La Ceiba de San Francisco otro ícono de Caracas - ACN
Connect with us

Hombre & Mujer

La Ceiba de San Francisco otro ícono de Caracas

Publicado

on

Compartir

Pasado y presente de un árbol caraqueño.

Dentro del perfil de las ciudades siempre hay edificaciones que resaltan sobre otras; gracias a sus formas tamaños o colores. Estas pueden ser desde antiguas edificaciones que embellecen la ciudad como una obra de arte clásica o modernas torres;  que nos invitan a levantar la vista y admirar su composición de vanguardia. No obstante, también hay iconos naturales que toman este papel dentro de la ciudad. En Caracas, emergiendo casi como un obelisco entre dos grandes edificaciones; se encuentra la Ceiba de San Francisco, un árbol que se ha convertido en testigo silencioso de la historia.

Ubicada dentro del casco histórico de la capital, específicamente entre la esquina de La Bolsa y San Francisco. Este árbol centenario se alza entre la dinámica vehicular y peatonal caraqueña;  como un símbolo natural que ha resistido el indetenible cambio que ha sufrido nuestra ciudad. Sobre sus orígenes se ha especulado mucho;  pero entre las hipótesis que popularmente son aceptadas está la de haber sido sembrada por una pequeña durante la segunda mitad del siglo XIX. El cuento va así:

Posible origen de la Ceiba de San Francisco

En la Caracas de 1866, Cuando aún era un pequeño poblado, la hija de un funcionario de la policía de Caracas, sembró una plántula frente al convento de San Francisco. Para ese momento Caracas vivía la corriente francesa;  que llenó muchas calles y plazas de jardineras y en una de esas jardineras ubicadas al frente del convento;  la ceiba fue sembrada. Durante tres años la pequeña regaba su pequeño árbol religiosamente;  hasta que este había agarrado cuerpo y tamaño para subsistir por sí mismo. Cuatro años después, en 1870 una fotografía tomada al convento;  deban fe que aquel arbolito ya mostraba tres metros de altura.

Esta majestuosa Ceiba fue testigo de diversos sucesos que acontecieron en la ciudad; y marcaron su rumbo. El primer suceso relevante ocurrió en 1873 durante el mandato del ilustre americano, Antonio Guzmán Blanco.  Blanco en su afán por agrandar su ego mandó a erigir una estatua ecuestre de él mismo;  a escasos metros de la ceiba. Esta fue apodada por los caraqueños como «el saludante» pues el gesto que tenía era justamente un saludo con su sombrero. Para su sorpresa, cinco años después la misma sería derribada por la ciudadanía enardecida acabando con «el saludante».

La Ceiba de San Francisco escritorio

Pero no todo lo sucedido alrededor de ella fue trágico, también hay anécdotas pintorescas. Durante el gobierno de Blanco también la ceiba fue protagonista. Por esa época la bolsa de valores de la ciudad se encontraba muy cerca del capitolio nacional, por lo cual Guzmán Blanco manda a construir una defensa de cal y canto alrededor de la ceiba con una estructura de madera que funcionaba como escritorios. Esto para que los corredores y comerciantes pudieran reunirse y trabajar bajo la sombra de la ceiba. Durante 74 años estuvo la dinámica de los acreedores y corredores alrededor del tronco de la ceiba hasta mediados del siglo XX, cuando se mudaron a una sede propia. Años después tomarían la silueta de su antiguo sitio de trabajo como logotipo de la Bolsa de Valores de Caracas.

Los años pasaron y la ceiba de San Francisco seguía inmutable ante los cambios. Presenció A los estudiantes de la Universidad Central De Venezuela salir de sus clases en el palacio de las academias. Así como a los congresistas durante muchos años. Vio cuando la generación del 28 tomó las calles exigiendo libertad y la celebración de la gente durante la caída de la dictadura de 1958. Pasaron muchos años más y su integridad se vio amenazada cuando comenzaron las excavaciones para la construcción del metro de Caracas que pasa bajo sus raíces. Pero la ceiba de San francisco es símbolo de fortaleza y resistencia frente a nuestra bulliciosa ciudad. Quizás por estas razones, por su importancia histórica o por su carácter sagrado en muchas culturas es que La Ceiba es declarada como árbol emblemático del distrito capital y por ende de Caracas.

Aún hoy la longeva ceiba de San Francisco sigue presenciando los cambios de nuestra ciudad. Son más de 100 años de historia enraizados en nuestra memoria. Se encuentra en buen estado gracias a las podas preventivas que le realizan. Te invito a visitar este icono natural caraqueño y admirarle.

ACN/La Guía de Caracas/ Cristian Fragoza

No deje de leer: Mujer ucraniana enterró a su hija viva en el patio(Opens in a new browser tab)

paginas web

Hombre & Mujer

¡Ponte creativo! Disfruta de orgasmos intensos con el Balanceo Tibetano

Publicado

on

Balanceo Tibetano - ACN
Compartir

Uno de los grandes problemas que tenemos respecto al sexo se da cuando la rutina se instala en nuestras noches de pasión y nuestras expectativas no son alcanzadas. Para evitar que ésta sea la tónica dominante, hoy, te queremos hablar de una posición que te hará reencontrarte con tu pareja a un nivel que jamás te habías imaginado.

¿Te gustaría probar nuevas cosas con tu pareja? el Balanceo Tibetano permite un amor cara a cara muy placentero.

Es ideal para multiplicar los besos y las caricias, esta posición sigue siendo una de las posiciones favoritas de los amantes. Esta postura resulta muy sensual ya que la pareja puede besarse, acariciarse y mezclar su aliento. Cara a cara, la relación es muy íntima y tierna.

Se trata de una técnica que procede del continente asiático, está basada en la sincronización de la pareja que la práctica y realmente intensifica el orgasmo para ambas partes si se realiza correctamente.

 ¿Cómo se realiza el Balanceo Tibetano?

Pues, el hombre se sienta en la posición del loto, y ella sobre él, introduciendo su miembro dentro de ella y enroscando sus piernas a su alrededor, de forma que la pareja quedan pegados el uno al otro. En esta posición comienzan a hacer un coito lento y con balanceo, moviendo sus cuerpos al unísono.

El aspecto fundamental en esta posición es compartir la respiración con las bocas juntas; es decir, cuando él exhala, ella inhala, y viceversa. Todo ello, sin sacar el pene de la vagina. Al inhalar aire, la mujer mece su pelvis hacia delante y contrae los músculos vaginales, y al exhalarlo, se mece hacia atrás y los relaja.

El Balanceo Tibetano intensifica el orgasmo

Con este balanceo lo que se consigue es un efecto hipnótico que hace que la pareja se centre en las sensaciones y se deje llevar al ritmo de la respiración produciendo un inmenso placer que desembocará en uno de los mejores orgasmos de sus vidas.

Una técnica que puedes poner en práctica desde hoy mismo y recordar que cuanto más se practique más intensa será la experiencia. ¡Disfrutad del balanceo!

ACN/ Eme Mujer

No dejes de leer: ¿Te atreves? Descubre cómo hacer el carrete filipino para una experiencia muy placentera

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo

Servicio de Grúas en Caracas

marketing digital en valencia

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.