Régimen que sólo produce pobreza - ACN
Connect with us

Opinión

Régimen que sólo produce pobreza

Publicado

on

Compartir

Como es costumbre el líder político venezolano, Henrique Capriles Radonski, hizo público este domingo un articulo de opinión titulado Régimen que sólo produce pobreza donde expresa su punto de vista en torno a la situación político económica del país. 

Aquí en ACN publicamos el texto para que usted pueda leerlo y analizarlo de acuerdo a su criterio y convicciones.

No dejes de leer: Venezuela el país que mas se empobreció en 2017

El ex gobernador de Miranda, asegura que Venezuela es el único país con la inflamación más alta del mundo.

A continuación lea Régimen que solo produce pobreza

“Es que el precio cuando tomas el producto en el supermercado, al precio cuando llegas a la caja para pagar, es otro”. “Hay que pedir la cuenta apenas pidamos la comida en el restaurante, porque si comemos y luego pedimos la cuenta el monto es otro”. Son cuentos que nos echaban amigos que viajaron a Argentina en aquellos momentos donde la crisis les afectó con fuerza. Para uno, venezolano, era inimaginable que eso pudiera suceder. Hoy la realidad nos golpea en la cara.

El año 2018 será un año muy duro. Si en el 2017 extrañamos el año 2016, imagínense como lo vamos a extrañar este año que está empezando.

Una de la informaciones con la que arrancó el año es con la afirmación de que los ingresos percibidos por la venta de crudo a Estados Unidos descenderán, algo que debe generarnos preocupación, ya que es el ingreso más sólido que tiene nuestra industria petrolera, tomando en cuenta que parte de la producción está comprometida en envíos que deben realizarse a China tras los convenios a los que llegó el gobierno con el país asiático, y que los envíos a través de Petrocaribe no generan ningún tipo de liquidez.

Siendo conscientes, además, de que esta caída en los ingresos no es generada por un descenso de precios del petróleo, al contrario, hoy el precio es superior al del año pasado, cuando el barril de crudo rondaba entre 39 y 45 dólares, hoy se cotiza entre 49 y 56 dólares.

Igualmente, en 2017 el precio del petróleo fue de 11 dólares superior que en 2016, sin embargo, hubo menos ingresos y eso agudizó aún más la crisis.

Y es que la reducción en los ingresos se debe a la caída de la producción de petróleo por la quiebra de la industria petrolera y los pagos de la deuda externa.

Esto conlleva, por ejemplo, a que entre enero y marzo de 2018 se venderán a Estados Unidos 22.974 barriles menos que en 2017. Los ingresos por la venta de petróleo a Estados Unidos serán de un aproximado de 2.266,1 millones de dólares en el primer trimestre de 2018, unos 447,7 millones de dólares menos que en 2017.

Nuestra industria petrolera atraviesa una importante crisis y no hay señales de que eso vaya a mejorar durante este año 2018, cuando Venezuela deberá pagar unos 8.300 millones de dólares por la deuda a la que nos ha llevado el régimen por su falta de capacidad para gerenciar el presupuesto de la nación.

Su falta de gerencia quedó más que en evidencia este año cuando los venezolanos, pese a ganar cientos de miles de bolívares, hoy son más pobres que nunca.

Y es que la reconversión monetaria cumplió 10 años y ese “bolívar fuerte” que nos vendieron ha sido golpeado una y otra vez por las malas decisiones económicas que ha tomado el gobierno, terminando desauciado y abandonado por sus propios creadores.

El régimen pretende resolver los problemas económicos del país imprimiendo más billetes sin ningún tipo de valor. Esto nos ha llevado a ser el país con la inflación más alta del planeta, por encima de 2.700% cerró el año 2017 y los pronósticos para el 2018 no son nada alentadores.

Somos el único país con una inflación de cuatro dígitos. Entre enero de 2008 y diciembre de 2015, la inflación acumulada llegó a 2.258%, es decir, que sólo en un año, el año 2017, se sumó una inflación más grande que la de 7 años juntos (2008 al 2015).

Por primera vez en nuestra historia estamos en una hiperinflación, y la cúpula que acompaña a Maduro pretenden solucionarlo generando más pérdida en el valor del bolívar, con aumentos de salarios que en nada ayudan a los trabajadores venezolanos porque no vienen acompañados de políticas que paralelamente busquen estabilizar nuestra economía.

El aumento del salario mínimo de los venezolanos se traduce en 7 dólares, si se toma en cuenta el cambio no oficial, que es con el que se rige realmente la economía del país tras la destrucción que realizó este gobierno del aparato productivo.

Ese aumento no es más que otra burla a nuestro pueblo, no servirá de nada porque ya la inflación se lo tragó. Dicen proteger el salario de los trabajadores, pero ninguno de los incrementos ha generado poder adquisitivo, que en teoría debería ser el objetivo. No han podido alcanzar la inflación, porque su velocidad crece rápidamente, evaporando la capacidad de compra de los venezolanos.

Es el colmo del cinismo de la propaganda madurista para ocultar su ineptitud o sus pocas ganas de realmente aportar una solución y bajar la hiperinflación. Aún con ese salario integral, somos el país con el salario mínimo más bajo de Latinoamérica.

Argentina es el país con el salario mínimo más alto, cerró el año con una inflación cercana al 21% y el salario base es de 544 dólares. Sólo el salario de México está en 139 dólares, pero el porcentaje que gana sueldo mínimo es bajo.

El bolívar pierde tan rápido su valor que nadie quiere tenerlo. En países como Brasil y Argentina, donde ya pasaron por esto, hicieron cinco y cuatro reconversiones, respectivamente, sin resultados positivos. Porque las “soluciones” inmediatas no solucionan nada si no vienen acompañadas de medidas serias que generen estabilidad.

Y sólo el 31% del ingreso mensual es salario, lo demás es bonificación. Un gobierno que pregona ser del pueblo y el pueblo trabajador es el más perjudicado con sus medidas.

En noviembre, un hogar con dos ingresos mínimos apenas podía comprar la cesta básica de alimentos de una semana. Para comprar la canasta básica se necesitan 14 millones de bolívares. Es decir, que una familia de cinco personas necesita más de 20 salarios mínimos. Es por ello que la gran mayoría de los venezolanos dependen de la distribución de alimentos subsidiados, que cada vez es menor porque la liquidez del gobierno también va en descenso.

No hay producción suficiente para abastecer a todo el país, se requieren importaciones y hay menos recursos para ellas. Las empresas no pueden traer masivamente productos porque las divisas están en manos del Estado y hay una política cambiaria asfixiante.

Cada vez habrá más cierre de empresas, lo que conlleva a menos puestos de empleo estables. Cada vez son más los venezolanos que terminan en el sector informal, pero este sector también se ve afectado porque cada vez hay menos efectivo en la calle, y cada vez se necesitarán más bolívares para adquirir los bienes y servicios que ofrecen.

El régimen juega con el hambre de nuestro pueblo y cada vez serán más las protestas que veamos por falta de comida. Las protestas son un reflejo de las calamidades que están pasando los venezolanos.

Se necesita un programa macroeconómico que se aplique cabalmente, acompañado de otras medidas como frenar la emisión de dinero electrónico que realiza el Banco Central para financiar el déficit fiscal que está por encima del 10% del PIB, esto hace que el problema no solo continúe sino que acreciente. Hay que tener rentabilidad fiscal y un manejo acertado del tipo de cambio.

Es evidente que se necesita un cambio de modelo en la conducción del país, pero eso sólo será posible si lo hacemos juntos. Sabemos que el año 2017 fue un año muy doloroso y de muchos sacrificios para todos, pero cada esfuerzo realizado debe ser una motivación más para que este año luchemos con más fuerzas por rescatar a nuestra Venezuela.

Cuando nos hemos unido hemos vencido, no dejemos que el oscuro régimen que hoy tiene secuestrado el poder acabe con nuestras esperanzas, esas son las que en días de tormenta nos mantienen vivos.

Unamos nuestras fuerzas y nuestra fe para tener un 2018 de avances en nuestra lucha democrática y de desenlace para finalmente abrir las puertas a un futuro mejor ¡Dios nos acompañe en el camino y bendiga nuestros pasos! ¡Seguimos!

Opinión

La Mula Maniá y otros espantos

Publicado

on

Compartir

César Burguera

@CESARBURGUERA

La intimidante bestia. A inicios del pasado siglo surgían espeluznantes espantos que mantenían en vilo a aquellos que osaban transitar las calles empedradas bajo una sombría oscuridad.  Hacían súbita aparición estos verdaderos espíritus en pena. Uno de ellos era la “Mula Maniá”, una verdadera bestia que se restregaba a las ventanas y paredes hiriendo a las personas que encontraba en su irracional trote. Cuenta la leyenda que la “Mula Maniá” trataba de imitar el relinchar del caballo o, con mejor suerte, el rebuzno de un asno. Todo este relato viene ante la sospecha de que en Carabobo ha reencarnado la espectral figura de la “Mula Maniá” en un deforme cuerpo. Ante la inquietante duda acudimos a la Zona Educativa para la exhaustiva investigación sobre la trayectoria del “Amorfo Cleptómano” y conocer si obtuvo algún reconocimiento  académico. Si Vicencio Scarano Spisso, C. I.  Nro. 7.057.437, logró posar su regordete cuerpo en algún vetusto pupitre, acompañado de cualquier texto. Si tuvo la experiencia de observar un verde pizarrón o sentir, dentro de sus torpes manos, la sensación del amarillo lápiz y plasmar algún garabato que el “Contrahecho Delincuente” consideraría como una fina escritura. Pero la frustración socavaba nuestra esperanza de algún hallazgo, ya que no existe ni siquiera la mínima constancia de haber transitado algún nivel académico. Sin embargo aún abatidos por la fallida búsqueda, llegaba una infidencia que nos advertía que acudiéramos a una institución educativa, donde nos otorgarían privilegiada información. Emprendimos nuestro camino para encontrarnos con una verdadera sorpresa en el disimulado colegio, ya que un longevo profesor, impecablemente trajeado, nos llegaba a confesar que décadas atrás acudía a ese recinto académico, una distinguida señora que prácticamente suplicaba que se le concediera el título de bachiller a uno de sus problemáticos hijos. La compungida dama señalaba que todos los gastos serían cubiertos por una entonces acaudalada empresa constructora. Pero lo que no advirtieron ni la desesperada señora y ni la encubierta escuela, es que el obtuso alumno nunca se presentó en la aula de clases. De esa dramática forma se esfumaba cualquier expectativa de ver con toga y birrete al “Analfabeta Bribón”. El desesperado esfuerzo y el dinero desembolsado por la acongojada madre se perdía. Misia Clara observaba cómo resultaba estéril  hacerle conocer al menos el abecedario o las simples vocales a su inepto descendiente. Ha reencarnado “la Mula Maniá”, con las dos pares de patas atadas como castigo, es literalmente una bestia. Por ello al igual que el siglo pasado cualquier persona que se cruza con la rechoncha “Mula Maniá”, inmediatamente elevan sus plegarias y llegan a exclamar  “Ave María Purísima”.

La edil SAYONA. Pero al parecer ese súbito ejercicio de reencarnar no es patrimonio exclusivo del “Deforme Analfabeta”, ya que por las calles del casco central de Valencia se ha avistado a la temible Sayona, cuyos centenarios relatos la describen como una mujer traicionada y con una sed insaciable de venganza, que seduce a toda alma infiel y las lleva hasta un cementerio o lugar desolado, donde revela su verdadero rostro que resulta ser una alucinante calavera. Y es que resulta que la “Edil Sayona”, recién llegada del viejo continente, donde permaneció por más de tres años bajo un dudoso  financiamiento, ha querido reforzar a la rebelión de Maru Carrozo y Gustavo López  que buscan desbancar a Mariela Domínguez como jefe de campaña del “Dopado Caminante”. Hay que recordar que la “Edil Sayona”, busca  su insaciable venganza contra Mariela Domínguez, por aquella denuncia que la “Edil Sayona” modificaba las variables urbanas de Valencia con el ánimo avieso de lucrarse. Ahora como abogada de un empresario hotelero, inmerso en oscuros e inmorales negocios, la “Edil Sayona” les encontró una espaciosa oficina para que continuaran su labor de crear intriga contra la convaleciente Mariela que sufrió los duros embates del dramático virus. Un elevado miembro del Equipo Regional de Activismo de VP, injustamente excluido de comandos y candidaturas nos habla sobre las actividades que se desarrollan en la lujosa oficina hotelera que obtuviera  la “Edil Sayona” con la única condición que incorporarán a Yrali Petroccini, cuestionada directora de Control Urbano en la anterior y nefasta administración municipal. El delator del (ERA) llega a expresar que “Maru Carrozo Es una verdadera trepadora y su único ardid es el coqueteo con los diferentes candidatos, pretende crear una supuesta comisión de enlace y eróticamente tiene fantasías con un equipo de gobierno municipal para Valencia, allí te envío el utópico invento” Vuelve la “Edil Sayona” para mostrarnos su irremediable rostro, es una espantosa calavera.

La pea LLORONA. No haremos mención a La Llorona, aquella mujer que ahogó a sus hijos, y que luego, arrepentida y maldecida, los buscaba por las noches por ríos, pueblos y ciudades, asustando con su sobrecogedor llanto a quienes la oyen en la noche. Haremos referencia a las peas Lloronas del “Jefe Cachón”, quien recostando su cabeza sobre la rústica barra del botiquín, parece no haber superado aquel despiadado episodio del “Medio Metro” de encaje negro. En pleno desarrollo de la experiencia etílica el “Jefe Cachón”, solo acompañado por la melódica letanía de la gramola, intenta enviar mensajes a través de redes sociales y así surgen los tuits vertidos en la cuenta personal del Cabito. “Carabobo va a cambiar para bien. JÚRELO. El 21N sal a vitar” o “Este vecino está caritoooo” y termina por convocar a los vendedores de obras de artes y movimientos religiosos “Si ya marchantes, protestante”, por otro lado en un chat, anunciaba acciones contra diferentes medios de comunicación por haber hecho público la adquisición del “Medio Metro” de encaje negro por parte de su primera cónyuge. Lo relevante es que la pasada semana en un programa de amplia audiencia en el canal del estado, Diosdado Cabello señalaba que el jefe de campaña de un candidato opositor a la gobernación de un estado lo había calificado como “El Señor de los Cielos” exigía una explicación y la intervención de los organismos competentes. De repente se le pasó la pea Llorona al “Jefe Cachón” y trata de resguardarse en un recóndito espacio de su fraudulento desarrollo habitacional en San Diego que tiene en sociedad con otro ilustre pillo. Y esa es la verdad

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.