Se deteriora el patrimonio histórico de Valencia - ACN
Connect with us

Opinión

Se deteriora el patrimonio histórico de Valencia

Publicado

on

Hacia el rescate - acn
Compartir

Se deteriora el patrimonio histórico de Valencia: Por Cora Páez de Topel.-  La Academia de Historia del estado Carabobo, que preside formalmente el Dr. Carlos Cruz H. acompañado por la Junta Directiva, emitió un comunicado el pasado 8 de Mayo dirigido al Alcalde de Valencia Alejandro Marvez exhortándolo a que cumpla la obligación municipal de custodiar y preservar el patrimonio histórico de la ciudad, tal como lo establece la Ley sobre Protección y Defensa del Patrimonio Cultural.  No es ésta la primera vez que la AH expresa su preocupación, puesto que meses atrás en conjunto con representantes de la institucionalidad cultural  carabobeña también hizo público su manifiesto, ante la evidencia del deterioro de la riqueza histórica y cultural que valencianos ilustres supieron guardar para la memoria colectiva.

En más de un año de gestión como primera autoridad civil del Municipio Valencia,  el Alcalde Marvez ha permitido la violación de la  referida Ley en espacios tan emblemáticos como la Plaza Cristóbal Mendoza de la Urb. El Viñedo, a la que de una manera desconsiderada el Gobernador del estado Carabobo Rafael Lacava  le superpuso el nombre de Drácula, procediendo a mandar a  pintar un mural a la entrada del estacionamiento con la figura y el nombre del vampiro que el gobernador pretende imponer como símbolo de nuestro estado, puesto que ahora lo vemos dibujado en el transporte público, las patrullas policiales y las ambulancias, al igual que en otros espacios abiertos para el entretenimiento de la ciudadanía.   Como leemos en la enciclopedia,  Drácula es un conde sanguinario representado en la figura de un vampiro chupador de sangre.   Suplantar nuestros  símbolos patrios y valores culturales por esa horrenda figura es una falta de respeto  que el Alcalde debe frenar antes de que tome mayor fuerza.

No se respeta el patrimonio cuando no se restauran las guirnaldas de la base del Monolito de la Plaza Bolívar, emblema de nuestro Libertador y de la Independencia consolidada en la Batalla de Carabobo.  Como es igualmente violatorio la desaparición de las estatuas en las plazas públicas, tal como sucede con la de Mons. Montes de Oca en la plaza homónima, o la de José Antonio Paez en la plazoleta de La Florida al Sur de Valencia.  Otras estatuas han sido sacadas de sus pedestales, yendo a parar no sabemos adonde, con el entendido disgusto de algunos artistas creadores de esas magníficas figuras expuestas al aire libre para preservar la memoria de nuestros héroes patrios, culturales o religiosos.

La Casa Paez está cerrada la mayor parte del tiempo, causándonos mucho dolor el recuerdo de su curador Luis Ovalles (+)  y el injusto pedido de desalojo por parte de la Secretaria de la Gobernación chavista, lo que le ocasionó la muerte prematura a quien dedicó  los mejores años de su vida a cuidar y preservar el patrimonio de esa  histórica mansión.  Instituciones tan distinguidas como la  Sociedad Amigos de Valencia se fundaron y centraron sus principales actividades en esos salones, al igual que la Sociedad Bolivariana  y el Centro de Excursionistas Valencia.  Las puertas del  Centro de Artes Vivas Alexis Mujica – CAVAM – siguen cerradas, privando a los amantes del arte del  disfrute de las exposiciones y eventos celebrados en las salas acondicionadas especialmente para ello.

No se le ha dado solución a la toma ilegal  por parte de la Policía Municipal de Valencia  de la sede de la Asociación de Escritores de Carabobo,  ubicada en el Parque Humboldt,  pese a la petición expresada por la actual Directiva para que le devuelva el espacio que tan útil  es para la intelectualidad carabobeña.  Como tampoco se le ha puesto atención a la solicitud de la Junta Directiva del Ateneo de Valencia para que le restituyan  el hermoso edificio, hoy confiscado de la manera más descarada por el gobierno chavista-madurista desde el año 2008.  En cuanto a la colección de obras del Salón Arturo Michelena que representa lo más valioso del arte del s. XX,  no sabemos que ha sido de ella,  lo cual es otra grave violación patrimonial.  Como podemos apreciar someramente, el Alcalde Marvez  debería  actuar con mano firme para detener la pérdida del patrimonio, sin dejarse llevar por las alas de Drácula, destructoras del legado histórico y artístico atesorado desde la fundación de nuestra hermosa ciudad de Valencia.

Valencia, 14 de Mayo del 2019.

Auto Europe Car Rental

Opinión

El revuelo de Nicolasito

Publicado

on

Compartir

El revuelo de Nicolasito: Por Robert Mur.- El hijo del presidente de Venezuela cumple 30 años saltándose la cuarentena y con ambiciones políticas. Nicolas Maduro Guerra es miembro de la Asamblea Constituyente de Venezuela, e hijo del presidente venezolano Nicolás Maduro

En la gráfica, camina antes de una sesión en Caracas el 8 de agosto de 2017 (Juan Barreto – AFP)

Levanta el vuelo

El hijo de Nicolás Maduro levanta vuelo. Y revuelo. El vástago del mandatario venezolano se llama igual que su padre y es conocido como Nicolasito. Acaba de cumplir 30 años, que celebró con una fiesta, burlando la cuarentena, lo que llevó a la detención de dos jefes policiales del distrito caraqueño de El Hatillo que intentaron hacer cumplir la ley ante las denuncias de los vecinos. Al parecer, el propio presidente estaba en la fiesta. Es lo que tiene el nepotismo y el abuso de poder que caracteriza a los regímenes autoritarios como el que se ha consolidado en la democracia chavista.



Aunque en los primeros años del mandato de su padre –que llegó al palacio de Miraflores en el 2013– Nicolasito mantuvo un perfil discreto, en los últimos tiempos ha elevado su exposición pública y algunas voces lo señalan como sucesor del líder chavista que, si la dividida oposición, la comunidad internacional o Washington no lo impiden, acabará su mandato en el 2025.

Sucesor del sucesor

Últimamente ha elevado su exposición pública y algunas voces lo sitúan como sucesor del líder chavista

No obstante, Venezuela no es Cuba ni Corea del Norte –a donde Nicolasito viajó el año pasado para estrechar lazos con el dictador Kim Jong Un– y el poder no está concentrado en una persona, así que Maduro parece tener el plan de que su hijo único adquiera experiencia política y se gane un lugar en la cúpula chavista ocupando cargos varios.

Cuando asumió el poder, Maduro lo nombró, con 23 años, jefe de Inspectores Especiales de la Presidencia. Luego sumó la coordinación de la Escuela Nacional de Cine, dejando perplejo a un sector donde no tenía experiencia ni vínculos. Y después, añadió el cargo de director general de Delegaciones e Instrucciones Presidenciales de la Vicepresidencia. Más bien, designaciones creadas a medida para mantener al hijo cerca y poder encargarle tareas para que todo el mundo sepa a quien representa. Como hace un mes, cuando presidió una reunión de generales, causando malestar en el alto mando militar.

Presidente de la juventud del PSUV

Además, Nicolasito es vicepresidente de la Juventud del Partido Socialista Unificado de Venezuela y miembro de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), un parlamento paralelo unánimemente chavista creado en el 2017 para suplantar las funciones de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora. Ese año, en una de sus intervenciones en la ANC, Nicolasito hizo gala de la bravucona retórica heredada de su progenitor y respondió a Donald Trump, que había insinuado la invasión de Venezuela.



Sin cortarse una pelo amenazó con invadir EE.UU.; “Si se diera el supuesto negado de mancillar el suelo patrio los fusiles llegarían a Nueva York, señor Trump, llegaríamos y tomaríamos la Casa Blanca; porque hasta Vietnam quedaría pequeño”, soltó.  Después de sonreírse, Trump debió tomar buena nota; porque el año pasado incluyó a Nicolasito en la lista;  de funcionarios venezolanos sancionados por Washington, con bloqueo de bienes y prohibición de ingresar a EE.UU.

El opcaso regimen chavista

En un régimen opaco como el chavista, la mitología urbana contribuye;  a forjar la imagen de sus líderes. Las historias que se cuentan sobre el heredero de Maduro son amplificadas;  pero tienen base cierta porque hoy hay una cámara en cada bolsillo.  Como cuando bailó en la fiesta de un empresario mientras llovían dólares o hizo detener a una invitada a un banquete de primera comunión; porque le sacó una foto. Otro mito –este sin registro– son los negocios que Nicolasito hace con las mafias que explotan ilegalmente minas de oro en el estado de Bolívar.

Su currículum dice que estudió Economía;  en la Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada Bolivariana. Nicolás Maduro Guerra es fruto del primer matrimonio del presidente, con Adriana Guerra; de quien se separó en 1994.  A su vez, Nicolasito se casó cuando tenía 23 años con Grysell Torres;  y tiene dos hijas, las únicas nietas del líder bolivariano.

Su último proyecto es Maduro Guerra Live, programa en la televisión estatal;  donde entrevista a altos dirigentes chavistas, con la vista puesta en su carrera política que pasa por obtener un escaño en la Asamblea Nacional en las elecciones legislativas del 6 de diciembre.

ACN/ROBERT MUR/ La Vanguardia/ BUENOS AIRES

No deje de leer: El Calentamiento Global 

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Auto Europe Car Rental

Sucesos

Lo más leído