Cena navideña a duras penas en Venezuela | ACN
Connect with us

Economía

Cena navideña a duras penas en Venezuela

Publicado

on

Compartir

La temporada decembrina está íntimamente ligada con la realización de platos típicos;  como hallacas, ensalada de gallina, pan de jamón;  y, en algunos casos, panettones, en la mente de todos los venezolanos. En Navidad es común que las personas busquen embellecer sus hogares;  con pinos, guirnaldas y luces, decoraciones alusivas a estas fechas.

Las tradicionales hallacas y las decoraciones forman parte de la identidad del venezolano. El costo para elaborar el plato típico navideño y para adornar el hogar;  sobrepasa  por mucho el monto del salario mínimo mensual; aproximadamente unas diez veces.

Durante muchos años el acceso a esas populares comidas;  que han formado parte del ADN de los venezolanos;  estuvo fácilmente al alcance de gran parte de la población hasta en los hogares con menos recursos. La agudización de la crisis económica de 2016 hasta los primeros meses de 2019;  hizo que los ingredientes escasearan. Sin embargo, en esta época del año se puede observar su disponibilidad en los anaqueles; pero a precios elevados y en dólares. Pese a esto, la ciudadanía no claudica en su intento de mantener viva su tradición.

El precio de celebrar la Navidad en Venezuela

Elaborar la popular hallaca luce complicado para muchas familias. Su variedad de ingredientes supone un costo muy superior al salario mínimo mensual estipulado en Bs. 150.000. Para elaborar el elemento central, la masa;  una familia debe destinar aproximadamente Bs. 80.000, pues solo el precio de la harina de maíz precocida varía entre Bs. 36.000 y Bs. 40.000;  según se pudo constatar durante un recorrido realizado por diversos mercados de Caracas. A ello habría que sumarle el monto invertido en la compra del aceite (y/o tocino);  además del onoto para colorear la masa.

A diferencia de otros años;  donde el desabastecimiento hacía difícil preparar los platos típicos de diciembre;  los establecimientos comerciales lucen repletos de productos durante estas navidades.

En cuanto al envoltorio, un paquete de hojas de plátano para 25 hallacas;  puede costar hasta Bs. 70.000.

Al detallar la lista de ingredientes que conforman el guiso;  los costos continúan incrementándose. El kilogramo de aceitunas y uvas nunca es menor a Bs. 150.000 y Bs. 135.000 respectivamente; mientras que la carne res, el cochino y el pollo tienen un precio por kilogramo que oscila entre Bs. 105.000 y Bs. 150.000.

Productos como el ají dulce, cebollín, ajo, cebolla, ajoporro, perejil, cilantro y pimentón;  tienen precios que varían entre Bs. 14.000 (como el caso del ají) hasta los Bs. 50.000 bolívares que puede llegar a costar un envase de ajo de 210 gramos.

El pan de jamón

Otro de los platos que tradicionalmente se encuentra en la mesa de los venezolanos;  durante la época decembrina es el pan de jamón. Su precio varía entre los Bs. 380.000 y Bs. 450.000 en el caso de aquellos que solo tienen jamón de pierna, uvas pasas y aceitunas; mientras que los hojaldrados con tocineta, jamón, queso crema, pasas y aceitunas;  pueden tener un valor superior a los Bs. 700.000.

“Hoy vino uno de los proveedores y me dijo que el kilo del jamón;  había subido de Bs. 135.000 a Bs. 250.000.  Casi el doble”, informó el dueño de una panadería ubicada en el municipio Libertador de Caracas. Aseguró, además, que este año solo venderá panes de jamón;  a aquellas personas que lo soliciten y paguen con anticipación.

El comerciante comentó que se ha convertido en algo cotidiano recibir dólares;  como medio de pago, especialmente para cancelar compras como las de los panes de jamón cuyo precio es elevado.

La ensalada de gallina la más barata

Una alternativa a este producto puede ser la ensalada de gallina, pues su preparación solo requiere de cinco ingredientes con precios relativamente económicos;  papas (Bs. 20.000), pollo (Bs. 70.000), zanahorias (Bs. 22.000), mostaza (Bs. 20.000) y mayonesa (Bs.65.000).

Un postre asociado a la navidad;  pese a no ser de origen venezolano, es el panettone. Dependiendo de si es de origen nacional o importado, tamaño y marca;  puede valer desde Bs. 80.000 (aquellos clásicos con chispas de chocolate) hasta Bs. 350.000 los rellenos de cremas de diversos sabores.

Un panettone puede costar fácilmente el equivalente a dos meses de sueldo mínimo;  dependiendo de la marca y el tamaño.

Pese a las dificultades los venezolanos se reinventan y utilizan estrategias;  para ser capaces de poner en sus mesas los platos tradicionales durante esta Navidad. Utilizar los ingredientes indispensables para elaborar las hallacas;  elaborar una menor cantidad, o simplemente limitar el plato navideño a una sola hallaca;  son algunas de las soluciones para una parte significativa de la población.

¿Cuánto cuesta decorar en Navidad?

Los pinos, las guirnaldas, las bambalinas y las luces;  deslumbran en las casas durante todo diciembre. La Navidad en Venezuela es una de las épocas más importantes para los ciudadanos. En diversos comercios ubicados en el este de Caracas;  ofrecen una gran variedad de adornos decembrinos en dólares.

Durante un recorrido realizado se constató que los pinos naturales;  pueden costar entre 80 y 150 dólares o el equivalente en bolívares (3.158.000 o 5.772.000);  dependiendo del tamaño; mientras que los pinos artificiales cuestan menos de 100 dólares (3.848.500 bolívares).

Un trabajador de una tienda de pinos naturales aseguró que la venta de árboles;  durante este período navideño ha sido constante. “Viene más gente los fines de semana. No se compara con otros años, pero se sigue vendiendo”, dijo.

Las luces navideñas, dependiendo del modelo (100 o 200 bombillos, en cascada o en malla), pueden costar entre 4 y 10 dólares (157.000 o 394.485 bolívares); las bambalinas, que vienen en paquetes de 6 u 12 (236.910 o 473.820 bolívares), cuestan entre 4 y 8 dólares (157.000 o 315.880 bolívares).

“Lo que más se venden son las luces porque son las que más se dañan”

En el este capitalino el comercio navideño continúa teniendo un gran espacio si se contrasta con el centro de Caracas que, pese a ser muy transitada, su venta de artículos decembrinos se ha visto afectada por la crisis nacional. En los pocos comercios que venden decoraciones todos los precios están expresados en bolívares.

Un paquete de luces de 100 bombillos cuesta entre Bs. 110.000 y 120.000; mientras que las luces en cascada o rodeadas de bambalinas cuestan Bs. 130.000 y 140.000. Las bambalinas de cuatro, seis u ocho unidades tienen un costo que van desde los Bs. 30.000 hasta los Bs. 100.000.

“Vienen algunas personas y se llevan luces o bolitas, pero la mayoría entra, pregunta y se va sin nada”, asegura Jennifer Marcano, vendedora de una tienda en el centro.

Los productos que hay en el negocio donde trabaja Marcano es la que ha quedado de años anteriores. “No podíamos comprar mercancía nueva”, detalla.

Raquel Linares es una de las ciudadanas que ingresó a la tienda y salió sin adquirir nada. Su prioridad en estas navidades es hacer las tradicionales hallacas. “Si compro las luces que necesito descompleto el dinero de la carne y los aliños. Prefiero tener la cena a la casa decorada”, expresó.

La Navidad en Venezuela ha cambiado debido a la crisis, sin embargo, para los ciudadanos que se mantienen en el país sigue siendo fundamental poder compartir una cena decembrina con sus familiares y amigos.

ACN/El Diario/Julián Castillo y María Fernanda González/@jacmosqueda94 y @GonzalezArango_

No deje de leer: Cenas navideñas por 11 salarios mínimos en Venezuela (+ Detalle)(Opens in a new browser tab)

Economía

Tres monedas y un país

Publicado

on

dólares en venezuela - acn
Compartir

En la economía venezolana en diversos factores interactúan entre sí, dentro de una crisis profunda que vive el país.

Una hiperinflación que volvió polvo a la moneda nacional, dando paso al dólar estadounidense para las transacciones diarias del país y finalmente el gobierno nacional y su imposición del petro.

En Venezuela el bolívar arde en años no precisamente por su valor, sino por la gran hiperinflación que azota al país, producto de la gran crisis económica que se vive en la nación; lo que termina por«quemar» cada bolívar junto con su capacidad para servir como mecanismo de ahorro, pago o inversión.

Esta realidad, se constata en las calles venezolanas, donde justamente producto de la hiperinflación, 1 de cada 3 venezolanos no pueden adquirir alimentos con facilidad para sus hogares; con un total de 9.3 millones de ciudadanos del país sufriendo por la inseguridad alimenticia, según un reciente informe del Programa Mundial de Alimentos (PMA); iniciativa de la Organización de Naciones Unidas (ONU), informado por crónica uno.

Dólares en el país

Esta realidad hiperinflacionaria abrió el camino a la entrada del dólar estadounidense a las transacciones en el país, utilizando la moneda para proteger el poder adquisitivo de los venezolanos, contra la devaluación del bolívar y sus salarios; cuyo monto mínimo mensual es de solo 6 dólares si lo calculamos al tipo de cambio oficial del día.

En menor medida y dependiendo de la ubicación geográfica en el país, dólares en Venezuela y otras monedas como el euro, pesos colombianos o incluso el real brasileño, también han ocupado un lugar central en las transacciones realizadas dentro de Venezuela.

Los dólares en Venezuela crece con los días, aunque los expertos dicen que también abre la puerta a la desigualdad, ya que la proporción de la población que tiene acceso a las ganancias del dólar es limitada.

Además de esto, Nicolás Maduro por imponer el Petro terminan abriendo la puerta a una realidad multimoneda en Venezuela, una situación que «está aquí para quedarse»; según el economista y director de la firma Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros.

Oliveros, hablando con el periodista Román Lozinski en la estación Circuito Éxitos, explicó que actualmente en Venezuela los bolívares, los dólares y, en menor medida, los petros conviven, dentro de la economía nacional; cada uno con sus características y condiciones.

Con respecto al Petro, la moneda digital centralizada propuesta por Maduro, y Oliveros la había planteado en el pasado como una especie de conversión «barata» para el Bolívar, que Maduro estaba considerando antes de los costos y las limitaciones económicas de elevar una convencional, y ahora, explicando su espacio dentro del panorama financiero venezolano multidivisa, explica:

 (…) el universo del Petro, que aunque parezca minúsculo, está creciendo, cada vez se están haciendo más transacciones en esta moneda, que al final está funcionando como un instrumento de inversión. Es decir, mucha gente está arbitrando con los petros;  al final hay personas que están recibiendo petros, y luego esos petros se venden a descuento, los puedes utilizar y con los cambios de precios estás ganando, estás arbitrando. Eso está pasando.

El Petro no será aceptado

Del mismo modo, el economista afirma en su visión de la economía venezolana, que la paridad de bolívares y petros puede acercarse, algo que considera y facilita los términos de cantidades, pero no a nivel de medios de pago; ya que una mayor claridad en la tasa de cambio entre petros-dólar y petros-bolívar.

Oliveros señala que «en la medida en que no se pueda, de manera fácil y expedita, cambiar petros a otra cosa -divisa-«, el proceso de adopción y uso será mucho más lento. Agrega que a pesar de la gran devaluación del bolívar, hoy puede usar la moneda con claridad y comprar productos con ella; mientras que con Petro esto no sucede, como se destaca, es necesario aprender más y explicar el uso de «criptoactivos y wallets », por lo que esta dinámica ralentiza su masificación.

Recientemente, informamos sobre el problema que representa el Petro para los comerciantes que reciben créditos en esa moneda, como explicaron los analistas financieros, antes de su baja funcionalidad; mientras que un economista estadounidense analizó las causas de la imposición de Petro por parte de Maduro, señalando la evasión de las sanciones internacionales, el control interno y la escasez de efectivo como puntos esenciales detrás de la moneda digital; lo que causa muchas más dudas que certezas hoy en las calles de Venezuela, y que muchos consideran que no es una criptomoneda.

No dejes de leer: Crean tarjeta para pagos con petros en universidades

ACN/ Criptotendencias

Seguir Leyendo

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Sucesos

Iota Latino

Lo más leído