucha ira la abusiva desconsideración de personas que producen ruidos perturbadores a sabiendas, sin el menor reparo del daño que ocasionan, y hasta con disposición a atacar a golpes si alguien les reclamara su falta de respeto a los derechos de los demás.

En los diccionarios se explica que el termino bullaje se refiere a una concurrencia, multitud, afluencia, asistencia de manera confusa, desorden, alboroto o gresca de muchas personas o que se forma una muchedumbre o un montón de gente. En tal sentido, los ruidosos episodios con la denominación señalada se podrían hallar en cualquier espacio abierto o cerrado destinado a la congregación de públicos, mítines. plazas, estadios, canchas, pistas, escuelas, cines, bares, discoteca, salas de sesiones, foros.

Sin embargo, los bullajes de mayor inmediatez para cualquier individuo ocurren en comunidades de edificaciones multifamiliares, donde promueven disputas entre vecinos, casi siempre en fines de semana, durante celebraciones con acompañamientos de potentes equipos de sonido, y consumo de productos que rompen los frenos de la convivencia, entre otros males. El éxito «Maldita Bulla» del dominicano Manny Malón, retrata bien el agotamiento de los que deben soportar las explosiones de decibelímetros, con poco remedio preventivo o curativo, aunque abunden las protestas, y las llamadas a la policía.

No obstante, ahora hay que lidiar con bullajes sobradamente peores, aún de carácter virtual, que proceden de la maléfica y estridente utilización de redes sociales activadas por Internet, amplificadas y masificadas con conexiones inalámbricas, al alcance de muchos. La gran invasión sin límites de lugares ni posibles restricciones de accesos, donde operan con impunidad los delincuentes del ciberespacio, falsificadores de identidades, piratas mercenarios de la información, ladrones financieros, igualados en el crimen cibernético con intrigantes de oficio, propagadores de noticias falsas, destructores de reputaciones, que cobran aplausos de consumidores del nuevo amarillismo de origen electrónico.

Por definición, el bullaje carece de signos positivos, pero tiene un atractivo especial para actores que muy pocos pagarían por verles o escucharles, en caso de tener que comprar boletos de entrada, o de un esfuerzo superior al de mirar la pantalla del dispositivo para superar aburrimientos. En cambio, la memoria de los aparatos, que les permite incontables repeticiones, a lo Narciso, al final les convencería de su extraordinario talento y posiblemente de la contribución al bienestar de los suyos, y del mundo entero, con ayuda de sus propios desvaríos, y la de otros frustrados que se refugian en la adulancia de quienes consideran superiores.

El bullaje nunca formó parte de una solución; al contrario, aumenta de volumen en situaciones críticas hasta hacerlas estallar, arrastrando de paso a los que prendieron la mecha. La catástrofe se transforma en hecatombe en Venezuela, donde de un lado existe una tiranía con bombas incendiarias, y del otro hay voluntarios con artefactos explosivos para apagar el fuego con más fuego. Como se trata de un país con petróleo, con el litro de combustible al menor precio en todo el mundo, quizá sea allí, de igual forma, donde haya más admiradores de Daddy Yankee, desde 2004, cuando se impuso con su estribillo de dame más gasolina, en el reguetón/rap con el que cierran los saldos de este sábado. Cuídense. Abrazos.

Oír narración completa y temas musicales editados

El artículo adosado forma parte de “SALDOS”, segmento de la revista “Estamos en el Aire”, transmitida a  las 3:00 de la tarde, cada sábado,  para el entretenimiento general a partir de saldos que deja la actualidad local e internacional. En ensayo audiovisual a título de catarsis del autor Josué D. Fernández A., a través  de Radio Rumbos 670am.en Caracas, Venezuela, , para participación directa  por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, por Twitter, @jodofeal, https://www.youtube.com/user/fernandezjosue o en https://comunicadorcorporativo.blogspot.com/

No deje de leer: Decretan estado de excepción en Chile por ola de vandalismo(Opens in a new browser tab)

Seguir Leyendo

Candy Crazy

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído