En silencio y sin un alma amaneció Valencia este primero de enero
Connect with us

Carabobo

Valencia amaneció en silencio y sin un alma este primero de enero

Publicado

on

Alma acn
Compartir

Las calles y avenidas de la ciudad de Valencia amanecieron desoladas luego de la celebración de Nochevieja.

Escasos vehículos transitan por el casco central de la ciudad durante el primer día del año 2019. Como si se tratara de un paro cívico, los locales comerciales se encuentran cerrados.

El casco histórico que en épocas de bonanza exhibía lotes de desperdicios navideños, se encuentra libre. Los pocos peatones que transitan por las calles extrañan los operativos de recolección de desechos que solían dejar los trabajadores informales.

Es así como la avenida Bolívar Norte muestra un rostro desolado. Los valencianos agobiados por la crisis decidieron permanecer en sus viviendas, refieren algunos vigilantes privados que caminan por la arteria vial. Ni siquiera las panaderías abrieron sus puertas.

Valencia sin un alma

El transporte público también dejó de prestar servicio.  «Ni siquiera se ve alguna patrulla», señaló el vigilante Juan Miranda, cuando llegaba al Centro Comercial Cedeño para cumplir con su jornada laboral.  Contó que tuvo que caminar desde el sector Plaza de Toros. «Por ahí no se ve ni un alma», dijo.

Carabobo

La Nota Ambiental: El ciudadano valenciano debe adoptar el reciclaje como cultura

Publicado

on

El reciclaje como cultura - noticiacn
Compartir

El ciudadano valenciano debe adoptar el reciclaje como cultura. El reciclaje, o procesamiento de materiales para un futuro uso; es una de los principales métodos para ayudar en la conservación del ambiente.

Este fue el tema principal de la reciente edición del programa La Nota Ambiental; transmitido por Unión Radio 105.3 F.M y cuyo equipo de trabajo recibe el respaldo de Insercem, Unidad Educativa Fundación Valencia, Sidelca y Café del Sur para esta responsabilidad de informar sobre los pensamientos e instrumentos para una relación más prospera con el ecosistema.

El reempleo de desperdicios es un importante ejercicio que cada quien puede poner en acción; principalmente en el área de la disposición de la basura.

El reciclaje como cultura

Para profundizar sobre los detalles, las conductoras del programa, Flor María León y Grecia Reyes; dieron la bienvenida a la invitada Jordana Ayala, gerente de programas socioambientales de la Fundación Tierra Viva, con sede en Valencia.

Aclara que no es fácil disminuir la cantidad de desperdicios generados en la sociedad. “Muchos de los productos que consumimos o empleamos en la vida diaria vienen en empaques o envoltorios que no son del todo reciclables”; indicó.

Hay que adoptar otras alternativas. Uno de los puntos clave es identificar y clasificar estos desechos.

“Se puede empezar con distinguir lo orgánico de lo no orgánico. Los restos de comida, las servilletas u otros papeles califican como el primer tipo y es lo más indicado para reciclar”; dijo.

Mi Ciudad Recicla

Ayala considera que es importante aprender el valor que pueden tener estos materiales reciclables; por otro lado, los servicios de recolección de basura deben iniciar el cambio a la adquisición de desechos clasificados, para que cada uno tenga el destino que le corresponda. “Mucha gente quiere adoptar esta visión, pero no cuenta con centros a los cuales acudir para poner en práctica”.

Para esto, la Fundación lleva a cabo su iniciativa Mi Ciudad Recicla; para la educación de la ciudadanía y establecer lazos con otras instituciones y organismos gubernamentales para proponer soluciones ecológicamente aceptables.

Reciclaje Emocional para el bienestar mental

No sólo se pueden aplicar estas ideas en la materia. Patricia Escalona, psicólogo y psicoterapeuta, ha dedicado parte de su esfuerzo al pensamiento del “reciclaje emocional”, término empleado por el escritor David J. Pollay; lo cual se define como “un manejo de emociones, desde las más agradables, hasta las menos placenteras y difíciles de manejar”.

Esta práctica puede reportar efectos inmediatos como una comunidad más tolerante y responsable con sus reacciones hacia sus prójimos.

Escalona aclara que ninguna emoción debe ser calificada como basura; incluso sentimientos más negativos como la ira. “La idea no es etiquetar esta actitud como algo para botar en un recipiente, sino saber manejarla”.

Esto para no contaminar el entorno en el cual se vive. Todas estas lecciones guían al ciudadano para no conservar en su contexto aquello que no se está empleando; sino buscarle una nueva aplicación que ayude a un comportamiento amable con el medio ambiente.

ACN/MAS/NDP

No deje de leer: Lacava anuncia «Plan Rumildo» y da parte del ciclón entre otros anuncios (+ vídeo)

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.