El tiempo se congela al caer en un agujero negro | ACN
Connect with us

Hombre & Mujer

El tiempo se congela al caer en un agujero negro

Publicado

on

¿Se congelaría el tiempo en el horizonte de sucesos de un agujero negro?
Compartir
  • 2
    Shares

Si un objeto cruza el horizonte de eventos de un agujero negro, hacia el punto de no retorno; simplemente no vería ninguna dilatación del tiempo desde su propia perspectiva; pareciéndo que el resto del universo si se ha ralentizado. Sin embargo, su apariencia para los observadores externos se vería fuertemente distorsionada por la presencia del poderoso campo gravitacional del agujero negro.

Las señales luminosas enviadas desde el objeto, aun cuando transcurran en intervalos de tiempo iguales (desde la perspectiva del objeto); se recibirán cada vez más ralentizadas a medida que se acerque al horizonte de sucesos del agujero negro.

El fuerte campo gravitatorio cerca del horizonte de eventos es tan fuerte, que curva (distorsiona) la estructura del espacio-tiempo; aumentando la distancia que la luz debe recorrer para alcanzar al observador.

Infografía que explica las partes de un agujero negro

Infografía que explica las partes de un agujero negro. Entre ellas está en horizonte de sucesos || Créditos: ESO, ESA/Hubble, M. Kornmesser. Cortesía de: astrometrico.es

Una deformación del espacio-tiempo

La deformación del espacio-tiempo, y por lo tanto del tiempo de viaje de la señal luminosa, se acercan matemáticamente a un valor infinito en las proximidades del horizonte de sucesos; por lo que un observador externo nunca vería el objeto caer dentro del agujero negro. En su lugar, el objeto aparecerá como congelado justo en el horizonte de sucesos.

Como ejemplo: si un observador contemplase la escena de una nave espacial cayendo en un agujero negro mientras hace el tránsito hacia su horizonte de sucesos, «La fuerza gravitacional es tan fuerte que hala hasta la información que está tratando de salir; por lo que la imagen se iría volviendo más pálida, lenta y pequeña, hasta que se congele completamente para el observador», tal como lo asevera el astrofísico Brian Cox.

Video: La dilatación temporal gravitatoria (cortesía de canal de Youtube: Crononautas)

Esto es lo precisamente lo que nos dice la Ley de la Relatividad de Albert Einstein: el mismo evento, visto por dos observadores desde lugares diferentes; podría no apreciarse de igual manera, estando ambos contextos sujetos a las leyes de la física.

ACN/Astronomy.com/@AstronomyMag (Traducción contextual)

No dejes de leer: Científicos publican la primera imagen de un agujero negro

Hombre & Mujer

Científicos alarmados por calentamiento masivo del Océano Pacífico

Publicado

on

Científicos alarmados por calentamiento masivo del Océano Pacífico
Foto: fuentes.
Compartir

En septiembre del 2014, la ecologista marina Jennifer Fisher se sorprendió cuando las medusas y los pequeños crustáceos que normalmente se encuentran en aguas más cálidas llenaron sus redes frente a la costa de Oregón.

La extraña captura fue solo una señal de la llegada de una gran porción de agua tibia que se conoció como “La Burbuja” (“The Blob”), una onda de calor marina masiva que duró 3 años y que alteró drásticamente los ecosistemas y la industria pesquera a lo largo de la costa del Pacífico.

Esta vez, la doctora Fisher y otros científicos dicen que el evento no los agarró de sorpresa. Se están preparando para compartir más rápidamente los datos sobre el impacto de las olas de calor marino.

Científicos alarmados por el calentamiento masivo del Océano Pacífico. Foto: fuentes.

Científicos alarmados por el calentamiento masivo del Océano Pacífico. Foto: fuentes.

La burbuja del 2014, la primera

Cuando la burbuja llegó hace 5 años, «no nos dimos cuenta del impacto que tendría”, recordó Toby Garfield, un oceanógrafo físico del Centro de Ciencias de la Pesca del Sudoeste de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) en San Diego, California.

Los científicos de NOAA notaron por primera vez el crecimiento de una inmensa zona de agua tibia, que les resultaba inquietantemente familiar en el Pacífico el pasado mes de agosto.

La anomalía se ha extendido a un área casi del tamaño de Australia, que abarca desde las islas hawaianas hasta el Golfo de Alaska.

Más al norte, el Mar de Bering entre Alaska y Rusia también está experimentando la onda de calor marino récord, desencadenada por la falta de hielo marino en invierno.

La anomalía del 2019, posiblemente un anueva burbuja

La nueva “burbuja”, consiste en agua que se encuentra a una temperatura hasta 3° C por encima de lo normal.

Sin embargo, aún no está claro si la anomalía evolucionará hacia un evento de las características de “la burbuja” original, la cual se distinguió por su tamaño, duración y profundidad.

El calor de la burbuja del 2014 penetró cientos de metros debajo de la superficie marina, sin embargo en el nuevo evento el calor se extiende solo unos 30 metros de profundidad.

La nueva “burbuja”, consiste en agua marina a una temperatura de 3°C por encima de lo normal. Foto: fuentes.

La nueva “burbuja”, consiste en agua marina a una temperatura de 3°C por encima de lo normal. Foto: fuentes.

Preocupación en los círculos académicos y científicos

Aún así, los científicos están muy preocupados. El doctor Garfield dice que hasta ahora, los investigadores señalan que el agua tibia ha mantenido su distancia de las zonas costeras biológicamente ricas.

Pero los científicos federales observan de cerca la evolución de la ola de calor con datos satelitales, boyas equipadas con instrumentos y una red de drones submarinos que se elevan y se hunden a través de la columna de agua.

Los científicos que monitorean las corrientes marinas y la biología de las playas están atentos a las primeras señales de advertencia de cambios ecológicos.

Con información de: ACN|Xataka|ScienceMagazine|Redes

No dejes de leer: El telescopio espacial James Webb se une a la exploración del universo

Seguir Leyendo

Candy Crazy

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído