percepción negativa del Estado de Derecho, sin muchos tecnicismos
Connect with us

Opinión

Sin percepción del Estado de Derecho

Publicado

on

Presos políticos -acn
Compartir

Sin percepción del Estado de Derecho: Por José Luis Centeno S.-Sin muchos tecnicismos, la percepción en la calle, desde hace un buen tiempo, es que no hay Estado de Derecho, lo dicho por la ONU, aunque de suma importancia, no es nada nuevo, eso sí, confirma la percepción del ciudadano común, cuya inconformidad con la situación país radica en la ausencia indignante del Estado de Derecho. Ya lo sabíamos, a causa de la diáspora que no se detiene, la corrupción estructural, inseguridad, violencia, carestía, hiperinflación, el deplorable estado del sistema de salud, falta de justicia, pero se vuelve a comprobar en el Informe de la ONU sobre Venezuela.

Para quien desee argumentos jurídicos lea el contundente comunicado de Académicos de derecho: La ausencia del Estado de Derecho en Venezuela http://bit.ly/fB8SZK, del todo vigente; la presente entrega es un moderado análisis de reacciones del ciudadano de a pie ante la ausencia de instituciones que afiancen el Estado de Derecho, siendo la ONU, así como la OEA y la UE, las únicas fuentes de confianza y certidumbre que existirían hoy en el país al considerar las circunstancias que amparan los desafueros del régimen, empeñado, como está, en seguir violando la voluntad soberana de los ciudadanos.

Se habla de ausencia absoluta de democracia y justicia, es fácil entenderlo viendo una madre esperar por más de 9 horas el cadáver de su hijo sabiendo que el Estado es responsable, sintiendo la ausencia de quienes murieron hace un año en las protestas, sabiendo de ejecuciones extrajudiciales y represión criminal sin responsables, conociendo detenciones arbitrarias, encarcelamientos indefinidos, torturas y, ahora, desapariciones, por motivos políticos; ayuda a una mayor comprensión el hecho de la sumisión de poderes públicos a la espuria ANC y la existencia de demasiados eufemismos en la oposición para evitar reconocer el carácter dictatorial del régimen y, por ende, la ausencia del Estado de Derecho.

La sed de venganza, llevándose por delante a inocentes con su odio demencial y su falta de respeto a la ley, nos conducen a un inventario completo de violaciones a la dignidad humana y a los derechos humanos, por prevalencia de la impunidad. Porque no hay costos despunta el terrorismo de Estado, el abuso de autoridad, con secuelas trágicas también en la economía, salud y alimentación, floreciendo la desnutrición infantil y hambruna aparejada a la “manipulación, con fines electorales, de la distribución de alimentos”, aunado a la falta de estatura moral por aplicar el poder que les fue conferido en un contexto del crimen organizado internacional.

En la calle, la situación dominante rebasa la simple ausencia de un Estado de Derecho, no se ve la salida, la sociedad civil luce a la deriva. Si los ciudadanos seguimos sin organización, jugando al que más le rinda, continuaremos siendo altamente vulnerables en un ambiente de ausencia de Estado de Derecho. Existiendo sólidas razones para considerar una mayor implicación de la Corte Penal Internacional en esta materia, pese a las dudas suscitadas por la Fiscal Fatou Ben Souda, la sociedad civil, como un todo, puede restablecer el Estado de Derecho en el marco de la solidaridad internacional.

[email protected] –   @jolcesal

No deje de leer: La Junta Patriótica y la CIPV solicitan a la OEA Intervención internacional

 

 

Opinión

Donald Trump no está sobre la ley

Publicado

on

expresidente de EEUU Donald Trump
Compartir

Por: Cora Paez de Topel

El editorial suscrito por el Cuerpo Editorial del periódico New York Times el pasado  28 de Agosto 2022 es un cuerpo de opinión de periodistas, cuyos puntos de vista son informados por experiencia, debate y ciertos valores permanentes.  Está separado de la oficina de las noticias.  En el presente  artículo, me permito tomar  aspectos interesantes de un caso que ha conmovido al sector político de la nación del Norte, relatados en el  mencionado documento.

En el curso del verano del 2022 la nación norteamericana fue forzada por las autoridades del selecto Comité de la Casa sobre los eventos del 6 de Enero 2021, o si Donald Trump tendría que rendir cuentas por lo que sucedió ese día.  El Departamento de Justicia permaneció silencioso acerca de la investigación del anterior Presidente, hasta el mes de Agosto 2022, cuando el FBI investigó su residencia en Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida, en un caso relacionado con el manejo de documentos clasificados.  El espectáculo del ex-Presidente esperando investigación criminal levanta interrogantes profundas acerca de la democracia americana, las cuales demandan respuestas dignas de debatir.

Los detalles recogidos en el Comité del  6/01 dejan pocas dudas sobre la intención de Donald Trump de subvertir la Constitución y voltear el deseo del pueblo norteamericano. El ex-Presidente, derrotado en las encuestas del 2020,  trató por la fuerza la posibilidad de volver al poder enlistando a las autoridades de la Ley Federal, a los oficiales del Estado y a los Administradores.  Cuando todo eso falló,  él levantó a la multitud armada que asaltó el Capitolio el 06/01/2021.  El Departamento de Justicia está examinando la conducta de DT,  de llevarse a casa los documentos clasificados.

Si el Fiscal General Merrick Garland y su personal encuentran que hay suficiente evidencia para establecer la culpabilidad de Trump, se hará una acusación formal.  Los seguidores y aliados  de Donald Trump sostienen que si continúan con la investigación que siga con un juicio al ex-Presidente, podría haber peleas en las calles y ellos rechazan la violencia.  Por otra parte es mayor riesgo no hacer nada,  si el uso del poder está sobre la ley, lo que daría  licencia a futuros presidentes para hacer lo que ellos quieran.

El Cuerpo de Investigación Criminal no está seguro si es conveniente seguir el proceso.  Ningún presidente americano ha sido juzgado criminalmente luego de dejar la presidencia.  El escándalo de Watergate durante el gobierno de Richard Nixon en 1972-74 fue acallado por su sucesor Gerald Ford, asegurando que una persecución criminal levantaría las bajas pasiones, empeorando la polarización política.

Las teorías de conspiración que Trump trata de levantar podrían inflamar la división política hasta el punto de un levantamiento civil.  Hay otras acusaciones serias contra las irregularidades que él  cometió, aparte del ataque al Capitolio, en el que están involucrados los líderes de la milicia de la extrema derecha que participaron en el ataque al Capitolio.

 

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.