Reclusos se comieron la mascota de exdirector de cárcel en Carabobo
Connect with us

Carabobo

Reclusos se comieron a la mascota del exdirector de centro penitenciario en Carabobo

Publicado

on

Reclusos se comieron una mascota en Carabobo
Compartir

Los reclusos del Centro de Formación para el Hombre Nuevo “El Libertador”, establecimiento que forma parte del Complejo Penitenciario de Carabobo, fueron castigados, luego de que comieron a la mascota del exdirector del penal.

La mascota era una perra rottweiler, a la que llamaban “la niña” o “princesa”.

Los familiares denunciaron que el hecho se suscitó debido al hambre que están pasando los prisioneros; aunque no justifican haber acabado con la vida de la mascota.

Ellos cuentan le llevan alimentos a sus familiares para que coman algo mejor, pero los custodios; echan para atrás hasta más de la mitad la comida que con esfuerzo logran comprar, reseñó Una Ventana a la Libertad de Carabobo.

“Aquí los que reciben la comida se quedan con una parte. No entregan los paquetes completos. Cuando toca visita y hablamos con nuestro familiar, nos enteramos que les faltó algo. Las catalinas o tortas no las entregan completas, siempre se agarran tres o cinco”; dijo un hombre de la tercera edad que tiene a su hijo.

“Uno hace el sacrificio de donde uno no tiene ya que todo es muy costoso para uno llevarles sus cosas a ello; para que vengan estos uniformados a tomar algo que es ajeno. Agarrar lo que no es tuyo es un delito”, agregó una mujer.

Los familiares presumen que las personas que revisan las comidas agarran una parte porque piensan que mantenerlos desnutridos; es una estrategia para que los privados de libertad no protesten al no tener fuerza para hacerlo.

Reclusos se comieron una mascota en Carabobo

“Lo digo porque me ha pasado. A mi hijo le dejaron el envase casi vacío. Le robaron un pan andino de dos que le había llevado. Las catalinas que vienen 10 en el paquete le dejaron cinco. Juegan con el hambre de esos muchachos. Que Dios los reprenda porque son perversos, inhumanos y sin corazón”, expresó otra mujer.

Aseguró, que según orden de la nueva ministra; a los privados de libertad solo se les puede dar diario una comida y un pan.

Sin embargo, están de manos atadas. Temen que al reclamar por este tipo de situaciones “la paguen” con su familiar.

ACN/El Nacional

No dejes de leer: Bus que se trasladaba a un sepelio se volcó y quemó en Coro

Infórmate al instante, únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Carabobo

Internas del albergue La Esperanza protestaron por la falta de alimentos

Publicado

on

Protesta en albergue La Esperanza - ACN
Compartir

La noche del  lunes se registró una protesta en el albergue femenino La Esperanza, situado en la avenida Universidad del municipio Naguanagua, en el estado Carabobo.

De acuerdo a la información, las internas menores de edad habrían iniciado un incendio, para luego subirse a uno de los techos de la institución desde donde lanzaron piedras y objetos contundentes en contra de quienes se acercaron.



“Nos están matando de hambre” era lo que se escuchaba con insistencia y que, junto al olor a humo, alertó a los vecinos de las comunidades vecinas y provocó la presencia de funcionarios de la Policía de Carabobo y del cuerpo de bomberos.

De este modo, tuvieron que esperar que las internas se calmaran para poder ingresar y controlar la situación que fue desatada por la falta de comida.

Las autoridades del albergue femenino no se han pronunciado. Se desconoce si hay personas lesionadas o daños materiales en el recinto.

Deficiencias en el Albergue

Se pudo conocer, que hay menos de 20 internas en la institución que están padeciendo muchas precariedades por la falta de comida y el abandono en el que se encuentra el retén.

Además, trascendió que desde el comienzo de la cuarentena hay cada vez menos personal que se encargue del mantenimiento del lugar y de la atención de las niñas y adolescentes.

La última información que se conoció de forma oficial fue del 19 de noviembre de 2019, cuando la gobernación realizó una dotación de rubros agrícolas y alimentos a La Esperanza, y los centros de internamiento de menores Alberto Ravel y Pastor Oropeza, ubicados también en el municipio Naguanagua.

Aunado a esto, son pocos los familiares que van de forma esporádica a llevar algo de alimentos y de artículos de higiene personal a las internas; eso también ha mermado como consecuencia de la crisis de transporte, combustible y la falta de poder adquisitivo.

ACN/ El Carabobeño

No dejes de leer: Paralización de planta Inlaca de Valencia pone en riesgo más de 400 empleos

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.