Volver a congelar el ártico: la radical propuesta de diseñadores indonesios
Connect with us

Hombre & Mujer

Volver a congelar el ártico: la radical propuesta de diseñadores indonesios

Publicado

on

Volver a congelar el ártico: la radical propuesta de diseñadores indonesios
Foto: fuentes.
Compartir

A medida que se avecina la amenaza de una fusión masiva de hielo en el horizonte, están surgiendo más conceptos para volver a congelar tanto el Ártico como la Antártida.

Recientemente, investigadores del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático en Alemania describieron su ambicioso plan para rociar billones de toneladas de nieve artificial sobre el oeste de la Antártida.

Estos esfuerzos, representan un esfuerzo por detener el colapso de la capa de hielo y salvar a las ciudades costeras de todo el mundo de una catastrófica subida del nivel del mar.

Minisubmarinos para congelar el Ártico

Ahora, un equipo de diseñadores indonesios ha propuesto una solución ligeramente diferente, utilizando minisubmarinos que podrían servir como fabricas de hielo en medio del océano.

Primero, el minisubmarino se hunde debajo de la superficie del océano para permitir que el agua de mar llene su gran pozo hexagonal colocado en su cubierta.

Cuando sale a la superficie, un sistema de desalinización a bordo elimina la sal del agua y se utiliza una «máquina de congelación gigante» para crear los icebergs de forma geométrica.

Luego, los minisubmarinos liberan los icebergs, que flotan permitiendo que el recipiente se sumerja una vez más y repita el proceso. Según la propuesta, cada iceberg tardaría aproximadamente un mes en completarse.

El concepto ganó el segundo lugar en una reciente competencia internacional de equipos de diseño.

Faris Rajak Kotahatuhaha, líder del proyecto, junto con Denny Lesmana Budi y Fiera Alifa, dijo que ve el diseño como un complemento a los esfuerzos continuos para frenar las emisiones.

Cada sumergible también podría albergar viviendas, instalaciones de investigación y ofrecer ecoturismo. Foto: Fuentes.

Cada sumergible también podría albergar viviendas, instalaciones de investigación y ofrecer ecoturismo. Foto: Fuentes.

El proyecto ha recibido fuertes críticas

Sin embargo, aunque bellamente presentada, la idea ha sido criticada. Los requisitos de energía para desalinizar y congelar el agua podrían superar cualquier beneficio de la creación de hielo nuevo.

Las leyes de la termodinámica sugieren que se generaría un exceso de calor y no hay indicios de cómo se dispersaría.

«Me costó mucho entender cómo funcionaría esto», dijo a Forbes el señor Thomas L. Mote, profesor de investigación de Geografía y Ciencias Atmosféricas de la Universidad de Georgia.

«Incluso en el caso poco probable de que funcione, el proceso produciría pequeñas cantidades de hielo poco profundo, en lugar de hielo más profundo durante varios años. Una de las mayores preocupaciones sobre el hielo marino es la disminución del hielo espeso y de varios años que persiste el verano.», agregó Mote.

Forbes contactó al arquitecto Kotahatuhaha, con sede en Yakarta, y le pidió que respondiera a algunas de las observaciones hechas con respecto a su diseño.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

«Volver a congelar» el Ártico, es la propuesta radical de unos diseñadores indonesios que está causando sorpresa en el mundo científico. Se trata de fabricar icebergs con la ayuda de submarinos. La cámara principal de un sumergible se llena de agua de mar. Una vez que la sal sea filtrada, se congelaría en grandes dados hexagonales. Según los diseñadores, la forma hexagonal facilitaría que los #icebergs se acoplen entre sí, con el objetivo de formar masas congeladas más grandes. La propuesta resultó finalista en e diseño conceptual inicial, fue nombrada recientemente finalista en una competencia internacional de diseño. • 📸 Faris Rajak Kotahatuhaha

Una publicación compartida de CNN en Español (@cnnee) el

Con información de: ACN|Forbes|CNN|Redes

No dejes de leer: El calentamiento global alcanzó el máximo en 2000 años

Hombre & Mujer

Científicos alarmados por calentamiento masivo del Océano Pacífico

Publicado

on

Científicos alarmados por calentamiento masivo del Océano Pacífico
Foto: fuentes.
Compartir

En septiembre del 2014, la ecologista marina Jennifer Fisher se sorprendió cuando las medusas y los pequeños crustáceos que normalmente se encuentran en aguas más cálidas llenaron sus redes frente a la costa de Oregón.

La extraña captura fue solo una señal de la llegada de una gran porción de agua tibia que se conoció como “La Burbuja” (“The Blob”), una onda de calor marina masiva que duró 3 años y que alteró drásticamente los ecosistemas y la industria pesquera a lo largo de la costa del Pacífico.

Esta vez, la doctora Fisher y otros científicos dicen que el evento no los agarró de sorpresa. Se están preparando para compartir más rápidamente los datos sobre el impacto de las olas de calor marino.

Científicos alarmados por el calentamiento masivo del Océano Pacífico. Foto: fuentes.

Científicos alarmados por el calentamiento masivo del Océano Pacífico. Foto: fuentes.

La burbuja del 2014, la primera

Cuando la burbuja llegó hace 5 años, «no nos dimos cuenta del impacto que tendría”, recordó Toby Garfield, un oceanógrafo físico del Centro de Ciencias de la Pesca del Sudoeste de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) en San Diego, California.

Los científicos de NOAA notaron por primera vez el crecimiento de una inmensa zona de agua tibia, que les resultaba inquietantemente familiar en el Pacífico el pasado mes de agosto.

La anomalía se ha extendido a un área casi del tamaño de Australia, que abarca desde las islas hawaianas hasta el Golfo de Alaska.

Más al norte, el Mar de Bering entre Alaska y Rusia también está experimentando la onda de calor marino récord, desencadenada por la falta de hielo marino en invierno.

La anomalía del 2019, posiblemente un anueva burbuja

La nueva “burbuja”, consiste en agua que se encuentra a una temperatura hasta 3° C por encima de lo normal.

Sin embargo, aún no está claro si la anomalía evolucionará hacia un evento de las características de “la burbuja” original, la cual se distinguió por su tamaño, duración y profundidad.

El calor de la burbuja del 2014 penetró cientos de metros debajo de la superficie marina, sin embargo en el nuevo evento el calor se extiende solo unos 30 metros de profundidad.

La nueva “burbuja”, consiste en agua marina a una temperatura de 3°C por encima de lo normal. Foto: fuentes.

La nueva “burbuja”, consiste en agua marina a una temperatura de 3°C por encima de lo normal. Foto: fuentes.

Preocupación en los círculos académicos y científicos

Aún así, los científicos están muy preocupados. El doctor Garfield dice que hasta ahora, los investigadores señalan que el agua tibia ha mantenido su distancia de las zonas costeras biológicamente ricas.

Pero los científicos federales observan de cerca la evolución de la ola de calor con datos satelitales, boyas equipadas con instrumentos y una red de drones submarinos que se elevan y se hunden a través de la columna de agua.

Los científicos que monitorean las corrientes marinas y la biología de las playas están atentos a las primeras señales de advertencia de cambios ecológicos.

Con información de: ACN|Xataka|ScienceMagazine|Redes

No dejes de leer: El telescopio espacial James Webb se une a la exploración del universo

Seguir Leyendo

Candy Crazy

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído