Tapabocas obligatorio desde los 6 años - ACNTapabocas obligatorio
Connect with us

Tecnología

Tapabocas obligatorio desde los 6 años

Publicado

on

Compartir

La mascarilla o tapabocas será obligatoria desde este jueves en espacios públicos;  si no se puede garantizar la distancia. Los menores de seis años quedan excluidos de la orden del Ministerio de Sanidad.

Gráfica: Varias personas caminan protegidas con mascarillas en Ourense, este martes. En vídeo, así está siendo la venta de mascarillas. EUROPA PRESS / VÍDEO: ATLAS

El Boletín Oficial del Estado publicó  la orden por la que se regulan las condiciones;  para el uso obligatorio de mascarillas que empezará este jueves: tendrán que usarla obligatoriamente, aunque con excepciones, los mayores de seis años;  cuando estén “en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no sea posible mantener una distancia” de dos metros.

Por ejemplo, si uno está solo en una tienda podrá no usarla;  pero si está en una calle muy concurrida deberá ponérsela. La disposición será obligatoria para “las personas de seis años en adelante”;  con lo que afectará a unos 45 millones de personas. Y recomendable en los menores a partir de los tres (otros 1,3 millones).

Salir siempre con mascarillas

Ante la dificultad de prever qué se va a encontrar una persona cuando sale de casa, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, dijo el martes que lo conveniente era salir siempre con ella, por lo menos en el bolsillo, para poder ponérsela si se encontraba con un sitio, abierto o cerrado, concurrido.

La orden ministerial establece cuatro excepciones para esta norma. “Personas que presenten algún tipo de dificultad respiratoria”, “personas en las que el uso de mascarilla resulte contraindicado por motivos de salud debidamente justificados, o que por su situación de discapacidad o dependencia presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización”, “desarrollo de actividades en las que resulte incompatible el uso de la mascarilla” y un genérico “causa de fuerza mayor o situación de necesidad”.

Mascarillas obligatorias para la población

¿Para quién?,¿Dónde? Su uso es obligatorio para la población de más de seis años. Para los niños, solo recomendable. Como norma general, el uso de mascarillas será obligatorio siempre que no sea posible mantener dos metros de distancia

  • Mayores de 6 años: 45 millones de personas Obligatoria
  • Menores de 6 años: 1,3 millones, Recomendada en espacios cerrados de uso público, en la vía pública,  en espacios al aire libre.
  • Las personas con dificultades respiratorias.
  • Las personas que por motivos de salud justificados no puedan usarlas.
  • Los que realicen actividades incompatibles con su uso.
  • Por otras razones de causa mayor.

Están exentos de la obligación:

¿Qué tipo de mascarilla se debe usar?

La orden no fija un modelo concreto, pero recomienda preferiblemente mascarillas quirúrgicas o higiénicas y que tapen la nariz y la boca.

La obligatoriedad de su uso es solo un medio de protección. Es fundamental seguir cumpliendo con el resto de medidas preventivas, como la distancia física y el lavado de manos.

Cuál es la adecuada para profesionales, para la población general, mascarillas higiénicas, mascarillas quirúrgicas,  Mascarillas EPI, Filtros contra partículas. El tipo IIR es además resistente a salpicaduras (sangre y otros líquidos biológicos).

  •  Con distancia física y lavado de manos
  • Si son reutilizables, el fabricante indicará el número máximo de lavados.
  • Las no reutilizables deben ser eliminadas después de su uso recomendado.
  • Depende del fabricante. Consulte las instrucciones.
  • Cuando esté húmeda o sucia, cámbiela.
  • En cualquier establecimiento y deberán venderse empaquetadas.
  • En farmacias, establecimientos especializados y grandes superficies.
  • Tocar solo las bandas elásticas de la mascarilla.
  • Ponerla sobre nariz y boca sin grandes espacios entre la cara y la mascarilla.
  • Pasar las bandas elásticas por detrás de las orejas y pellizcar la pinza nasal para ajustarla.
  • Lavarse las manos durante 40-60 segundos antes de manipularla.
  • Para tirarla, meterla en una bolsa de plástico, depositarla cerrada en la basura y lávarse las manos.
  • Retirarla tocando solo las bandas elásticas.
  • Evitar tocar la parte exterior. Si lo hace, lávese las manos después.
  • Antes de quitársela, lavarse las manos. Fuente: Ministerio de Consumo.

No regalarán mascarillas

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ya anunció el martes que el Gobierno no va a regalarlas; aunque eso podrán hacerlo las comunidades, como ya hizo Madrid (aunque la comunidad que preside Isabel Díaz Ayuso lo hizo con unas de tipo FFP2, que son para profesionales). La orden no fija qué modelo de protección debe emplearse y dice que será obligatorio usar, si se va a estar a menos de dos metros de otras personas, “cualquier tipo de mascarilla, preferentemente higiénica y quirúrgica, que cubra nariz y boca”. Las quirúrgicas son las que tienen un precio máximo fijado (las más comunes son las que son blancas por un lado y azul por otro) a 96 céntimos la unidad. Si estas fueran para un uso diario –las hay de un solo uso y otras que no lo son–, a una por día supondrían unos 29 euros al mes.

El uso generalizado de mascarillas está justificado por la alta transmisibilidad del virus y, también, por la capacidad que han demostrado para “bloquear la emisión de gotas infectadas, muy importante cuando no es posible mantener la distancia de seguridad”, señala el texto. Es decir, su objetivo es que las personas portadoras del virus sin saberlo –las que lo saben deben guardar aislamiento– no contagien al resto.

Sobre la posibilidad de emplear mascarillas de tela caseras, Sanidad remite a una norma de la Sociedad Española de Normalización para su confección. Pero esta regulación, como admitieron fuentes de la entidad cuando se publicó en abril, está dirigida a empresas textiles. Y especifica cuestiones como que el tejido a emplear debe tener una eficacia para la filtración de más del 90% o que la respirabilidad debe de ser menor de 60 pascales por centímetro cuadrado, por ejemplo, condiciones que es imposible saber de las telas de las que puede disponer la persona que va a confeccionar una mascarilla en casa.

Tapabocas caseras

El Centro de Control de Enfermedades de EE UU (CDC) es mucho más práctico. “Las cubiertas de tela para la cara confeccionadas con artículos del hogar o hechas en casa a partir de materiales comunes de bajo costo pueden usarse como medida adicional y voluntaria de salud pública”, afirma. Y luego especifica que deben ser lavables (basta con el proceso de la lavadora para desinfectarlas). Y detalla que, para fabricarlas, se usen dos piezas superpuestas de algodón de 10 por 6 pulgadas (25 por 15 centímetros). “Use algodón de trama cerrada, como el de telas acolchadas o sábanas. La tela de las camisetas funcionará sin problemas”, explica en su guía práctica el CDC. Este luego indica cómo se cosen y se meten las gomas por los lados. También explica cómo hacer una con un pañuelo.

La orden no establece un régimen específico de sanciones para quien no use mascarilla, por lo que fuentes jurídicas opinan que, como en el resto de las órdenes del estado de alarma, se aplicará el de la Ley de Seguridad Ciudadana. Esta establece que “las infracciones muy graves se sancionarán con multa de 30.001 a 600.000 euros; las graves, con multa de 601 a 30.000 euros, y las leves, con multa de 100 a 600 euros”. Fuentes del Ministerio del Interior no lo confirman. “Lo estamos estudiando y actuaremos con proporcionalidad”. Según estas fuentes, la mayoría de las sanciones durante el estado de alarma han sido por el artículo 36.6 que aplica a “la desobediencia o la resistencia a la autoridad o a sus agentes en el ejercicio de sus funciones, cuando no sean constitutivas de delito, así como la negativa a identificarse a requerimiento de la autoridad o de sus agentes o la alegación de datos falsos o inexactos en los procesos de identificación”. Es decir, casos de personas que quebrantaban las limitaciones a la movilidad de manera reiterada, por ejemplo, o que se enfrentaban a las fuerzas del orden cuando las interpelaban.

Utilidad del tapabocas ha ido cambiando

La opinión de los expertos que asesoran al Gobierno sobre la utilidad de las mascarillas ha ido cambiando. De considerarla poco eficaz a obligar a llevarla tan solo en el transporte público y, ahora, a esta norma. Aparte del aumento del conocimiento del coronavirus, con el inicio de la desescalada aumenta la movilidad y la posibilidad de que varias personas coincidan, como ha explicado Simón. También sucede que ahora ya hay material disponible, lo que no sucedía hace mes y medio.

Por ejemplo, el Ministerio de Sanidad anunció el martes que iba a repartir 9,6 millones de mascarillas entre las comunidades. “El objetivo es facilitar la conformación de una reserva estratégica a nivel autonómico con un stock correspondiente, al menos, a cinco semanas de consumo”, dice la nota del ministerio. Desde el 10 de marzo, Sanidad afirma que ha distribuido a los Ejecutivos autonómicos 100.802.812 mascarillas. Fuentes del departamento que dirige Illa añaden que, de hecho, garantizar el suministro de este material de protección a la población general será uno de los criterios para permitir que las comunidades progresen en las fases de desescalada. Y añaden que es imposible determinar cuántas se van a necesitar porque eso depende del “tipo de mascarilla usen los ciudadanos, de cuántas salidas hagan teniendo en cuenta que se sigue fomentando el teletrabajo, de si pueden o no mantener la distancia mínima durante las salidas, etcétera”.

ACN/El País/The Trust Project

No deje de leer: Alerta nacional y mundial por contagios del Covid 19

Auto Europe Car Rental

Internacional

Destructores en el Caribe: Una cacería entre sombras (+Video)

Publicado

on

Destructores en el Caribe: Una cacería entre sombras
Foto: Fuentes.
Compartir
Por: Lcdo. Pedro L. Mayorga A. | 22 de mayo de 2020 23:42 HLV | Categoría:Tecnología

Cuatro buques de guerra de la marina estadounidense patrullan las aguas del Mar Caribe con sus transpondedores de navegación apagados desde hace unas semanas, en una operación de seguridad marítima anunciada por EEUU.

Los barcos de guerra son tres Destructores y un Buque de Combate Litoral de última generación. Tanto poder de fuego junto en el Mar Caribe definitivamente ha elevado la presión geopolítica en la zona a niveles nunca antes vistos, ya que el grupo de navíos opera de forma sigilosa y su ubicación actual es desconocida.

El gobierno de Irán, ha enviado cinco buques tanqueros a Venezuela cargados de gasolina. Estos embarques de combustible, han provocado un enfrentamiento diplomático entre la dupla Irán-Venezuela y el gobierno de los Estados Unidos.



Ambas naciones se encuentran bajo sanciones estadounidenses y se cree que entre las opciones que maneja la Casa Blanca, estaría la de “detener” o “incautar” uno o mas de estos tanqueros cargados de combustible rumbo a Venezuela.

En la presente nota informativa, te presentamos una breve descripción de estas naves de guerra que se encuentran desplegadas en el Mar Caribe.

USS Detroit LCS-7. Foto: Southcom

USS Detroit LCS-7. Foto: Southcom

El Buque de Combate Litoral USS Detroit LCS-7

El buque de combate el litoral USS Detroit (Litoral Combat Ship), es un barco específicamente diseñado para el combate en aguas poco profundas, aunque también puede desempeñarse muy bien alta mar.

Este tipo de navío, incluye características para el despliegue rápido tanto de aeronaves (en este caso helicópteros navales), cómo de pequeños botes para misiones tácticas de equipos de operaciones especiales.

Así mismo, los buques de combate litoral poseen gran cantidad de armamento especializado, adaptado a los requerimientos de cualquier tipo de enfrentamiento bélico en el mar, conforme a los estándares de la guerra naval moderna.

Los buques de combate litoral, tienen una velocidad máxima de 47 nudos, aunque pueden operar durante 21 días a una velocidad sostenida de 18 nudos.

La tripulación usualmente varía entre 50 y 65 personas. Dentro del armamento que puede transportar, se incluyen gran variedad de misiles guiados, cañones de variados calibres; y lanzadores especializados de misiles superficie-aire, así como torpedos y otras contramedidas navales.

El radar de este tipo de buques, denominado TRS-3D, es una unidad de combate capaz de realizar la exploración aérea y de superficie en un amplio rango de millas náuticas al rededor del barco; pudiendo identificar de forma automática e independiente tanto blancos aéreos como de superficie.

Este tipo de navío incluye características sigilosas, lo cual le permite operar emitiendo un mínimo eco de radar; otorgándole una ventaja táctica importante ante los barcos de guerra de generaciones anteriores.

Los destructores de la clase Arleigh Burke: Lassen, Preble y Farragut

Los destructores de la clase Arleigh Burke, son el tipo de nave insignia de la marina norteamericana, para distintos tipos de operaciones, desde escoltas en los grupos de apoyo a portaaviones, hasta misiones multitarea; que implican el despliegue de tripulaciones para operaciones navales conjuntas, hasta el ataque masivo de objetivos de superficie o amenazas aéreas.

USS Preble DDG-88. Foto: Southcom.

USS Preble DDG-88. Foto: Southcom.

Este tipo de buque, cuenta con un avanzado sistema de lanzamiento de misiles Tomahawk para bombardeos a distancias intermedias; así como gran cantidad de cañones navales de diversa índole.

El tipo de radar AEGIS de última generación, le permite a esta clase de navío sondear gran cantidad de millas náuticas alrededor del grupo de batalla; permitiéndole evaluar numerosos blancos de forma simultánea, desde la superficie hasta literalmente hasta dónde alcanza la atmósfera.

Este tipo de buques están pensados para trabajar en conjunto, en pequeñas formaciones de tres o cuatro navíos, a poca velocidad y en modo sigiloso; para explotar de mejor manera las potencialidades de sus sistemas de sensores de larga distancia y el armamento de alcance intermedio.

USS Farragut DDG-99. Foto: Southcom.

USS Farragut DDG-99. Foto: Southcom.

Los destructores de la clase Arleigh Burke, pueden operar a una velocidad máxima de hasta 30 nudos, e incluyen una tripulación de unas 250 personas. Los buques de esta clase que actualmente se encuentran en el Caribe son: USS Lassen DDG-82, USS Preble DDG-88 y USS Farragut DDG-99.

[Fuentes]: ACN | Southcom | Wikipedia | Redes

No dejes de leer: Expectativa: Los buques tanqueros iraníes se aproximan a Venezuela

* Infórmate al instante, únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Auto Europe Car Rental

Sucesos

Lo más leído