El planeta requiere 1.8 trillones de US$ para adaptarse al cambio climático
Connect with us

Hombre & Mujer

El planeta requiere 1.8 trillones de dólares para adaptarse al cambio climático

Publicado

on

El planeta requiere 1.8 trillones de dólares para adaptarse al cambio climático
Foto: fuentes.
Compartir

Según un nuevo estudio económico, nuestro planeta requiere una inversión de nada menos que 1.8 trillones de dólares en la próxima década, solo para ayudarnos a adaptar al cambio climático.

El estudio, realiza un análisis global de costo-beneficio que establece cinco estrategias de adaptación ante el cambio climático inminente.

El análisis económico, fue llevado a cabo por la Comisión Global de Adaptación, un grupo de 34 líderes en política, negocios y ciencia.

El estudio concluye, entre otras cosas, que el mundo necesita urgentemente «aumentar tolerancia de los sistemas ante las adversidades que plantea el cambio climático».

Comisión multinacional de envergadura

La comisión, dirigida por el exsecretario general de la ONU, Ban Ki-moon, la directora ejecutiva del Banco Mundial, Kristalina Georgieva, y el cofundador de Microsoft, Bill Gates; argumenta que es una obligación moral urgente de los países más ricos invertir en medidas de adaptación que beneficien al mundo.

El informe dice que los más afectados por el cambio climático «hicieron menos para causar el problema, haciendo de la adaptación un imperativo de la raza humana».

Su objetivo principal es incluir la adaptación al cambio climático en la agenda política y económica de todo el mundo durante la próxima década.

Para hacer esto, establece «soluciones concretas» y un plan económico.

El planeta requiere 1.8 trillones de dólares para adaptarse al cambio climático. Foto: fuentes.

El planeta requiere 1.8 trillones de dólares para adaptarse al cambio climático. Foto: fuentes.

Cinco puntos para invertir

El estudio, indica cinco cosas en las que el mundo debería invertir en la próxima década para lograr minimizar el impacto del cambio climático sobre nuestra civilización:

1) Sistemas de advertencia: Para las comunidades vulnerables de islas y costas en particular, las alertas tempranas sobre tormentas, mareas muy altas y otros climas extremos pueden salvar vidas.

2) Infraestructura: construir mejores carreteras, edificios y puentes para adaptarse al clima cambiante.

3) Mejorar la agricultura: algo tan simple como ayudar a los agricultores a cambiar a variedades de cultivos más resistentes a las sequías podría proteger los medios de vida y prevenir el hambre.

4) Restauración y protección de los manglares: los bosques de manglares submarinos protegen a cerca de 18 millones de personas de las inundaciones costeras, pero el desarrollo los has estado eliminando.

5) Agua: proteger los suministros de agua, y asegurarse de que el agua no se desperdicie; pues será un recurso cada vez mas vital en medio de un clima cambiante.

El esquema del “dividendo triple”

Cada una de estas inversiones, dice la comisión, contribuiría a lo que llaman un «dividendo triple»: evitar pérdidas futuras; generar ganancias económicas positivas a través de la innovación y brindar beneficios sociales y ambientales.

Al comentar sobre los hallazgos del informe, Ban dijo que el cambio climático «no respetará las fronteras».

«Es un problema internacional que solo puede resolverse con cooperación y colaboración, a través de las fronteras y en todo el mundo”; aseveró el exsecretario general de la ONU.

Cada vez es más claro que en muchas partes del mundo, nuestro clima ya ha cambiado y tenemos que adaptarnos a él», concluyó Ban.

Con información de: ACN|BBC|Redes

No dejes de leer: Activista ambiental llega navegando a Nueva York para conferencia climática

Hombre & Mujer

Científicos alarmados por calentamiento masivo del Océano Pacífico

Publicado

on

Científicos alarmados por calentamiento masivo del Océano Pacífico
Foto: fuentes.
Compartir

En septiembre del 2014, la ecologista marina Jennifer Fisher se sorprendió cuando las medusas y los pequeños crustáceos que normalmente se encuentran en aguas más cálidas llenaron sus redes frente a la costa de Oregón.

La extraña captura fue solo una señal de la llegada de una gran porción de agua tibia que se conoció como “La Burbuja” (“The Blob”), una onda de calor marina masiva que duró 3 años y que alteró drásticamente los ecosistemas y la industria pesquera a lo largo de la costa del Pacífico.

Esta vez, la doctora Fisher y otros científicos dicen que el evento no los agarró de sorpresa. Se están preparando para compartir más rápidamente los datos sobre el impacto de las olas de calor marino.

Científicos alarmados por el calentamiento masivo del Océano Pacífico. Foto: fuentes.

Científicos alarmados por el calentamiento masivo del Océano Pacífico. Foto: fuentes.

La burbuja del 2014, la primera

Cuando la burbuja llegó hace 5 años, «no nos dimos cuenta del impacto que tendría”, recordó Toby Garfield, un oceanógrafo físico del Centro de Ciencias de la Pesca del Sudoeste de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) en San Diego, California.

Los científicos de NOAA notaron por primera vez el crecimiento de una inmensa zona de agua tibia, que les resultaba inquietantemente familiar en el Pacífico el pasado mes de agosto.

La anomalía se ha extendido a un área casi del tamaño de Australia, que abarca desde las islas hawaianas hasta el Golfo de Alaska.

Más al norte, el Mar de Bering entre Alaska y Rusia también está experimentando la onda de calor marino récord, desencadenada por la falta de hielo marino en invierno.

La anomalía del 2019, posiblemente un anueva burbuja

La nueva “burbuja”, consiste en agua que se encuentra a una temperatura hasta 3° C por encima de lo normal.

Sin embargo, aún no está claro si la anomalía evolucionará hacia un evento de las características de “la burbuja” original, la cual se distinguió por su tamaño, duración y profundidad.

El calor de la burbuja del 2014 penetró cientos de metros debajo de la superficie marina, sin embargo en el nuevo evento el calor se extiende solo unos 30 metros de profundidad.

La nueva “burbuja”, consiste en agua marina a una temperatura de 3°C por encima de lo normal. Foto: fuentes.

La nueva “burbuja”, consiste en agua marina a una temperatura de 3°C por encima de lo normal. Foto: fuentes.

Preocupación en los círculos académicos y científicos

Aún así, los científicos están muy preocupados. El doctor Garfield dice que hasta ahora, los investigadores señalan que el agua tibia ha mantenido su distancia de las zonas costeras biológicamente ricas.

Pero los científicos federales observan de cerca la evolución de la ola de calor con datos satelitales, boyas equipadas con instrumentos y una red de drones submarinos que se elevan y se hunden a través de la columna de agua.

Los científicos que monitorean las corrientes marinas y la biología de las playas están atentos a las primeras señales de advertencia de cambios ecológicos.

Con información de: ACN|Xataka|ScienceMagazine|Redes

No dejes de leer: El telescopio espacial James Webb se une a la exploración del universo

Seguir Leyendo

Candy Crazy

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído