Petróleo y COVID-19 y el impacto de la pandemia - ACN
Connect with us

Opinión

Petróleo y COVID-19 y el impacto de la pandemia

Publicado

on

Entre la impunidad y el odio - acn
Compartir

Petróleo y COVID-19 y el impacto de la pandemia: Por Rafael Ramírez Carreño.-  Desde la semana pasada se publica el  Boletín Petrolero, un esfuerzo editorial digital para informar y analizar la coyuntura del mercado petrolero y su impacto en la geopolítica mundial y en Venezuela.

Mi presencia en la última reunión de la OPEP a principios de marzo en Viena, me llevaron a identificar esta necesidad. La debacle de los precios del petróleo, el debilitamiento de la organización en detrimento de las posibilidades de desarrollo de los países productores, me motivó a documentar y analizar su impacto en el nuevo mundo que se configura, especialmente a raíz del impacto de la pandemia del COVID-19.

Venezuela nunca ha estado en peor situación para librar los retos que traerá el nuevo orden del mercado energético. Al desplomarse su producción gracias a la catastrófica gestión que para el país ha representado Nicolás Maduro, el rol de Venezuela en los mercados internacionales se ha desvanecido. Por eso mi Boletín Petrolero incluirá información exclusiva sobre el desarrollo de la industria petrolera venezolana, como parte de un esfuerzo por develar la opacidad con la que se está manejando la empresa y de aportar soluciones para emprender el rumbo de su recuperación.

Al final de cada semana, recibirás una edición especial del Boletín Petrolero que intentará englobar y analizar los eventos de la semana. Te invito a suscribirte a este mi nuevo esfuerzo editorial, el Boletín Petrolero.

La Cesta de Precios OPEP al cierre del lunes en cayo hasta 24,72 dólares barril; 3,58 dólares menos respecto al cierre del viernes anterior y 27 dólares menos que el precio referencial a la fecha de la última reunión OPEP del pasado 5 de marzo. Las referencias para el crudo Brent y WTI aumentan en 2 dólares con 27,97 y 24,34 dólares barril respectivamente, en relación al cierre de ayer lunes.

Dentro de la misma tendencia a la baja, los marcadores del precio han experimentado leves subidas, como la experimentada el jueves anterior y el día de hoy, por las expectativas del mercado ante la aprobación de las medidas de apoyo económico que discute el Senado de Estados Unidos, de 1,8 billones de dólares que ha propuesto el gobierno para paliar los efectos económicos y la cobertura sanitaria en la crisis del Covid-19, así como el paquete de ayudas económicas que se han aprobado en la zona euro, en particular para auxiliar a la economía italiana y alemana ante los efectos del COVID-19

Igualmente el precio reacciona al alza luego que la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) anunciara medidas para estabilizar el mercado, con la compra ilimitada de activos hasta que se estabilicen los mercados financieros.

Estos anuncios, sin embargo, no logran calmar las tendencias del mercado, ante la evidencia de una severa afectación a la economía real, sector industrial, manufactura y transporte. Reportes oficiales de Morgan Stanley , Goldman Sachs y JPMorgan-Chase estiman que la contracción de la economía para el primer semestre estará entre 14% y 30%, temiéndose una recesión de la economía mundial.

Por ello, las alzas observadas en el precio del petróleo el jueves y el día de hoy, vuelven a caer, manteniendo la tendencia de precios bajos. Esto significa que el mercado, lejos de estabilizarse, seguirá afectado por la creciente volatilidad, debido a las incertidumbres respecto al verdadero impacto del COVID-19 en la economía mundial, la caída de la demanda de petróleo y el exceso de producción en el mercado.

Aunque China, el principal importador de petróleo y segunda economía del mundo, comienza a dar señales de normalización al levantar la cuarentena en la provincia de Hubei y el anuncio de que pronto lo hará en la ciudad de Wuan, epicentro de la pandemia, otros países como Reino Unido y la India anunciaron severas restricciones al movimiento de sus ciudadanos, mientras que la Unión Europea ha anunciado el cierre de sus fronteras y la mayoría de los países miembros han incrementado las restricciones a movimientos y la cuarentena de sus ciudadanos.

Por otra parte, la rápida expansión del COVID-19 en los Estados Unidos, añade importantes elementos de incertidumbre de la afectación de la pandemia a la principal economía del mundo. El presidente D. Trump ha manifestado que su país se volverá a abrir al mundo en semanas, y no meses, como estimaba el equipo científico que lo acompaña.

Una alta expectativa se ha creado en el mercado petrolero por aparente la intención, no negada por el Secretario de Energía norteamericano, de que la administración norteamericana establezca contactos a nivel político y diplomático con el Reino de Arabia Saudita, para lograr acuerdos en la estabilización del mercado petrolero, lo cual abriría una importante brecha en cuanto a la efectividad de la OPEP para regular el mercado y un cambio estratégico en el mercado internacional, si a este propósito se une la Federación Rusa.

Venezuela perturbada

El principal elemento perturbador en el país, ante la pandemia del COVID-19 es, sin dudas, el colapso operacional de la industria petrolera que se expresa en una caída dramática de su producción. Algunas agencias estiman que caerá hasta 500 mil barriles días, lo cual priva al gobierno de recursos para hacer frente a la emergencia.

Otro factor que podría terminar de paralizar al país y llevar a la población al desespero, es la falta de combustibles, gasolina y gas, producto de la inoperancia del sistema refinador nacional, donde el Complejo Amuay-Cardón alcanza tan solo 20-30% de su capacidad, mientras que las refinerías de El Palito y Puerto La Cruz están paralizadas. Largas colas se observan, incluso en Caracas, para abastecer combustible, lo cual ha disparado el mercado de “bachaqueros” en las ciudades más importantes del occidente del país, donde una “pimpina” de gasolina, de 20 litros, se vende en 45 dólares.

El gobierno ha anunciado un paquete de medidas de aportes económicos para la población, pero cuyos recursos no tienen ninguna base en la realidad, toda vez que las reservas del BCV están cercanas a sus mínimos históricos y no los ingresos petroleros son mínimos. El gobierno insiste en anuncios efectistas en base a “dinero de monopolio”, es decir, sin respaldo alguno, para mostrarse ante el pueblo, agobiado por una terrible crisis producto de su mal manejo de la economía y de la industria petrolera, como un gobierno que “protege” a la población.

Se han producido algunos episodios de saqueos y protestas en las zonas más pobres de Maracaibo y los barrios de Caracas, como una reacción a la escasez de alimentos y servicios básicos, como agua y energía eléctrica. Una reciente encuesta de la empresa Meganálisis, del 13 de marzo, señala que el 52,6% de la población hace compras diarias de alimentos y 26,3% lo hace una vez por semana, lo cual indica la dificultad de mantener a la población en una total cuarentena, como ha ordenado el gobierno.

Mientras tanto, en una de sus más recientes apariciones públicas, el presidente Maduro recomendó a la población tomar “medicinas tradicionales”, básicamente bebidas de infusiones, para hacer frente al COVID-19, mientras hay cada vez mayores críticas a los números reales de la afectación de la pandemia en el país y dudas respecto a las capacidades del sistema de salud y las dotaciones de insumos médicos para hacer frente al virus.

ACN/rrc

No deje de leer: Sólo las guerra mundiales pudieron contra Juegos olímpicos

Auto Europe Car Rental

Opinión

«La Imaginación de Laureano Vs la Realidad de Hugo Chávez», por Jesús Santander

Publicado

on

Jesús Santander
Compartir

Visión y Opinión
La Imaginación de Laureano Vs la Realidad de Hugo Chávez

Por: Jesús Santander

El domingo osado un buen amigo me envió un audio del año 2018, en el cual un famosísimo intelectual llamado Laureano, quien en aquél entonces, hablaba de la luz al final del túnel, y que había una confrontación entre los intelectuales (ellos) y la plebe que gobierna a Venezuela, llegando incluso a denominarnos: los violentos o la desgracia, ya que según Laureano, nosotros, -los nadie de Eduardo Galeano-, el desecho del capitalismo, debemos ser extirpados del poder y de la faz de la tierra, para que los intelectuales y las familias de abolengo, rescaten al país.

Ahora bien, yo me he puesto a pensar y a analizar, el porqué esas personas tan inteligentes, los intelectuales, las dinastías (conectadas por sus apellidos desde la Colonia), ¿Por qué?, porque ellos no
siguieron gobernando a Venezuela, ¿por qué salieron del poder en el año 1998?, ¿por qué no han podido ganar elecciones, ¿por qué? ¿Qué sucedió? Y ¿por qué sigue sucediendo?, eso es lo que quiero que analicemos juntos.

Si la cosa estaba tan buena en la cuarta República, si los gobernantes del momento estaban ungidos de la bendición de los intelectuales y las castas familiares, porque entonces, existía 85 por ciento de pobreza extrema, más de 40% de la población era analfabeta, 45% de deserción escolar, o simplemente falta de cupos para estudiar en todos los niveles, acceso limitado para estudiar en las universidades, esos gobiernos, según los eruditos intelectuales, gobernaban mejor que nosotros.

Recordemos que la población en general, la mayoría, los nadie, no tenían derecho a su identidad, muy pocos tenían sus cédulas, otros tenían en su mayoría un certificado, que no servía ni para ejercer el derecho al voto.

En el año 1998 llegó una nueva realidad, irrumpió un personaje diferente, el comandante Hugo Chávez, que años antes, en 1992, realizó un intento de golpe de Estado en contra de un gobernante ungido por esos intelectuales, el fallecido presidente Carlos Andrés Pérez.

Pues años después, gana las elecciones ese comandante, prometiendo la reforma absoluta del Estado venezolano, comenzando por una Constituyente, que dictó una nueva Constitución, y por ende, transformó lo que existía a lo que hoy conocemos como revolución bolivariana.

Luego de escuchar el audio de ese tal Laureano, les confieso que me puse a pensar, estos intelectuales, seres superiores en conocimientos y virtudes según Laureano, a nosotros, no nos han podido ganar elecciones; ¿Por qué no le llegan a las mayorías?, a ese pueblo humilde, que vive y padece diariamente las consecuencias del bloqueo y las sanciones del Imperio norteamericano.

¿Por qué no les hacen cambiar de opinión para que apoyen a los políticos ungidos por ellos, por los inteligentes, por las castas familiares, por los de abolengo, y no logran captar o convencer ni siquiera a los de su clase; y miren que ellos (Los Intelectuales), han tenido sus líderes.

Léase, Henrique Salas, Manuel Rosales, Henrique Capriles, Julio Borges, Henri Falcón, Juan Guaidó, Henry Ramos, y paren ustedes de contar, ¿Por qué los resultados siempre han sido los mismos? Entiéndase las derrotas electorales.

Han intentado en 22 años la vía insurreccional, el magnicidio, golpes de Estado, guarimbas, Las Salidas uno y dos, imposición de gobierno imaginario, sanciones internacionales, bloqueo, saqueos de recursos y empresas de la República.

Así como persecución internacional, incursión de mercenarios, llamados a intervención militar extranjera, pero nunca han logrado cambiar al gobierno, ni mucho menos convencer a las mayorías que les apoyen en sus fallidas empresas.

Volteo a ver hacia la Revolución Bolivariana y veo también a los que pudiesen ser consideraros intelectuales, por ejemplo: Luis Brito García, Roberto Hernández Montoya, Roberto Malaver, Pascualina Cursio, Hermann Escarra, Ernesto Villegas.

Entre otros, que creo no haberlos escuchado haciéndose sentir no como seres superiores a otros, ni mucho menos como tuve la oportunidad de escuchar en el audio al tal Laureano. ¿No crees tú Laureano que esa actitud es la que los aleja de la realidad? Lo dejo para la reflexión.

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Auto Europe Car Rental

Sucesos

Lo más leído