Los absurdos de los polarizados | ACN Los absurdos
Connect with us

Opinión

Los absurdos de los polarizados

Publicado

on

La vulnerabilidad - acn
Compartir

Los absurdos de los polarizados: Por Luis Fuenmayor Toro.- Ir a una mesa de negociaciones con posiciones absurdas, que se traducen en planteamientos inaceptables por la contra parte, es declarar desde el inicio el fin de las negociaciones o, mejor dicho, decir que no se quiere negociar. Cuando el presidente de la Asamblea Nacional señaló su ya famosa hoja de ruta cometió el principal error de su política. El cese de la usurpación, que es como comienza el famoso 1, 2, 3, de Guaidó, significa decirle a Maduro que se tiene que ir porque es un usurpador, lo cual está bien como retórica politiquera, pero en absoluto tienen ningún sentido práctico en relación con el conflicto por el poder. Eso se le planteó a Chávez en 2002, cuando tuvo en su contra a la FANB y una parte de la población estaba en las calles exigiendo su salida, además del rechazo de una serie de organismos importantes como la Iglesia, las asociaciones empresariales, sindicales y gremiales más importantes, aparte de que el Presidente no controlaba en ese momento todos los poderes.

De hecho el TSJ de entonces hizo inhibirse a su Presidente por haber adelantado opinión, para luego asumir una de las sentencias más disparatada  que se haya visto: dictaminó que no había habido golpe sino un vacío de poder, algo imposible según nuestra Constitución. Recuerdo estas cosas para que mis lectores se den cuenta que las argucias legales no son potestad del chavecismo, lo fueron también en aquel momento unos “honorables” magistrados, que aprendieron derecho constitucional en el mismo sitio donde lo estudiaron quienes hoy nos gobiernan (Ejecutivo, TSJ, CNE, Ministerio Público y Defensoría del Pueblo) y quienes desde la Asamblea Nacional (AN) pretenden gobernarnos. Estos últimos mantienen a Juan Guaidó como “Presidente de la República” y al mismo tiempo como Presidente de la AN, un exabrupto que violenta en la forma más grave la división republicana de poderes. Guaidó es el hombre constituyente y compite con la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y Diosdado en este aspecto.

Con una “pistola en la cabeza” se obligó a Chávez a renunciar y entregarse. Y así se quisiera hacer con Maduro, sólo que las circunstancias son distintas: no hay pistola todavía. Chávez en 2002 tenía gran apoyo popular; de hecho las manifestaciones de ese pueblo tuvieron su impacto en el desenlace final a su favor, a lo que ayudó mucho la enorme insanía mental de los golpistas. Hoy, Maduro no tiene respaldo popular pero tiene lo que a Chávez no tuvo en 2002, apoyo total de la FANB y control de todos los poderes, incluso el legislativo, ya que declararon a la AN en desacato y eligieron una ANC que hace sus veces. Es absurdo entonces plantearse que Maduro debe salir si no se tienen la pistola u otra forma de obligarlo. En sana lógica, es una posición destinada al fracaso. Maduro está contra la pared, pero aún está lejos de ser derrotado. Insistir en el cese de la usurpación es cerrar cualquier salida pacífica y constitucional a la crisis actual, a menos que haya presiones en ese sentido de los aliados del gobierno.

Lo señalado significa que los absurdos no importan si quien los realiza es mi gente, pero si esos absurdos fueran de mis oponentes serían totalmente inadmisibles y condenables. Otra cosa que se puede extraer es que la Constitución vale y se respeta si me favorece, pero si favorece al contrario hay que pasarle por encima, dejarla de lado. El gobierno lo ha hecho muchísimas veces: al violentar el debido proceso policial y judicial, al someter a los detenidos a tratos crueles y torturas, al permitir que los asesinos encapuchados de la FAES maten jóvenes en barrios pobres citadinos, al declarar en desacato a la AN, al convocar a la ANC y al darle carácter supra constitucional y plenipotenciario. La oposición de la AN lo hace al pretender aplicar el TIAR para invadir al país, al solicitar una invasión por tropas extranjeras, al hablar de un gobierno de transición no electo, al propiciar golpes de Estado, al asumir las funciones diplomáticas del Ejecutivo y al despojar a la nación de sus activos en el exterior, entre otras muchas.

La ruta Guaidó es producto del inmediatismo, que ese sector opositor ha venido mostrando desde 2001, y que ha estado presente a lo largo de estos 20 años de chavecismo. El orden de las acciones debería ser diferente: elecciones libres, cese del gobierno de Maduro y establecimiento de un nuevo gobierno, que obligatoriamente será de transición entre lo que hay y lo que sería necesario que hubiere. Para lograr esta lógica ruta se debería iniciar con el cumplimiento de todo lo necesario para designar un nuevo CNE, según lo establecido en la Constitución Nacional, que sea aceptado por todos y genere confianza por su imparcialidad, capacidad y profesionalismo, y que pueda desempeñarse como un poder totalmente independiente. Este es el aspecto principal a resolver, para iniciar el camino de salida de la crisis; los otros son aspectos de mucha menor jerarquía.

ACN/LFT

No deje de leer: La Casa Blanca ofrece garantías a Maduro para que se vaya(Opens in a new browser tab)

Opinión

Los Soles, Los Enanos y el doctor Calderon Berti

Publicado

on

Compartir

Los Soles, Los Enanos y el doctor Calderon Berti: Por Luis Velázquez Alvaray.- El diario ABC de España ha publicado una noticia escalofriante, que reitera la sospecha que muchos han señalado en los últimos días. El Dr. Calderón Berti, muy de provincia habló de “cucutazo”; pero en su rebuleo, olvido decir, lo que señaló el diario español. En la embajada venezolana se preparaba un nuevo “bogotazo”.

Cuando muchos ya casi planteaban postular al Dr. Calderón Berti al premio nobel de la paz;  después de aquella rueda de prensa, posterior a su destitución por el Presidente Guaidó, se dibujó en las cámaras un nuevo mártir;  más inocente que la niña del clima Greta Thunberg. Dijo además, que el responsable de su salida era Leopoldo López, quien no puede defenderse, primero preso, torturado, y ahora refugiado en una embajada.

De preso del régimen Castrochavista;  López, en palabras del Dr. de marras, pasó  a ser un traidor y carne para los fusiladores tuiteros;  unos del G2 cubano y otros que quieren pescar en las oscuras aguas del charco Venezolano;  para ver a quien desprestigian o acusan sin prueba alguna. Es fácil meterse con alguien que ahora no puede hablar, para contestar semejante charlatanería.

Es tan grave el cucutazo, -que debe investigarse y castigarse-, como la conducta del ex embajador  que hoy teje una atarraya desilusionadora, al reconocer  que se reunió con dos personajes, que  no  tan iguales a los demás;  que recibía  en su oficina diplomática, en tardes y noches frías, como suelen ser estas en la capital colombiana.

El Dr. Calderón Berti se reunió con un representante del cártel de los soles;  enviado desde la constituyente por su máximo jefe;  en secreto, sin que el gobierno que representaba lo supiera, y no se percató que era el famoso capitán Aguilera; dice ABC”, emisario nada más y nada menos que de Diosdado Cabello, número dos del régimen; Vladimir Padrino, ministro de defensa; y Maikel Moreno presidente del tribunal supremo… y en una serie de encuentros planificaron;  una junta constitucional de transición”(ABC. ES. 07/12/2019). Cerradas las comillas.

Aquí cabe una suposición. O el Dr. Calderón Berti no ha leído la prensa desde el año 2004, cuando se denunció a “la banda de los enanos”;  como el grupo que acabaría con la democracia en Venezuela;  no creyendo casi nadie en esa afirmación y que derivo luego en una ramificación denominada “los soles”.

Se deduce, o el Dr. Calderón Berti es muy ingenuo;  o cree que el resto de venezolanos son bobos. Es lo que se concluye cuando explica su reunión Con el mensajero Carlos Aguilera Borjas, “ex jefe de inteligencia venezolana, ex guardaespaldas de Hugo Chávez;  y hombre de la entera confianza de Cabello y de Gustavo González López (ex jefe del Sebin), se reunió con Calderón Berti para iniciar las conversaciones y proponerlo a él como la figura idónea para asumir la transición”. Cierro otra vez comillas, op.cit Dr. Calderón.

El Sebin Castrochavista señor exembajador, es el que tiene preso a quien usted atacó, sin justificación alguna. Es el que mantiene en un oscuro calabozo, y tortura al diputado Requesens, asesino al concejal Alban y mantiene más de 400 presos políticos en mazmorras comunistas. Son los mismos que fusilaron a Oscar Pérez y un grupo numeroso, cuyas fotos han salido a la luz pública.

Es decir, usted estaba conversando con los asesinos y torturadores del régimen, con los representantes de empresas criminales de la droga, con los enanos que han manipulado la justicia y han sentenciado inocentes en los últimos 15 años, que absuelven a los pandilleros colectivos.

Parece grave en un embajador del gobierno que tiene que sustituir esta maraña mortal. No se imaginó usted gobernando, en la junta, con la cúpula asesina representada entro otros por Padrino López. Con Maikel Moreno, un ex convicto convertido en presidente del tribunal de la tiranía. Nunca pensó que el futuro del país no puede seguir en manos de los criminales impulsados desde cuba.

Es usted tan quimerista Dr. Calderón, para no reflexionar por un segundo, que estaba reunido con el diablo que nos ha destruido. Qué respuesta le dará a muchos tuiteros y destacados líderes políticos, que ahora pensarán  como queda su seriedad, su diplomacia y su alta representación de lo mejor del país. Con todo respeto Dr Calderón creemos que Venezuela está confundida y nunca se imaginó a Usted sentado con los representantes de esa gente.

No deje de leer:Acusan a Motta Domínguez de lavado de dinero en Miami(Opens in a new browser tab)

Seguir Leyendo

Candy Crazy

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído