Cuatro mujeres fueron nombradas como consultoras en el Sínodo
Connect with us

Internacional

Cuatro mujeres fueron nombradas como consultoras en el Vaticano

Publicado

on

MUJERES EN EL SÍNODO- acn
Compartir

El papa Francisco, nombró a cuatro mujeres como consultoras en la secretaría general del Sínodo de obispos; la primera vez que ocupan este cargo de la Iglesia católica, informó hoy la Santa Sede.

El portavoz interino del Vaticano, Alessandro Gisotti, confirmó que es la primera vez que las mujeres ejercerán como consultoras en el Sínodo; una asamblea que reúne cada año a los obispos de todo el mundo para tratar diversas cuestiones.

El próximo Sínodo, será en octubre de 2019 y está centrado en la evangelización, protección del Amazonas y de sus poblaciones indígenas; mientras que los últimos han tratado temas como los jóvenes, las vocaciones sacerdotales o la familia.

Secretaría General del Sínodo

La secretaría general, es una institución permanente vaticana que se encarga de preparar la asamblea del Sínodo; y de aplicar sus conclusiones. Para ello, se vale distintos consultores.

Francisco, ha nombrado a un total de seis personas que ayudarán al secretario del Sínodo, el cardenal italiano Lorenzo Baldisseri. De ellos, cuatro son mujeres y dos hombres.

Las mujeres en el sínodo son Nathalie Bacquart, ex directora del Servicio Nacional para la Evangelización de los jóvenes; y las vocaciones de la Conferencia Episcopal francesa. Además de Alessandra Smerilli, docente de Economía en la Pontificia Facultad de Ciencias de la Educación.

También, la religiosa española María Luisa Berzosa González, directora de la federación “Fe y Alegría”; que se encarga de la educación de los más desfavorecidos y la inclusión social. Asimiso, Cecilia Costa, profesora de Sociología en la Universidad Roma Tre.

 

ACN/EFE/Foto: EFE

Lee también Mujeres venden cabello para paliar la crisis en Venezuela

Internacional

Advierten que uso del celular produce un cacho en la cabeza

Publicado

on

Compartir

El uso continuado de teléfonos inteligentes provoca un cambio en la forma del cráneo humano, una especie de cacho, afirman investigadores australianos.

Al parecer se trata de un hueso en forma de pico, llamado protuberancia occipital externa. Según los investigadores aparece en la parte posterior de la cabeza, un poco por encima el cuello. Este puede sentirse al tacto y a veces incluso puede resultar visible en personas calvas.

«He sido médico clínico durante veinte años y durante la última década observo eso en mis pacientes. Tienen un bulto en el cráneo», afirmó a la BBC David Shahar, de la Universidad de Sunshine Coast (Australia).

Tras su descubrimiento, el científico decidió llevar a cabo unas investigaciones para determinar el alcance de la anomalía. En 2016, lideró un estudio que analizó a 218 personas de entre 18 y 30 años de edad. El trabajo, publicado en la revista Journal of Anatomy, mostró que el 41 % de los participantes tenían cachos en su cabeza de más de 10 milímetros.

El estudio reveló además que en un 10 % de los examinados superaban los 20 milímetros. En otra investigación, publicada en febrero de 2018 en la revista Nature, Shahar se centró en determinar la edad de las personas que contaban con ese tipo de formaciones.

Un cacho irreversible

En la investigación participaron 1.200 individuos de entre 18 y 86 años, y el análisis concluyó que era «significativamente más probable» encontrar estas protuberancias entre los participantes de entre 18 y 30 años.

El científico señala a los dispositivos inteligentes como los responsables de la aparición de este abultamiento. Cuando nos inclinamos sobre las pantallas, los músculos del cuello se tensan para sostener la cabeza, cuyo peso aproximado es de 4,5 kilogramos. En el lugar donde aparece este ‘pico’ se concentra una gran presión muscular. Se estima que se trata de un hecho irreversible y que continuará su crecimiento.

Los especialistas creen que el cuerpo trata de adaptarse para aliviar esta presión creando nuevos huesos que ayuden a repartir el peso de la cabeza por una superficie mayor. Nuestros antepasados también inclinaban la cabeza para realizar diferentes actividades como la lectura, pero no sufrieron ninguna metamorfosis. En ese contexto, los investigadores sostienen que no dedicaban tanto tiempo a leer libros como las personas modernas.

Lee también: EEUU revocó las visas a 718 chavistas enchufados

Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído