Sobre el supuesto magnicidio y sus repercusiones | ACN
Connect with us

Opinión

Sobre el supuesto magnicidio y sus repercusiones

Publicado

on

La vulnerabilidad - acn
Compartir
  • 2
    Shares

Sobre el supuesto magnicidio y sus repercusiones políticas y sociales: Por Luis Fuenmayor Toro.- El martes 14 de agosto de 2018, en su sede en El Bosque, Caracas, el Comité Directivo de la Concertación por el Cambio discutió amplia y profundamente la situación política actual, luego de la ocurrencia del supuesto atentado de la Av. Bolívar. El resultado de la discusión dio origen al documento que transcribo a continuación, clara expresión del consenso unánime de los presentes.

“Condenamos sin ambages el acto terrorista ocurrido durante la conmemoración oficial de un nuevo aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana, realizada en la Avenida Bolívar de Caracas, independientemente de quienes fueron sus gestores y de cuáles fueron sus propósitos, cuestiones aún no suficientemente esclarecidas. Reprobamos la forma poco profesional, muy manipulada y publicitaria, con las que se han llevado a cabo las investigaciones policiales y judiciales, condiciones que han gravitado negativamente sobre la credibilidad de las mismas, lo que sigue manteniendo en la penumbra y la confusión lo ocurrido.

Objetamos y censuramos el escenario de violencia que se ha instalado en el país, como producto de una política consensuada entre el Gobierno y ciertos sectores de la oposición, que permitió la instalación de un escenario de polarización política extrema donde el objetivo, por lo menos declarativo, ha sido el exterminio del adversario.

Rechazamos y enfrentamos decididamente las causas políticas y sociales que nos han conducido y nos mantienen en ese escenario de violencia creciente, siendo la más dañina y perversa la violencia política del terrorismo y del atentado. Señalamos al Gobierno como el principal responsable de dicha violencia, desde la que se ejerce en forma implacable y permanente contra la ciudadanía, agredida por la escasez, la hiperinflación, la devaluación, la ausencia de servicios, la inseguridad personal, hasta la que se genera en el enfrentamiento de las lógicas y necesarias protestas de la población en sus luchas reivindicativas (enfermeros, profesores, trabajadores en general, campesinos y otros), así como la que se ha desatado contra la oposición política, que va mucho más allá de ser una simple consecuencia de las acciones de sus grupos radicales, a quienes también condenamos en sus intenciones de hacernos recorrer una senda distinta de la pacífica, constitucional y electoral.

Sólo la realización de una investigación profesional independiente, que respete la Constitución, los DDHH y el debido proceso, puede generar la credibilidad necesaria en la población, y el Gobierno no parece ser el indicado para dirigirla, pues ha pervertido el sumario procesal, al presentar las declaraciones de varios de los detenidos por televisión como si se tratara de un circo o de un espectáculo de naturaleza pública, donde además fue clara la ausencia de abogados y fiscales del MP. Exigimos la creación de una Comisión Plural de Investigación, en la que queremos participar, con el fin de llegar a la verdad de lo sucedido. Si el Presidente solicitó la ayuda del FBI, organismo policial de uno de los países acusado de ser parte de la generación del hecho señalado, seguramente aceptará que sea una comisión integrada por venezolanos, la que se ocupe de coordinar las pesquisas. Sólo así tendrá credibilidad y aceptación nacional e internacional el informe final que se produzca, algo muy conveniente al gobierno, a la oposición señalada como participante del hecho y sobre todo a la nación venezolana.

Por último, rechazamos la violación de la inmunidad parlamentaria de los diputados afectados, independientemente de su presunta participación en el hecho terrorista ocurrido. Condenamos de manera enfática la humillación pública de cualquier ciudadano, situación monstruosa ocurrida en el caso del diputado Requesens y la ilegal presentación pública de sus declaraciones. En la lucha política más beligerante, en la guerra incluso, se debe mantener posiciones éticas y de honor, por lo que es inaudito que el Gobierno haya caído en bajezas como las ocurridas. Y esto tiene que ser así, sin importar si se es o no reo del delito que se investiga y se juzga.”

No deje de leer: El 1º de septiembre entra en vigencia salario anclado al Petro

Opinión

El doctor Vargas y Carneiro

Publicado

on

La tortura - acn
Compartir

El doctor Vargas y Carneiro: Por Luis Velázquez Alvaray.-  La Tiranía Chavista no deja de sorprender. Su intención de tierra arrasada no se para en nada. El Comandante de esta guerra particular se llama Carneiro, un sibilino, y su víctima el Doctor José María Vargas, un civilista.

Vale la pena referirse a los hechos históricos.

El Doctor José María Vargas, es un destacado ejemplo libertario, que causa envidia a los usurpadores de turno, ignorantes y carentes de escrúpulos.

El sabio Vargas, un prestigioso médico, fue el primer Rector de la Universidad Central de Venezuela, y el primer Presidente Civil de la República de Venezuela.

En el terremoto de 1812, asumió su tarea como cirujano, demostrando ante la tragedia pericia profesional y grandeza espiritual. Recibió certificaciones internacionales en Anatomía, Cirugía y diversas especialidades médicas, que combinaba con profundos conocimientos en Química y Botánica. Fue el modernizador de los estudios médicos en el país, investigador reconocido en todos los confines.

El Doctor Vargas, como Rector, incorporó los conocimientos de la época. Abrió al pueblo las puertas de la Universidad, a tal punto que hasta hoy la tiranía no ha podido cerrarlas.

Los ucevistas siempre hemos reconocido en el Doctor Vargas su esfuerzo titánico para que muchos venezolanos, estemos orgullosos de nuestra Alma Mater. Fundó la Sociedad médica, gran pensador que ayudó a organizar la idea de un país libre y fue albacea del testamento del Libertador Simón Bolívar. Sí del Libertador, de cuya memoria abusaron traidores como el mentado Carneiro.

Fue electo Presidente de la República, en elecciones limpias y transparentes, con el 60% de los votos en el año 1835. Caudillos militares lo persiguieron y apresaron. Es tradición de estos tiranos esconderse en un uniforme militar para cometer sus fechorías. La bota infame sigue pisoteando al Doctor Vargas y toda la grandeza que su memoria significa.

Quien propone cambiar el nombre de Vargas a su estado, es un personaje de bajos fondos, usurpador de la gobernación y cuya única proeza militar fue zozobrar en un yate en las cercanías de la Guaira, episodio que todavía se recuerda, ya que fue rescatado para someterlo a una cura antialcohólica, que todavía espera sus efectos. Bajo su usurpador mandato, acabó con la infraestructura turística, con los servicios hospitalarios, es un estado escombro, sin agua, sin electricidad, un Gobierno conducido por un personaje oscuro, confuso, con  deslave cerebral, donde las decisiones obedecen a las programaciones etílicas de este esotérico e impreciso, que además, ha convertido el puerto en principal arteria del narcotráfico y el contrabando.

La transgresión moral de este impostor no tiene límites. Es una vergüenza para los ejércitos modernos. Un desafío a la ética y un bombardeo al pensamiento. Insulto a la moralidad militar, salvajismo que Chávez engendró y dejó como nefasta herencia.

La Democracia está herida. La Asamblea Nacional, único poder legítimo en la sociedad venezolana, seguramente levantará la voz del Doctor José María Vargas. La Universidad Central de Venezuela es un eco de grandeza patriótica, y reivindicará su legado y su dignidad.

El Doctor Vargas llegará en el Barco de la Libertad y desplegará a los cuatro vientos:

“El mundo es del Hombre Justo y Honrado”.

No deje de leer: Liberado el diputado opositor Gilber Caro

Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído