Un "susto guapo" o el Juicio Soberano | ACN Un susto guapo o el juicio
Connect with us

Opinión

Un «susto guapo» o el Juicio Soberano

Publicado

on

Compartir

Un “susto guapo” o el juicio soberano:  Por Francisco Mayorga.- Cuando mi papá se levantaba malhumorado en la mañana;  cuarenta años atrás, de madrugada, mi hermano mayor se asomaba a un viejo cuarto de cachivaches;  y veía si la silla estaba en su burro,  la soga del viejo enrollada y colgada detrás de la puerta, las botas en su sitio y las espuelas en el gancho de arriba. Mi mamá no lo llamaba para el cafecito;  sino que,  muda, se lo ponía en la mesa. Mi hermana abría todas las ventanas y recogía las cortinas. Todo en orden…

Después de cuarenta años, al pueblo le dijeron confía y confió. Hay que generar confianza…, y esperó. Durante ese tiempo observó como la Constituyente remedaba al Congreso;  “pero eso es para bien de todos nosotros”, el presidente emprendía largos viajes;  “pero eso es buscando los reales” y el desempleo tocaba todas las puertas;  “pero todo eso va a cambiar muy pronto”.

El juicio popular está a punto de inclinar la balanza y por eso hay un “susto guapo” en la calle

Las manifestaciones de los primeros meses pasaron en vano;  eran quizá de aquellos que no se rinden. Y siguieron otras protestas y otras y otras… tantas que de pronto se hicieron rutinarias en los alrededores del Capitolio;  de la universidad, de los liceos  o de la Plaza Bolívar de cualquier pueblo.

La Iglesia advirtió de un posible estallido social;  líderes obsoletos también, pero el bla, bla, bla  de los que se ganaron ese derecho;  le ganó a los malos augurios y ojalá que así sea siempre. Pero sin echármelas de profeta;  anuncié sin ir más lejos de una próxima semana;  los días de ballenas, trancas insoportables y protestas de todos los géneros.

Todos los gremios, cada uno por su cuenta,  amenazaron cada  semana;  con radicalizar su conflicto particular, tanto que mi diccionario no encontraba la palabra y me sugirió “ridiculizar”. Universitarios, siempre a la vanguardia de cualquier  movimiento justo; se pusieron en alerta, pero la UCV no salió. Los empleados de la salud finalmente entendieron que para ellos es muy difícil;  los empleados públicos, jubilados y pensionados  se calmaron  y  a los estudiantes se les olvidó la canción.

¡Quien toma la batuta!

Pero de pronto nuestra principal industria tomó la batuta de las manifestaciones;  e inesperadamente todos los demás gremios se le sumaron, patrones y sindicalistas;  y la propia sociedad civil tuvo voz propia para reclamar;  no sólo la sumatoria de las reivindicaciones laborales, gremiales y de otro orden, sino la salida del Presidente de la República.

Lo que estaba viendo no había ocurrido jamás en Venezuela;  era evidente un consenso o por lo menos una opinión mayoritaria de los venezolanos;  por la salida del primer mandatario nacional. Colapsados por tres días consecutivos de manifestaciones se produce un fenómeno de indecisiones que mi abuela Gabriela hubiera llamado de “peloteo”;  Una mayoría militar se pronuncia sobre la continuidad en el poder del Jefe de Estado y el propio General en Jefe anuncia que “el Presidente aceptó la renuncia”;  pero el peloteo se hace palpable en próximas horas y el Comandante en Jefe regresa al poder. En el ínterin ocurrió una masacre y un presidente provisional juró;  pero no ejerció, lo demás es cuento de caminos, ya que todo sigue igual y al pueblo no le pueden decir que marchen porque ya están en la calle;  y mientras tanto la gente dice, también el gobierno y la oposición;  que se está cocinando algo para sacarlo. Nunca nadie fue tan querido y tan repudiado en tan corto tiempo.

Y ahora otro tipo de peloteo está en escena;  sin que la renuncia solicitada por el soberano se haya producido;  quien es el culpable de la masacre, quienes tienen méritos para ser juzgados o exiliados. El juicio popular está a punto de inclinar la balanza;  y por eso hay un “susto guapo” en la calle, como dice mi hermano José;  que es cuando uno tiene miedo, pero va pa’lante.

Y otra vez lo mismo…Yo creo que es tiempo de ver si la soga esta guindada detrás de la puerta, si la silla está en su burro y si el cafecito está sobre la mesa. Este artículo tiene dos años, pero lo reproduzco para que «sientan» como todo está igualito, pero a punto de caramelo…

ACN/[email protected] – @mayo16

No deje de leer: Nicolás Maduro y Claudio Fermín estrecharon sus manos este lunes(Opens in a new browser tab)

Opinión

Los Soles, Los Enanos y el doctor Calderon Berti

Publicado

on

Compartir

Los Soles, Los Enanos y el doctor Calderon Berti: Por Luis Velázquez Alvaray.- El diario ABC de España ha publicado una noticia escalofriante, que reitera la sospecha que muchos han señalado en los últimos días. El Dr. Calderón Berti, muy de provincia habló de “cucutazo”; pero en su rebuleo, olvido decir, lo que señaló el diario español. En la embajada venezolana se preparaba un nuevo “bogotazo”.

Cuando muchos ya casi planteaban postular al Dr. Calderón Berti al premio nobel de la paz;  después de aquella rueda de prensa, posterior a su destitución por el Presidente Guaidó, se dibujó en las cámaras un nuevo mártir;  más inocente que la niña del clima Greta Thunberg. Dijo además, que el responsable de su salida era Leopoldo López, quien no puede defenderse, primero preso, torturado, y ahora refugiado en una embajada.

De preso del régimen Castrochavista;  López, en palabras del Dr. de marras, pasó  a ser un traidor y carne para los fusiladores tuiteros;  unos del G2 cubano y otros que quieren pescar en las oscuras aguas del charco Venezolano;  para ver a quien desprestigian o acusan sin prueba alguna. Es fácil meterse con alguien que ahora no puede hablar, para contestar semejante charlatanería.

Es tan grave el cucutazo, -que debe investigarse y castigarse-, como la conducta del ex embajador  que hoy teje una atarraya desilusionadora, al reconocer  que se reunió con dos personajes, que  no  tan iguales a los demás;  que recibía  en su oficina diplomática, en tardes y noches frías, como suelen ser estas en la capital colombiana.

El Dr. Calderón Berti se reunió con un representante del cártel de los soles;  enviado desde la constituyente por su máximo jefe;  en secreto, sin que el gobierno que representaba lo supiera, y no se percató que era el famoso capitán Aguilera; dice ABC”, emisario nada más y nada menos que de Diosdado Cabello, número dos del régimen; Vladimir Padrino, ministro de defensa; y Maikel Moreno presidente del tribunal supremo… y en una serie de encuentros planificaron;  una junta constitucional de transición”(ABC. ES. 07/12/2019). Cerradas las comillas.

Aquí cabe una suposición. O el Dr. Calderón Berti no ha leído la prensa desde el año 2004, cuando se denunció a “la banda de los enanos”;  como el grupo que acabaría con la democracia en Venezuela;  no creyendo casi nadie en esa afirmación y que derivo luego en una ramificación denominada “los soles”.

Se deduce, o el Dr. Calderón Berti es muy ingenuo;  o cree que el resto de venezolanos son bobos. Es lo que se concluye cuando explica su reunión Con el mensajero Carlos Aguilera Borjas, “ex jefe de inteligencia venezolana, ex guardaespaldas de Hugo Chávez;  y hombre de la entera confianza de Cabello y de Gustavo González López (ex jefe del Sebin), se reunió con Calderón Berti para iniciar las conversaciones y proponerlo a él como la figura idónea para asumir la transición”. Cierro otra vez comillas, op.cit Dr. Calderón.

El Sebin Castrochavista señor exembajador, es el que tiene preso a quien usted atacó, sin justificación alguna. Es el que mantiene en un oscuro calabozo, y tortura al diputado Requesens, asesino al concejal Alban y mantiene más de 400 presos políticos en mazmorras comunistas. Son los mismos que fusilaron a Oscar Pérez y un grupo numeroso, cuyas fotos han salido a la luz pública.

Es decir, usted estaba conversando con los asesinos y torturadores del régimen, con los representantes de empresas criminales de la droga, con los enanos que han manipulado la justicia y han sentenciado inocentes en los últimos 15 años, que absuelven a los pandilleros colectivos.

Parece grave en un embajador del gobierno que tiene que sustituir esta maraña mortal. No se imaginó usted gobernando, en la junta, con la cúpula asesina representada entro otros por Padrino López. Con Maikel Moreno, un ex convicto convertido en presidente del tribunal de la tiranía. Nunca pensó que el futuro del país no puede seguir en manos de los criminales impulsados desde cuba.

Es usted tan quimerista Dr. Calderón, para no reflexionar por un segundo, que estaba reunido con el diablo que nos ha destruido. Qué respuesta le dará a muchos tuiteros y destacados líderes políticos, que ahora pensarán  como queda su seriedad, su diplomacia y su alta representación de lo mejor del país. Con todo respeto Dr Calderón creemos que Venezuela está confundida y nunca se imaginó a Usted sentado con los representantes de esa gente.

No deje de leer:Acusan a Motta Domínguez de lavado de dinero en Miami(Opens in a new browser tab)

Seguir Leyendo

Candy Crazy

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído