Dos detectives del Cicpc formaban parte de una banda robacarros
Connect with us

Sucesos

Dos detectives del Cicpc formaban parte de una banda robacarros

Publicado

on

Dos detectives del Cicpc - acn
Integraban la banda delictiva apodada “El Alfombra”. (Foto: @prensacicpc)
Compartir

Dos detectives del Cicpc fueron capturados en el estado Táchira, por presuntamente, formar parte de una banda delictiva dedicada al hurto y robo de vehículos.

El grupo delictivo tenía su campo de operaciones en la región andina, occidente de Venezuela.

El director nacional de la policía científica, comisario general Douglas Rico; sostuvo que esto forma parte de un proceso de depuración del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Así que, pesquisas del Eje de Investigación de Vehículos Táchira de la Subdelegación San Antonio, capturaron a los dos detectives que integraban la banda delictiva apodada “El Alfombra”.

Se dedicaban al robo y desvalijamiento de vehículos en San Cristóbal. A los dos detectives del Cicpc detenidos los identificaron como Jonathan Jesús Cotamo Carrero, de 22 años de edad y Rosmy Sadick Bueno Rey, de 29 años.

Cotamo Carrero tenía dos años de servicio con la institución, mientras que Bueno Rey tenía seis años de antigüedad.

En el procedimiento también atraparon a Eduardo Carrero Rodríguez, de 45 años de edad, apodado “El Chicharra”; y a Kevin Denilson Arellano Soto, de 20 años.

Durante la aprehensión recuperaron un vehículo Ford Fiesta, color plata, sin placas; un Ford Fiesta, color negro sin placa y un Chevrolet Spark, color gris, sin placas, solicitados por robo.

Asimismo, incautaron partes y piezas de diferentes modelos de vehículos. El caso de la banda El Alfombra fue puesto a la orden de la Fiscalía Superior del Ministerio Público del estado Táchira.

ACN/@prensacicpc

También puedes leer: Fallece jugador del Deportivo Táchira en un accidente

Sucesos

Buscan la cabeza del malandro aragüeño descuartizado en Perú (Video)

Publicado

on

Malandro aragüeño - ACN
Compartir

Las autoridades peruanas intentan localizar la cabeza de un malandro aragüeño a quien expulsaron el mes de mayo, pero regresó y lo descuartizaron.

Tres meses después de su deportación la Policía de Perú encontró sus restos cerca de una pensión situada en la ciudad de Lima. A Matamoros lo expulsaron por mentir acerca de sus antecedentes penales. Alegaba que nunca había estado preso en Venezuela.

Alegaba que trabajaba como buhonero, pero en realidad andaba en malos pasos. La madrugada del 9 de septiembre localizaron los restos del malandro aragüeño en una maleta y en otras bolsas plásticas. Junto a él encontraron los restos de un peruano.

A ambos los picaron en la habitación de una pensión de alta rotación. Los funcionarios encargados de las investigaciones cuentan con un video de seguridad donde se aprecia a tres hombres y dos mujeres cuando sacan los cuerpos desmembrados de una habitación.

De igual forma divulgaron el video donde las autoridades migratorias expulsan a un lote de 40 venezolanos con antecedentes. En el avión de la Fuerza Aérea de Perú se observa al malandro aragüeño vestido con una franela roja.

A Rubén Matamoros Delgado lo agarraron en el marco del operativo Migración Segura 2019 y lo expulsaron el 10 de mayo. Identificaron su cadáver gracias a una serie de tatuajes que llevaba en su cuerpo. En su cuenta de Facebook posteaba fotografías de armas y municiones.

Malandro Aragüeño escondido

 

Al parecer se dedicaba a cometer acciones delictivas mientras estuvo en la ciudad de Lima. Se cree que en Maracay se cansó de cometer fechorías gracias a que contaba con el respaldo de algunos policías. Los padres de Matamoros también migraron a Perú.

No obstante, el joven venezolano de 22 años permanecía de manera clandestina. Se presume que volvió a Perú con otra cédula y otra identidad. En Maracay lo detuvieron por casos vinculados con drogas, robo a mano armada, hurto y lesiones personales. La cabeza de Matamoros aún no ha sido localizada.

Por ello algunas naciones latinoamericanas exigen la carta de antecedentes penales como requisito para permitir el ingreso de migrantes. Sin embargo, no cuentan con el apoyo de las autoridades venezolanas.

Las últimas pesquisas permitieron la detención de un taxista y de un venezolano que trabajaba como recepcionista en la pensión donde mataron a Matamoros. Según la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados (Acnur), más de cuatro millones de venezolanos han escapado del régimen venezolano. Entre ellos hay gente buena y gente mala.

Lee también: Armados milicianos con 500 mil fusiles

Seguir Leyendo

Candy Crazy

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído