Remordimiento de conciencia no los deja vivir en paz
Connect with us

Opinión

El remordimiento de conciencia no los deja vivir en paz: @lortegadiaz y @GermanFerrer23

Publicado

on

OEA
Compartir
  • 7
    Shares

Veraz…/El remordimiento de conciencia, no los dejan en paz a: @lortegadiaz y @GermanFerrer23: Por Robert Alvarado / “Una mentira no tendría ningún sentido a menos que sintiéramos la verdad como algo peligroso”(Alfred Adler). Según tengo por entendido el concepto de remordimiento es un sentimiento que experimenta una persona cuando cree que no ha actuado de manera correcta. Esta acción busca el arrepentimiento, por aquellos hechos que una vez hizo daño a muchas personas que estuvieron alrededor ellos. Caso pasa espécimen con los esposos German Ferrer y Luisa Ortega Diaz. Cuando estuvieron en las mieles del poder chavista fueron los llamados “verdugos de la revolución” y ahora se hacer ver estos señores ante el mundo como unos benévolos justicieros y lo vemos con las últimas declaraciones de Germán Ferrer (@GermanFerrer23): “Debemos seguir avanzando hacia la unificación de toda la disidencia, para que nadie convalide el fraude electoral planteado por la tiranía. Por ello, ME UNO al Frente Amplio y Plural propuesto por algunos partidos y sectores del país para luchar contra el régimen”, expresan el sentido que él y su esposa, Luisa Ortega Díaz, quieren darle a su esfuerzo de agarrar la bandera y estar al frente de un proceso de recuperación del Estado de Derecho y de Justicia, eso es todo.

¿Cómo unas personas que reconocen sus delitos en perjuicio del pueblo venezolano, porque eso fue lo que hizo Luisa Ortega Díaz hablando de presiones, ahora van a venir a pedir unificación  desde su condición delincuencial para empuñar la bandera del cambio político? Una cosa es que deban asumir sus responsabilidades y actuar, por ejemplo pidiendo la Orden de Captura Internacional contra Nicolás Maduro o el Antejuicio de Mérito al cual le dio entrada el TSJ Legítimo, y otra cosa, muy diferente, es darles el beneficio de la duda respecto a supuestos planes de la recuperación de la democracia cuando hasta el mismo Walid Makled los ha señalado, perdón, los denunció por ser parte de una mafia que nos llevó a la ruina.

En las palabras de  Germán Ferrer está demostrado el talante advenedizo de él y su esposa, hablando de dignidad entre líneas o desde la cuenta twitter @DIGNIDADMP, de supuestos “Justicieros, luchadores, seguidores de la gestión de la única Fiscal General de Venezuela, Luisa Ortega Díaz! Fervientes defensores de la CRBV”, en ese sentido, comparto con Carlos Ramírez López, Dr. Ley, que hoy día debemos comprender el rol de Luisa Ortega Díaz como Fiscal General pero sin perder de vista el sentido de justicia que debe privar ante las nefastas consecuencias de su gestión al frente del Ministerio Público venezolano, una gestión que nos conduce a una interrogante paradójica vista la vindicta pública como garante de los derechos humanos: ¿en manos de qué delincuentes estábamos si los mismos delincuentes que ellos procesaron, entiéndase Walid Makled, ahora los denuncian por ser tan o más malhechores que ellos?

Estimado lector, si a usted aún le quedan dudas de que estos personajes sean unos delincuentes, analice el caso del Vice Fiscal que llegó huyendo a España proveniente de los Estados Unidos de Norteamérica, donde no le creyeron ni pío al igual que a su jefa cuando le negaron la visa. Ahora vienen con el cuento de que “Las últimas acciones de la Fiscal @lortegadiaz tendrían al Gobierno muy preocupado, por lo que estarían buscando la forma de incriminarla en casos de droga para intentar frenar sus acciones y credibilidad ante organismos internacionales”, al amigo Alberto Rodríguez (@AlbertoRodNews) cuando informó eso se le olvidó que el problema de Germán Ferrer, como el de su esposa, es el de creer que el dinero lo puede todo, un dinero mal habido en casos de corrupción y al parecer de narcotráfico como lo sugiere Walid Makled.

Escuchar decir a Luisa Ortega Díaz sobre posible nacionalidad colombiana de Maduro que “podríamos estar frente a un evento positivo”, es constatar su complicidad con el actual Primer Mandatario nacional, se dispone de una prueba irrebatible de su complacencia con el régimen durante su gestión como Fiscal General de la República. El chiste se cuenta solo. En busca de un recurso comunicacional de impacto, obviamente desesperado, hace como el sapo cuando salta y se ensarta en la estaca. ¿Por qué sucede eso? Porque su esposo, el corrupto Germán Ferrer, su consejero y asesor de imagen, perdió el sentido de la realidad y piensa volver por sus fueros.

Comparto con mi amiga Berenice Gómez (@berenicegomez52) que “nada de lo que hagan devolverá hijos muertos, heridos, mutilados, ni les hará más llevadera la cárcel a los 11 mil presos políticos y más de 9 mil en sus casas con cautelares”. Con ello quiero decir que al hablar de este dúo dinámico se plantea un tema de ética y moral, por demás revolucionarias, que los excluye por sí mismos, dada su condición y/o actitud punible de cualquier consideración favorable a su desempeño como abanderados de un proceso de cambio político en Venezuela.

La frivolidad no debe llevarnos a planteamientos triviales como el de “zamuro cuidando carne”, no, la gravedad estriba en ser presa de subterfugios que orientan el manejo político y la manipulación mediática promovidos y pagados por Germán Ferrer y Luisa Ortega Díaz con el fin de evadir toda responsabilidad penal por los hechos de corrupción y violación de derechos humanos en los cuales están incursos, delitos que no prescriben según las leyes venezolanas. Con esa intención, se han dedicado a crear una matriz de opinión posicionando la noción de persecución política como elemento comunicacional contrario a los señalamientos de corrupción y delitos de lesa humanidad hechos contra ellos, buscando dejarse colar como disidentes valiéndose de esa percepción inducida, falsa e interesada.

Cualquier información o sugerencia por [email protected]  [email protected] [email protected]  [email protected]  o bien por mí teléfono 0414-071-6704 y además pueden leer esta columna y otras cosas más por la señal en vivo de RCTV INTERNACIONAL en mí página Web:www.robertveraz.galeon.com   Ahora mi columna se traduce en Inglés http://robertveraz.galeon.com/aficiones2595740.html  y sigan mis comentarios y opiniones por @robertveraz en twitter ¡Hasta la próxima semana, Dios  bendiga a Venezuela!

No deje de leer: Luisa Ortega entregará a la AN documentación sobre contrataciones de los Clap

Opinión

El llantén

Publicado

on

Compartir

El llantén: Josué D. Fernández A.- Al tomar cualquier acera con resguardo para franjas de grama, y después bajar la vista, comúnmente también se detecta otra hierba llamada “llantén”, que levanta unos 20 centímetros, con  hojas de forma de cuchara sopera, alrededor de varias espigas de altura superior. El mismo nombre de “llantén” a veces se usa por igual para calificar las interminables cantaletas diarias sobre lo mal que van las cosas, nada más tropezarse con vecinos al salir de casa. El primer llantén nombrado tiene de bueno sus efectos curativos como planta medicinal, el segundo solo podría causar irritación de la garganta, y deshidratación debido a lágrimas, y gastos de saliva en tanto blablablá.

La situación actual no tendría solución ante explicaciones de cada uno para seguir sollozante, a la espera del milagro que desarmará militares, al castro comunismo cubano que se resignará a entregar su rentable enclave, a los políticos que moderarán sus ambiciones de poder y de acceso a presupuestos públicos, a los terroristas de redes sociales que cancelarán complicidades con corruptos y ganancias crecientes en aguas turbias. Sí, ya te aviso chirulí. Las propuestas de articulación comunitaria, de nueva narrativa, no le compete a las mayorías, y apenas alcanzan para convencer a élites dolientes y preparadas, pero en protestas restringidas de salones.

La saludable terapia ocasional de desahogo entre personas cercanas,  le ha dado paso a un vicio de más de 20 años, en el caso venezolano como referencia de ahora, donde el pueblo de uno y otro lado, enchufados a la dictadura o perseguidos de la oposición, todos han visto venirse abajo bienestar y esperanzas que una vez les alegraron, y por lo que se le van  sus horas en puro llorar. Sin tequilas de por medio, suena el “Cucurrucú Paloma” en las voces de María Dolores Pradera y Paloma San Basilio.

El 30 de abril de 2019, temprano en la mañana, Juan Guaidó y  Leopoldo López liberado por los custodios de su arresto domiciliario, aparecieron juntos en la cercanía de la base militar de La Carlota, invitando a los caraqueños a manifestarse desde allí contra la dictadura. La convocatoria  fue equivalente a la de reunión de junta de condominio, donde a la hora de la verdad sobran excusas para justificar ausencias, aquí con excepción de militantes partidistas cercanos al dúo, de  unos jóvenes que dejaron la cobija a regañadientes, y de madrugadores de la tercera edad siempre llenos de nostalgia de  tiempos distintos guardados en sueños.

El hecho quedó escrito en el papel con el cual se frotó las manos la dictadura, convencida de que la ausencia en La Carlota representó un sólido apoyo a su régimen, o  lo que fue igual una victoria de sus amenazas, persecuciones y represión, que aumentarán si hiciera falta, aunque haya protestas institucionales de adentro y afuera por violaciones de derechos humanos, y delitos de lesa humanidad a los ojos de todos.

Resultaría vital decir ¡Ya basta! y dejar el llantén, cuando se quiere mirar con claridad. “La Lupe” cantó “Yo no lloro más” por razones distintas, pero en la realidad de hoy mantiene vigencia el suponer sufrimientos al mayor entre los que deciden marcharse al extranjero a padecer humillaciones, maltratos y trabas migratorias. Dejar la dictadura a sus anchas, no parecería el mejor remedio para los males de muchos emigrantes, que renuncian al aprecio de familiares y amigos, a pesar de ser requeridos en su tierra. Con “La Lupe” nos despedimos por esta tarde…

Narración completa y temas musicales editados, en grabación por:

El artículo adosado forma parte de“SALDOS”, segmento de la revista “Estamos en el Aire”, transmitida a  las 4:30 de la tarde, cada sábado,  para el entretenimiento general a partir de saldos que deja la actualidad local e internacional En ensayo audiovisual a título de catarsis del autor Josué D. Fernández A., a través  de Radio Rumbos 670am.en Caracas, Venezuela, , para participación directa  por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, por Twitter, @jodofeal, https://www.youtube.com/user/fernandezjosue o en https://comunicadorcorporativo.blogspot.com/

Ampliaciones al pinchar imágenes de abajo

ACN/Josué D. Fernández A., comunicólogo

No deje de leer: Patrañas.21

Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído