Tregua y "paciencia estratégica" - ACNTregua y paciencia
Connect with us

Opinión

Tregua y «paciencia estratégica»

Publicado

on

intervención - acn
Compartir

Tregua y “paciencia estratégica”: Por Leopoldo Puchi.- El 4 de julio se cumplieron seis meses del inicio de la “Operación libertad”, que comenzó el 4 de enero con la reunión del Grupo de Lima, y que tenía como propósito deponer a Nicolás Maduro de la presidencia. El objetivo no fue alcanzado y ya nos encontramos en otra etapa.

El presidente Donald Trump ha declarado que en relación a Venezuela tiene «cinco estrategias» diferentes y podría «cambiar en cualquier momento» de táctica, aunque no dio detalles de los planes.

Trump también indicó que se necesitaba paciencia y que “las cosas llevan su tiempo”. En el mismo sentido declaró el almirante Craig Faller, quien consideró que se requería de una “cierta paciencia estratégica”. Esto significa que se mantienen los objetivos, pero se espera y construye el momento oportuno.

Sanciones

En la nueva ronda que se ha iniciado se aplicará esa visión y esas estrategias, que seguramente tendrán como centro el ejercicio de una fuerte presión sobre el estamento militar para que este acceda y actúe para que el sector gubernamental abandone el poder y se proceda a la transferencia hacia la oposición.

El eje de la presión será el incremento de las sanciones. Ya se conoce que las importaciones han sido este año un tercio a las correspondientes a las del año pasado debido a la caída de la disponibilidad de divisas, como consecuencia del embargo. De prolongarse esta situación, se deteriorarán aún más las condiciones de vida de la población. En la estrategia de “paciencia estratégica” se espera que se cree una situación límite explosiva.

Y, como en casi toda confrontación en la que se buscan aliados en el seno del factor contrario bajo la máxima clásica del “divide y vencerás”, se continuará intentando establecer acuerdos con factores internos del poder, como ocurrió el 30 de abril.

Estabilización

Mientras tanto, el Gobierno busca, en el escenario de las negociaciones, estabilizar la situación sin rupturas y culminar el mandato iniciado el 10 de enero. Y, desde la otra acera, se espera que Noruega sirva de punto culminante, desembocadura, de las estrategias de presión, de modo que en la mesa se selle el abandono del poder por quienes lo detentan hoy.

Al mismo tiempo, se exploran mecanismos alternativos que pudieran conducir a la elaboración de un esquema de convivencia de largo plazo, en el que Venezuela tendría una condición geopolítica neutral con el visto bueno de Estados Unidos y Rusia, y en el que la vida política interna sería pactada en una modalidad de coexistencia en la que los poderes del Estado serían compartidos.

Los primeros pasos en esa dirección pudieran ser los de una tregua en la que se estabilicen las instituciones, se reintegre el Psuv a la Asamblea, se designe una nuevo CNE y se explore seriamente un acuerdo de largo plazo en el que nadie gane todo. Este escenario también requiere de “paciencia estratégica”.

ACN/LP

No deje de leer: Grupo de Lima aumentará presión sobre régimen de Maduro

Opinión

La Autoridad moral de la conferencia episcopal

Publicado

on

conferencia episcopal
Compartir

Por: Cora Paez de Topel

La Conferencia Episcopal Venezolana es una institución de carácter permanente, de acuerdo al Concilio Vaticano II,  constituída oficialmente en el año 1997  por los obispos y arzobispos de la Iglesia Católica,  con la finalidad de  ejercer funciones pastorales respecto de los fieles de su  territorio, para promover el  bien común y la justicia social.   La Junta Directiva  se reúne cada trienio para nombrar los cargos que la conforman, por lo que en el mes de Enero 2022 quedaron constituídos Mons. Jesús González de Zarate como Presidente, Mons. Raúl Biord Castillo, Vicepresidente y Mario Del Valle, Secretario, para el período 2022  – 2025.

La Comisión Permanente, en ocasión de reunirse en esa oportunidad,  expresó una vez más  su preocupación frente a la prepotencia política de una minoría enquistada en el poder  y la apatía interna de la mayoría del pueblo venezolano, lo que ha llevado a la fractura de muchas opciones políticas partidistas, por lo cual  le piden a  los ciudadanos no quedarse en la diatriba y el conflicto, sino encararlos y trabajar para superarlos, en aras de un bien mayor, que es un presente y un futuro más digno, pidiendo trascender a lo comunitario en el conjunto de la realidad político social.

¨Compete a cada ciudadano la decisión de participar o no, para saber que ganamos o que perdemos como pueblo.  El bien común, norte de la política, implica un respeto y un diálogo permanente con las comunidades e instituciones sociales, inclusive si piensan distinto, o son de un partido diferente al gobernante.¨    Con fervor cristiano, apoyados por la Doctrina Social de la Iglesia,  continúan manifestando los obispos que Venezuela como nación está herida en su estructura humana, social e institucional, en gran medida como consecuencia de un modelo político autorreferencial, de vocación totalitaria  que, reiteradamente ha caracterizado como  ¨moralmente inaceptable¨ por su irrespeto, internacionalmente reconocido, de los derechos humanos, la destrucción de la estructura productiva y un empobrecimiento inédito de las grandes mayorías.
La Conferencia  Episcopal dice No al sistema comunal, que debilitará y probablemente eliminará las funciones de las gobernaciones, alcaldías y el poder local, además de las competencias efectivas de sus autoridades, con la finalidad de instaurar un poder hegemónico, contraviniendo lo estipulado en la Constitución Nacional.   De una manera clara y precisa, sin politiquería ni palabras altisonantes, el Episcopado se pronunció una vez más, exigiendo resguardar la integridad física de todos quienes luchan por los derechos humanos, por lo que piden la liberación de los presos políticos.

El sistema educativo en Venezuela está muy afectado, porque los docentes son víctimas de la crisis humanitaria, con un salario deficiente y el mal estado de las aulas escolares.  Asimismo, llama a equipar los hospitales y centros clínicos, para atender la salud del pueblo.

La Conferencia Episcopal convoca a deponer intereses particulares y buscar con acciones concretas el bienestar de todos, haciendo un llamado a la solidaridad, afirmando que ¨Sólo si nos unimos podremos sacar al país adelante y refundar nuestra Nación¨.

No dejes de leer: Primer Mundo, Tercer Mundo

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

B-Cure Laser ayuda a tratar el dolor desde su raíz de forma efectiva. Toda la información sobre el innovador dispositivo en B-cure Laser Revisión.

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.