Venezuela es el país más violento de América Latina
Connect with us

Internacional

Venezuela se convierte en el país más violento de América Latina

Publicado

on

Venezuela es el país más violento
Compartir
  • 2
    Shares

Venezuela llegó en 2018 al primer lugar de la alarmante clasificación de los países más violentos de América Latina. El país sudamericano cierra el año con una tasa de 81,4 homicidios por cada 100.000 habitantes —una cifra que lo coloca como el más violento de la región, por encima de El Salvador y Honduras— y un total de 23.047 personas asesinadas, según los datos recopilados por el Observatorio Venezolano de Violencia. Ante la opacidad de las estadísticas oficiales, este ente y ocho universidades miden año tras año la magnitud del problema en una nación que sigue desangrándose por la violencia, exacerbada por la peor crisis económica, política y social que se recuerda.

«En 2017 estuvimos de segundos, pero nuestros colegas investigadores en Honduras nos han dicho que la tasa este año estará por la mitad de la de Venezuela, y los de El Salvador dicen que será cerca de los 60 homicidios cada 100.000 habitantes. Claramente seremos el país más violento de América Latina y el de más homicidios en el mundo», ha subrayado este jueves el sociólogo Roberto Briceño León, director del Observatorio, en la presentación del informe.

La cifra bruta —23.047 muertes violentas— encierra otra aún más preocupante: 10.422 de ellas son claramente homicidios, pero otras 7.523 corresponden a lo que la policía clasifica como «resistencia a la autoridad». En otras palabras: casi la tercera parte ocurrieron a manos de las fuerzas de seguridad, en muchos casos en episodios de ejecuciones extrajudiciales. El resto —5.102— están todavía bajo el tupido velo de la averiguación.

«El Gobierno ha establecido que la única política para [solucionar] el problema es [hacer] desaparecer delincuentes y no reducir la delincuencia. Desde 2015 vemos con preocupación una política de exterminio de los delincuentes, un aumento de la acción represiva que no conlleva al fortalecimiento de la seguridad ciudadana y va en contra de la institucionalidad y los derechos humanos», ha explicado Briceño León en la presentación del estudio.

El trágico récord se alcanzó a pesar de la reducción de la tasa, desde el 89 cada 100.000 habitantes registrado en 2017. Las razones que explican esta caída también pasan por el tamiz de la aguda crisis venezolana. El director del Observatorio Venezolano de Violencia apunta a que la citada política represiva de «acabar con homicidas», ha redundado en una reducción de los homicidios, aunque su legalidad y apego a los derechos humanos «estén en cuestión».

El empobrecimiento de la población de un país que ya supera los 12 meses bajo el yugo de la hiperinflación también ha traído consigo a un cambio en la modalidad del delito. «Muchas formas se han vuelto poco rentables para el delincuente, que opera en función de los beneficios que pueda obtener en función del riesgo que corre y los costos que debe pagar», agrega Briceño León. Un tercer elemento que asociado es la alta tasa de emigración: entre los que se van, en su mayoría los que están en peor condición económica, también hay muchas personas que pensarían en delinquir como vía para sobrellevar su mala situación.

Fuente: El Pais

También puedes leer: Lacava tras el temblor: “No hay nada que lamentar”

Internacional

Ataques de Maduro y Ortega contra Iglesia Católica

Publicado

on

Compartir

Denunció el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence,  ataques de los gobiernos; de Nicolás Maduro en Venezuela y de Daniel Ortega en Nicaragua;  contra líderes de la Iglesia católica.

En una conferencia sobre libertad religiosa en el Departamento de Estado; Pencecuestionó al «dictador» Maduro y al «régimen» de Ortega y de su esposa y vicepresidente Rosario Murillo;  por hostigar a miembros del clero y de la jerarquía católica que apoyan a disidentes.

Con Ley contra el odio procesan al clero católico

«En Venezuela, el dictador Nicolás Maduro está utilizando;  su llamada ley contra el odio para procesar al clero católico que se pronuncie contra su régimen brutal;  que ha empobrecido a millones en este país que una vez fue próspero», dijo Pence.

Venezuela, otrora una potencia petrolera, está sumida en una debacle económica que Washington atribuye al gobierno de Maduro.

«Nicolás Maduro no ha traído más que desdicha al pueblo de Venezuela. Nicolás Maduro es un dictador sin derecho legítimo al poder y Nicolás Maduro debe irse», enfatizó Pence en medio de aplausos.

Sobre Nicaragua, el vicepresidente dijo que Ortega y Murillo «continúan su ataque a la fe y los derechos humanos».

«El régimen reprime violentamente la disidencia, ataca a los opositores y condona a los matones que reprimen e intimidan a los líderes de la Iglesia Católica por defender la democracia y la libertad religiosa», apuntó.

El gobierno de Estados Unidos considera a Venezuela y a Nicaragua parte de una «troika de la tiranía», en la que también incluye a Cuba.

Sin embargo, Pence no mencionó al gobierno de la isla en su discurso de este jueves

ACN/AFP

No deje de leer: Profundidad de crisis venezolana ilusta Bachelet dice EE.UU.

Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído