Una reliquia del pesebre: el regalo del Papa Francisco a Belén
Connect with us

Internacional

Una reliquia del pesebre: el regalo del Papa Francisco a Belén

Publicado

on

Una reliquia del pesebre: el regalo del Papa Francisco a Belén
Foto: fuentes.
Compartir

Una reliquia de madera, que el Vaticano asegura proviene del pesebre de Jesús, llegó a Belén el sábado como un regalo del Papa Francisco a Belén., iniciando la temporada navideña en la ciudad venerada como el lugar que dio origen a la navidad.

La reliquia del pesebre, en forma de una pieza de madera, de solo unos centímetros de largo, una vez se mantuvo en la Basílica de Santa Maria Maggiore en Roma. Se entregó a principios de esta semana al custodio de la iglesia de Belén, quien dijo que traía «un gran honor para los creyentes y peregrinos de la zona».

La procedencia de las reliquias antiguas es a menudo cuestionable. Aún así, son venerados por los fieles cristianos, entre ellos los muchos peregrinos que pasan a través de una estrecha entrada de piedra arenisca en la Iglesia de la Natividad para visitar la gruta de nacimiento que es su pieza central.

Una reliquia llevada a Roma hace 14 siglos

Según el Custodio de Tierra Santa para la iglesia católica, Francesco Patton, la reliquia data de más de 2.000 años y fue enviada al Vaticano en el siglo VII.

Encerrada en un soporte de mesa ornamentado de color plateado, fue presentada al público el viernes en el Centro Notre Dame de Jerusalén. Las bandas de música saludaron a la reliquia cuando llegó a Belén el sábado.

Fué colocado en la Iglesia de Santa Catalina de Belén, en el complejo de la Iglesia de la Natividad en la Plaza del Pesebre.

«Estamos orgullosos de que parte del pesebre esté de regreso en Belén porque sentimos que el alma de Dios está con nosotros más que antes»; dijo Chris Giacaman, de 53 años, ama de casa de Belén, mientras estaba parada afuera de la iglesia.

La ciudad de Belén, en la zona de Cisjordania ocupada por Israel, suele estar particularmente ocupada antes de Navidad el 25 de diciembre; con turistas y peregrinos que acuden en masa a la ciudad bíblica.

Con información de: ACN|Reuters|Redes

No dejes de leer: El Vaticano instala en Plaza San Pedro ambulatorio para personas sin techo

Internacional

Cartero británico se disfraza para animar a sus clientes

Publicado

on

cartero británico se disfraza animar clientes
Compartir

En medio del confinamiento que se vive en varios países del mundo a causa de COVID-19, un cartero británico se disfraza con la intención de animar a sus vecinos y clientes; mientras cumple con las entregas que le corresponden como función principal en su trabajo.

Se trata de Jon Matson de 39 años, quien labora para el Royal Mail y lleva dos años llevando a cabo la misma rutina; idea que le ha servido para conocer a casi todo el vecindario de Suderland y para establecer una relación de confianza con ellos.



Debido al aislamiento que deben acatar todos los habitantes de esa localidad, los ánimos estaban muy por debajo; situación que hizo accionar al cartero y decidió disfrazarse a diario con varios personajes entre ellos, de porrista, Little Bo Peep y Gladiador.

Sobre ésta iniciativa, los jefes la aprobaron y le dijeron «puedes hacer tus rondas con los trajes; con la condición de que uses tu identificación y zapatos de la compañía».

Cartero británico se disfraza para animar a sus clientes en aislamiento

Vale mencionar, que hasta la actualidad Gran Bretaña es el sexto país en superar la barrera de los 1.000 muertos, por eso Matson expresó que «todos están inseguros en este momento y tú eres la única persona fuera de la familia que ven; así que, ¿por qué no darles algo para sonreír?. Es realmente agradable ver que la gente viene a verme».

A ello agregó, que fue «maravilloso» poder devolver una sonrisa a las caras de sus clientes. De hecho, relató que después de su primera vez disfrazado como porrista, al otro día los vecinos los esperaban, pero los sorprendió con su traje Little Bo Peep.

Por su parte, según Zoe Grant, quien vive en la ruta que a diario recorre el cartero británico que se disfraza para animar a sus vecinos y clientes; «estar encerrado es difícil para todos los residentes, el no poder ir a ver a familiares y amigos, por eso ver a Jon es una experiencia emocional».

No obstante, si Jon no sigue las recomendaciones sanitarias podría contagiarse durante sus labores y esa realidad le genera preocupación. «Por supuesto, como trabajador clave, obviamente estoy preocupado por el coronavirus, pero eso siempre está en el fondo, pero tengo que mantenerlo allí y continuar. Al hacer esto y ver las sonrisas de mis clientes, también me está ayudando a mantener el ánimo».

Con información: ACN/La Nación/Foto: NCJ Media

Lee también: Cierran el Parlamento británico por un mes para aprobar el Brexit

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído