Estas son las frases sucias para usar en pareja durante el sexo
Connect with us

Hombre & Mujer

Estas son las frases sucias para usar en pareja durante el sexo

Publicado

on

Palabras Sucias Sexo - ACN
Compartir

A muchas personas les gusta escuchar ciertas cosas durante la intimidad. Hay quienes quieren oír cosas románticas, pero según algunos estudios, la mayoría prefiere oír y decir palabras sucias para aumentar la excitación.

Ian Kerner, autor del libro Passionista, asegura que las palabras sucias  ayudan a darle mayor intensidad física y emocional al sexo. “Decir o escuchar palabras eróticas estimula la transmisión de dopamina, sustancia química cerebral que juega un rol fundamental en la excitación sexual”.

Intercambiar palabras atrevidas con la pareja es de lo más erótico.  Sin embargo, antes de emitir alguna frase digna de película porno o que hagas algo que tu pareja pueda considerar “vulgar”, asegúrate de que exista la suficiente confianza. Tú mejor que nadie sabes qué es lo que le gusta y si tienes duda… ¡pregunta!

Para ayudarte a darle vuelo a la imaginación, te dejamos 40 palabras sucias para usar durante el sexo que puedes compartir con tu pareja. Seguramente que varias de estas te gustarán para sorprender a tu pareja y excitarla aún más.

  1. Se siente tan bien que quiero gritar.

Aunque no es una frase muy subida de tono, si la dices en el momento exacto y con una voz sensual, seguramente lo excitarás mucho.

  1. Me encanta como se siente tu lengua ahí.

Además de ser una frase sensual, es una forma de irle indicando qué es lo que te gusta para que se vayan conociendo mejor.

  1. Eres un chico malo.

A muchos hombres (y mujeres) les gusta jugar roles y les gusta que les hagan sentir como chicos sucios y malos, así que si a tu pareja le gusta, dilo al oído mientras lo acaricias.

  1. Apriétame más fuerte.

Otra forma de decirle a tu pareja qué te gusta. Dile que te apriete alguna parte del cuerpo que a ti te guste más y usa una voz sugestiva y sensual para que además sea excitante.

 

  1. Te estuve esperando e imaginando todo el día.

Una frase que puedes usar justo en los juegos previos. Además de ser muy excitante lo haces sentir bien y deseado, eso siempre aumenta la excitación.

 

  1. Es tan grande que duele pero quiero más.

En el momento de mayor clímax puedes decirle algo así. Es una frase sucia que excita mucho. No olvides decirle con un tono sensual.

 

  1. Métela ya.

Después de muchos juegos previos y que la intensidad ha aumentado, puedes decirle esta frase sucia que seguro subirá aún más la temperatura.

 

  1. Me siento muy húmeda.

Esta frase resulta muy excitante pues le harás sentir que está haciendo un buen trabajo. Eso le hará esmerarse más y aumentar su seguridad.

 

  1. Se está poniendo muy duro.

Puedes decir esta frase con una voz muy sensual y sugestiva mientras lo acaricias. Seguramente aumentará la temperatura aún más.

 

  1. Me pones muy caliente.

Puedes decirle esto al oído cuando apenas estén haciendo juegos previos o que simplemente te esté besando. Estas son palabras mágicas para pasar al siguiente nivel.

 

  1. Me estoy tocando ahora mismo.

Usa algunas frases sucias para enviarlas por mensaje a lo largo del día. Seguramente lograrás que se emocione y que cuando se vean, ya haya mucha intensidad.

 

  1. Hoy no llevo ropa interior.

Esta es otra frase que le puedes mandar a tu pareja antes de encontrarse. Si te sientes más atrevida, puedes acompañarla de una foto sugestiva. Eso sí, recuerda que debes tener mucha confianza en él y en que no hará mal uso de tus fotos.

 

  1. Quiero gritar, es tan excitante.

Durante el clímax puedes susurrarle esto al oído. Sobre todo si están en un lugar prohibido o donde no puedas gritar mucho, es una frase que ayuda a elevar la temperatura.

 

  1. He tenido fantasías con este momento todo el día.

Algunas palabras son ideales para prender la chispa. Esta frase puede ser útil para eso. En cuanto lo veas y comiencen con un juego previo o con besos, dile con voz sensual.

 

  1. Llámame perra.

Unas palabras sucias para encender la temperatura, seguramente que a muchos les resulta de lo más excitante.

 

  1. Rasgúñame fuerte.

Algunas palabras sucias funcionan además para que le vayas indicando qué cosas te gustan. Un poco de trato fuerte les gusta a muchos. Si lo suyo es más intenso aún, haz que lo sepa.

  1. Quiero lamer todo tu cuerpo.

Imagina decirle esta frase sucia en medio de una cena formal. Algo discreto al oído que los haga emocionarse y encender la chispa de la pasión.

 

  1. Quiero que la metas ya.

Si quieres pasar de los juegos previos a la acción completa, puedes decirle esta frase para que lo entienda claramente, además resulta muy excitante.

 

  1. Si me miras así me caliento demasiado.

Otra forma de excitar a tu pareja ya sea antes o durante el juego previo para hacerle entender que quieres seguir más allá.

 

  1. Tú pensando en qué ponerte hoy y yo pensando en cómo quitártelo.

Puedes enviarle este mensaje por la mañana si es que no viven juntos y sacarle una sonrisa para el resto del día. Si al llegar la noche se ven, seguro que no se resistirá a tus encantos.

 

  1. Quítame la ropa.

Una frase contundente y firme para pasar al siguiente nivel. Según el tono de voz y de sensualidad que uses, resultará aún más excitante.

 

  1. Me vas a hacer llegar pronto.

Cuando estén en un momento muy intenso de la relación íntima, puedes decir varias palabras sucias para emocionarlo aún más.

 

  1. Ya no aguanto más, tenemos que hacerlo ya.

Este es el tipo de frase que puedes usar para pasar de los juegos previos a la acción plena. Seguramente que causará mucha excitación.

 

  1. Eres tan sexy.

Una frase corta pero muy sensual que a cualquiera emociona. Ya sea que le mandes un mensaje de texto o de voz o que la uses en el momento de tener intimidad.

 

  1. Quiero esto para mí todas las noches.

Aunque es una frase un tanto más romántica, también puede funcionar para subir la temperatura si lo dices en el momento exacto con la voz más sensual que tengas.

 

  1. Lo haces tan bien.

Puedes decir algo así cuando te sientas cómoda y para hacerle saber que lo que está haciendo te gusta, de esta forma te va conociendo más y además lo excitas.

 

  1. Dale más duro.

Otra frase sucia para decir en la cama. Seguramente lograrás excitarlo. Dile esta frase al oído y verás que la intensidad aumentará.

 

  1. Tócame aquí.

Dicha esta frase con toda la sensualidad y en el momento preciso, es más que sucia muy sutil pero puede ser tan excitante como toras.

 

  1. Quiero comerte completo.

Cuando quieras que las cosas se tornen más fogosas, lanza esta frase con toda tu determinación y verás que funciona.

  1. Muérdeme ahí.

Recuerda que en gran medida, que estas frases sucias funcionen, dependen de tu tono de voz y tu actitud sensual.

 

  1. Me encanta cómo te mueves.

Si además de decir algo sucio quieres hacerlo sentir bien a él, dile esta frase. Si él se siente seguro de sí mismo, suelen volverse más complacientes y cuidadosos.

 

  1. Quédate adentro.

Con todo el derroche de sensualidad que puedas, dile esta frase sucia para excitarlo. Seguramente que lo emocionará mucho.

 

  1. Estoy llegando, es tan rico.

Ya sea al oído o gritando, puedes repetir esta frase en el momento de mayor clímax. Ten por seguro que lo excitará mucho.

 

  1. Hazme lo que quieras.

Por mensaje o en persona, esta frase siempre provoca reacciones.

 

  1. Eres malo, te has portado muy mal.

Si quieres ser un poco más ruda, usa esta frase para excitarlo y llevar la relación hacia un lado más intenso.

 

  1. Soy una chica muy mala.

Jugar y hacer roles o interpretar un papel de chicos malos suele excitarlos mucho. Intenta con esta frase y haz gala de toda tu sensualidad.

 

  1. Me gusta sentir tu lengua en todo mi cuerpo.

Una declaración y frase que seguro lo excitará. Además, es una buena forma de hacerle saber que está haciendo algo que te gusta.

 

  1. Lo haces tan bien y me haces sentir tan rico.

Una frase sucia para continuar con la excitación. Lo importante es la actitud y el tono de voz para lograr que cause gran impacto.

 

  1. Me encanta cuando te pones duro.

Esta frase sucia suele gustarle a la mayoría de los hombres que gustan de escuchar cosas del estilo. Así que aprovecha el momento y dilo de forma sensual.

 

  1. Eso que haces me hace sentir muy caliente.

Si les gusta escuchar frases sucias durante la intimidad, aprovecha de hacerle saber qué cosas te gustan y al mismo tiempo excitarlo aún más.

ACN/ Estilo Next

No dejes de leer: Estos son los mitos más famosos sobre la sexualidad

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Hombre & Mujer

Dale un boost a tu relación con estos alimentos afrodisíacos

Publicado

on

Alimentos afrodisíacos - ACN
Compartir

Experimentar cosas en pareja no es señal de que falta emoción o «se está apagando la llama», al contrario, es señal de querer conocerse más. Explorar y aprender cosas nuevas es una parte importante del trabajo de fortalecer una relación. Tal vez estás en una etapa difícil o tal vez no, pero un «extra» no le hace mal a nadie nunca.

Un afrodisíaco se define como un alimento o producto que despierta el instinto sexual, provoca deseo o aumenta el placer o el rendimiento sexual. Naturalmente, los afrodisíacos son un tema candente, como lo demuestra la gran cantidad de medicamentos disponibles y comercializados específicamente por sus efectos de aumento de la libido. Pero, si eres de quienes prefieren alternativas naturales, sin efectos secundarios, estos alimentos te ayudarán.

Los mejores alimentos afrodisíacos

Chocolate. Esta delicia dulce tenía que estar la primera en la lista. Los más fanáticos del chocolate afirman que tomar una onza de puede dar el mismo placer que el sexo. Lo creas o no, lo cierto es que el cacao contiene fenilalanina y teobromina, dos sustancias vasodilatadoras. Además, ayuda a la secreción de serotonina, una hormona que estimula el ánimo y el apetito sexual.

Frutas afrodisiacas. El mango, los higos, las fresas o el plátano son considerados alimentos afrodisiacos. Las fresas por ejemplo estimulan el sistema nervioso y endocrino. Los plátanos son ricos en potasio, vitamina B y magnesio. Estas vitaminas equilibran los neurotransmisores cerebrales que controlan la libido, el estado de ánimo y la autoestima. Los higos o el mango, contienen betacarotenos, que también afectan a la producción de hormonas que mejoran el deseo y equilibran los niveles de estrógenos y testosterona. Además estimulan la producción de esperma y contienen triptófano, la llamada hormona del placer.

Ostras. La proteína y el zinc que contienen aumentan la energía y el deseo sexual además de ayudar a mejorar la calidad del esperma y la lubricación femenina.

Vino. El alcohol desinhibe y eso es una realidad. Cuando nos pasamos con las copas hacemos cosas que quizás cuando estamos sobrios nos cuesta más lanzarnos a hacer. El vino, además de ser un vasodilatador que ayuda a llevar a los genitales la sangre, metaboliza las hormonas sexuales femeninas responsables del deseo sexual… y  es perfecto para comenzar una cena romántica y ayudar a desinhibirte.

Canela. Esta especia aumenta la excitación ya que aumenta el riego sanguíneo en la zona abdominal. Un buen dulce con canela que combine con las frutas afrodisiacas de las que te hemos hablado antes es perfecto para tus noches de placer.

ACN/ Caraota Digital

No dejes de leer: Conoce el «tickling» la técnica de las cosquillas eróticas

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.