Vicios de la fiscal prófuga - En la persecución política
Connect with us

Opinión

Vicios de la fiscal prófuga (I)

Publicado

on

Bernardo José Pérez Beicos Luisa Ortega - acn
Compartir
  • 1
    Share

Vicios de la fiscal prófuga (I): Por José Luis Centeno S.- En la persecución, política, no penal, cual cacería; montada a Luisa Ortega Díaz y Germán Ferrer, de la misma categoría de las ordenadas por ella, los pesquisas no cesan de buscar y escudriñar sus posesiones, como buscando un botín, ávidos ante la posible existencia de otras de igual o mayor suntuosidad, de las cuales, este escribidor revelará dos, “por ahora”, un apartamento y una mansión, esta última a nombre de la ex fiscal María Alejandra Pérez.

Un allanamiento a su residencia ubicada en la Alta Florida, Caracas, luego de huir a Colombia en agosto de 2017; develó riquezas inauditas; en mayo de este año, allanaron otra de sus lujosas propiedades en La Boyera, a la par de la confiscación en Guárico de una finca y una emisora de radio a nombre de Rubén Darío Ortega Suárez, proveedor estrella del Ministerio Público durante toda la gestión de su tía, a quien le resguarda una inconmensurable fortuna junto a su esposa, María Alejandra Pérez, “dedicada -en tiempos de Ortega Díaz- a la extorsión de personas culpables o inocentes inmersos en casos de muy diversas índoles”.

Este trago de su propia medicina, tiene a la corrupta justiciera y su consorte en ascuas; ante el inminente riesgo de perder otras propiedades, entre las que se cuenta un apartamento, que, a decir de sus vecinos, almacenaría tesoros, pues de ahí, sus sobrinos Rubén Darío y Ruger Jesús Ortega Ávila, ex alto funcionario del Ministerio Público, sacan objetos a hurtadillas, algo que es del dominio público.

Dirección del inmueble: Planta Baja B, Edificio La Cañada, Avenida San Gabriel, Parroquia El Recreo, Alta Florida, Caracas. ¿Le suena conocido?

 Agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Sebin realizan un allanamiento en el edificio La Canada residencia de la exfiscal Luisa Ortega Diaz hoy miercoles 16 de agosto de 2017 en Caracas Venezuela El Servicio de Inteligencia de Venezuela Sebin allano hoy la vivienda de la exfiscal Luisa Ortega Diaz en Caracas horas despues de que el recien designado fiscal Tarek Saab pidiera la privativa de libertad de su esposo el diputado German Ferrer a quien el chavismo acusa de liderar una red de extorsion (EFE Cristian Hernandez)

En el mismo edificio, donde actuó el Sebin en agosto de 2017; está ese apartamento, es el único con piscina, la cual se contaminó, causándole serias molestias al resto de los propietarios; la señora Esperanza, Presidenta del Condominio, estuvo a punto de hacer pública esa situación; aunque Luisa y Germán calmaron los ánimos; la dama fue clara, echará el cuento en caso de ser llamada por algún organismo.

Ahí les dejo dos fotografías, expresivas del boato; una de ellas con vista al área de la piscina y en la otra se observa un monitor de computadora; no por casualidad igual al que funcionarios del Sebin incautaron en la residencia allanada ahí.

La fotografías son de antes de iniciarse la remodelación; a cargo de quien tenía el monopolio de los trabajos de infraestructura en el Ministerio Público, Ruger Jesús; con una inversión estimada en más de dos millones de dólares americanos; hecha bajo el monitoreo del arquitecto que realizó el rediseño de sus apartamentos de París y Roma.

Tiene como dueño un “presta nombre”, el mismo que se lo vendió a Luisa Ortega; y tengo las pruebas de que no aguanta una averiguación medianamente seria; como tampoco a quien se lo puedan traspasar, quien ostente la titularidad será un testaferro del dúo dinámico.

El dinero usado para su adquisición provendría de cuentas bancarias de una empresa registrada en Panamá por otro sobrino de Luisa Ortega, Bernardo José Pérez Beicos, involucrado en delitos como lavado de dinero, tráfico de influencias, corrupción y asociación para delinquir.

En esa corporación, como en otra que tiene en el istmo, se asoció con Nadji Valentina Millán Longart; por tanto, es dinero mal habido, producto de negociaciones con banqueros prófugos; efectuadas en casa del Mayor Antonio José Morales Rodríguez;con tarifa mínima de 4.000.000,00 USD.

Nadji Valentina es hermana de Rodolfo José Millán Longart, director principal del Banco Real, propiedad de Pedro Torres Ciliberto. Aten ustedes los cabos…

Bernardo José salió a la luz pública tras la detención de Nervis Villalobos y Javier Alvarado Ochoa, con anterioridad; este último denunció a “Luisa como extorsionadora” por transacciones en las que Pérez Beicos fue el operador financiero.

Coincido con Patricia Poleo, es “el sobrino de LOD que recibe y maneja todo su dinerito producto de extorsión”, “es su administrador”, su dirección fiscal: Ponce de León Blvd Miami, FL 33134; la sede de sus 4 empresas registradas en La Florida está en el 330 Nw 29 ST, Miami, Fl 33127 y con su esposa, Martha Carolina de Jesús Torres Vallenilla, “La Tita Flores”, fijó su residencia en el 92 Sw 3rd St #3806 Miami, FL 33130-3375, por el interés que han mostrado en él agencias federales se mudó a una lujosa zona de la capital mexicana.

Antes de irse definitivamente de Venezuela, Pérez Beicos; entre sus constantes entradas y salidas del país en el 2014; cambió varias veces de residencia, por amenazas de personas a las que menospreció luego de extorsionarlas, en marzo de 2014 fijó su residencia en la Calle Caicaguana, Residencias Altos de Villa Nueva, Torre 1, Urbanización Lomas de La Lagunita, El Hatillo, Caracas; en junio se mudó a la Quinta El Pinoso, Calle F, Urbanización Las Marías, El Hatillo, de ahí se fue para El Cafetal, no obstante, sigue siendo dueño de las viviendas reseñadas.

Bernardo José Pérez Beicos hace efectiva la vinculación de su tía; Luisa Ortega Díaz, con los pagos efectuados por banqueros prófugos, estafadores inmobiliarios; contratistas y altos funcionarios de la estatal petrolera, a través de empresas constituidas en Venezuela, Inglaterra, Estados Unidos y Panamá, bajo el esquema de extorsión denunciado por Diosdado Cabello y Tarek William Saab, lo evidencian las personas con quienes se asoció en esas corporaciones, además de Nadji Valentina Millán Longart, entre sus más conspicuos socios figuran José Rafael Parra Saluzzo, Andrés Delgado, Salomón Dahan y Víctor Nicola Balducci Castello, todos vinculados con empresarios incursos en delitos gozando de la buena vida en el exterior.

No deje de leer: Capturan adolescente que hurtó material de la UC

Opinión

Virus de la incertidumbre ataca mercados financieros

Publicado

on

Compartir

El virus de la incertidumbre: Por José Manuel Muñoz Puigcerver .- La crisis de Wuhan muestra la velocidad con la que el miedo se extiende por la economía real y permea las empresas. Ningún virus se propaga tan rápido como la incertidumbre

La pandemia del coronavirus que se ha cobrado hasta la fecha casi 2.000 vidas y ha afectado a, prácticamente, otras 73.000 personas en todo el mundo es una muestra evidente de la infalibilidad de una de las máximas más certeras de la ciencia económica y de la que bien pueden dar cuenta los profesionales del sector financiero: la incertidumbre es la peor de las consejeras en lo que a negocios se refiere.

En el año 2002, el psicólogo estadounidense Daniel Kahneman fue galardonado con el premio Nobel de Economía (en un más que meritorio intento de integrar ambas disciplinas científicas para adoptar un enfoque holístico del procedimiento por el cual los individuos eligen entre diversas alternativas), precisamente, por demostrar que en presencia de incertidumbre los agentes económicos tienden a exacerbar su aversión al riesgo y a tomar decisiones distintas de las que, asumiendo el principio básico de racionalidad, llegarían a predecir los diferentes modelos econométricos.

La pandemia ataca mercados financieros

Tal y como señalamos, los mercados financieros son campo abonado para este tipo de teorías: en numerosas ocasiones, un falso rumor, una reacción exagerada a noticias negativas o, sencillamente, el temor a actuar al margen de las maniobras ejercidas por los principales actores pueden desencadenar el desplome del valor de los activos involucrados. No por casualidad, Charles P. Kindleberger, al escribir el que muy posiblemente sea el mejor libro de finanzas de todos los tiempos, juzgó oportuno brindarle el elocuente título de Manías, pánicos y cracs.

Sin embargo, en ocasiones como la que nos atañe, la incertidumbre se extiende por la economía real y el contagio llega a permear la práctica totalidad del tejido empresarial. En ese caso, si la crisis se expande globalmente, la economía mundial puede llegar a absorber dicho impacto a corto plazo gracias a las inercias que su propio dinamismo genera. Aun así, su prolongación en el tiempo puede comportar problemas mucho más serios no tanto por la amenaza real de infección alrededor del mundo, sino por la inseguridad generada acerca de su evolución. En una primera fase, cuando a finales del pasado mes de enero la Organización Mundial de la Salud decretó la emergencia sanitaria internacional, el fantasma de colapso económico planeaba sobre la ciudad china de Wuhan. No obstante, y a pesar de que la propia OMS ha insistido en que el brote presenta un índice de mortalidad inferior al que se originó en 2003 con el SARS y, a pesar también de su oposición reiterada a las restricciones tanto comerciales como turísticas a China, dicha amenaza ha dejado de ser una mera advertencia genérica para materializarse en una inquietud mucho más tangible.

Sin ir más lejos, España acaba de experimentar una afectación más que notoria: la cancelación del Mobile World Congress, tras la renuncia a participar de empresas de la relevancia de Intel, Facebook, McAffee, Orange, Nokia, LG, Ericsson, Amazon o Sony, ha dejado a Barcelona huérfana de un evento que cada año genera unos 500 millones de euros y crea alrededor de 14.000 puestos de trabajo temporales. Además, el Ibex35, arrastrado por las dudas imperantes en el resto de plazas (Apple ha anunciado que su volumen de ventas será inferior al previsto también como consecuencia del coronavirus) empieza ahora a recuperarse de la acometida sufrida a principios de año. Aun con todo, los organismos internacionales prevén que España saldrá prácticamente ilesa de estas dificultades.

Como es obvio, el país que más se está resintiendo es la propia China, y eso, cuando nos estamos refiriendo a una potencia que copa el 17% del PIB mundial, significa que la desaceleración global es casi inevitable. De hecho, JPMorgan ha corregido sus predicciones sobre el crecimiento chino en el primer trimestre de 2020 desde el 6,3% a tan solo el 1%. De cumplirse dicho pronóstico, la economía mundial podría ralentizarse a un ritmo mucho más acelerado que las cuatro décimas estimadas por Bloomberg Economics, en cuya opinión la tasa de crecimiento del PIB de China para los primeros cuatro meses de este año descendería tan solo del 6% al 4,5%.

El turismo sector más afectado

Por sectores, el turístico es, quizás, el que de manera más directa está padeciendo los efectos más negativos: ciudades enteras en cuarentena que totalizan varias decenas de millones de habitantes, vuelos cancelados, recomendaciones de países como Estados Unidos de no viajar a China (contraviniendo las recomendaciones de la OMS) o, incluso, la prohibición de entrada a ciudadanos chinos por parte de Rusia, son algunos de los ejemplos más destacados.

Mención aparte merece, también, el sector de materias primas por sus efectos sobre las cadenas de valor globales, ya que China es el principal consumidor de este tipo de productos. Países como Brasil, Sudáfrica o Australia han experimentado devaluaciones de sus monedas (con las consiguientes tensiones inflacionistas que ello comporta) debido al descenso de sus exportaciones con destino a China. El precio del cobre, principal termómetro de la economía mundial, ha descendido un 8%, perjudicando gravemente a Chile y a Perú, y ni siquiera Arabia Saudí sale indemne de la actual coyuntura, al tratarse del principal importador de petróleo del país asiático.

No cabe duda de que la gestión de esta crisis resultará crucial para apaciguar el temor que induce a los agentes económicos a paralizar inversiones y a posponer decisiones de consumo. Por supuesto, un elemento crucial para su óptimo desenlace será el descubrimiento de una vacuna efectiva que prevenga la enfermedad en el futuro. Y, aunque mientras tanto, el miedo al contagio seguirá rigiendo buena parte de la actividad económica internacional, podemos estar seguros de que la ciencia médica terminará por hallar un tratamiento efectivo. Por el contrario, no será tan sencillo refrenar la naturaleza humana: la vacuna contra el miedo irracional a la incertidumbre deberá esperar mucho más tiempo.

ACN/El Páis/jmmp

*José Manuel Muñoz Puigcerver  es Profesor de Economía Internacional en la Universidad Nebrija  

No deje de leer: Coronavirus pasa las 1.700 muertes y OMS llama al mundo a prepararse(Opens in a new browser tab)

Seguir Leyendo

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Sucesos

Iota Latino

Lo más leído