Samsung lanzó el Galaxy A Quantum: El primer Smartphone inhakeable
Connect with us

Tecnología

Samsung lanzó el Galaxy A Quantum: El primer Smartphone inhakeable

Publicado

on

Samsung lanzó el Galaxy A Quantum: El primer Smartphone inhakeable
Foto: fuentes.
Compartir

Samsung acaba de lanzar su primer teléfono inteligente con seguridad cuántica que presumen de ser «inhackeable». En esta nota informativa les daremos una brevísima descripción de la seguridad incluida en el novedoso Samsung Galaxy A Quantum.

De acuerdo a Samsung, el Galaxy A Quantum es el primer teléfono inteligente con capacidad 5G del mundo, que posee un generador de números aleatorios cuánticos (QRNG).



La actual serie insignia del gigante surcoreano, el Samsung Galaxy S20, viene con una nueva solución de seguridad (elemento seguro), que incluye un chip de seguridad dedicado a evitar que los piratas informáticos roben datos incluso si tienen en sus manos el teléfono.

El novedoso Samsung Galaxy A Quantum, es inhackeable

Se trata de una tarjeta base Galaxy A71 5G, que viene con un importante extra de seguridad: un chip QRNG desarrollado por ID Quantique.

Los generadores de números aleatorios son una parte vital de muchas soluciones de seguridad, pero a menudo no son tan aleatorios como cabría esperar. De hecho, los generadores de números «pseudoaleatorios» son muy frecuentes, pero estos son un punto débil criptográficamente de los sistemas de seguridad del pasado, como tales, son una especie de «tarea sencilla» para los piratas informáticos.

Lo que el chip ID Quantique QRNG aporta a la seguridad, no es solo un generador de números genuinamente aleatorios; sino que es capaz de generar una aleatoriedad perfectamente impredecible.

El chip QRNG que se encuentra en el Samsung Galaxy A Quantum es demostrablemente aleatorio; tiene una entropía completa desde el primer bit y ha sido diseñado y fabricado específicamente para teléfonos móviles.

La aleatoriedad cuántica, se logra mediante el «ruido de disparo» de una fuente de luz capturada por un sensor de imagen CMOS. Un diodo emisor de luz (LED) y un sensor de imagen están contenidos dentro del chip; y ese LED emite un número aleatorio de fotones gracias a algo llamado ruido cuántico, explica ID Quantique.

Esos fotones son capturados y contados por los píxeles del sensor de imagen; y proporcionan una serie de números aleatorios alimentados a un algoritmo generador de bits aleatorio.

El algoritmo destila aún más la «entropía de origen cuántico» para crear los bits aleatorios perfectamente impredecibles. Si se detecta alguna falla durante el proceso físico, la secuencia se deshabilita y un procedimiento de recuperación automática se inicia.

[Fuentes]: ACN | Forbes | Infotechnology.com | Redes

No dejes de leer: Entérate: El Sol entro en su ciclo de «Mínima actividad»

* Infórmate al instante, únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Auto Europe Car Rental

Tecnología

Las políticas de privacidad de WhatsApp: Por qué eliminarla no es la solución según ESET

Publicado

on

políticas de privacidad de WhatsApp
Compartir
  • 1
    Compartir

La empresa ESET publicó un texto sobre las políticas de privacidad de WhatsApp y por qué eliminarla no es la solución según los investigadores de la compañía.

Desde que Facebook anunció recientemente que cambiarían los términos y condiciones para el uso de WhatsApp; la noticia provocó un gran revuelo.

Miles de usuarios tomaron la decisión de cambiarse a otras apps de mensajería.

Muchos eligieron esta opción por el temor de que se vea afectada la privacidad de su información a raíz de estos cambios; pero quizás sin estar muy al tanto realmente de por qué lo estaban haciendo.

Investigadores de ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, al recibir consultas sobre si es realmente cierto lo que se dice respecto de los cambios; si se espía a los usuarios y cuál aplicación es mejor para cambiarse, recolectó la siguiente información con el objetivo de complementar la visión que tienen muchos de los usuarios que aún siguen con esta preocupación y no saben qué hacer.

Cuando aparecieron las notificaciones en la app indicando que había una fecha límite para aceptar los nuevos términos y condiciones; no tardaron en surgir las noticias falsas, memes y teorías conspirativas.

Lo más importante de aclarar según ESET es que estos cambios no implican que Facebook va a poder leer o acceder a los mensajes privados de los chats y/o grupos.

La aplicación implementó hace un tiempo un algoritmo de cifrado de extremo a extremo en las conversaciones.

Esto significa que el mensaje se cifra antes de salir del dispositivo; con la clave única de cada usuario, y solamente se puede descifrar en el dispositivo del usuario destinatario del mensaje.

Por lo tanto, si el mensaje es interceptado va a ser prácticamente imposible de descifrar.

Para comprender lo que implican las modificaciones es importante recordar que Facebook compró la aplicación de WhatsApp hace más de seis años.

Desde entonces junto con la adquisición de otras aplicaciones -entre ellas Instagram-; confeccionó un ecosistema de aplicaciones logrando integrar los datos de sus usuarios en un perfil único en el que se reúne información de las diferentes aplicaciones.

El objetivo es poder acercarle a los usuarios productos, servicios y promociones asociados a los gustos de cada uno; lo que implica mayores ganancias para Facebook al hacer que sus campañas publicitarias sean más efectivas.

Teniendo esto claro resulta más fácil entender la razón por la cual Facebook desea añadir información relacionada con el uso de Whatsapp.

Como las cuentas con las que interactúa un usuario, si estas son cuentas de empresas, en qué momento utiliza esos servicios; dirección IP con la que se conecta o datos del dispositivo móvil del usuario.

Esto sumado a información de perfiles de otras redes y aplicaciones como Instagram o Facebook, permiten sin lugar a duda llevar a un nivel superior la segmentación y conocimiento de los usuarios.

Las políticas de privacidad de WhatsApp: Por qué eliminarla no es la solución según ESET

Ante los cambios anunciados por Facebook en WhatsApp; muchos usuarios decidieron descargar y empezar a utilizar otras aplicaciones de mensajería, siendo Telegram y Signal dos de las más conocidas.

“Si bien es cierto que aplicaciones como Signal fueron pensadas desde su diseño para ofrecer mayores niveles de privacidad a sus usuarios.

El hecho de dejar de utilizar Whatsapp, pero seguir usando Instagram o Facebook implica que como usuarios seguimos compartiendo una gran cantidad de datos, y eso mencionando únicamente las aplicaciones más conocidas del ecosistema Facebook.

Esta aclaratoria la hizo Camilo Gutiérrez Amaya, jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

Las políticas de privacidad de Whatsapp y las de Telegram: en el caso de Telegram, por ejemplo, el cifrado de las conversaciones no viene por defecto en todas las conversaciones.

«Sino únicamente en aquellas que el usuario decida hacerlo, mientras que Signal o Whatsapp lo tienen por defecto para todas las comunicaciones».

Por otra parte, en el caso de Signal se trata de la única aplicación de código abierto y está patrocinada por una fundación sin fines de lucro que obtiene fondos de usuarios y de grandes empresas como Amazon; mientras que Telegram y Whatsapp tienen como fuente de financiamiento inversores privados.

Toda esta situación plantea riesgos como usuarios al momento de usar la tecnología; ya que se utiliza tecnología que es susceptible de tener fallas y vulnerabilidades.

Estas fallas pudieran poner en riesgo la seguridad de los datos y privacidad (como se conoció esta semana en  Signal, Facebook Messenger, Duo y en la app de Google Chat ).

Es parte de la responsabilidad como usuarios conocer estos riesgos para tomar las medidas de protección adecuadas, aconsejó la empresa.

Nota de prensa

No dejes de leer: Teatro Municipal de Valencia prepara la tercera edición de la «Expo Amor» 2021

Infórmate al instante, únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.