Futuro post pandemia - ACN
Connect with us

Opinión

Futuro post pandemia

Publicado

on

Compartir

Futuro post pandemia: Por Leopoldo Puchi.-

Probablemente el mundo será distinto luego de la pandemia del Covid-19. Pero no ocurrirá así de manera automática, porque tal vez se busque la reactivación de la economía mundial dentro de los mismos parámetros del modelo económico y social predominante en la actualidad. Un retorno al estado anterior, en el que se comenzaría desde más abajo a escalar los mismos peldaños del crecimiento sin fin de la producción de bienes, del consumo y de la acumulación de ganancias empresariales.

Sin embargo, el carácter de las respuestas concretas que se han dado a la pandemia, que sitúan al Estado como pieza central de las acciones que se acometen y dan prioridad a la atención pública, se ubica en una racionalidad distinta al modelo social liberal extremo.

Del mismo modo, los valores de la actuación colectiva han cobrado mayor relevancia frente la noción de la supervivencia individual, al igual que los principios de solidaridad y cooperación, que se han colocado por encima de la competencia y los intereses parciales.

VALORES COLECTIVOS

De manera que pudiera pensarse que la reconstrucción se emprenderá sobre la base de una mayor presencia reguladora del Estado, por lo que no extraña que se acuda a modelos keynesianos, se revalorice el concepto de distribución de la riqueza y se contemple el fortalecimiento de los servicios públicos y la atención social. Un capitalismo reformado, dentro del paradigma de la socialdemocracia y de los movimientos verdes.

También se pudiera esperar una reconfiguración geopolítica del mundo, en la que las economías nacionales tiendan a conservar cadenas enteras de los procesos productivos por medio de un mayor peso del proteccionismo. En el caso latinoamericano, se le tendría que dar un impulso los procesos de integración, lo que supone superar la ideologización actual del Mercosur.

Del mismo modo, se puede prever una mayor consolidación de la multipolaridad, con una cierta disminución del peso geopolítico estadounidense.

VENEZUELA

En el caso de Venezuela, se trataría de reconstruir una economía sobre la que gravitan las consecuencias de políticas macroeconómicas erradas y una mala gestión pública, los muy duros efectos del bloqueo financiero y petrolero y ahora el impacto del coronavirus.

Con bastante seguridad, en el caso de Venezuela esa reconstrucción se hará desde la perspectiva de los valores que se han fortalecido en el mundo con la pandemia, es decir, los principios de solidaridad, cooperación, atención social y preeminencia del interés de lo público. A diferencia de las dos últimas décadas del siglo pasado, estos valores son hoy dominantes en la población y en una parte importante de los distintos sectores dirigentes.

Los puntos centrales de una reconstrucción comprenderían el incremento de la capacidad de gestión de lo público, las políticas que estimulen la activación del sector privado y la estabilización política por medio del diálogo y los acuerdos.

ACN/lp

No deje de leer: Descubren el animal más grande del mundo en costas de Australia

Opinión

La Autoridad moral de la conferencia episcopal

Publicado

on

conferencia episcopal
Compartir

Por: Cora Paez de Topel

La Conferencia Episcopal Venezolana es una institución de carácter permanente, de acuerdo al Concilio Vaticano II,  constituída oficialmente en el año 1997  por los obispos y arzobispos de la Iglesia Católica,  con la finalidad de  ejercer funciones pastorales respecto de los fieles de su  territorio, para promover el  bien común y la justicia social.   La Junta Directiva  se reúne cada trienio para nombrar los cargos que la conforman, por lo que en el mes de Enero 2022 quedaron constituídos Mons. Jesús González de Zarate como Presidente, Mons. Raúl Biord Castillo, Vicepresidente y Mario Del Valle, Secretario, para el período 2022  – 2025.

La Comisión Permanente, en ocasión de reunirse en esa oportunidad,  expresó una vez más  su preocupación frente a la prepotencia política de una minoría enquistada en el poder  y la apatía interna de la mayoría del pueblo venezolano, lo que ha llevado a la fractura de muchas opciones políticas partidistas, por lo cual  le piden a  los ciudadanos no quedarse en la diatriba y el conflicto, sino encararlos y trabajar para superarlos, en aras de un bien mayor, que es un presente y un futuro más digno, pidiendo trascender a lo comunitario en el conjunto de la realidad político social.

¨Compete a cada ciudadano la decisión de participar o no, para saber que ganamos o que perdemos como pueblo.  El bien común, norte de la política, implica un respeto y un diálogo permanente con las comunidades e instituciones sociales, inclusive si piensan distinto, o son de un partido diferente al gobernante.¨    Con fervor cristiano, apoyados por la Doctrina Social de la Iglesia,  continúan manifestando los obispos que Venezuela como nación está herida en su estructura humana, social e institucional, en gran medida como consecuencia de un modelo político autorreferencial, de vocación totalitaria  que, reiteradamente ha caracterizado como  ¨moralmente inaceptable¨ por su irrespeto, internacionalmente reconocido, de los derechos humanos, la destrucción de la estructura productiva y un empobrecimiento inédito de las grandes mayorías.
La Conferencia  Episcopal dice No al sistema comunal, que debilitará y probablemente eliminará las funciones de las gobernaciones, alcaldías y el poder local, además de las competencias efectivas de sus autoridades, con la finalidad de instaurar un poder hegemónico, contraviniendo lo estipulado en la Constitución Nacional.   De una manera clara y precisa, sin politiquería ni palabras altisonantes, el Episcopado se pronunció una vez más, exigiendo resguardar la integridad física de todos quienes luchan por los derechos humanos, por lo que piden la liberación de los presos políticos.

El sistema educativo en Venezuela está muy afectado, porque los docentes son víctimas de la crisis humanitaria, con un salario deficiente y el mal estado de las aulas escolares.  Asimismo, llama a equipar los hospitales y centros clínicos, para atender la salud del pueblo.

La Conferencia Episcopal convoca a deponer intereses particulares y buscar con acciones concretas el bienestar de todos, haciendo un llamado a la solidaridad, afirmando que ¨Sólo si nos unimos podremos sacar al país adelante y refundar nuestra Nación¨.

No dejes de leer: Primer Mundo, Tercer Mundo

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

B-Cure Laser ayuda a tratar el dolor desde su raíz de forma efectiva. Toda la información sobre el innovador dispositivo en B-cure Laser Revisión.

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.