Misterioso "Enjambre" de terremotos desconcertó por años a los científicos
Connect with us

Hombre & Mujer

«Enjambre» de terremotos duró varios años: los científicos finalmente saben porqué

Publicado

on

En junio de 2020, aprovechando el confinamiento y teletrabajo originado por la pandemia, se obtuvo uno de los mapeos de mas alta resolución del enjambre sísmico 2016 hasta el momento. Foto: Cortesía/ MSN
Foto: Cortesía/ MSN
Compartir

A principios de 2016, un enjambre de terremotos inició en el sur de California (EEUU). Los temblores no ocurrieron todos los días, y la mayoría fueron demasiado pequeños para que los humanos los sintieran, pero mes tras mes los temblores continuaron ocurriendo y multiplicándose,sin que nadie supiera el porque.

Luego en 2018, miles de pequeños terremotos del mismo enjambre se activaron en la misma zona, algunos lo suficientemente grandes como para hacer oscilar las lámparas y poner nerviosos a los residentes de las ciudades cercanas. En los últimos cuatro años ha habido más de 22.000 temblores. Sin embargo, el origen detrás de toda esta actividad continuó un misterio, hasta ahora.

En junio de 2020, aprovechando el confinamiento y teletrabajo originado por la pandemia, se obtuvo un mapa de muy alta resolución del enjambre sísmico 2016 hasta el momento, lo que ha permitido que los científicos se concentren en una causa probable.



El análisis del enjambre 2016, utilizó un algoritmo informático para determinar las ubicaciones y el momento de los pequeños temblores, creando una imagen asombrosamente detallada de la actividad sísmica a medida que se desarrollaba.

El misterioso enjambre de terremotos de California

El estudio geológico, sugiere que el grupo de terremotos fue provocado por fluidos que se inyectaron naturalmente en el sistema de fallas. El trabajo insinúa que los fluidos pueden jugar un papel en otros enjambres detectados en todo el mundo, y el método utilizado podría resultar útil para mejorar el análisis sísmico global.

«El detalle aquí es increíble», dice la sismóloga Elizabeth Vanacore de la Red Sísmica de Puerto Rico en la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez. «Este tipo de trabajo es de vanguardia y realmente hacia dónde se dirige la ciencia».

Por otra parte, a lo largo de una línea de falla, las fisuras en la corteza terrestre alguna vez se imaginaron como estructuras simples, pero «en realidad, las zonas de falla son lugares muy complicados», afirma Emily Roland, sismóloga marina de la Universidad de Washington.

Según Roland: «Algunas fallas pueden doblarse. Otras se entrecruzan bajo tierra. Las fallas analizadas en el nuevo estudio se entrelazan en un laberinto subterráneo que se extiende a lo largo de varias millas».

El enjambre de terremotos que reveló esta intrincada estructura subterránea, pasó desapercibido hasta 2017, cuando un correo electrónico de un ciudadano curioso llegó al buzón de correo de la Southern California Seismic Network (SCSN). Ese correo electrónico solicitaba información sobre un enjambre de pequeños terremotos en un tramo escasamente poblado del estado.

El estudio geológico, sugiere que el enjambre de terremotos fue provocado por fluidos que se inyectaron naturalmente en un sistema de microfallas subterráneas. Foto: Cortesía/ Strangesounds.org

El estudio geológico, sugiere que el enjambre de terremotos fue provocado por fluidos que se inyectaron naturalmente en un sistema de microfallas subterráneas. Foto: Cortesía/ Strangesounds.org

Estructura subterránea de microfallas

Una mirada superficial a la región no reveló nada extraordinario, afirma Zachary Ross, geofísico del Instituto de Tecnología de California (CalTech) que dirigió el estudio, publicado el 18 de junio en la revista Science. Ubicada la zona altamente activa de fallas de San Jacinto, el área a menudo está sujeta a pequeños temblores.

Pero al profundizar en la historia sísmica de la región, los investigadores se dieron cuenta de que el autor del correo electrónico tenía razón: casi un año antes, en 2016, un enjambre de pequeños terremotos se había extendido a lo largo del borde de la reserva indígena «Cahuilla».

Los enjambres de terremotos tienen un comportamiento misterioso. La mayoría de los enjambres ocurren como una proliferación de cientos o miles de temblores durante horas, días o incluso meses. En Puerto Rico, donde los enjambres son particularmente comunes, los eventos tienden a durar entre 36 y 48 horas, afirma la sismóloga Vanacore.

Si bien muchos enjambres están asociados con volcanes, otros se mueven por paisajes lejos de cualquier actividad importante. El potencial de destrucción de estos eventos varía ampliamente. El enjambre de Cahuilla provocó terremotos desde principios de 2016 hasta el año pasado, pero todos los temblores fueron mínimos y nunca generaron daños significativos durante cuatro años.

La conclusión del estudio, hace que los geólogos se centren en identificar las estructuras de microfallas descubierta en California y en Puerto Rico, para poder medir y pronosticar de una manera mas precisa la ocurrencia de estos raros fenómenos sísmicos en todo en planeta.

[Fuentes] ACN | NatGeo | Reuters | MSN | Redes

No dejes de leer: Sismo de magnitud 3.9 despertó a habitantes de Nueva Esparta

* Infórmate al instante, únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Hombre & Mujer

Nuevo estudio confirma influencia de la luna sobre el comportamiento humano

Publicado

on

Foto: Cortesía/ Spalopia Blog
Compartir

En la cultura popular, es común encontrar referencias de personas cuyo carácter varía dramáticamente conforme cambian los ciclos de la luna. En nuestro país, frase «le pegó la luna», refiere situaciones donde personas ven afectada su conducta por una u otro «paso de luna».

Recientemente, un estudio científico afirma que si existe correlación entre los ciclos lunares y las variaciones de conducta de muchas personas, cambios que son anticipados por cambios en el ciclo del sueño.

Los filósofos antiguos creían que la Luna causaba episodios de «locura» en algunas personas. La palabra locura deriva del latín «lunaticus», que significa «lunático», y tanto el filósofo griego Aristóteles como el naturalista romano Plinio el Viejo creían que la locura y la epilepsia eran causadas por el mismo factor: la Luna.

Desde entonces hasta nuestros días, la idea ha sido rechazada en gran medida por la medicina moderna. Pero una nueva investigación científica sugiere que lo afirmado por estas antiguas teorías, a menudo en base a observaciones empíricas, de es una la realidad para muchas personas.

Estudio confirma influencia de la luna en el comportamiento humano

“Lo que me llamó la atención de estos ciclos fue que parecían asombrosamente precisos de una manera que uno no necesariamente esperaría de un proceso biológico”, afirma el reconocido psiquiatra llamado Thomas Wehr, en el artículo publicado, con base al estudio realizado en el Instituto Nacional de Salud Mental de Bethesda (Maryland, EEUU).

El doctor afirma que las estadísticas de comportamientos violentos en algunos pacientes del centro de salud le llevaron a preguntarse: «si había algún tipo de influencia externa que estuviera operando en estos ciclos, y [debido a la creencia histórica de que la Luna afecta el comportamiento humano] lo obvio a considerar (ante la periodicidad de los casos que observó); era si había alguna influencia de tipo lunar”, agregó el doctor Wehr.

En el estudio originalmente publicado en el año 2019, Wehr afirmaba que ciertos grupos de pacientes psiquiátricos reaccionaban con comportamientos agresivos durante los ciclos de plenilunio, pero debido a inconsistencias observadas en la conducta de algunos grupos de control; el estudio había encontrado un importante escollo a superar.

La luna y los ciclos del sueño

Thomas Wehr continuó con su investigación desde 2019, recibiendo apoyo de un grupo de investigadores de la Universidad de Oxford y los resultados que parecían «inconsistencias» entonces tomaron forma para el doctor en su nueva publicación (2020): La conducta de algunos pacientes es afectada de forma dramática por los ciclos de luna llena, pero existen pacientes que son afectados por el ciclo contrario (luna nueva), «como si existiese algún tipo de polaridad en estos pacientes; que define cual ciclo de la luna les afectará», afirma Wehr.

Aun mas impactante, resulta la conclusión que se desprende del estudio de los datos estadísticos de los pacientes; antes de la ocurrencia de los eventos de carácter «explosivo» o “violento”. El renombrado psiquiatra estadounidense, advierte que «todos los pacientes que sufrieron variaciones importantes de carácter, también presentaron alteraciones importantes en los ciclos del sueño; justo las noches antes de su ocurrencia».

De acuerdo a los modelos digitales elaborados en la Universidad de Oxford, existe evidencia de que el sueño varía a lo largo de los ciclos lunares en los pacientes objeto del estudio.

El sueño estudiado en un laboratorio

En el estudio, realizado bajo condiciones altamente controladas de laboratorio, se encontró que los pacientes afectados por un determinado ciclo lunar, tardaban unos cinco minutos más en conciliar el sueño (en promedio) y dormían 20 minutos menos en general, justo antes de los eventos de cambio brusco de conducta; aun cuando no estuvieron expuestos a la luz de la luna.

Por otro lado, la medición de su actividad cerebral sugirió que la cantidad de sueño profundo que experimentaron se redujo en un 30%. Estos datos fueron consistentes, tanto para los pacientes afectados por los ciclos de luna llena; como por los de luna nueva.

De acuerdo a Vladyslav Vyazovskiy, investigador del sueño de la Universidad de Oxford, ninguno de los estudios monitoreó anteriores tuvo éxito en «mapear» de forma exitosa los ciclos del sueño de pacientes individuales; debido a que no se tuvo acceso a ellos durante todo un mes lunar, y mucho menos en varios meses.

“La única forma de abordar esto es sistemáticamente, es registrando estadísticamente a los mismos individuo a lo largo del tiempo y continuamente a través de las diferentes fases lunares”; agregó Vyazovskiy.

Conclusiones del estudio Bethesda-Oxford

Finalmente, los líderes del grupo de investigación, Wehr y Vyazovskiy, afirmaron en un comunicado que: «una vez identificado cual ciclo lunar afecta al paciente y observando los datos de su ciclo de sueño, es posible predecir con poco margen de error los días cuando ocurrirán sus alteraciones de conducta; y medicar a los pacientes apropiadamente con base a las proyecciones de su carácter representadas en la computadora».

Entre las alteraciones del comportamiento investigadas por el doctor Wehr, no solo se centraron en pacientes con episodios recurrentes de carácter «violento» o «explosivo»; sino también personas con fuertes episodios depresivos, con tendencias suicidas o que intentaron autolesionarse, entre otros.

[Fuentes]: ACN ¦ BBC ¦ La Nación ¦ Redes

No dejes de leer: ¡Clases virtuales! Maduro pide a operadoras telefónicas llevar internet a las escuelas

* Infórmate al instante, únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído