Piedra de tranca - ACN Piedra de tranca es un obstáculo
Connect with us

Opinión

Piedra de tranca

Publicado

on

Presos políticos -acn
Compartir
  • 5
    Compartidos

Piedra de tranca: Por José Luis C.enteno S – Piedra de tranca es un obstáculo. Maduro es uno de gran magnitud, que impida la recuperación de la democracia así lo sugiere, no obstante, también se puede calificar de piedra de tranca a circunstancias o personas que coartan las posibilidades de éxito en la oposición venezolana, restando efectividad a las instancias judiciales que desde el exterior han creado expectativas en un contexto de incertidumbre, confiados en un respaldo internacional que no han sabido o podido capitalizar, acarreando frustración y desconfianza respecto a las soluciones planteadas a la grave crisis venezolana.

Distinguir circunstancias o personas como piedra de tranca, algo intrínseco al régimen, por su incapacidad manifiesta en la resolución de los conflictos o problemas que surgen a diario en el país, dista de ser una actividad meramente racional, lógica, tiene un alto contenido emocional, potenciado por las frustraciones experimentadas en la búsqueda de soluciones fáciles o falaces a situaciones complejas como la del sector salud o eléctrico, ambos, al día de hoy, escenarios de huelgas por una reivindicación salarial con más obstáculos que satisfacciones.

Desde una perspectiva clínica, inventarse piedras de tranca tiende a ser la justificación de nuestra torpeza para materializar soluciones satisfactorias ante situaciones críticas, así tenemos a Omar Barboza, que no lo dice, pero da a entender que la nacionalidad española del Presidente del TSJ en el exterior es un impedimento para acatar en el parlamento nacional, al píe de la letra, las decisiones de ese alto juzgado, que a su vez tendría en la doble ciudadanía atribuida a Miguel Ángel Martin una verdadera obstrucción al cometido trazado para recuperar la democracia, porque de resultar cierta dicha presunción serían nulas todas sus decisiones.

En línea con lo anterior, piedra de tranca para una intervención extranjera a los fines de colocar un nuevo gobierno, sería la falta de legitimidad del TSJ en el exterior, donde están jugando a pegarla en ese sentido, mientras él, Maduro, se ufana de ser el Presidente de Venezuela ante el concierto de las naciones, incluso ante los países que votaron a favor de la resolución de la OEA pero que no han retirado sus embajadores de Venezuela, legitimándolo como primer mandatario luego de señalarlo como criminal, ¿o no? Esa ambigüedad deja mucho que desear tanto de la OEA como del TSJ tutelado por dicho organismo.

Hablando de torpezas, la “guerra de alta intensidad contra Nicolás Maduro” preparada y anunciada por Luisa Ortega Díaz, tiene en su falta de coherencia un freno que ha pretendido ocultar denunciando el “genocidio en Venezuela”, con sus preocupaciones por el “montaje” que le harían a María Corina tras torturar a militares o cuestionando la salud mental de Delcy Rodríguez, desarreglos de una justiciera en apuros ante resultados poco convincentes de su gesta punitiva, la cual cada día se diluye más en un sinfín de acciones contra sus antiguos cómplices.

Cuando uno pregunta al ciudadano de a pie ¿cuál es la piedra de tranca para salir de Maduro?, “los políticos”, es su respuesta, sin distingos de colores ni activistas, mucho menos de líderes, siendo una realidad preocupante que invita a la reflexión de cada uno de nosotros, no vaya a ser que en esa percepción vaya implícita la justificación de nuestra torpeza para generar el cambio político que todos aspiramos, resultándonos tan difícil de concretar.

ACN/[email protected] /@jolcesal

No deje de leer: Sin percepción del Estado de Derecho

Auto Europe Car Rental

Opinión

Libano y Venezuela tan lejos y tan cerca

Publicado

on

Compartir

Líbano y Venezuela: tan lejos y tan cerca: Por Luis Velázquez Alvaray.-

A pesar de la distancia geográfica 10.739 km entre Venezuela y Líbano; el terrorismo no tiene parámetros y es capaz de instalarse en cualquier parte;  y victimizar poblaciones completas, bajo el hilo ensordecedor de la violencia.

La explosión de 2750 toneladas de amonio no es casual. En los países que padecen este horror, cualquier cosa es posible.



Son culturas totalmente distintas, pero se cruzan en el quehacer analítico muchas similitudes. El Líbano fue un país modelo para las democracias del mundo. Con instituciones fortalecidas en medio de problemas, pero superables cuando se apalancaban procesos democráticos; como sucedió en ambos países, en aquellos años de respiro libertario.

Cien mil niños desaparecidos en Libano

Contaron con recursos para diseñar un gran futuro.  Hoy el Líbano y Venezuela, empujan a la muerte;  a miles de menores de edad, que son desplazados a vivir en condiciones infrahumanas. Valga un ejemplo: durante la reciente explosión;  han desaparecido mas de cien mil niños y millones han quedado sin hogar.

En Venezuela durante la explosión castrochavista la tasa de desnutrición infantil alcanza el 75%, 1.7 millones menos de niños en edad escolar, 4 millones de niños que se le niega la escuela, desnutrición infantil crónica. Allá fue el amonio y la violencia. Aquí la destrucción de los nuevos colonizadores comunistas.

Ambos países edificaron centros sanitarios para atender a sus respectivas poblaciones, hoy todas las estructuras hospitalarias están destruidas. Han preferido armar tropas de bandoleros, que entregar salud a la población; igual con los sistemas educativos en ruinas, generadas por ideologías que solo les alimenta la violencia y que no les interesan que las mayorías se eduquen como sucedió en el pasado, abriendo paso a una floreciente clase media, que calibró positivamente el desarrollo de la sociedad.

Poseían aparatos productivos autosuficientes, hoy están azotados por la violencia política y el narcotráfico, no tienen capacidad ni para importar alimentos, ni productos básicos de subsistencia. Unido al colapso económico, coinciden en el caótico proceder ante la pandemia, que cobra mayores víctimas, cuando no hay alimentos, viviendas, agua, combustible.

Una crisis dentro de otra crisis

Es como se ha señalado: “una crisis dentro de otra crisis”. Un infierno. La sociedad libanesa está exhausta tras varios meses de represión gubernamental contra la Juventud beiruti. Otra extraña coincidencia: Venezuela vive la más profunda y selectiva represión de su historia. Al mando de grupos paramilitares del eje totalitario. Se tortura, se asesina y se encarcelan políticos y militares, sin respeto alguno a los derechos humanos. Víctimas de la ferocidad cubana y militares comprados con el dinero de la droga, cometen los más horribles crímenes de lesa humanidad.

El Líbano y Venezuela se han convertido en un polvorín, y allí se destaca la coincidencia mayor. En ambos Estados fallidos actúa sin ningún límite el grupo forajido más peligroso del mundo: Hezbolá.

Son ellos los que ordenan. No es de extrañar que cargamentos de nitrato de amonio estén en Venezuela, ya que las 2.700 de la explosión pertenecen a personas vinculadas a esta banda. Se han decomisado toneladas en Alemania, Reino Unido, destinadas a operaciones violentas, ya que es un explosivo de gran volatilidad. Con sus operaciones en Venezuela está en peligro toda la región, como sucede en el Líbano contra Israel y otros países acechados por Irán, quien realmente es la columna vertebral de este paraejército mundial.

Amenaza colonial en perspectiva

En el Líbano, tienen ministros, en Venezuela también. Tienen corredores aéreos con Irán para transportar armamentos y explosivos. Poseen gran fortaleza financiera con la organización Estatal traficando drogas y realizando saqueos en todo el mundo.

¿Cómo pueden el Líbano y Venezuela librarse de estas estructuras criminales, si controlan el aparato estatal y son protegidos por la república islámica de Irán, que unifica además a los grupos guerrilleros, a los cubanos, a los rusos, a los chinos y a todos los insurrectos nostálgicos que han conseguido su campo de operación?

Sí el mundo democrático no interviene con su poderío militar, vendrán nuevas colonias. En la mira próxima: Colombia, Chile y el resto de democracias.

Ya lograron apresar al paladín de la lucha por la libertad en Colombia, Presidente Uribe Vélez; sacaron a 5 millones de venezolanos, destruyeron a Chile y en general arrinconan a los demócratas. Ojalá mañana no sea tarde.

ACN/lva

No deje de leer: Tapabocas que SI funcionan

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Auto Europe Car Rental

Sucesos

Lo más leído