Malandros contra malandros: anarquía total - ACNMalandros contra
Connect with us

Opinión

Malandros contra malandros: anarquía total

Publicado

on

Compartir

El único rango válido es ser malandro.

Desde el Exilio/Malandros contra malandros-anarquía total: Por José Gregorio Briceño Torrealba.– Patas arriba está todo en Venezuela; especialmente la institucionalidad pues ya no se sabe quién tiene el mando en sus manos.  Aparte de todo el desastre con los servicios; el dinero, la productividad, la salud, la gasolina que ya es un solo mazacote de desgracia; todo está confuso y nublado en las alturas del poder; maligno pero poder al fin; las jerarquías no existen, el único rango válido es ser malandro.

Con medallas, con o sin uniforme, el malandro del barrio o el ministro; todos los allegados a la red criminal creada para entregar nuestra soberanía; a los creadores de esta debacle y delinquir a sus anchas con nuestras riquezas; están carcomidas por la tolerancia e instigación de los herederos del hoy felizmente difunto Galáctico.

Ser malandro entonces es condición sine qua non para destacar; en esta mafia que destruyó la vida a miles de familias venezolanas; ahora desperdigadas por el mundo o aquellos hermanos deshilachados con restos apenas de vida aún en el país.

Una piedra en el zapato para narcotiranía

Se ha vuelto común por estos tiempos que los nuevos amos del poder; mantengan en zozobra a Caracas y cada vez que quieren paralizan; estremecen y ponen en jaque a sus antiguos jefes; ahora sometidos para algún ajuste de cuentas; como los hacen los de su especie, los malandros. Con la aclaratoria que uno de ellos se le ha enfrentado al que usurpa la banda presidencial; a uno de sus creadores y eso es otra piedra en el zapato para la narcotiranía.

El pasado martes fue otro episodio de terror; ocasionado nuevamente por esta creación del régimen, el jefe del colectivo;  y «líder» de la zona de paz del barrio de la Cota 905 en la capital venezolana; llamado Carlos Luis Revete, alias «El Coqui», al intentar asaltar una estación policial; con un tipo de armamentos que no son gomeras o chinas; son armamentos pesados o de alto calibre utilizado en guerras como fusiles de asalto FAL; AR 15, AFA y AK 103. Armas que cierto les fueron dotadas por los jefes a quienes hoy enfrentan.

La confrontación fue demasiado dispareja; porque los «colectivos de paz» tenían holgadamente mayor capacidad de fuego que los cuerpos de seguridad. El resultado del enfrentamiento fue un policía muerto de nombre Edgar Palacios y dos heridos. Es importante destacar que hace menos de un mes los mismos «Colectivos de Paz»; asesinaron a dos Guardia Nacionales que pasaban por el frente del barrio de la cota 905;  y ni siquiera los militares activaron un operativo para detener a los delincuentes;  porque ese barrio es un santuario, una zona de paz.

Controladores de estallidos sociales

Tenemos que recordar al famoso jefe de  los colectivos de paz llamado Wilexis en Petare que tuvo por una semana en jaque a todos los cuerpos policiales en dicho barrio. Eso son los más reconocidos en el área metropolitana pero en todos los estados hay esta suerte de justicieros y controladores de estallidos sociales como lo han afirmado Nicolás Maduro y Diosdado Cabello quien los dirige y protege como descaradamente se evidenció con la masacre de Óscar Pérez y su gente.

Es muy evidente quienes los armaron y quienes los protegen con el objetivo de defender la revolución y ahora se están viendo las consecuencias.

Indiscutiblemente es una política de estado y para muestra un botón, recuerden que recientemente desde una cárcel del estado Táchira se pronunció la ministro Iris Varela con el protector del Táchira, Freddy Bernal y afirmaron que ellos tenían 40.000 delincuentes armados en las cárceles para defender la revolución.

Los venezolanos estamos viviendo un verdadero holocausto, al tener un narcorégimen que mata y desaparece al que se le oponga por un lado y por el otro lado tenemos a esos mismos especímenes extorsionando, asesinando, violando y son protegidos por Diosdado, Iris y todos sus narcobandoleros.

Los modernos Robin Hood y sus íntimos

Lo insólito de toda esta descomposión o pérdida de valores es que algunos barrios; entre ellos la cota 905 hacen tremendas fiestas con artistas internacionales en plena pandemia;  y la mayoría del barrio están felices con estos «regalos» de sus Robin Hood;  y se sienten más protegidos con los colectivos que con los cuerpos policiales de la tiranía;  cosa que  han declarado en reiteradas oportunidades.

También debemos recordar aquel famoso video en donde los militares y dos ministros;  le piden permiso a Valentín Santana para entrar al barrio; ese delincuente con 5 órdenes de aprehensión por asesinato, extorsiones y violaciones; y es el jefe del colectivo la Piedrita del 23 de Enero.  Para más señas, muchos de los  miembros de la banda de El Coqui forman parte del entorno directo de ministros; según investigaciones de la periodista Ibéyise Pacheco, los hermanos Delcy  y Jorge Rodríguez;  son íntimos del segundo a bordo de esta pandilla de malvivientes y es quien les provee seguridad.

Recuerdo que antes de llegar Chávez al poder y asesinaban algún efectivo policial, sus compañeros no podían regresar al comando hasta dar con el paradero de los delincuentes y era casi un punto de honor, hoy vemos todo lo contrario, los mandan a hacer las pases con los colectivos criminales. Pudimos conocer a través de las redes sociales que los efectivos de Policaracas están renunciando por la falta de solidaridad de la tiranía al no permitir enfrentar a los colectivos criminales.

En medio de esta guerra entre alimañas, aparece una noticia que celebro y es el cambio de sitio de reclusión del rehén del gobierno, diputado Juan Requesens, a quien le otorgaron casa por cárcel, es un mínimo alivio porque así está con su familia y el sufrimiento es más llevadero aunque el atropello sigue y la justicia no existe.

Repito y repito desde la cárcel del exilio, no veo otra opcion, los venezolanos tenemos que estar bien claros, para poder acabar con el hampa o delincuencia en Venezuela, tenemos que sacarlos primero de Miraflores. Sin miramientos , con fuerza militar aliada y sin perdón de nosotros y confiando en la Justicia Divina que castigue tanta saña y dolor contra un pueblo; con muchas esperanzas en el pronto desenlace para nuestra libertad les ofrezco mi denuncia con lo que me queda: LA PLUMA Y LA PALABRA

@josegbricenot  – Facebook: José Gregorio El Gato Briceño – gatobriceno.blogspot.com – Fuente: http://gatobriceno.blogspot.com/2020/08/malandros-contra-malandros-anarquia.html

No deje de leer: Distanciamiento político entre MCM y Guaidó

Auto Europe Car Rental

Opinión

Un patrón más amplio de violaciones

Publicado

on

Compartir

De la Sotta, la ONU, los Guevara y “un patrón más amplio de violaciones”: Por José Luis Centeno S.-

“Ya tiene 28 meses en los sótanos de la DGCIM sin juicio”; me comentó Molly refiriéndose a su hermano, el Capitán de Navío Luis de la Sotta. “Es el caso 13 del informe de la Comisión de determinación de hechos”, agregó, abriendo el dictamen; que el régimen pretende invalidar con gestiones ante legaciones diplomáticas;  y declaraciones públicas del Canciller, el Fiscal General y el Defensor del Pueblo.

El Caso 13

El “CASO 13”, “ilustra… un patrón más amplio de violaciones”; según el ítem “763” de las “Conclusiones detalladas de la Misión internacional independiente; de determinación de los hechos sobre la República Bolivariana de Venezuela”; presentadas el 16 de septiembre de 2020 en el Cuadragésimo quinto período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

En el marco de ese “período de sesiones”; Los Guevara cumplieron “15 años y 10 meses de injusta prisión, años de continuas y sistemáticas violaciones a sus derechos humanos”; sostiene la Dra. Jackeline Sandoval, quien desde noviembre de 2004 viene denunciando que en el caso de Otoniel, Rolando y Juan Guevara:

“…se cometió arresto y detención arbitraria, así como desaparición forzada…; torturas y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes”; además de sostener que las condiciones de detención de sus defendidos “equivalen a una violación de la prohibición de la tortura;  y los tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes”.

Las palabras citadas son extractos de los ítems “795” y “797” de las “Conclusiones” atinentes al “CASO 13”; coincidentes con señalamientos de Sandoval respecto al patrón de violaciones de derechos humanos; denunciado por ella durante “15 años y 10 meses”; corroborado en el seno del Consejo de Derechos Humanos, un patrón que adquirió otros matices; y de allí que actualmente sea “más amplio”, pero igual de cruento.

Prácticas ilícitas de aprehensión, interrogatorio y reclusión

Al igual que en el caso de los #comisariosguevara, existe “Falta de investigación de las alegaciones de tortura” en “el Caso 13: Capitán Luis de la Sotta”, como ellos, el oficial naval desde el 18 de mayo de 2018, cuando agentes de contra inteligencia fuertemente armados se lo llevan a la fuerza de su sitio de trabajo, vio ensombrecer el debido proceso con prácticas ilícitas de aprehensión, interrogatorio y reclusión.

Luis de la Sotta fue privado de libertad junto “al menos 30 oficiales militares y 2 civiles” que la DGCIM detuvo “durante el mes de mayo de 2018”, por una supuesta conspiración contra el Gobierno y que fueron acusados “de los delitos militares de traición, instigación a la rebelión militar, motín, y delitos contra el decoro militar”.

Al día de hoy, luego de un abrupto traslado, el Capitán de Navío tiene por sitio de reclusión un sótano que llaman “La Casa de los Sueños”, no es contradictorio si tomamos en consideración que también existen sueños aterradores, de esos que se convierten en pesadillas, como la vivida por este preso político y su familia en “28 meses”.

Una pequeña muestra de esa pesadilla, contenida en el ítem “778” de las “Conclusiones detalladas” antedichas:

“El Capitán de la Sotta fue detenido en régimen de aislamiento. Oficiales de la DGCIM a cargo de la custodia no le permitían usar el baño, por lo que a menudo dormía con sus propios excrementos. Fue golpeado y asfixiado con una bolsa de plástico, y recibió amenazas contra su familia.”

Mucho antes del brote de COVID-19, De la Sotta estaba en “aislamiento”, “severo”, incomunicado, decirlo es redundar en un hecho denunciado por su hermana, Molly de la Sotta, ante medios de comunicación y las más encumbradas instancias nacionales e internacionales. De hecho, “El 21 de julio de 2020, la madre del Capitán de la Sotta presentó una queja al Ministerio Público sobre las condiciones de detención de su hijo.”

Las autoridades, militares y civiles, parecieran hacer pasar por alto que la “prisión preventiva”, solicitada de forma irregular el 19/05/2018 por la Novena Fiscalía Militar Nacional al Tribunal Militar Primero de Control, el cual la acordó, al extenderla indefinidamente constituye un claro indicio de denegación de justicia, precisamente el hecho que quieren negar en la cruzada diplomática del trío gubernamental.

Un detallito para finalizar. “El Capitán de la Sotta tiene la ciudadanía venezolana y peruana”, no obstante, luce improbable que los cruzados del régimen recurran a la delegación diplomática peruana, pues “la DGCIM le ha negado el acceso a la protección consular a pesar de las numerosas peticiones de la Embajada de Perú.”

ACN/@jolcesal

No deje de leer: Dólares en Venezuela: Pasos para identificar los falsos

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído