Los 100 dias de Lacava contra casi todos los pronósticos
Connect with us

Opinión

Los 100 días de Lacava

Publicado

on

Compartir
  • 4
    Compartidos

Ella dice…él dice…/ Los 100 días de Lacava: Por Sandy Aveledo y  Luis Eduardo Gallo.-Contra casi todos los pronósticos Rafael Lacava, con una campaña fuera de lo común, ganó el año pasado la gobernación de Carabobo, estado que se consideraba seguro bastión de los opositores al gobierno de Nicolás Maduro. Mucho se ha escrito sobre la sorpresiva victoria del candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV,) la derrota del candidato de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD,) y la pobre votación obtenida por otros candidatos de la oposición que no fueron seriamente considerados en una elección muy polarizada. Lo cierto es que el triunfo de Lacava generó muchas expectativas, sobre todo después que el ex alcalde de Puerto Cabello manifestara su disposición de ser el gobernador de todos los carabobeños. Pero, a poco más de 100 días de iniciado su mandato mucha gente se pregunta. ¿Qué ha hecho realmente el gobernador de Carabobo? ¿Ha cumplido o va encaminado a cumplir su oferta electoral? ¿Podemos evaluar de manera positiva los primeros 100 días de la gestión de Rafael Lacava en el gobierno?

Ella dice…

Pasados los 100 días del gobierno de Rafael Lacava son muchos los problemas de Carabobo y aunque a través del Instagram el gobernador carabobeño dijo que le gustaría tener una varita mágica para solucionarlos, la realidad es que no se han visto mejoras sustanciales en el transporte y otros servicios públicos que siguen colapsados, con racionamientos de agua y electricidad, hechos que han llevado al mandatario regional a decir que alguna mano peluda pudiera estar saboteando su gestión. Lo cierto es que la crisis en Venezuela es general, la peor de la historia de país, y se refleja tanto en Carabobo como en otras entidades federales azotadas también por la hiperinflación, la escasez y la inseguridad.

No puedo criticar la gestión del gobernador Lacava porque tiene poco tiempo en el cargo y muchos de los problemas que afectan la región son problemas nacionales que van más allá de sus competencias, sin embargo, quisiera menos show, menos redes y más contacto real con las comunidades. Rafael Lacava es un político carismático con una personalidad avasallante, -si lo sabré yo que nacimos el mismo día- pero le aconsejaría más humildad y menos sectarismo porque al final el éxito de su gobierno es el progreso de Carabobo.

Se dice que Lacava está formado un partido que se llamará “Venezuela te Quiero” para competir en las presidenciales del año 2024. Pero si quiere ser presidente tendrá primero que hacerlo muy bien en Carabobo. Si así fuere los carabobeños le estaremos agradecidos. [email protected] @SandyAveledoL

Él dice…

Rafael Lacava le ha impuesto a los primeros 100 días de su gestión de gobierno un estilo similar al de su pintoresca campaña electoral. Con su acostumbrada fanfarria el gobernador se aparece un día en la Ciudad Hospitalaria Enrique Tejera y otro en el Mercado de Mayoristas, tratando de mantener a raya a los delincuentes que revenden las medicinas enviadas al hospital y las mafias que especulan con la distribución y la venta de alimentos. Gobierno de calle, como dice Lacava, para quién debe resultar difícil tener que poner en evidencia el fracaso de su compañero del PSUV, Francisco Ameliach, considerado ahora como uno de los peores gobernadores que ha tenido el estado Carabobo.

A 100 días del gobierno de Rafael Lacava no se observan las prometidas mejoras en la prestación de los servicios transporte, agua y luz. Cierto que el gobernador ha hecho esfuerzos para resolver el asunto del transporte y no se ha quedado callado a la hora de denunciar públicamente la deficiente prestación de servicios públicos que dependen del gobierno nacional, como el agua y la energía eléctrica, pero los carabobeños necesitamos soluciones, no solamente buenas intenciones y reclamos. En cuanto a las áreas que son competencia directa del Gobierno de Carabobo, si bien resulta temprano para emitir una valoración de la gestión de Lacava el balance parece negativo. No voy a darle consejos. Presumo que tiene un programa de gobierno. Francisco Ameliach también lo tenía. En todo caso, por el bien de Carabobo espero, sin mayores esperanzas, que cuando termine su mandato Rafael Lacava no quede como su antecesor Ameliach y su compañero presidente Nicolás Maduro, en el creciente grupo de los pésimos gobernantes que  ha tenido nuestra atribulada Venezuela. @LuisEGalloG

No deje de leer: A supervisor jefe de Policarabobo lo mataron tres compañeros de armas

 

Auto Europe Car Rental

Opinión

Antonio Garbi, doble secuestro

Publicado

on

Compartir

Antonio Garbi, doble secuestro: Por José Luis Centeno S.-

La pena de prisión sin condena que cumple Antonio José Garbi González viene a ser; en la dialéctica revolucionaria, sombría expresión del chantaje judicial; hecho a la sociedad venezolana que, inoculado en la administración de justicia; dio al traste en nuestro país con el sistema adversarial acusatorio; “que murió hace tiempo y nadie ni siquiera le prendió una vela”, según el jurista Leonardo Pereira Meléndez.

Primero fue el padre de este joven preso político; lo secuestran y desaparece entre exigencias de sus captores, un doloroso episodio; acentuado por efectivos militares que no dieron con su paradero después de recibir ingentes sumas de dinero; requeridas para garantizar el éxito de un rescate trastocado en timo; al igual que la causa penal iniciada contra Garbi González en Carabobo; radicada en Aragua -la “guillotina judicial”- y en veremos en la Sala de Casación Penal del TSJ.

El infortunio vuelve a perturbar la tranquilidad del hogar de Antonio José; cuando más de veinte efectivos policiales protagonizan otro secuestro, el suyo; un hecho irrefutable desde que dormía pegado al techo en un calabozo del CICPC; superando la sarna con medicina para perros y extorsiones continuadas en la cárcel de Tocuyito; sumadas a riesgos de muerte y enfermedades tan preocupantes; como las anomalías procesales que lo han mantenido tras las rejas por más de cinco años.

Secuestros con precedentes

De ambos secuestros existen precedentes, cada día más; no obstante, las causas y efectos se desvanecen en la cotidianidad de calamidades; surgidas de la situación país, que en el área penal son mayores con las Salas del TSJ publicando decisiones; incluso enfrentándose entre sí, violando su propia resolución No. 001-2020;  tocante a la suspensión de los procesos judiciales, mientras expedientes como el de Garbi espera en Sala Penal decisión del avocamiento solicitado por el Ministerio Público.

Si en cinco años el Poder Judicial en Fase del Juicio Oral; la de “mayor relevancia del proceso penal”, ha sido incapaz de materializar;  “plenariamente la prueba” que dice tener en contra de este muchacho; y de concretar principios como los de la “contradicción y de igualdad procesal”; notoriamente estamos ante un secuestro, cuyos responsables, a diferencia del sufrido por su padre; están identificados e insisten en prologar el cautiverio con violaciones de derechos humanos.

Decir secuestro, suena alarmante, aunque no causa el impacto emocional de otros tiempos; menos cuando las trasgresiones a las garantías procesales parecieran ser norma consuetudinaria; con la tendencia a ser admitidas como tales por la sociedad venezolana, implicando el peligro; de olvidar a quienes se les afecta el bien jurídico de la libertad; en un entramado judicial con más aristas políticas que jurídicas.

En este contexto, el secuestro de Antonio José Garbi González, como el de tantos presos políticos; es un atropello judicial, parte de aberraciones procesales adversadas con la solidaridad y tesón; en exigir libertad para los encarcelados por motivaciones políticas, algo que sin duda surte efectos positivos pese al desgaste propiciado por la putrefacción del Poder Judicial.

ACN/@jolcesal

No deje de leer: Con el fuego iluminado de Prometeo

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído