Las almendras, un fruto seco lleno de propiedades y beneficios
Connect with us

Salud y Fitness

Las almendras, un fruto seco lleno de propiedades y beneficios

Publicado

on

Beneficios de las almendras - ACN
Compartir

Las almendras son uno de los frutos secos más nutritivos del planeta, tienen un sabor delicado y dulzón, y contienen infinidad de propiedades beneficiosas para nuestro organismo.

Propiedades y beneficios de las almendras 

Fuente de energía

Su aporte en carbohidratos nos ofrecen energía para afrontar la jornada más exigente. Y el hierro que contienen nos ayudan a combatir la anemia.

Buenas para el corazón

Distintos estudios (el de la doctora Helen Griffiths de Predimed es uno de los más recientes) han demostrado que aquellas personas que comen almendras de manera frecuente, es decir unas cinco veces por semana, tienen un cincuenta por ciento más de posibilidades de reducir el riesgo de padecer un infarto y otras enfermedades cardiovasculares. Las almendras fortalecen y protegen las paredes de las arterias gracias a los aminoácidos y ácidos grasos que contienen.

Buenas para huesos y dientes

Por su alto contenido de fósforo y magnesio, las almendras nos ayudan a tener unos dientes y huesos fuertes. También cuidan nuestros músculos, combaten la ansiedad, la irritabilidad y favorecen un buen descanso, evitando el insomnio. Además, por su contenido en calcio las almendras previenen la osteoporosis.

Buenas para el cerebro

Con el consumo regular de las almendras podemos aumentar la función cerebral, de manera que este órgano se mantenga lúcido y activo.

Mejoran el sistema inmunitario

El zinc que contiene las almendras mejora el funcionamiento del sistema inmunitario, favorece el crecimiento y combate los estados de fatiga o cansancio. La vitamina A que contienen cumplen las mismas funciones y además ayuda a desintoxicar el organismo.

Combaten los radicales libres

Su contenido en selenio y vitamina E combate los radicales libres, y ayuda a prevenir enfermedades degenerativas.

ACN/ La Vanguardia

No dejes de leer: ¿Quieres un cabello sensacional? Agrega azúcar al shampoo y los resultados te encantarán

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

 

Salud y Fitness

Día Mundial del Cáncer de Mama: Lo que puedes hacer cada día para prevenirlo

Publicado

on

Día Mundial del Cáncer de Mama - ACN
Compartir

Cada 19 de octubre se celebra el Día Mundial del Cáncer de Mama. El objetivo principal de esta fecha es concienciar sobre la prevención de esta enfermedad y su temprana detección.

El cáncer de mama es el tumor más común en todo el mundo, seguido del cáncer de colon, el colorrectal, el de próstata y el del estómago. Es una enfermedad tan habitual, que según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada 30 segundos se diagnostica cáncer de mama en algún lugar del mundo.

Aunque oficialmente se celebra el 19 de octubre, es una enfermedad tan importante y extendida que la OMS declaró octubre como el mes de la concienciación sobre el cáncer de mama, el llamado ‘mes rosa’. Con el propósito de incrementar la atención, el apoyo, la detección precoz, el tratamiento y los cuidados paliativos de las mujeres y hombres que padecen esta patología.

Lo que puedes hacer cada día para prevenirlo

La doctora Emilia Gómez Pardo, asesora científica de CRIS contra el cáncer en temas de nutrición. La experta asegura que, teniendo solo en cuenta los hábitos de vida, «se podría evitar uno de cada tres cánceres de mama cada año, unos 11.000 casos».

Lo que más influye en el riesgo de tener un tumor en el pecho es el consumo de alcohol. «En el organismo se transforma en acetaldehido, que es un tóxico que produce mutaciones en el genoma y está directamente relacionado con cáncer de mama», señala la doctora Emilia Gómez y Pardo, quien advierte: «No hay consumo mínimo de alcohol que se considere seguro. Si quieres prevenirlo, consumo cero». En este sentido, recuerda que no es el único tumor relacionado con este hábito.

El segundo factor de estilo de vida que más influye es el ejercicio. Evitar el sedentarismo (estar sentado o tumbado la mayor parte del tiempo) y practicar una actividad física vigorosa reduce el riesgo de cáncer de mama. Las recomendaciones de la OMS para mantenerse en forma son claras: los adultos deberían realizar actividades físicas aeróbicas moderadas durante al menos 150 a 300 minutos, o actividades físicas aeróbicas intensas durante al menos 75 a 150 minutos, o una combinación equivalente de actividades moderadas e intensas a lo largo de la semana.

Aunque cada uno tiene que ajustar la práctica a su momento vital y condiciones físicas, la experta consultada asegura que la actividad vigorosa (la que aumenta la frecuencia cardiaca y no nos permite mantener una conversación) es importante en todo momento de la vida, «especialmente en la menopausia para recuperar masa muscular y evitar el sobrepeso».

«Hay que moverse cuanto más mejor, todo suma»

Y no vale hacer mucho ejercicio de lunes a viernes si luego el fin de semana nos lo pasamos sentados en el sofá. «Hay que moverse cuanto más mejor, todo suma. El sedentarismo es malo por sí mismo», concluye Emilia Gómez Pardo.

Muy relacionado con el ejercicio y la alimentación está el sobrepeso, otro factor de riesgo. El cáncer de mama postmenopáusico está muy relacionado con el exceso de grasa en el organismo, por eso la recomendación es «mantener un peso saludable y más o menos estable toda la vida».

Con respecto a la dieta, se muestra clara: «no hay un alimento o nutriente concreto que produzca cáncer o nos proteja de él». Pero sí un patrón de alimentación que puede ser beneficioso para nuestra salud o contraproducente. «La alimentación oncosaludable es mayoritariamente vegetal, no exclusivamente: Frutas, verduras legumbres, cereales (en su mayoría integrales), frutos secos, semillas y hierbas; un consumo moderado de lácteos, huevos, pescado y carne blanca (pollo, pavo, conejo); y reducir mucho el consumo de carne roja, a 200 gramos a la semana», enumera la experta, que recomienda eliminar de la dieta las «bebidas azucaradas, los ultraprocesados y el alcohol y limitar mucho la carne procesada» porque forman parte de un tipo de dieta «inflamatoria, oxidativa y poco nutritiva».

Por último, aunque no menos importante, hay que dejar el tabaco. Además, es fundamental participar en los cribados para la detección temprana del cáncer, ya que el diagnóstico precoz es vital para un pronóstico más favorable.

ACN/ ABC

No dejes de leer:  Aseguran que 98% de los casos de cáncer de mama pueden vencerse

Infórmate al instante, únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.