Antonio, de una procesión mariana a la cárcel | ACN
Connect with us

Opinión

Antonio, de una procesión mariana a la cárcel

Publicado

on

Compartir

Antonio, de una procesión mariana a la cárcel: Por José Luis Centeno S. De regreso de la Procesión de la Divina Pastora en Barquisimeto, el 14 de enero de 2018, fue sorprendido en la Autopista Regional del Centro, cuando, atendiendo a la voz de alto en una falsa alcabala, es detenido ilegalmente por agentes de inteligencia, la contrariedad apenas comenzaba. Finalizaba la tarde de aquel domingo con una carga de aflicción para su familia, que no supo más de él.

El 14 de junio del presente mes, Antonio José Pérez Cisneros cumplió año y medio preso, sujeto a un proceso penal plagado de inconsistencias, algo normal para quienes sostienen: “a él no le sale nada, es del grupo terrorista responsable de ataques terroristas”, el tono y la redundancia apunta a la recreación de hechos engañosos, falsos, empleados para iniciar procesos judiciales terribles para los procesados y sus familiares.

La negativa absoluta al Derecho a la salud y a la vida se aprecia dentro de las afectaciones que conducen a males mayores en el caso del preso político Antonio Pérez Cisneros, informes médicos y medicatura forense dan cuenta de múltiples padecimientos, destacando politraumatismos sufridos en su detención.

“Traumatismo Múltiple, Traumatismo Toraxico, Osteoncondritis A/C,     Tensión Arterial Estadio 2, Trastornos En La Pigmentación,       Dolores de cabeza intensos, Pies lacerados e inflamados, Dolores en el pecho y depresión”.

Literalmente, así se lee, en los informes y medicatura forense aludidos, sobre las patologías diagnosticadas a Pérez Cisneros y que comprometen su salud, lo cual motivó la petición de una Medida Humanitaria tanto a la Fiscalía Primera, Fiscalía Superior, Tribunal de la causa como al Presidente de la Corte Marcial, en virtud de estar siendo procesado en la jurisdicción militar.

“Fue vilmente torturado y sujeto a tratos crueles e inhumanos”, algo que habría sido particularmente notorio al ser trasladado a la Audiencia de Presentación:

“…no podía caminar y le dolía el pecho, tenía muñecas laceradas, aún tiene las cicatrices, los talones y planta de los pies inflamados, dedos sin uñas, le dolía mucho la parte del tórax, abdominal y cabeza. Estuvo detenido arbitrariamente por la DGCIM, sin presentarlo ante un Tribunal Militar 10 días y después de presentado estuvo más de 30 días sin recibir visitas familiares, ni de abogados, y mucho menos sin tener atención médica”, refirió un amigo de Antonio José que pidió el anonimato por temor a represalias.

Nueve días después de su detención, el 23 de Enero, fue presentado ante el Tribunal Militar Segundo en Funciones de Control, a cargo del Coronel José Rafael Mejía López. Su Audiencia Preliminar, realizada en tres (3) días continuos comenzó el 10-12-2018, tras 11 diferimientos; su defensa, a cargo de los abogados Mariana Ortega y Luis Medina, logró desestimar delitos como Traición a la Patria  y Rebelión.

¿Cuál fue el delito de Antonio José Pérez Cisneros? “…su presunta vinculación con el ex policía Óscar Pérez”, “prestar supuesto apoyo al ex inspector del Cicpc”, bajo esa premisa, más no presunción, por tomarse como cierta, fue pasado a juicio, con fecha incierta de apertura, “por el delito de Sustracción de Efectos Pertenecientes a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”; un señalamiento en apariencia alevoso, interesado, del tipo donde inculpan por homicidio a sabiendas de la inexistencia del cadáver.

De un acto de fe, como lo fue asistir a la Procesión de la Divina Pastora, Antonio José Pérez Cisneros pasó a un verdadero suplicio que lo mantiene en la Cárcel de Ramo Verde, viendo transcurrir su injusta prisión a la par del deterioro progresivo de su estado de salud, un caso que nos invita a la reflexión hoy #26Jun, Día Internacional del Apoyo a las Víctimas de la Tortura.

Jose Luis Centeno S. (@jolcesal) – [email protected] o por mi cuenta en twitter @jolcesal –

No deje de leer: Encontrada viva la bebé venezolana raptada en Colombia

Opinión

El Pesebre arraigado en Venezuela

Publicado

on

Compartir

El arraigo del pesebre en Venezuela: Por Francisco Mayorga.-

El Pesebre o nacimiento navideño es un arraigo profundo en Venezuela. Por caro que resulte montarlo;  no hay hogar venezolano que no lo intente. Es la fe y la significación, evidente con los años;  que le trae a todos los feligreses… un presagio de tiempos mejores y buena suerte.

Su leyenda d 800 años

El pesebre lo inventó San Francisco de Asís, el santo de la humildad y de la pobreza, en la Navidad de 1223, hace casi 800 años, en el pueblecito de Greccio, en Italia.

El santo estaba débil y enfermo, y pensando que tal vez aquella sería su última Navidad en la tierra, quiso celebrarla de una manera distinta y muy especial. Un amigo de nombre Juan Velita, era dueño de un pequeño bosque en las montañas de Greccio, y en el bosque había una gruta que a Francisco se le parecía mucho a la cuevita donde nació Jesús, en los campos de Belén, y que él había conocido hacía poco en su viaje a Tierra Santa.

Francisco habló con su amigo, le contó su idea de hacer allí un “pesebre vivo”, y juntos lo prepararon todo, en secreto, para que fuera una sorpresa para los habitantes del pueblo, niños y grandes.

Entre la gente del pueblo, Francisco y Juan escogieron algunas personas para que representaran a María, a José, y a los pastores; les hicieron prometer que no dirían nada a nadie antes de la Navidad, y, siguiendo el relato del Evangelio de San Lucas, prepararon la escena del nacimiento. ¡Hasta consiguieron un hermoso bebé para que representara a Jesús!

El primer nacimiento

La noche de Navidad, cuando todas las familias estaban reunidas en sus casas, las campanas de la iglesia empezaron a tocar solas…  ¡Tocaban y tocaban como si hubiera una celebración especial!… Pero nadie sabía qué estaba pasando… El Párroco del pueblo no había dicho que fuera a celebrar la  Misa del Gallo… la Misa de Medianoche….

Sorprendidos y asustados a la vez, todos los habitantes de Greccio salieron de sus casas para ver qué estaba sucediendo… Entonces vieron a Francisco que desde la montaña los llamaba, y les indicaba que subieran donde él estaba.

Alumbrándose con antorchas, porque la noche estaba muy oscura y hacía mucho frío, todos se dirigieron al lugar indicado, y cuando llegaron quedaron tan admirados, que cayeron de rodillas, porque estaban viendo algo que nunca habían pensado poder ver. Era como si el tiempo hubiera retrocedido muchos, muchos años, y se encontraran en Belén, celebrando la primera Navidad de la historia: María tenía a Jesús en sus brazos, y José, muy entusiasmado, conversaba con un grupo de pastores y pastoras, que no se cansaban de admirar al niño que había acabado de nacer…

Después, cuando todos se calmaron, el sacerdote, que había sido cómplice de Francisco y de Juan Velita en aquel secreto, celebró la Santa Misa, y Jesús se hizo presente en el Pan y el Vino consagrados, como pasa siempre que se celebra una Misa en cualquier lugar del mundo.

Terminada la Eucaristía, Francisco, lleno de amor y de alegría, les contó a todos los presentes, con lujo de detalles, la hermosa historia de la Navidad, y Jesús, “luz del mundo”, llenó sus corazones de paz y de amor.

Tres años más tarde, Francisco de Asís murió, dejándonos esta hermosa costumbre de hacer el pesebre todos los años, que a todos nos gusta tanto.

ACN/fm

No deje de leer: El Papa se compromete firmemente a luchar contra los abusos(Opens in a new browser tab)

Seguir Leyendo

Candy Crazy

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído