Agujero negro en el centro de nuestra galaxia aumentó 75 veces su brillo
Connect with us

Hombre & Mujer

Agujero negro en el centro de nuestra galaxia aumentó 75 veces su brillo

Publicado

on

El agujero negro en el centro de nuestra galaxia aumentó 75 veces su brillo
Foto: fuentes.
Compartir

Aunque el agujero negro en el centro de la Vía Láctea es un verdadero monstruo, todavía se encuentra bastante tranquilo para los estándares universales.

El objeto cuántico llamado Sagitario A* (Sgr.A*), es aproximadamente 4.6 millones de veces más masivo que nuestro Sol.

Por lo general, es un monstruo melancólico, sin exhibir demasiado su poder en el entorno galáctico.

Pero un grupo de científicos que estuvieron observando a Sgr.A* con el Telescopio Keck se percataron de como su brillo aumentó exponencialmente, más de 75 veces de lo normal, durante unas pocas horas.

El aumento de la luminiscencia de Sgr.A* no es visible en el espectro de luz perceptible a nuestros ojos. Todo sucede en el espectro infrarrojo cercano, la porción del espectro más cercano a la luz óptica.

Los astrónomos han estado observando a Sgr.A * durante 20 años, Aunque el agujero negro tiene cierta variabilidad, este evento no se parece a nada a lo que los astrónomos hayan observado antes. Este pico fue dos veces más brillante que el nivel de flujo máximo anterior.

Resultados de la investigación fueron publicados

Estos resultados, se informaron a la comunidad científica en la revista Astrophysical Journal, en un documento titulado «Variabilidad sin precedentes de Sgr.A* en NIR», y está disponible en el sitio de preimpresión arXiv.org. El autor principal es Tuan Do, astrónomo de la UCLA.

El equipo vio a Sgr.A* emitir una llamarada 75 veces mayor a lo normal durante un período de dos horas el día 13 de mayo de 2019. Al principio, el astrónomo Tuan Do pensó que estaban viendo una estrella llamada SO-2 en lugar de Sgr.A*.

La estrella SO-2, es una de un grupo de estrellas llamadas estrellas «S» que orbitan al agujero negro supermasivo muy de cerca.

Los astrónomos la han estado observando mientras orbita alrededor del agujero negro, y al principio no estaban seguros de si lo que estaban viendo era un efecto óptico del propio Sgr.A*.

En una entrevista para ScienceAlert, Tuan Do dijo: “El agujero negro era tan brillante que al principio lo confundí con la estrella S0-2, porque nunca había visto a Sgr.A* brillar tanto”.

Sin embargo, durante los siguientes cuadros, quedó claro que la fuente era variable y tenía que ser el agujero negro. Casi de inmediato supe que probablemente algo interesante estaba sucediendo con el agujero negro», agregó Do.

El agujero negro en el centro de nuestra galaxia aumentó 75 veces su brillo el día 13 de mayo. Foto: fuentes.

El agujero negro en el centro de nuestra galaxia aumentó 75 veces su brillo el día 13 de mayo. Foto: fuentes.

¿Porque Sgr.A* se transformó en semejante bengala cósmica?

En este punto, los astrónomos no están seguros de qué causó el enorme incremento en el brilo de Sgr.A*, debido a que el evento en sí mismo no tiene precedentes.

Es probable que algo haya irrumpido en el vecindario de Sgr.A*, el cual generalmente es tranquilo. Hay al menos un par de posibilidades al respecto.

La primera posibilidad no es en realidad una irrupción, sino una inexactitud en los modelos estadísticos utilizados para comprender el agujero negro.

Si ese es el caso, entonces los modelos debe actualizarse para incluir estas variaciones como «normales» para el objeto astronómico Sgr.A*.

La segunda posibilidad es donde las cosas se ponen interesantes: algo ha cambiado en el vecindario del agujero negro.

La estrella mencionada anteriormente llamada SO-2 es una candidata principal en este concurso de posibilidades.

Es una de las dos estrellas que se acercan mucho a Sgr.A*, en una órbita elíptica. Cada 16 años, S0-2 está en su punto más cercano a Sgr,A*.

A mediados de 2018 fue su último acercamiento máximo, cuando estaba a una distancia de solo 17 horas luz del agujero negro.

Es posible que el acercamiento de SO-2 haya interrumpido de alguna forma el material que normalmente fluye hacia Sgr.A*.

Eso generaría el tipo de variabilidad y produciría la llamarada brillante que los astrónomos vieron en mayo, aproximadamente un año después del acercamiento máximo de la estrella a Sgr.A*.

Con información de: ACN|UniverseToday|AstronomyMagazine

No dejes de leer: Transporte hipersónico «hyperloop» avanza hacia su realización (+video)

Hombre & Mujer

Encuentran en la antártida polvo interestelar de una antigua supernova

Publicado

on

Encuentran en la antártida polvo interestelar de una antigua supernova
Foto: fuentes.
Compartir

Científicos alemanes, han encontrado polvo cósmico en la nieve de la antártida que probablemente se originó en una supernova distante hace millones de años.

El viaje interestelar del polvo finalmente llevó el material a la Tierra, donde los investigadores los descubrieron en la nieve acumulada en el polo sur.

Este polvo, se destaca porque contiene un isótopo de hierro llamado hierro-60, que comúnmente es liberado por supernovas pero es muy raro en la Tierra (Los isótopos son versiones de elementos que difieren en la cantidad de neutrones en sus átomos).

En la búsqueda de polvo espacial evasivo, los científicos analizaron más de 1.100 libras. (500 kilogramos) de nieve superficial que recolectaron de una región de la Antártida a gran altitud, cerca de la estación alemana de Kohnen.

En ese lugar, la nieve estaría mayormente libre de contaminación del polvo terrestre, informaron los investigadores en un nuevo estudio.

Encuentran en la antártida polvo interestelar de una antigua supernova. Foto: fuentes.

Encuentran en la antártida polvo interestelar de una antigua supernova. Foto: fuentes.

Hierro-60: la marca de una supernova

Luego, los investigadores enviaron la nieve aún congelada a un laboratorio en Munich, donde fue derretida y filtrada para aislar las partículas de polvo que podrían contener rastros de material desde el espacio.

Cuando los científicos examinaron el polvo incinerado con un espectrómetro de masas acelerador, detectaron el raro isótopo de hierro 60, una reliquia de una antigua supernova.

El espacio es un lugar polvoriento, rico en partículas expulsadas por supernovas y desprendidas de planetas, asteroides y cometas.

Nuestro sistema solar está pasando actualmente a través de una gran nube de polvo espacial conocida como la Nube Interestelar Local (LIC), y los granos de esta nube que se encuentran en la Tierra podrían revelar mucho sobre cómo nuestro sol y sus planetas interactúan con el polvo cósmico.

Para averiguar si el polvo espacial provenía de una supernova distante, los científicos primero tuvieron que descartar si se originó dentro de nuestro sistema solar.

El polvo irradiado por los planetas y otros cuerpos puede contener hierro-60, pero la exposición a la radiación cósmica también crea otro isótopo: el manganeso-53.

Así que los investigadores, compararon las proporciones de hierro 60 y manganeso 53 en los granos antárticos, descubriendo que la cantidad de manganeso era mucho menor de lo que hubiera sido si el polvo fuera local.

¿Cómo supieron que el polvo no se originó en la Tierra?

Puede haber existido hierro-60 en nuestro planeta durante las etapas iniciales de su formación, pero este isótopo raro hace mucho que se descompuso en la Tierra, escribieron los investigadores en el estudio.

Las pruebas de bombas nucleares podrían haber creado y dispersado el hierro-60 en todo el planeta, pero los cálculos mostraron que la cantidad del isótopo producido por tales pruebas habría sido mucho menor; que la cantidad de hierro-60 encontrada en la nieve de la Antártida.

El hierro-60 también se produce en reactores nucleares; sin embargo, la cantidad de isótopos que generan los reactores es «insignificante»; y se limita a los reactores donde se fabrica, dijeron los científicos.

Solo pudo venir de una antigua supernova

Hasta la fecha, incluso los accidentes nucleares graves, como el desastre de la central nuclear de Fukushima ocurrido en 2011; no introdujeron hierro-60 en el medio ambiente en cantidades mensurables, según el estudio.

Anteriormente, el hierro-60 en la Tierra se había encontrado solo en antiguos depósitos de aguas profundas o en rocas que se originaron en el espacio, «como meteoritos o en la luna»; informaron los científicos en línea el 12 de agosto en la revista Physical Review Letters.

«Al descartar fuentes terrestres y cosmogénicas [formadas por rayos cósmicos], concluimos que hemos encontrado, por primera vez, hierro-60 reciente con origen interestelar en la Antártida», escribieron los investigadores.

Con información de: ACN|FoxNews|Redes

No dejes de leer: Un diamante es verdaderamente para siempre

Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído