¡Me van parando la risita! - ACNMe van parando la risita, con ddedicatoria
Connect with us

Opinión

¡Me van parando la risita!

Publicado

on

Me van parando la risita - acn
Compartir
  • 1
    Compartir

¡Me van parando la risita!: Por Josué D. Fernández.-  Con dedicatoria al atleta merideño de 19 años Yoel Finol, recién galardonado con medalla de plata olímpica de Río 2016, por reasignación esta semana, en boxeo de 52 kgs., y  medalla de oro de los 56 kilogramos en los XI Juegos Suramericanos de Cochabamba, Bolivia, 2018.

Como se ha vuelto habitual en contra de ancianos venezolanos, cuando al maltrato se le añade la ofensa, con risita burlona incluida, el plato queda servido para la peor reacción inmediata, la cual pudiera aumentar con resentimiento acumulado, si la agresión fuera prolongada. Ese tipo de deuda pareciera que nunca será presentada al cobro por falta de memoria, o por debilidad de los afectados a fuerza de palos; pero también pudiera chocar con la sorpresa de vuelta de un buen puñetazo a la cara, de parte de un hijo o de un nieto en mejores condiciones físicas y anímicas. Tratándose de atropellos oficialistas, resultaría urgente un S.O.S. al general Carlos Soublette, del lapso único de las charreteras dignas, quien dejó bases a este respecto en los comienzos de la República, y de las que habrá comentarios adicionales hacia el final.

El cuento de los abusos a los mayores, que es el tema hoy, por lo general ocurre cuando aparecen pendejos que creen que los viejos nacieron con arrugas, canas y achaques porque llegaron directo a la vejez, sin pasar primero como cualquiera por la infancia, la adolescencia, la juventud adulta, y contar además con hijos y nietos dispuestos a dar la pelea para defenderles. Aquellos necios piensan igualmente que nunca les llegará su turno de envejecer, y de cargar con los padecimientos insalvables de la edad.

Los cuentos de abusos a la gente mayor asimismo llevan en el reverso el de los otros a los que les llegará el tiempo del pelo blanco sin darse cuenta, aunque demoren en aparecer,  pero ahora se sentirían muy seguros con la «risa que no es de loco» tal lo advertía Héctor Lavoe, en lección aparentemente difícil de aprender, aun para él por su vida con distintos tropiezos.

Ciertamente se dan casos de individuos con risa de locos, aunque no lo estén, la cual les viene de hacer maldades a indefensos, entre los que prefieren a las mujeres, los niños y a los de más edad.  Una clase de semejante calaña integraría la dictadura venezolana con la imposición a los abuelos de madrugar para cobrar su pensión en papel moneda, sabiendo que será casi imposible por restricciones a la liquidez monetaria circulante decretadas por el propio régimen.

El castigo se extiende al tener que cobrar por partes, en situación “superinflacionaria”, y entre uno y otro pago los precios suben aceleradamente, y se pierde totalmente la capacidad de consumo de la escasa pensión de los jubilados. Ya se registran muertes por infarto y suicidio entre los sometidos a esas torturas, que no soportan el yugo de la dictadura. La burla de los funcionarios alcanza el colmo imaginable al enfrentar con perdigones y gases tóxicos a quienes se atreven a protestar tamaña injusticia. Este capítulo se repite cada mes, entre risas burlonas al pobre pueblo desvalido.

El S.O.S. a Carlos Soublette es urgente en estas lamentables circunstancias en las que vale recordar que “La república no se perderá porque el pueblo se ría de su gobernante. La república podrá perderse cuando el gobernante se ría de su pueblo”, a decir de ese meritorio militar, postulado a la presidencia de la República en 1834, asumiendo el cargo en dos ocasiones. En su faceta de humorista, el gran Simón Díaz, inmortalizaría en «la rueda de prensa» una mofa en democracia de los encuentros periodísticos del presidente Luis Herrera Campins, entre 1979 y 1984. Oigamos el vacilón en el que se menciona al ilustre Coromoto Álvarez, famoso acompañante de «Estamos en el Aire».

Ensayo audiovisual para público de pregrado, disponible en la voz del autor, en colección de Josué D. Fernández, con temas musicales editados, más cortos, al pinchar en:

El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, encartado del programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, canal de catarsis del desconcierto de su autor, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://www.radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, a Josué Fernández, @jodofeal, por canal personal de YouTube, o aquí en  www.comunicadorcorporativo.blogspot.com

No deje de leer: Estos son los 11 países que permitirán entrar a venezolanos con sus documentos vencidos (video)

Auto Europe Car Rental

Opinión

Libano y Venezuela tan lejos y tan cerca

Publicado

on

Compartir

Líbano y Venezuela: tan lejos y tan cerca: Por Luis Velázquez Alvaray.-

A pesar de la distancia geográfica 10.739 km entre Venezuela y Líbano; el terrorismo no tiene parámetros y es capaz de instalarse en cualquier parte;  y victimizar poblaciones completas, bajo el hilo ensordecedor de la violencia.

La explosión de 2750 toneladas de amonio no es casual. En los países que padecen este horror, cualquier cosa es posible.



Son culturas totalmente distintas, pero se cruzan en el quehacer analítico muchas similitudes. El Líbano fue un país modelo para las democracias del mundo. Con instituciones fortalecidas en medio de problemas, pero superables cuando se apalancaban procesos democráticos; como sucedió en ambos países, en aquellos años de respiro libertario.

Cien mil niños desaparecidos en Libano

Contaron con recursos para diseñar un gran futuro.  Hoy el Líbano y Venezuela, empujan a la muerte;  a miles de menores de edad, que son desplazados a vivir en condiciones infrahumanas. Valga un ejemplo: durante la reciente explosión;  han desaparecido mas de cien mil niños y millones han quedado sin hogar.

En Venezuela durante la explosión castrochavista la tasa de desnutrición infantil alcanza el 75%, 1.7 millones menos de niños en edad escolar, 4 millones de niños que se le niega la escuela, desnutrición infantil crónica. Allá fue el amonio y la violencia. Aquí la destrucción de los nuevos colonizadores comunistas.

Ambos países edificaron centros sanitarios para atender a sus respectivas poblaciones, hoy todas las estructuras hospitalarias están destruidas. Han preferido armar tropas de bandoleros, que entregar salud a la población; igual con los sistemas educativos en ruinas, generadas por ideologías que solo les alimenta la violencia y que no les interesan que las mayorías se eduquen como sucedió en el pasado, abriendo paso a una floreciente clase media, que calibró positivamente el desarrollo de la sociedad.

Poseían aparatos productivos autosuficientes, hoy están azotados por la violencia política y el narcotráfico, no tienen capacidad ni para importar alimentos, ni productos básicos de subsistencia. Unido al colapso económico, coinciden en el caótico proceder ante la pandemia, que cobra mayores víctimas, cuando no hay alimentos, viviendas, agua, combustible.

Una crisis dentro de otra crisis

Es como se ha señalado: “una crisis dentro de otra crisis”. Un infierno. La sociedad libanesa está exhausta tras varios meses de represión gubernamental contra la Juventud beiruti. Otra extraña coincidencia: Venezuela vive la más profunda y selectiva represión de su historia. Al mando de grupos paramilitares del eje totalitario. Se tortura, se asesina y se encarcelan políticos y militares, sin respeto alguno a los derechos humanos. Víctimas de la ferocidad cubana y militares comprados con el dinero de la droga, cometen los más horribles crímenes de lesa humanidad.

El Líbano y Venezuela se han convertido en un polvorín, y allí se destaca la coincidencia mayor. En ambos Estados fallidos actúa sin ningún límite el grupo forajido más peligroso del mundo: Hezbolá.

Son ellos los que ordenan. No es de extrañar que cargamentos de nitrato de amonio estén en Venezuela, ya que las 2.700 de la explosión pertenecen a personas vinculadas a esta banda. Se han decomisado toneladas en Alemania, Reino Unido, destinadas a operaciones violentas, ya que es un explosivo de gran volatilidad. Con sus operaciones en Venezuela está en peligro toda la región, como sucede en el Líbano contra Israel y otros países acechados por Irán, quien realmente es la columna vertebral de este paraejército mundial.

Amenaza colonial en perspectiva

En el Líbano, tienen ministros, en Venezuela también. Tienen corredores aéreos con Irán para transportar armamentos y explosivos. Poseen gran fortaleza financiera con la organización Estatal traficando drogas y realizando saqueos en todo el mundo.

¿Cómo pueden el Líbano y Venezuela librarse de estas estructuras criminales, si controlan el aparato estatal y son protegidos por la república islámica de Irán, que unifica además a los grupos guerrilleros, a los cubanos, a los rusos, a los chinos y a todos los insurrectos nostálgicos que han conseguido su campo de operación?

Sí el mundo democrático no interviene con su poderío militar, vendrán nuevas colonias. En la mira próxima: Colombia, Chile y el resto de democracias.

Ya lograron apresar al paladín de la lucha por la libertad en Colombia, Presidente Uribe Vélez; sacaron a 5 millones de venezolanos, destruyeron a Chile y en general arrinconan a los demócratas. Ojalá mañana no sea tarde.

ACN/lva

No deje de leer: Tapabocas que SI funcionan

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Auto Europe Car Rental

Sucesos

Lo más leído