PDVSA militarizada lleva al petróleo a su nivel más bajo - ACN
Connect with us

Opinión

PDVSA militarizada lleva al petróleo a su nivel más bajo

Publicado

on

PDVSA militarizada
Compartir

PDVSA militarizada lleva al petróleo a su nivel más bajo: Por Rafael Ramírez.- El día de ayer, 20 de abril, el mercado petrolero internacional; fue sacudido por una baja sin precedentes del WTI, llegando a valores negativos de hasta -36 dólares por barril, algo que nunca había sucedido.

Esta crisis sin precedentes toma al país en la situación de mayor debilidad;  de su industria petrolera y de PDVSA en particular, desde su creación en 1976. PDVSA está colapsada en sus capacidades operativas y financieras;  producto de la mala gestión y decisiones del gobierno.



La empresa, hoy militarizada, ha sido golpeada y desmantelada por sucesivas intervenciones del gobierno, así como la persecución, encarcelamiento y desplazamiento de sus cuadros gerenciales y técnicos de la empresa.

Los antecedentes

La razón fundamental de este fenómeno está ligada al hecho de que los traders salieron con anticipación de sus contratos al mes de mayo, por no existir demanda suficiente, ni capacidad de almacenamiento para el petróleo. Por ello, los contratos a futuro para el 20 del mes de mayo, cayeron hasta 6,4 dólares el barril el día de hoy, martes 21 de abril.

Aunque en el Brent, marcador de los precios para el mercado europeo, también cayeron a valores por debajo de 20 dólares el barril, la mayor afectación del desplome de los precios del petróleo lo sufrió el WTI, marcado para el petróleo norteamericano, básicamente porque no existe capacidad de almacenamiento en Cushing Oklahoma, “hub” de almacenamiento de petróleo norteamericano, en base a cuyos inventarios se basa el precio del WTI que luego se tranza en el NYMEX.

El fracaso de la pasada reunión de la OPEP+ del 6 de marzo, fue un factor determinante para la desestabilización del mercado petrolero, no solo porque coincidió con el abrupto desplome del consumo provocado por las restricciones de movimientos, transporte y actividad industrial como efecto de la pandemia del COVID-19, sino porque este desacuerdo dio origen a una guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia.

Guerra de precios entre  los mayores productores de petróleo del mundo

Mientras esta guerra de precios entre dos de los tres mayores productores de petróleo del mundo, inundaba el mercado de petróleo barato, la demanda seguía cayendo, estimándose entre 20-30%, producto de la paralización de la economía mundial, que entró en recesión. En abril, tanto la OPEP como la Agencia Internacional de Energía, pronosticaron en sus respectivos reportes que la caída de la demanda para el 2020 sería severa, con una pérdida de entre 6,8 y 9 millones de barriles día en el consumo, indicando que para el mes de abril, la pérdida sería de 20 millones de barriles día de consumo.



Es por ello que, como dijimos en nuestro Boletín Petrolero del pasado 17 de abril, el recorte de producción acordado por la OPEP+, además de ser tardío, resultaría insuficiente ante el desplome de la demanda y los volúmenes de petróleo que han inundado el mercado, petróleo que no tiene quien lo consuma ni donde almacenarse.

Pero además este recorte sin precedentes de la OPEP+ fue un esfuerzo que no fue acompañado por otros grandes productores No-OPEP agrupados en el G-20, como EEUU y Canadá, lo que quiere decir que los distintos países productores, sobre todo EEUU, Canadá y en menor medida México, prefirieron que “otros” hicieran el esfuerzo de recorte, lo que privó al mercado petrolero de una decisión política, contundente y oportuna, que pudiese cortar un volumen de petróleo que podría haber sido de 15 millones de barriles día de petróleo, y que estaría sometido a revisión para mediados de año y por más tiempo que solo dos meses, como se acordó en la OPEP+.

Incertidumbre en la economía mundial

Mientras este desbalance en el mercado entre oferta y demanda, y la incertidumbre del futuro de la economía mundial dado la afectación provocada por el COVID-19 seguían perjudicando el precio del petróleo, a este se sumó un elemento que pareciera haber tomado de sorpresa o haber sido subestimado por el mercado, que se convierte en una restricción física, imposible de evadir: el almacenamiento.

Con un mercado sobre abastecido de petróleo y sin una demanda para el mismo, los inventarios comerciales de los países de la OECD, China e India, comenzaron a llenarse de petróleo barato.



El algunos casos como el de China e India, o las reservas estratégicas de los grandes consumidores, esta información no se reporta al mercado, pero todos los análisis y reportes, incluyendo los reportes de la Administración de la Información Energética de los EE.UU, EIA por sus siglas en inglés, indicaban que los inventarios petróleo en todo el mundo se estaban llenando a un ritmo muy acelerado.

Igualmente se conoció del incremento de almacenamiento flotante, es decir, buques de petróleo, tanto por la imposibilidad de colocar el petróleo en el sistema de refinación mundial que ha venido disminuyendo o cesando operaciones por la falta de consumo de combustibles, así como por la expectativa de los traders o especuladores que sabían que el mercado estaba en “super contango” como lo definió la OPEP en su reporte mensual, es decir, que el precio del petróleo a futuro era mayor que el actual.

Así lo estaba percibiendo el mercado, donde incluso compañías y países como México adquirieron coberturas o “hedging”, negociando financiamiento por su producción futura, hasta que los compradores de petróleo se dieron cuenta que no había ya espacio para almacenarlo, por muy barato que estuviese, sobre todo en los almacenamientos comerciales de EEUU y el Cushing de Oklahoma que llegaron a sus límites de capacidad operacional, por lo que comenzaron a cancelar sus contratos de mayo con anticipación para no tener que pagar por almacenamiento más que el valor del petróleo adquirido. Eso fue lo que produjo la caída a valores negativos del WTI del dia de ayer 20 de abril.

Perspectivas para el corto plazo.

Aunque los precios de futuros para mayo están en valores negativos, para los meses de junio y julio se están estimando precios para el WTI de 15,55 $/barril y 23,3 $/barril respectivamente, y para el Brent valores para junio y julio de  20,46 $/barril y 24,93 $/barril, respectivamente.

Esta expectativa del mercado se basa sobre el supuesto de la reducción masiva de la producción de petróleo, bien por razones económicas o por decisiones políticas de los productores, o porque se produzca incremento de la demanda debido al progresivo relajamiento de las restricciones de transporte, viajes, movilidad y actividad industrial, manufactura y comercial por la superación gradual de la cuarentena del COVID-19 en las economías industrializadas.

Cómo actuarán los tres grandes productores de petróleo, incluyendo EE.UU, Rusia y Arabia Saudita, es una incógnita. De ello dependerá en gran medida el alivio de la crisis del precio.

La producción norteamericana, incluyendo EE.UU, Canadá y México es la más comprometida.



La producción de Shale Oil de los EE.UU. resulta inviable a estos precios, incluso a precios entre 20-30 dólares el barril. De allí los esfuerzos de la administración del presidente Trump de buscar un acuerdo en la OPEP+, además de ordenar al Departamento de Energía la apertura de las capacidad ociosa de las Reservas Estratégicas del país para comprar hasta 73 millones de barriles petróleo norteamericano y almacenarlo, para luego venderlo cuando se recupere el precio.

Para que esto sea efectivo en cuanto a volúmenes, se necesitarán hacer más operaciones de este tipo, por lo que la administración Trump necesitará más recursos del Congreso, donde ya se ha topado con la negativa demócrata, quienes por posiciones ambientalistas no están dispuestos a financiar la producción de  petróleo en el país. La administración, ante la inminente caída de producción norteamericana, ya ha anunciado estar dispuesta a imponer aranceles a la importación de petróleo extranjero, especialmente saudita.

La producción de petróleo de arenas bituminosas de Canadá, es también una producción de alto costo, con problemas de transporte y mercado. Igual la de México, quien no solo sufre, desde hace años la caída de su producción por el agotamiento del yacimiento de Cantarell, sino por los costos de su producción de aguas profundas en el golfo.

Arabia Saudita y Rusia tienen bajos costos de producción y mayor margen de maniobra en un colapso del mercado petrolero. En el caso de Arabia Saudita, las fortalezas financieras del país, así como su sistema de gobierno, le permiten seguir en pie en una crisis prolongada. En el caso de Rusia, una economía más diversificada e industrializada, donde el petróleo y gas representan cerca del 40% de sus ingresos, cuenta con un liderazgo y capacidad de negociación política que le permitirá maniobrar en esta crisis.

En esta situación, sin embargo, algunos de estos países parecen insistir en tomar ventajas estratégicas en el sector petrolero en un escenario de todos contra todos, en disputa por mercados y por mantener a salvo sus respectivas industrias y empresas petroleras, de cara al momento de superar el colapso del mercado.

En el mediano plazo habrá que ver cuánto del sector petrolero internacional, empresas productoras de petróleo, de servicios petroleros y países productores, quedarán en pie y podrán reasumir sus actividades una vez que se supere la crisis de COVID-19 y luego que paulatinamente se recupere la economía, se restablezca la demanda de petróleo y se drenen los inventarios acumulados.  Solo después de esto, volveremos a ver precios como los de inicio de este año 2020.

VENEZUELA

Esta crisis sin precedentes toma al país en la situación de mayor debilidad de su industria petrolera y de PDVSA en particular, desde su creación en 1976. PDVSA está colapsada en sus capacidades operativas y financieras producto de la mala gestión y decisiones del gobierno.

La empresa, hoy militarizada, ha sido golpeada y desmantelada por sucesivas intervenciones del gobierno, así como la persecución, encarcelamiento y desplazamiento de sus cuadros gerenciales y técnicos de la empresa.



Su producción ha colapsado desde el 2015 a la fecha, con una caída de 2,4 millones de producción de petróleo. A la fecha, según el último reporte de la OPEP, el país solo produce 660 MBD de petróleo, además, debido a los cambios contractuales hechos por el gobierno, la producción está en manos de socios privados, quienes operan el 84% de la producción venezolana, mientras PDVSA opera solo el 16%.

Inoperante parque refinador venezolano

Por otra parte, el parque refinador venezolano está inoperante, por lo que la empresa no es capaz de procesar crudo venezolano, ni abastecer el mercado nacional de gasolinas, diesel, gas y otros combustibles.

Siendo Venezuela un productor de crudos pesados, nuestra principal segregación, el Crudo Merey, tiene como referencia para su precio al crudo Maya mexicano y este a su vez, está indexado al WTI norteamericano. Eso quiere decir que los precios negativos del WTI han golpeado el crudo Maya (se cotizó ayer a -2,7 dólares el barril) por lo que nuestro tipo de crudo, a su vez, se cotiza a un precio más bajo, sin tomar en cuenta que, ya antes del colapso del precio, el crudo venezolano se estaba vendiendo con descuentos de hasta el 30%.

Estos valores de precios negativos o por debajo de 10 dólares el barril para el WTI, hacen inviable producir petróleo en el país. Más aún cuando la producción petrolera venezolana está en manos de operadores privados, como Chevron, CNPC, Rosneft (quien cedió sus activos y participación en el país a una empresa rusa aún desconocida), Gazprombank y operadores venezolanos sin experiencia ni capacidad financiera.

Con la producción de petróleo en manos privadas, priman otros intereses distintos a los nacionales. Debido a la falta de control sobre las operaciones petroleras en Venezuela, es imposible desarrollar una estrategia propia para hacer frente a esta crisis. La pregunta es, ¿estas compañías privadas van a producir a pérdida? Eso solo lo pudiese haber hecho PDVSA, la empresa nacional.

Por otra parte, sin las refinerías operativas, el país es incapaz de procesar su propio petróleo, así sean solo 660 MBD, los cuales, en otras circunstancias, podría transformarlos en combustibles.

El país se ha quedado sin almacenamiento en el Caribe por el aislamiento internacional del gobierno y nuestra propia flota de tanqueros, algunos de ellos de gran capacidad, que podrían utilizarse como almacenamiento flotante, se dejaron perder o han sido confiscados en el exterior por falta de pagos o deudas.

Problemas de capacidades

El almacenamiento en tierra en el país es insuficiente y ya tiene problemas de capacidades, no solo por problemas de mantenimiento e integridad mecánica, sino porque las sanciones norteamericanas han impuesto restricciones a la exportación de petróleo venezolano. Problema que por cierto se hubiese podido resolver si la administración de Quevedo hubiese mantenido operativa nuestra flota de petroleros.



La producción de petróleo en el país terminará de colapsar por el efecto combinado del debilitamiento y colapso de PDVSA, así como por las condiciones del mercado petrolero y la caída del precio del petróleo. Crisis que toma al sector petrolero nacional en las peores condiciones para hacerle frente.

Habrá que ver el desempeño de la economía en un escenario sin ingresos petroleros, una economía que el gobierno ha sustentado sobre un artificio, una ficción: el Petro, que hoy día, al momento de escribir este Boletín, tiene valores negativos.

¡Muchas gracias por suscribirse! ¡Si está disfrutando del boletín, reenvíelo a alguien que creas que puede aprovecharlo también! Puede comunicarse conmigo, escríbame a [email protected]

ACN/Rafael Ramírez | rafaelramirez.net – rojorojito.org | Av. 14 con Calle 93, El Saladillo, Maracaibo, 4005 Venezuela

No deje de leer: Italia anuncia reapertura del país en mayo

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

paginas web

Opinión

El mercenario CK, la pequeña periodista y la reaparición de “El Pelayo”

Publicado

on

mercenario ck
Compartir

César Burguera

@CESARBURGUERA

Valencia y su transformación. En días pasados el gobernador Rafael Lacava señalaba que era impostergable rescatar de manera definitiva la avenida Bolívar, medular arterial vial de nuestra ciudad capital, que durante quince largos y extensos años ha permanecido arrinconada en una suerte de innecesario maltrato por los trabajos inconclusos del Metro de Valencia, impidiendo el normal y válido desarrollo de la actividad comercial de nuestra ciudad y ha atentado contra la calidad de vida del ciudadano. Lacava señalaba a través de sus diversas redes sociales que pondría en marcha, conjuntamente con al Alcalde Alejandro Marvez un ambicioso proyecto o propuesta elaborada por su calificado equipo de profesionales para transformar y dignificar la emblemática avenida Bolívar de Valencia. Y allí precisamente, ante el importante anuncio, empezaron súbitamente a surgir los mismos personajes, ahora involucrados en una frenética campaña por ser candidatos de un destartalado sector opositor a cualquier cargo de elección popular. De esa peculiar manera observamos la reaparición de “Goto” Ecarri quien a través de unas confusas e incomprensibles declaraciones hablaba de ignorancias gubernamentales y de malsanas intenciones por mancillar nombres y presencias de emblemáticas figuras del pasado de Valencia. Lo que resulta realmente sarcástico es que “Goto” Ecarri conocido igualmente como “El Pelayo” por aquel impúdico video tomado en el recordado Hotel Don Pelayo, ubicado en el casco histórico de la ciudad y donde se reflejaba una suerte de incontrolable bacanal patrocinado por el mismo “Goto” o “El Pelayo”. Los detalles del censurable video nos los reservamos por respeto a nuestros ávidos lectores, ya que lesiona gravemente las más básicas normas de decencia y decoro. Pero la audacia del “Pelayo” Ecarri al parecer no tiene límites o al menos que estemos ante la presencia de un irremediable caso de fragilidad en su corta memoria. Es que “El Pelayo” de repente olvidó su paso como privilegiado director de la más fatídica y nefasta administración municipal que conozca Valencia que encabezaba Miguel Cocchiola. Ante ello nos surge las perturbadoras interrogantes: ¿Cuál fue el aporte de “Goto” o “El Pelayo” para contribuir con el desarrollo de la ciudad capital? ¿A dónde fueron a decantar los ingentes recursos manejados y dilapidados como uno de los principales directores de aquel funesto ayuntamiento? ¿Qué hacia “El Pelayo” cuando la ciudad estaba sumida en basura e indignación y se sometía a una categórica humillación al valenciano? No esperemos respuestas porque sencillamente no las hay. Son la más clara expresión del descaro y la desvergüenza, son, con sus mismos pasos e insolencias los que deshonran la memoria y paso de sus propios padres.

La matutina y radial periodista. Pero esta improvisada estrategia de “Goto” o “El Pelayo” Ecarri ha sido no solo diseñada, sino ampliamente difundida en un portal de noticias dirigido por una periodista que conduce, de similar forma, un programa radial. Al parecer la pequeña y ávida periodista ha llegado a suscribir numerosos y lucrativos acuerdos con diferentes candidatos de la oposición con el objetivo de promocionar su aspiración a cambio de puntuales pagos por concepto de publicidad y con el compromiso, por parte del candidato, de otorgarle todo el monopolio comunicacional en el remoto caso de salir airosos en la pugna electoral. La pequeña periodística chasquea sus dedos en señal de estéril cábala como ocurrió y en revolución en aquel elevado despacho de una de las más importantes empresas básicas del estado. Ha retomado sus añejas prácticas, su reconocida astucia para captar ingenuos.

El mercenario CK. En un programa de televisión en la ciudad de Miami aparecía el Mercenario CK quien se presentaba finamente ataviado, con un arete que hacía perfecto juego con la montura de sus costosas gafas y de esa manera empezada la manipulada entrevista, donde el Mercenario CK debía cumplir con la labor encomendada. Es el ataque recurrente a los alcaldes emblemáticos de Carabobo con el ánimo de tratar de horadar los sólidos cimientos del liderazgo de Rafael Lacava. Al Mercenario CK la ciudad de Miami le ha servido desde siempre. En el pasado cuando fungía de velado soplón y  justificaba sus frecuentes viajes a la cosmopolita ciudad con el alegato de ser un prominente empresario del calzado, pero el objetivo era proporcionar información que era enviada por un alto oficial de las FANB, hoy recluido en un centro penitenciario por sus constantes y permanentes conductas conspirativas que buscaban comprometer el devenir democrático de la nación. En esas intrigantes lides se hacía acompañar por un grupo de personas, que de manera coincidente son los mismos que se prestan a la desconsiderada campaña de descalificación y descrédito en contra nuestros alcaldes. En las próximas entregas haremos público el listado de estos “ilustres” socios soplones del Mercenario CK. En el desarrollo de la entrevista retornaba con la agotada prédica, en trance de alucinación llegaba a señalar que en la Alcaldía de Valencia se estaría produciendo una verdadera conspiración contra la ciudad y sus municipales bienes, llega nuevamente a señalar al Alcalde Alejandro Marvez, quien ha sido reiterado blanco conjuntamente con su familia en este ferial de inaceptables infamias, afrentas y agravios. Pero en este nuevo arrebato señala a la Cámara Municipal y llega a establecer directa responsabilidad a respetables empresarios carabobeños y que los mismos estarían avalados por Fedecamaras. En su desvarío acusa, de manera descontrolada, a colonias extrajeras radicadas secularmente en la ciudad y las llega a calificar de verdaderas mafias. El arete parece desprenderse de su oreja para mostrar ante las cámaras televisivas el ímpetu de sus elaboradas invenciones, su exquisita vestimenta pierde su estupendo acabado. Se apagan las luces y el Mercenario CK se retira de la estación, antes de abordar su flamante automóvil, hace una llamada telefónica y se le escuchó decir “Jefe cumplida la misión, envíame mis chivas”. Mientras tanto ratificamos nuestra bondadosa vocación de esperar su retorno a territorio patrio donde aún existen bienes y familias del Mercenario CK. Y esa es la verdad.

Hotel Don Pelayo

 

No dejes de leer: El nuevo arrebato de Pancho o la Oscuridad fulminante

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo

Servicio de Grúas en Caracas

marketing digital en valencia

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.