¡Con Tus Manos! Llévala al clímax con la técnica Fingering
Connect with us

Hombre & Mujer

¡Con Tus Manos! Llévala al clímax con la técnica Fingering

Publicado

on

qué es Fingering - ACN
Compartir

Saber cómo tocar a una chica es importante para darle los mejores orgasmos. Y, si bien es cierto que cada mujer es diferente y tiene gustos específicos, hay una parte del cuerpo femenino que TODA mujer siente placer al tocar, y es el clítoris.

El fingering es una de las mejores formas de conseguir el orgasmo femenino, ya que permite estimular prácticamente cualquier parte del cuerpo de la mujer, por lo que si se hace bien, garantiza un clímax intenso y duradero.



Hacer cosas nuevas en el sexo es clave para mantener relaciones sexuales satisfactorias y una de las técnicas que debes intentar al menos una vez es el fingering.

¿Qué es el Fingering?

Básicamente, es el arte de saber tocar el cuerpo femenino para aumentar la excitación y favorecer los orgasmos intensos.

El fingering es el sexo manual para mujeres y aunque se permite estimular sexualmente casi cualquier parte de una mujer, las más placenteras son el clítoris y los senos.

De acuerdo a la sexóloga Alexandra Hubin y la periodista Caroline Michel, autoras del libro Entre mis labios, mi clítoris, el clítoris es como una especie de pene con muchas más terminaciones nerviosas que al estimularlo, evoca sensaciones muy placenteras.

Por su parte, los senos, especialmente los pezones, son zonas altamente sensibles capaces de hacernos sentir un orgasmo solo con acariciarlos de la forma correcta.

Aquí es donde entra el fingering, que consiste en estimular con tus dedos y manos estas partes sensibles del cuerpo femenino pero, ¿cómo hacerlo correctamente?  Sigue estos pasos:

Revisa tus uñas

Antes que anda, es importante que revises la higiene de tus uñas y de tus manos, pues tocar la zona intima de la mujer con las manos sucias o las uñas demasiado largas puede causar infecciones, heridas o irritaciones.

Juego previo

El orgasmo femenino siempre requiere de un juego previo, es decir, hay que preparar el terreno antes de ir a la acción.

Para ello, lo primero que debes tomar en cuenta es la lubricación. Puedes usar un lubricante con sabores para hacer la experiencia más divertida o si quieres estimular la lubricación natural, opta por los besos y las caricias delicadas por todo su cuerpo.

No vayas directamente a estimular el clítoris o los pechos con tus manos sin haber preparado un poco antes los niveles de lubricación, de lo contrario, podría haber incomodidad.

 Ve por los senos

Si quieres llevarla al punto máximo de placer, no dudes usar el fingering para estimular los pechos.

Haz un masaje muy suave por toda la zona, primero con movimientos circulares de adentro hacia afuera y luego en dirección contraria, cuida que la fuerza y la velocidad sean adecuadas.

Recuerda que los pezones son muy sensibles, así que acarícialos de forma muy suave.

Juega con el clítoris

Ya que el nivel de lubricación sea el adecuado, puedes empezar con los movimientos para estimularla.

Recuerda que el clítoris es muy sensible, así que puedes comenzar con suaves movimientos circulares para ir aumentando la acumulación de sangre en la zona y la sensibilidad. Notarás cómo hay un aumento de tamaño de la zona, lo que significa que hay erección y que ya está muy excitada.

Agrega un poco de velocidad a los movimientos y pon mucha atención a los gestos y gemidos que haga tu pareja, ya que te dirán si lo que haces le gusta o no tanto. Sigue haciendo círculos agregando un poco de presión, pero poco a poco, no debes hacerlo muy fuerte ni muy rápido.

La clave está en ir aumentando la intensidad poco a poco y en ser persistente en los movimientos que disfruta tu pareja. Si algo le está gustando mucho sigue haciéndolo hasta que te pida más, no cambies bruscamente porque estropearás la excitación.

Penetra con tu dedo

Estimular con tu dedo puede ser muy efectivo para lograr orgasmos intensos, incluso más que la penetración, así que después de acariciar el clítoris puedes atreverte a penetrar con tu dedo medio.

Inserta tu dedo en la cavidad vaginal, como si fuera el miembro masculino y si notas que le gusta, agrega velocidad y ritmo para meterlo y sacarlo, siempre de forma gradual, no bruscamente.

Para más placer, puedes penetrar con un dedo y seguir acariciando el clítoris con otro.

 Punto G

Una vez que la excitación está en un punto máximo, debes ir en busca del punto G; el cual se encuentra a unos centímetros dentro de la vagina y lo reconocerás porque tiene una textura distinta.

Tocarlo puede ser la puerta a orgasmos muy intensos en la mujer, así que empieza con roces suaves con tu dedo; hasta que puedas empujar un poco más, siempre poniendo atención a las reacciones que tiene tu pareja.

Atrévete a intentar el fingering, que aunque se considera una práctica sexual de adolescentes; en realidad puede ser muy sensual si se hace de la forma correcta. Toma el control y experimenta nuevas sensaciones en el sexo.

ACN/ Eme Mujer

No dejes de leer: Gemidos durante el sexo: ¿Qué los provoca?

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

 

Hombre & Mujer

¿Tienes mascota? Te contamos cómo evitar que tu casa huela a perro

Publicado

on

Evita que tu casa huela a perro
Compartir

¿Adoras a tu mascota pero odias los olores que desprenden de forma natural? A continuación, vamos a darte algunos trucos para que tu casa huela siempre bien y así evita que huela a perro.

¿Por qué huele mi perro?

Lo primero que debemos averiguar es por qué huele mal tu mascota.

Los animales, al igual que las personas, tienen un olor característico el cual, en ocasiones; puede ser desagradable.

En el caso de los perros, por ejemplo; puede deberse a una condición propia del animal o bien ser un signo de problemas de salud.

En el primer caso, los perros tienen dos pequeñas glándulas que segregan un líquido marrón o blanquecino junto al ano; cuyo aroma es desagradable.

Se trata de la forma que tienen los perros de comunicarse entre sí. También pueden desprender un mal olor sus almohadillas o lo que es lo mismo, las patas del perro; ya que en esa zona se concentran las glándulas sudoríparas.

Por otro lado, si el olor es una señal de algún problema de salud, podría tratarse de alguna infección en la piel por rascarse demasiado debido a alguna alergia; un exceso de grasa en la piel que podría oxidarse y oler a rancio, una infección de oídos o exceso de cera.

Igualmente, una herida, exceso de pelo muerto, problemas dentales o flatulencias por problemas alimenticios; entre otros. Siempre en estos casos, es aconsejable acudir al veterinario.

Evita que tu casa huela a perro y limpia todos sus objetos

En primer lugar; debes saber que el aroma que invade a una casa puede que no se perciba de la misma forma por las personas que viven en ella que por las que llegan de visita.

Lo cierto es que el olor a perro en casa puede notarse demasiado si no llevamos a cabo un método adecuado de limpieza.

En primer lugar, recuerda la importancia de mantener unas rutinas de limpieza e higiene para tus mascotas. Barre o aspira el suelo y alfombras; lava las mantas con frecuencia para eliminar la acumulación de pelos o restos que puedan traer del exterior.

Además, es importante lavar cada uno de sus objetos, ya sean juguetes, cojines, almohadas, el colchón; las mantas o la propia cama donde descansa. Seca bien a tu perro después de cada baño.

Ambientador casero

Hiciste todo y aun así, notas que siguen existiendo olores; puedes probar a realizar tu propio ambientador casero con ingredientes naturales que neutralicen el olor a animal.

Mezcla en una botella un litro de agua, cinco cucharadas de azúcar moreno y varias cáscaras de naranja y limón.

Después de un par de días de reposo, mézclalo bien y vaporiza tu hogar; verás qué maravilla.

Otro ambientador perfecto para quitar las manchas que puedan dejar los perros por nuestra casa; como sofás o alfombras, y que por lo tanto generen mal olor, es uno a base de vinagre y bicarbonato. Ambos ingredientes son muy utilizados en la limpieza del hogar.

Para este caso, mezcla dos tazas de agua tibia, tres de vinagre blanco y tres de bicarbonato sódico.

Otra opción es incluir en el champú habitual de tu perro una taza de vinagre de manzana. Sin duda, es un gran neutralizador de olores.

Con todos estos consejos, tu olfato te lo agradecerá y tu mascota también. Pruébalos y evita malos olores.

ACN/65 y más

No dejes de leer:

Seguir Leyendo
marketing digital en valencia

Facebook

aldo antenucci

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.