Tras 13 días de paralización, refinería El Palito retomó operaciones
Connect with us

Carabobo

Tras 13 días de paralización, refinería El Palito retomó operaciones

Publicado

on

Refinería El Palito retomó operaciones
Compartir

Este lunes 3 de agosto la refinería El Palito, en Carabobo, retomó operaciones a 7% de su capacidad instalada; lo que representa entre ocho mil y 10 mil barriles diarios de combustible, de los 140 mil bd que es capaz de procesar.

Esta reactivación sucede, luego de haber estado 13 días en completa paralización debido a fugas reportadas; el 21 de julio en la planta de crudo y en la de fraccionamiento de craqueo catalítico (FCC.



La información fue confirmada por el secretario ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv) y representante sindical de El Palito, Freddy Alvarado, al diario El Carabobeño.

Refinería El Palito retomó operaciones

Alvarado detalló que los operadores de Pdvsa se mantienen realizando trabajos de estabilización y recirculación en las plantas; preparándose además para reactivar la producción de GLP (gas licuado de petróleo), escaso en la mayoría de los hogares venezolanos.

Con la refinería Cardón, en Falcón, todavía paralizada y el complejo de refinación carabobeño procesando aproximadamente 10 mil bd de combustible; en Venezuela se genera un déficit de 78% en la cobertura del mercado interno.

Según estimaciones del economista y profesor universitario, Hermes Pérez; durante los meses de cuarentena por la pandemia de covid-19 se ha mantenido en 45 mil bd de gasolina.

Se conoció que los 10 mil barriles están siendo obtenidos de la FCC; la cual tiene capacidad para procesar 55 mil bd de combustible.

Colas para surtir gasolina

Esto equivale a 18% del total que pudiera producir solo esa planta. Para el representante gremial de la columna obrera del movimiento Redes en El Palito, Horacio Silva; ese es un porcentaje de producción irrisorio, si se toma en cuenta lo que se necesita para paliar la crisis que mantiene a los venezolanos atrapados en largas filas para intentar surtir algunos pocos litros de combustible.

A su juicio, 35 mil bd de gasolina es lo máximo que podría llegar a procesar la FCC en las condiciones en las que se encuentra actualmente.

“La planta está como cuando a una persona le dan 10 ataques al corazón; jamás volverá a ser la misma”, aseguró.

La FCC es esencial en el procesamiento de combustible, porque es en ella donde ocurre el desprendimiento de moléculas de gasolina y gases del VGO; los cuales son recuperados por el compresor de gas húmedo y comprimidos nuevamente.

Luego de la compresión, los gases pasan de nuevo a estado líquido y así se obtiene la gasolina. Lo que no se comprime como combustible; es usado como gas doméstico, apuntó Silva.

ACN/El Carabobeno

No dejes de leer: Joven se ahogó tras ser arrastrada por el río Curaguaro, en Anzoátegui

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Carabobo

Jessy Divo aseguró que 40% de los profesores han abandonado las universidades

Publicado

on

Profesores han abandonado las universidades
Compartir

Las universidades públicas del país inician el año 2022 con un déficit presupuestario de 96%, una cifra que va más allá del estupor, de acuerdo a la reflexión de la rectora de la Universidad de Carabobo y miembro de la Asociación de Rectores Universitarios, Jessy Divo, además de asegurar que 40% de los profesores han abandonado las universidades.

Entender la justa dimensión de cómo funciona una casa de estudios con menos del mínimo admisible, amerita un repaso por la amenaza del vandalismo constante en los campus inseguros; donde muchos de los centros de investigación ya no funcionan.

“Egresar a un muchacho” es un acto de heroicidad, confiesa, debido a la renuncia del 70% del personal administrativo y al éxodo de casi la mitad del profesorado. Un docente titular; con acreditación doctoral, no gana más de 16 dólares mensuales.

Profesores han abandonado las universidades

Iniciemos la conversación por el tema neurálgico: el presupuestario. Ustedes, los rectores, que son la autoridad académica y administrativa de las universidades; han denunciado que el Gobierno nacional persiste en políticas violatorias de la autonomía universitaria y de asfixia económica.

¿Cómo podría describir esta situación?

Gerenciar estas instituciones en momento de crisis resulta complicado, pero en una universidad sin recursos, se agrava aún más y los más perjudicados son nuestros profesores, empleados y obreros, y por supuesto; nuestros estudiantes.

Los ingresos de nuestros trabajadores ya no pueden llamarse, si quiera, salarios. Los beneficios laborales fueron eliminados casi en su totalidad.

Ahora tenemos nosotros que cubrir nuestro propio HCM, nuestro sistema de salud. ¿Cómo podemos nosotros mantener una educación de calidad; si nuestros centros e institutos no pueden operar? ¿Cómo invertir en ellos si no nos llegan recursos para la inversión académica, para las bibliotecas, para el mantenimiento de los espacios?

La educación es la principal herramienta del progreso de un país. La educación debe ser considerada la prioridad. Sin embargo, no tenemos cómo costear la seguridad de la universidad. En el caso de la de Carabobo, estamos en 300 hectáreas de terreno; entre dos avenidas, la que comunica con la variante Bárbula y la autopista Valencia – Puerto Cabello y, por lo transitado, la ciudad universitaria se trasforma en un espacio muy atractivo para la delincuencia.

Todos los días hemos tenido una acción delincuencial distinta. Pero debo reconocer que en los últimos meses, la situación ha mejorado; porque contamos con un dispositivo de seguridad en alianza con la Policía de Carabobo y la Alcaldía de Naguanagua, junto a la PNB y la GNB.

Es un convenio antiguo que suscribí en el año 2010, y que hoy se mantiene. Pero, aún con el patrullaje, es muy difícil mantener la seguridad de un recinto abierto.

Por ello es indispensable recuperar nuestro presupuesto destinado, como en el pasado, a la contratación de empresas de seguridad o, al menos, a la contratación de personal de la universidad; que se encargue de la seguridad de estos espacios. Y así está la realidad en todas las universidades del país. Los nuestros (Carabobo) son espacios abiertos, no hay posibilidad de balancines ni de cierre.

La inseguridad, los bajos salarios y los pocos beneficios han generado un éxodo que ya se pierde de vista. Hay jubilaciones masivas de obreros, personal administrativo y docente.

ACN/La Patilla

No dejes de leer: Carabobo se mantiene por debajo de los 20 casos de COVID-19 al día

Infórmate al instante, únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.