Pfizer ya tiene fecha para uso de la vacuna contra Ómicron
Connect with us

Salud y Fitness

Pfizer ya tiene fecha para uso de la vacuna contra Ómicron

Publicado

on

Vacuna contra Ómicron de Pfizer
Compartir

La farmacéutica estadounidense Pfizer dijo este lunes que espera tener en marzo una nueva vacuna contra la COVID-19 que mejore la protección contra la variante ómicron.

El consejero delegado de Pfizer, Albert Bourla, explicó que aún no está claro si este nuevo producto será necesario; pero dijo que su empresa ya está comenzando a fabricar las primeras dosis dado que algunos países quieren disponer de ellas cuanto antes.

«La esperanza es que logremos algo que tenga una protección mucho mejor, en particular contra las infecciones; porque la protección contra hospitalizaciones y enfermedad grave ahora mismo es razonable con las vacunas actuales, siempre que se haya administrado la tercera dosis», dijo Bourla al canal de televisión CNBC.

El máximo ejecutivo de Pfizer explicó que la nueva versión busca una mayor inmunidad ante ómicron; pero seguiría ofreciendo protección ante otras variantes. ´

Aunque el producto estará listo en marzo, Bourla dejó claro que aún no sabe si será necesaria su utilización; unas dudas que extendió al uso de una cuarta dosis de la vacuna actual, que ya han empezado a probar países como Israel.

«No sé si hay necesidad de una cuarta dosis de refuerzo; pero tiene que probarse. Nosotros haremos experimentos», dijo.

Vacuna contra Ómicron de Pfizer

Mientras, la compañía Moderna espera tener disponible para el próximo otoño una nueva dosis de refuerzo de su vacuna diseñada de forma específica para combatir la variante ómicron; según dijo este lunes su consejero delegado, Stephane Bancel, también entrevistado por CNBC.

Bancel explicó que la empresa está en conversaciones con las autoridades sanitarias de todo el mundo; para decidir la mejor estrategia de cara a administrar esta posible dosis en el otoño del hemisferio norte.

«Hay discusiones a diario. Queremos estar listos con el mejor producto posible para el otoño de 2022», recalcó el ejecutivo.

En diciembre, cuando anunció que iba a empezar estudios clínicos a comienzos de este año para la nueva dosis de refuerzo; Moderna ya advirtió de que, en caso de que éstos fuesen exitosos, aún harían falta meses para que el producto esté disponible.

La firma biotecnológica, sin embargo, ya ha cerrado acuerdos con países como el Reino Unido; Corea del Sur o Suiza por valor de unos 18.500 millones de dólares.

Bancel dijo hoy que Moderna tiene capacidad para proveer entre dos mil y tres mil millones de dosis de refuerzo este año y aseguró que las dificultades ya no están en el volumen de producción; sino más bien en la distribución, especialmente en los países en vías de desarrollo.

En ese sentido, el ejecutivo dijo que durante el pasado noviembre su compañía tuvo a diario entre 50 y 100 millones de dosis; esperando para ser enviadas a naciones de bajos ingresos.

Moderna ya había adelantando el mes pasado que iba a comenzar a trabajar en la adaptación de su producto a la nueva variante ómicron; que está contagiando a muchas personas vacunadas.

Según los estudios, las vacunas siguen reduciendo de forma muy importante la posibilidad de sufrir un caso severo; una protección que es aún mucho mayor en el caso de las personas que han recibido recientemente una dosis de refuerzo.

ACN/Núcleo Noticias

No dejes de leer: Consolidar la salud integral: el reto para Venezuela en el 2022

Infórmate al instante, únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Salud y Fitness

Acumular grasa corporal nos hace más vulnerables frente al covid-19

Publicado

on

acumular grasa corporal vulnerables covid-19- acn
Foto: Referencial.
Compartir

De acuerdo a una experta, el SARS-CoV-2 ha encontrado en nuestro interior que el acumular grasa corporal no vuelve vulnerables ante la covid-19; y por ende un reservorio ideal para el virus.

Así explicó Marta Domínguez Álvaro, Investigadora postdoctoral en enfermedades crónicas, Universidad Camilo José Cela y Silvia Salado Font, Investigadora, Universidad Camilo José Cela; al portal The Conversation.

También, explicó que el SARS-CoV-2 entra en las células del organismo cuando una proteína de su envoltura; la llamada spike o proteína S viral, se une con la enzima convertidora de angiotensina tipo 2, molécula de la membrana de varios tipos de células humanas.

Es decir, que el fenotipo obeso hace que la expresión de estas moléculas de membrana en el tejido adiposo aumenta; y eso convierte a la grasa en la mejor manera de vivir cuando ya ingresó al organismo, permaneciendo en el cuerpo de los pacientes con obesidad; durante más tiempo.

Por si fuera poco, en modelos animales de obesidad se ha observado que la enzima convertidora de angiotensina tipo 2; también aumenta en las células pulmonares.

«Eso implica un mayor número de sitios de unión para el virus y favorece la entrada de partículas virales en el epitelio pulmonar. La intensidad de la infección aumenta, como también la respuesta local en los pulmones, principal lugar en el que se libra la batalla para evitar el desarrollo del covid-19», agregó.

A esto hay que añadirle que las personas con obesidad presentan un estado inflamatorio crónico de bajo grado que activa una respuesta inmune local; caracterizada por la movilización de células inmunes productoras de sustancias proinflamatorias.

Esto da lugar a una respuesta inmune deficiente que aumenta la susceptibilidad a las infecciones, entre ellas la producida por el SARS-CoV-2.

Acumular grasa corporal te hace vulnerable ante el covid-19

Por otro lado, el exceso de grasa abdominal de las personas con obesidad impide el correcto desplazamiento del diafragma durante la respiración; reduciendo la capacidad pulmonar y generando dificultades que predisponen al desarrollo de infecciones respiratorias.

De hecho, no es la primera vez que la obesidad se define como factor de riesgo en las infecciones causadas por virus respiratorios.

En este sentido, Marta Domínguez Álvaro indicó que «imaginemos el cuerpo de una persona con obesidad como una ciudad amurallada. La alta cantidad de tejido adiposo disregulado que contiene hace que, en condiciones normales, la ciudad sufra una obstrucción en las vías de suministro».

Pero también, presenta dificultades con el suministro y la gestión de los alimentos, con la resistencia a la insulina y diabetes; así como con la entrada de aire por dificultades respiratorias.

Es decir, serviría de refugio al nuevo enemigo, que en éste caso es el covid-19. Quien, aunado a ello se encontraría con más puertas de entrada en la zona verdes de suministro de aire de la ciudad; como lo son los pulmones en nuestro cuerpo.

En resumen, el exceso de grasa corporal no hace si no empeorar los síntomas de la infección por SARS-CoV-2; e incrementar el riesgo de hospitalización y muerte.

Con información: ACN/The Conversation/El Nacional/Foto: Cortesía

Lee también: Las consecuencias positivas de la lactancia tienen impacto visible hasta la adultez

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

B-Cure Laser ayuda a tratar el dolor desde su raíz de forma efectiva. Toda la información sobre el innovador dispositivo en B-cure Laser Revisión.

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.